);
Charlotte Hornets

Un día como hoy en la NBA: Charlotte Bobcats 2011-2012, el peor equipo de la historia

Siempre hablamos de los mejores. De las figuras brillantes, las actuaciones más destacadas y los bloques más potentes. Pero para que unos suban otros tienen que caer. En este caso, el equipo protagonista de este artículo es el considerado peor de todos los tiempos en la NBA.

Más | Todos los tiros ganadores sobre la bocina de LeBron

Los Charlotte Bobcats del Michael Jordan propietario, mal no les hubiese venido por aquellos años su versión de jugador, vivían en 2010 el final de su primer proyecto competitivo. Un equipo que en la 2009-2010 alcanzó los Playoffs con un 44-38 de récord y Larry Brown como entrenador. Orlando Magic les pasó por encima en Primera Ronda (4-0), sí, pero ese bloque tenía su interés. Las carencias ofensivas eran importantes porque su fuerza estaba atrás: fueron la mejor defensa de la liga.

Gerald Wallace, Stephen Jackson, Boris Diaw, Raymond Felton y Tyson Chandler eran las figuras más destacadas, pero pocos meses después solo quedaban Jackson, Diaw y jugadores secundarios. Ni siquiera Larry Brown, que fue sustituido por el veterano Paul Silas a la mitad de la 2010-2011. De hecho, el propio Brown cuenta que Michael Jordan le despidió el día de Navidad. Era inminente. El comienzo de temporada fue terrible (9-19) y la convivencia se volvió insoportable.

Wallace y Chandler salieron traspasados. Otros, los que pudieron, se marcharon como agentes libres (Theo Ratliff a los Lakers, por ejemplo); y se quedaron jugadores secundarios, a excepción de los mencionados Stephen y Boris. Tras cerrar el curso con un balance de 34-48, consiguieron vía Draft a Kemba Walker y Bismack Biyombo.

Las expectativas eran bajas, mucho, pero quizás no tanto. Los Bobcats probaron diferentes quintetos titulares, en los que Gerald Henderson, DJ Augustin, Diaw, Corey Maggette, Kemba, Biyombo, Reggie Williams, Byron Mullens y Derrick Brown formaban la rotación principal. Por los fondos del banquillo estaban jugadores como Eduardo Nájera, Tyrus Thomas, Jamario Moon, Matt Carroll o un rookie Cory Higgins.

El equipo era terrible. Por supuesto, fueron el peor ataque y la peor defensa. Ganaron el primer partido de una temporada marcada por el lockout, incluso ganaron el sexto, pero las rachas de derrotas fueron demasiado abultadas. Una de 16 tras apenas sumar tres victorias y, sobre todo, caer en los últimos 23 encuentros del curso.

Hasta la derrota de Charlotte en la última jornada contra New York Knicks (84-104 en casa), el equipo dueño de la peor campaña era el Philadelphia 76ers de la 1972-1973, que terminó 9-73 (a la inversa que los Warriors 2016). Los Bobcats terminaron 7-59, pero la diferencia reside en el porcentaje de victorias: los 76ers ganaron el 10,97%, mientras que Charlotte se quedó en un 10,6%, el más bajo de la historia de la NBA. Solo ganaron a Bucks, Knicks, Warriors, Raptors, Magic, Hornets y de nuevo Raptors.

Fue la última temporada de Silas como entrenador y la de otros tantos jugadores, al menos como piezas destacadas de rotaciones. Solo Diaw consiguió salir de allí para terminar siendo un jugador muy útil en los Spurs finalistas de 2013 y campeones de 2014. Quizás lo más sorprendente es que no fueron el peor equipo en cuanto a público: terminaron con cinco franquicias por detrás en la clasificación (25º) según Basketball Reference. La principal duda sobre estos Bobcats, después reconvertidos a Hornets, se puede situar en si era peor el equipo o eran esas equipaciones.

Uno podría pensar que, por lo menos, se llevaron un buen pick para acompañar a Kemba y Biyombo. Pero no supieron utilizarlo. La lotería la ganó New Orleans para desgracia de Charlotte y se llevaron a Anthony Davis. Mientras, los Bobcats fueron con Michael Kidd-Gilchrist, una de las más grandes decepciones de la historia del Draft.

Por detrás del alero de Kentucky salieron jugadores como Bradley Beal, Damian Lillard o Andre Drummond. Así que ni siquiera la peor temporada regular de todos los tiempos terminó con una compensación para la franquicia, que tras la marcha de Walker el pasado receso a Boston vive una nueva reconstrucción.

También en este día

  • 1972: Bill Bradley de los Knicks anotó 11 de 12 intentos en sus tiros cuando Nueva York derrotó a Los Angeles 114-92 en el partido inaugural de las Finales de la NBA. Sin embargo, fue la única victoria de los Knicks en la serie, ya que los Lakers se llevaron el título en cinco partidos
  • 1984: Los New Jersey Nets sorprendieron al campeón y favorito, Philadelphia, 76ers en la primera ronda de los Playoffs de 1984, ganando el decisivo Game 5 por 101-98 en el Spectrum de Filadelfia
  • 1985: Mark Eaton, de Utah, bloqueó 10 tiros, un récord de playoffs, en una derrota por 96-94 ante Houston, un récord que sería igualado por Hakeem Olajuwon contra Los Angeles Lakers el 29 de abril de 1990
  • 1988: La NBA agregó un tercer árbitro a los equipos de arbitraje de la liga para la temporada 1988-89
  • 2015: Los Washington Wizards derrotaron a los Toronto Raptors 125-94 en la primera ronda de la Conferencia Este para ganar una serie de 4-0. Al igual que los Cleveland Cavaliers, que derrotaron a los Boston Celtics 101-93 en primera ronda para cerrar la serie 4-0

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James Jimmy Butler Lakers Heat
El calendario de las Finales 2020
NBA.com Staff
Miami Heat
El uno por uno de Miami Heat
Agustín Aboy
Phil Jackson, Pat Riley y Erik Spoelstra
Entrenadores con más Finales NBA disputadas
Carlos Herrera Luyando
Doc Rivers
Doc Rivers dejó de ser el DT de los Clippers
Agustín Aboy
Adebayo Howard
Adebayo, el alumno que no siguió al maestro
Juan Estevez
jayson tatum jaylen brown gordon hayward
El panorama de Boston para la 2020-2021
Nacho Losilla
Más noticias