);
New Orleans Pelicans

Los cinco requisitos para que Zion Williamson le robe el Rookie del Año a Ja Morant

Hasta hace algunas semanas, la carrera por el Rookie del Año parecía decidida, con Ja Morant como amplio favorito. Y es que el base de Memphis le sacaba un cuerpo de ventaja a cualquier otro novato de la 2019-2020, tanto desde su producción personal, como en cuanto al presente de su equipo.

Pero justo antes de que su apellido empezara a ser grabado en el trofeo Eddie Gottlieb, apareció la bestia en escena.

La explosión de Zion Williamson en New Orleans ha sido tal, que aún habiéndose perdido los primeros 44 encuentros de su equipo, todavía guarda alguna esperanza de robarle el premio al ex Murray State.

El principal argumento en su contra es fuerte e incontrastable: la máxima cantidad de partidos a la que puede aspirar jugar Williamson es 37. En comparación, Morant ya lleva 50.

En principio, no parecería haber manera en la que Zion pueda quedarse con la distinción. Y los antecedentes tampoco juegan en su favor: sin ir más lejos, en la 2016-2017 se vivió una situación similar, cuando Joel Embiid promedió 20,2 puntos y 7,8 rebotes para los Sixers, pero el premio terminó en manos de Malcolm Brogdon, con una media de 10,2 tantos y 4,2 asistencias. Y es que claro, el hombre de los Bucks había disputado 75 juegos, contra 31 del camerunés. Embiid terminó tercero en aquella votación, también por debajo de su por entonces compañero, Dario Saric.

De hecho, el menor número de partidos con el que un novato fue destacado es 50: Patrick Ewing, en la 1985-1986, promediando 20 puntos y 9 rebotes para los Knicks.

¿Y entonces, está definida la carrera? Por más extraño que suene, creemos que no. Tal es el presente y el potencial de Zion, quien aún tiene un camino hacia el trofeo. Sinuoso, pero camino al fin.

Salto a los Playoffs

Es condición sine qua non. Si Zion pretende quedarse con el ROY 2019-2020, su equipo debe entrar en Playoffs. No solo por lo que significaría para los Pelicans, sino porque en el proceso, estarían dejando afuera a Ja Morant y sus Memphis Grizzlies. Doble victoria.

Al momento del debut de Williamson, aquel 22 de enero ante los San Antonio Spurs, New Orleans tenía marca de 17 triunfos y 27 derrotas, ubicado en la 12° colocación del Oeste. Desde entonces, la temporada de los Pelicans ha dado un giro de 180 grados, ganando 8 de 13 partidos, incluyendo 5 de los últimos 6.

Una reacción que veremos si termina alcanzando, pero que sin lugar dudas, le dio vida nueva a los dirigidos por Gentry, quienes además tienen un cierre de calendario más favorable que el de los Grizzlies.

Más | Jaren Jackson Jr. será baja en Memphis Grizzlies: ¿cuánto impacta a la lucha por el octavo puesto del Oeste?

Si Zion lidera a su equipo hacia la postemporada, eliminando en el camino a Morant, será un paso enorme en el objetivo de ser destacado como el mejor novato de la campaña. Difícil, pero para nada imposible.

Factor números

Claro que así como lo colectivo jugará un papel clave, tampoco podemos perder de vista las variables individuales. Después de todo, estamos hablando de un premio a un jugador, no a un equipo. Por ende, es lógico que la producción estadística de Zion también sea determinante en su pelea por el ROY.

En sus primeros 12 juegos NBA, Williamson promedia 22,8 puntos, 7,2 rebotes, 2,3 asistencias y un fenomenal 59% de cancha, además de haber convertido 5 de sus 12 triples (42%). Y todo jugando por debajo de 30 minutos por noche (28,1).

Más | Zion Williamson sigue batiendo marcas y su química con Brandon Ingram potencia a los New Orleans Pelicans

Sus números ya son claramente superiores a los de Morant (17,6 puntos, 6,9 asistencias, 3,4 rebotes y 49% de campo), pero ¿le alcanzan como para compensar la diferencia de partidos jugados entre uno y otro? En principio, la sensación es que Zion necesitaría generar una brecha aún mayor con respecto al base de Memphis.

Una buena noticia para el interno de los Pelicans: su producción está creciendo duelo a duelo. En los últimos cuatro, promedia nada menos que 29 puntos y 6,5 rebotes, con un 60% de cancha. Su equipo ganó tres de esos cuatro compromisos.

Esas parecen ser la clase de cifras a las que Zion debería aspirar, para ganarse la atención de los votantes.

Frente a frente

De alguna manera, este ítem va de la mano del primero y tiene que ver con los dos choques que se darán entre New Orleans y Memphis, a finales de marzo. No solo los Pelicans deberán ganar esos partidos para acercarse a los Playoffs, sino que también serán decisivos para las aspiraciones individuales de Williamson. Y de Ja, claro.

Si Zion demuestra en esos juegos ser un jugador ampliamente superior a Morant, empezará a ser insostenible tener al base como el claro favorito al ROY. Al menos generará dudas, que a esta altura, sería un paso importante para el oriundo de Carolina del Norte.

Williamson no solamente tiene que tener mejores números en esos partidos: debe lucir como un jugador de una clase distitna a la de Morant.

El partido de Zion

En la temporada de premios NBA, muchas veces las narrativas cobran un valor importantísimo. Y lo cierto es que todavía Zion no cuenta con ese empuje de la opinión pública, candidateándolo para el ROY. Sin embargo, eso podría cambiar si el ala pivote tiene alguna actuación que defina su lugar entre las máximas estrellas de la liga.

Es difícil ponerle parámetros a esa clase de encuentros, pero todos los reconocemos cuando los vemos. Williamson necesita brillar en el escenario más grande de la competencia. Tener su gran noche. Su primer partido clásico. Anotarle 40 puntos a rivales de menor nivel, no será suficiente. Tiene que verse las caras con alguno de los gigantes del torneo y salir victorioso de ese enfrentamiento.

Las oportunidades para tener ese juego definitorio son varias y la primera llegará tan temprano como este próximo martes: su primer partido en el Staples Center, frente a LeBron James, Anthony Davis y Los Angeles Lakers. Si Williamson comanda un triunfo de los Pelicans allí, la narrativa para candidatearlo como el mejor Rookie de la campaña, ya tendrá sus ruedas.

Momento viral

Pocos jugadores han llegado a la NBA con el nombre que tenía Zion antes de hacer su debut oficial. Y más allá de todo lo que produce en las diferentes áreas del juego, no hay dudas de que el principal motivo para eso tuvo que ver con sus volcadas virales.

Si bien Williamson ya ha tenido varias definiciones explosivas en estos primeros 12 encuentros, todavía le falta esa jugada característica, que ponga su nombre en boca de todos alrededor de la liga. Así como precisa tener su partido, también le hace falta tener la primera volcada que rompa Twitter.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

MVP
Los votos para el MVP y la carrera por el GOAT
Juan Estevez
LeBron James con su cuarto trofeo de MVP de las Finales
🎥 LeBron y los highlights de sus 10 Finales
NBA.com Staff
Anthony Davis, campeón con los Lakers
🎥 AD y unos Playoffs fantásticos con los Lakers
NBA.com Staff
Earl Boykins, Muggsy Bogues y Spud Webb
Los jugadores más bajos en la historia de la NBA
Carlos Herrera Luyando
stan-van-gundy-nbae-gettyimages
Stan Van Gundy, nuevo DT de los Pelicans
Juan Estevez
joe harris
Posibles destinos para Joe Harris
Nacho Losilla
Más noticias