);
Utah Jazz

Utah Jazz merece atención entre los favoritos del Oeste y Derrick Favors está en el centro de ello

El avance del armado de los diferentes planteles lleva a que tanto entre analistas como entre los seguidores de la liga se empiece a hablar de favoritos. En cuanto a la Conferencia Oeste, el consenso parece poner a los campeones Lakers en un primer escalón, con un grupo de perseguidores que incluye a los Clippers, Nuggets, Mavericks y Blazers. Incluso algunos se animan a sumar a los Suns tras el fichaje de Chris Paul o a los Rockets, con la teoría de que finalmente no traspasarán a sus estrellas.

El gran ausente de esa conversación es Utah, a quien muy pocos parecen tener en cuenta como uno de los contendientes importantes del Oeste. De hecho, de acuerdo a las proyecciones de Las Vegas, el Jazz arranca la 2020-2021 como el séptimo conjunto de su conferencia en términos de chances de campeonato: Lakers, Clippers, Warriors, Mavericks, Nuggets y Rockets los superan, mientras que están igualados con los Suns y apenas por encima de los Blazers.

Más | Así están los planteles y las rotaciones de los 30 equipos para la temporada 2020-2021

En principio, no parecería haber mucho para discutir al respecto: los de Snyder terminaron sextos la 2019-2020 y no tuvieron demasiados movimientos en su plantel, como para imaginar un salto de calidad demasiado grande. Sin embargo, hay un argumento que debería ilusionar a sus fanáticos: el fortalecimiento de la banca.

Primero lo primero: las dos variantes más usadas del quinteto titular de Utah fueron de las mejores de toda la competencia. Donovan Mitchell, Royce O'Neal, Bojan Bogdanovic, Joe Ingles y Rudy Gobert compartieron cancha durante 1156 posesiones y tuvieron un Net Rating fenomenal de +15,2: rating ofensivo de 119,5 y defensivo de 104,3.

La historia no cambió demasiado cuando Conley entró a ese quinteto en reemplazo de Ingles: Net Rating de +10,6 en 775 posesiones.

El Jazz repite a todos esos jugadores en la 2020-2021, por lo que no hay motivo para imaginar que no podrán seguir teniendo un cuadro inicial de absoluta élite y que nada tenga que envidiarle al resto de las potencias. La pregunta es si la banca podrá estar a la altura. Y es que allí radicó el problema del equipo en la 2019-2020: la producción de su segunda unidad, pagando especialmente caro cada descanso de Rudy Gobert.

Formación Net Rating
Mitchell adentro, Gobert adentro +6,8
Mitchell adentro, Gobert afuera -8,6
Mitchell afuera, Gobert adentro +5,4
Mitchell afuera, Gobert afuera -3,1

Como vemos, el Jazz siguió siendo un equipo efectivo cuando Mitchell descansó y Gobert siguió en el campo, manteniendo un Net Rating de +5,4. Pero cuando la historia fue a la inversa, las cifras se desplomaron a un -8,6. Las salidas del francés hacían pasar a Utah de un equipo de punta, a uno que rendía al nivel de los peores del Oeste.

El problema en esas situaciones fue principalmente defensivo: sin Gobert en cancha, Utah permitió un rating defensivo de 115,6 puntos, válido para un percentil 16 alrededor de la liga. En comparación, el valor bajó a 107,4 (percentil 80) con Rudy en el campo.

Es ahí donde el regreso de Derrick Favors toma especial relevancia. Ayer hablamos de cuán importante fue Favors en el esquema defensivo de New Orleans, quien tuvo números de impacto similares a los de Gobert durante la 2019-2020: rating defensivo de 108,8 con él cancha (percentil 70) y de 114,1 cuando descansó (percentil 25).

Favors no es el defensor dominante que es Gobert, eso está claro, pero también es innegable que se trata de una alternativa muy superior a las que el Jazz tuvo recientemente (Tony Bradley fue el que más minutos vio como cinco suplente). Y si Utah logra mantener una producción más nivelada que la de la temporada pasada cuando su pivote titular descansa, estaríamos hablando de un conjunto mucho más equilibrado y peligroso. ¿La última vez que el Jazz tuvo a Favors? En la 2018-2019 y acabaron con la segunda mejor defensa de ese certamen.

Por otro lado, si repiten el esquema de la campaña anterior, con O'Neale saliendo como titular e Ingles desde el banco, Utah podría pasar a tener una rotación por demás sólida, con el australiano junto a Jordan Clarkson y Favors como excelentes opciones para la segunda unidad. ¿Falta un noveno y décimo jugador para alargar el equipo? Sin dudas (Georges Niang es el único otro NBA establecido entre los que hoy tienen contrato), pero tener ocho jugadores confiables, con gran conocimiento entre si, es tener más de la mitad de la batalla ganada. Y además, todavía tienen espacio en su roster como para realizar algún fichaje extra.

El Jazz ha tenido una precisión quirúrgica con sus incorporaciones: en la 2019-2020 les faltaba ofensiva desde el banco y sumaron a Clarkson. Mientras que para la 2020-2021 resolvieron el vacío defensivo que dejaba Gobert, con el retorno de Favors. Utah puede no estar en la conversación hoy, pero cuando lleguen los Playoffs, nadie debería sorprenderse si los tenemos por encima de algunas otras franquicias que reclaman mayor atención por estas horas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Clint Capela
Atlanta recuperó la mejor versión de Capela
Leandro Fernández
Facundo Campazzo, Chris Paul
Tres cosas a seguir del Suns vs. Nuggets
Leandro Fernández
randle
Randle y Knicks: "No nos vemos como sorpresa"
Sergio Rabinal
kerr
Kerr sobre Warriors: "No somos un equipo sólido"
Sergio Rabinal
lebron, giannis
LeBron, en modo MVP: "Se trata del éxito del equipo"
Sergio Rabinal
Doncic
El diario de Doncic: todas las actualizaciones
Sergio Rabinal
Más noticias