);
New Orleans Pelicans

Zion Williamson será algo nunca antes visto para los New Orleans Pelicans

#Zion
Zion Williamson is set to change the landscape of basketball in New Orleans (NBA Getty Images)
El siguiente artículo es una traducción de lo escrito por Gilbert McGregor, Staff de NBA.com Canadá y redactor de NBA.com Global.

NEW ORLEANS - Cuando una puerta se cierra, otra se abre. Así es como dice el refrán.

Hay otro dicho sobre la historia repitiéndose.

¿Es acaso una coincidencia que la franquicia de New Orleans ganara el primer pick del Draft en la mismas circunstancias que lo hizo la única vez en sus 17 años de historia?

El 28 de junio de 2005, estuve presente en el Draft que se llevó a cabo en el New Orleans Arena para ver cómo los Hornets utilizaron el cuarto pick para seleccionar a Chris Paul, el único costado positivo de un equipo que había cosechado un récord de 18-65 en su primera temporada en la aterradora Conferencia del Oeste.

Antes de su séptima temporada, Paul pidió ser traspasado y su deseo fue concedido: sus talentos emigraron a Los Angeles.

¿El costado positivo de ese trade? Ganar el primer pick para el Draft siguiente, que sería utilizado para elegir a Anthony Davis que meses antes había dominado la NCAA y había capturado el campeonato nacional con Kentucky en el Superdome de Louisina, en New Orleans.

La selección de Davis como salvador de la franquicia fue un momento que también presencié en primera mano en New Orleans en junio de 2012.

Davis sirvió como la piedra fundacional para la próxima temporada.

Otra vez, durante su séptima temporada, Davis pidió ser traspasado... a Los Angeles.

Decir que lo que vino después fue apenas 'el costado positivo' sería hasta poco.

New Orleans ganó la Lotería del Draft de nuevo, esta vez en un año con el mejor prospecto joven disponible desde LeBron James en 2003 e incluso con más hype que el propio Davis hace siete años.

Tiene sentido que el haber estado en el las oficinas de los Pelicans al seleccionar a Zion Williamson en el primer lugar del Draft se haya sentido distinto a los dos primeros talentos generacionales de los que fui testigo en los años pasados.

Williamson es distinto a cualquier cosa que esta liga haya visto antes. Es un prospecto imperdible como nunca lo hubo.

Un atleta mundial de 2,01 metros y 129 kilos con la rapidez y agilidad de un base y el salto para hacer reconsiderar las opciones a cualquier defensor que se le ponga en el camino.

Su única temporada en Duke sirvió para mostrarle a todos que ya está preparado para la NBA, promediando 22,6 puntos (68% desde el campo), 8,9 rebotes, 2,1 asistencias, 2,1 robos y 1,8 tapones en más de 33 partidos. Y lo hizo de manera ruidosa.

Las volcadas. Los tapones. Los highlights de un atletismo sin parangón. Nos quedamos sin palabras para describir lo que vimos de Williamson porque, para ser honestos, hay veces que no sabíamos ni lo que estábamos viendo.

Este momento se sintió distinto a los otros dos porque fue diferente, ya que se extiende más allá de ser el centro de la franquicia en las respectivas situaciones.

Desde el momento que se puso la gorra de los Pelicans, la suerte de la franquicia cambió rotundamente, algo que sabíamos ni bien NOLA ganó la lotería.

Lo que no sabíamos, sin embargo, sería el equipo que se formaría alrededor de él.

Un mes después de que ganaron la Lotería, surgió el reporte de que los Pelicans iban a adquirir a Lonzo Ball, Brandon Ingram, Josh Hart, el cuarto pick del Draft de este año y un puñado de picks futuros por Anthony Davis. El nuevo VP de Operaciones de Básquetbol David Griffin ya había puesto manos a la obra.

Un botín espectacular. Solo que Griffin no había terminado todavía.

Luego, el cuarto pick fue cambiado por el 8, 17 y el 35 y un poco más de espacio salarial, lo que convirtió al equipo en uno de los más intrigantes por el núcleo joven y por los bienes para poder continuar construyendo la plantilla.

Diferente.

Chris Paul estuvo seis temporadas en New Orleans, donde finalizó segundo en la votación para MVP en la temporada 2007-2008, donde el equipo que comandó terminó 56-26 y a un partido de las Finales de la NBA ya que cayeron en el Game 7 contra los entonces campeones San Antonio Spurs.

Davis estuvo siete temporadas en New Orleans, donde finalizó en el Top 5 de MVP y tuvo su pico cuando los Pelicans barrieron a los Portland Trail Blazers, tercer clasificado del Oeste, para luego caer ante los campeones Golden State Warriors en cinco partidos.

Las dos estrellas estuvieron en el frente de batalla, pero las caídas de sus equipos no fueron necesariamente su culpa: aquellos equipos tenían jugadores como David West, Peja Stojakovic y Tyson Chandler en 2008 y Rajon Rondo y DeMarcus Cousins en 2019. Ninguno tenía la profundidad que tendrán los Pelicans en el monumental año entrante.

Zion Williamson empezará su estadía en New Orleans al lado de jugadores que no solamente son talentosos pero que también están unidos cronológicamente a su desarrollo. La próxima temporada, Ball e Ingram tendrán 22 años mientras que Hart cumplirá 24.

La octava selección del Draft para los Pelicans, Jaxson Hayes, tendrá 19 años mientras que Nickeil Alexander-Walker, el elegido en el puesto número 17, tendrá 20. Didi Louzada, quien fue seleccionado 35, jugará la próxima temporada en Australia con 20 años de edad.

Jrue Holiday, la única pieza restante de la era pasada del básquetbol en New Orleans, entrará en el prime de su carrera con 29 años. ¿Hay acaso un mejor veterano para este plantel?

Es difícil argumentar que haya un equipo mejor preparado para el éxito que los Pelicans, con un desarrollo increíble tomando en cuenta dónde estaba la franquicia hace apenas siete meses cuando todo parecía perdido.

Al poner a Zion en el lugar perfecto rodeado del talento necesario, los Pelicans aceleraron su camino hacia el estrellato. Igual hay que recordar que Williamson acaba de cumplir 19, así que las expectativas pueden demorarse. Habrá dolor. Habrá obstáculos. Pero para el séptimo año, la franquicia lucirá mucho más diferente a cuando intercambiaron a Chris Paul en 2011 o a Anthony Davis en 2019.

Un banner colgando del Smoothie King Center tampoco puede ser descartado.

Esto será distinto a cualquier cosa que esta franquicia haya visto en su vida.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka Doncic
Doncic brilló y Norvell Jr. sorprendió
Carlos Herrera Luyando / Juan Estévez
Juan Toscano
Toscano tuvo juego con más minutos
Carlos Herrera Luyando
Grant
Los Nuggets siguen mostrando solidez
Juan Estevez
Luka Doncic y Kristaps Porzingis
Doncic y Porzingis consiguieron doble-doble
Carlos Herrera Luyando
Herro
Miami brilló de la mano de Tyler Herro
Eduardo Nájera y Gustavo Ayón
¿Quiénes son los mexicanos que han jugado en la NBA?
Carlos Herrera Luyando
Más noticias