New Orleans Pelicans

Números que hablan: Zion Williamson está dominando la pintura de una manera que no veíamos desde Shaquille O'Neal

"Numeros que hablan" es nuestra sección en la que combinamos una estadística destacada con la explicación de lo que realmente pasa en la cancha. ¿Nuestro objetivo? Responder preguntas clave, descubrir verdades ocultas y abrir el telón sobre por qué algunos números importan más que otros.

Más | Robert Williams, una producción casi inédita en la historia y una irrupción que ilusiona pese al irregular andar de Boston Celtics

En esta oportunidad, ponemos la mirada en Zion Williamson, joven estrella de New Orleans Pelicans.

19,7

Según NBA.com, esa es la cantidad de puntos por partido que Zion está promediando en la pintura a lo largo de esta temporada.

¿Por qué es tan importante? Por un par de razones. Primero, es la marca más alta de la liga. El jugador más cercano a Williamson es Giannis Antetokounmpo, quien promedia 16,9 puntos por juego en la pintura. Lo siguen Nikola Jokic (14,3), Andre Drummond (14,0), Clint Capela (12,9) y Domantas Sabonis (12,8).

En segundo lugar, es la mayor cantidad de puntos en la pintura que alguien ha promediado en una sola temporada en casi dos décadas. Desde el 2000, el único jugador que ha anotado en la pintura a un ritmo más alto que el que vemos este año en Williamson es Shaquille O'Neal.

Siempre que te puedes codear con un miembro del Salón de la Fama, sabes que estás haciendo algo bien.

Más puntos por partido en la pintura desde el 2000 (NBA.com/Stats)
Jugador Temporada Puntos
Shaquille O'Neal 2001-2002 20,1
Shaquille O'Neal 2000-2001 20,0
Zion Williamson 2020-2021 19,7
Shaquille O'Neal 2002-2003 19,6
Giannis Antetokounmpo 2019-2020 17,5
Giannis Antetokounmpo 2018-2019 17,5
Shaquille O'Neal 2004-2005 17,3

Williamson dominó la pintura en lo poco que vimos de él la temporada pasada, pero la forma en que lo está haciendo esta campaña es diferente. Según NBA.com, el 76,2% de las conversiones de campo que hizo como novato fueron asistidas (para detallar, muchas de sus "anotaciones sin asistencia" fueron correcciones tras rebote ofensivo). Esta temporada, ese número se ha desplomado al 59,5%. Es decir que ha pasado de ser más que nada un finalizador a un creador de juego, obteniendo más oportunidades para crear por sí mismo desde los aclarados y en el pick-and-roll.

Lo que hace que Williamson sea único en esas situaciones es... Bueno, varias cosas.

Por un lado, está construido como un tanque. Con un peso de casi 130 kilos, solo hay tres jugadores (Tacko Fall, Boban Marjanovic y Jusuf Nurkic) que actualmente pesan más que el hombre de los Pelicans. Es un poco más pequeño para jugar como interior con poco más de 2 metros, pero tiene el tamaño para abrirse camino a través de defensores más grandes cuando se mete en la pintura.

Por ejemplo, miren dónde está Rudy Gobert, dos veces Jugador Defensivo del Año, antes de que se levante para desafiar el tiro de Williamson en esta posesión:

Ahora miren dónde termina el francés:

Pareciera que Gobert cree que Williamson debería haber sancionado con falta en ataque (parece que extiende su brazo ligeramente), pero Zion casi derribando a Gobert demuestra lo poderoso que es cuando toma cualquier tipo de impulso.

Su control del cuerpo es increíble. No solo puede jugar a través del contacto, sino que también puede absorber el contacto y adaptarse mientras está en el aire.

Williamson juega con tanta fuerza y la controla tan bien que hace que retroceder sea complicado.

Con Zion rara vez buscando anotar fuera de la pintura (ha tomado un total de ocho tiros desde media distancia y 23 disparos desde el triple en esta temporada), uno pensaría que darle espacio sería la forma más fácil de contenerlo. ¿El problema? Más espacio significa más oportunidades para que él gane impulso.

Dejar caer a un pivote de 2,22 metros con una envergadura de 2,38 metros sobre la pintura debería funcionar...

Pero Marjanovic probablemente no estaba esperando que el ex Duke despegara cerca de la línea punteada y saltara tan alto para terminar con una cómoda y elegante bandeja.

(Por cierto, ¿se dieron cuenta de lo bajo que Steven Adams puso la pantalla para Williamson? Es algo que los Pelicans hacen a menudo porque le dificulta a su defensor agacharse debajo de la pantalla. Inteligente).

Tampoco ayuda a los defensores que Zion sea rápido como un rayo. Los jugadores de su tamaño no deberían poder moverse y cambiar de dirección tan rápido como él. Nekias Duncan de Basketball News lo expresó mejor: Williamson juega con la velocidad y destreza de Russell Westbrook y el poder de Giannis Antetokounmpo.

Tiene un manejo lo suficientemente bueno como para superar a los defensores que presionan sobre él.

Su crossover lo transforma en una difícil cobertura en espacios por lo rápido que toma ventaja de los más bajos en aperturas.

Y está mejorando a la hora de leer defensas. Si su defensor anticipa la pantalla, él despegará hacia la otra dirección.

Todo esto es para decir algo evidente: Williamson es un mismatch andante. Es demasiado grande y fuerte para la mayoría de los bases, y demasiado rápido y atlético para la mayoría de los grandes. Incluso si un equipo piensa que tiene un jugador que tiene una buena oportunidad de aguantarlo, es casi seguro que no tenga dos, lo que hace que cambiar contra los Pelicans sea un juego peligroso.

Para ponerle un moño, Williamson es un buen pasador. Sus habilidades de pase llamaron la atención al principio de su temporada de novato, y ha mostrado signos reales de mejora esta temporada. Los equipos no pueden descuidar sus penetraciones y darle espacio cuando tiene el balón en sus manos, porque los hace vulnerables a los mano en mano.

Da miedo pensar que Zion Williamson está haciendo esto mientras ha jugado -en acumulado- menos de los partidos de una temporada. Todavía tiene mucho que desarrollar (¿se lo imaginan con un tiro en suspensión medianamente confiable?) y sin embargo ya es uno de los anotadores más dominantes de la liga, un joven de 20 años que está haciendo cosas que no hemos visto desde Shaquille O'Neal.

Si la frase del entrenador de Dallas Mavericks, Rick Carlise, diciendo que Williamson es una "fuerza de la naturaleza tipo Shaquille O'Neal con un conjunto de habilidades de armador" no fue suficiente, la prueba está en ese número clave...

19,7

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Deandre Ayton
Ayton y una serie consagratoria que eleva a Phoenix
Leandro Fernández
Nikola Jokic
Jokic, una noche especial e histórica pero sin premio
Leandro Fernández
kawhi leonard
Kawhi, George y el desgaste físico ante Utah
Nacho Losilla
chris paul
Paul y la fiabilidad de un base Salón de la Fama
Nacho Losilla
ben simmons
🎥El fantástico tercer cuarto de Ben Simmons
Nacho Losilla
Draft 2021
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
Más noticias