Golden State Warriors

Los tres triples que hacen a Stephen Curry el tirador más temido de la historia

¡Está de regreso! Después de perderse casi toda la temporada 2019-20 por lesión, Stephen Curry ha vuelto a jugar al nivel de MVP. En la previa del enfrentamiento de Golden State Warriors con Brooklyn Nets del sábado, el seis veces All-Star tiene a los Warriors dos juegos por encima del 50% de victorias a pesar de un comienzo lento, con números que se parecen a su temporada de MVP unánime.

Más | ¡Vota aquí a tus jugadores favoritos para el All-Star Game!

No solo está promediando 30 puntos por juego, ubicándolo solo detrás del escolta de Washington Wizards Bradley Beal (32,8) en la lista de máximos anotadores de la liga, sino que Curry está teniendo una de las mejores temporadas de tiro de tres puntos de todos los tiempos. En el momento de escribir estas líneas, está intentando 11,6 tiros de tres puntos por partido y encesta un 43,5% de ellos. Antes de este curso, los únicos jugadores en la historia de la NBA que han disparado tan bien con ese volumen desde el rango de 3 puntos son Damian Lillard y Curry, quien ya lo ha hecho dos veces.

Ver a Curry encendiéndose desde el perímetro no es nada nuevo y, sin embargo, el hecho de que siga siendo quien marca la vara cuando ya pasó los 30 años sirve como un recordatorio de que es probablemente el mejor tirador que hayamos visto. Con eso en mente, echemos un vistazo a tres triples en particular que hacen de Curry el tirador más temido en la historia de la NBA.

No te duermas

Es gracioso pensar que uno de los golpes que recibió Curry al salir de la universidad fue que era un escolta atrapado en el cuerpo de un base, porque ha demostrado ser el mejor de ambos mundos en la década desde entonces. No solo es posiblemente el mejor tirador desde el drible que hayamos visto, ya hablaremos más sobre eso, sino que es igualmente peligroso cuando no tiene el balón en sus manos, lo que le permite alternar entre jugar como 1 o 2.

Los números lo respaldan. Según NBA.com, solo una vez en las últimas cinco temporadas Curry no ha estado entre los cinco máximos anotadores en acciones de bloqueo indirecto. Esa temporada en la que se perdió el corte fue la 2019-2020, en la que solamente apareció en cinco partidos por lesión. Curry igualó ese volumen con notable eficiencia, ubicándose en el percentil 90 o mejor en cada una de esas temporadas.

Stephen Curry saliendo de pantallas (NBA.com/Stats)
Temporada Puntos por partido (posición) Puntos por Posesión Percentil
2015-2016 4,3 (3ro) 1,20 92,3
2016-2017 4 (5to) 1,18 90,5
2017-2018 5 (2do) 1,27 90,8
2018-2019 6,1 (2do) 1,29 97

Lo único de Curry es que nunca parece quedarse sin energía. Es raro verlo parado en la ofensiva.

"Nunca deja de moverse", dijo el novato de los Minnesota Timberwolves, Anthony Edwards, después de enfrentarse a Curry por primera vez. "Puedes intentar cambiar todo, pero vas a cometer un error. No sé cómo consiguió tanta energía. Jugó todo el primer cuarto y nunca dejó de moverse. Es difícil de defender".

Debido a que es una gran amenaza para anotar saliendo de las pantallas, Curry genera gravedad. Se siente como si al menos una vez por partido un compañero de equipo tuviera un tiro abierto como resultado de que Steph atrajo la atención de múltiples defensores, así:

Son dos defensores de nivel All-NBA en Kyle Lowry y Fred VanVleet que fallan en un cambio y siguen a Curry hasta la línea de 3 puntos por temor a que reciba un poco de espacio. Norman Powell también se ve atrapado en la acción, dejando a Andrew Wiggins y Kelly Oubre Jr. totalmente desprotegidos debajo de la canasta.

Para agregar otro nivel a todo esto, Curry no siempre necesita una pantalla para abrirse fuera de la pelota. Si su defensor lo pierde de vista incluso por una fracción de segundo, Curry lo castigará atacando el lugar abierto o moviéndose. Como dijo Edwards, "nunca deja de moverse". Proteger a Curry se convierte rápidamente en una maratón porque la defensa nunca puede bajar la guardia.

De no ser así...

Llevando el show por todos lados

Lo que Curry hace con el balón en sus manos es tan importante como el movimiento sin balón de Curry para su capacidad de tiro.

Tomemos esta temporada como ejemplo. De cara al enfrentamiento del sábado con los Nets, Curry ha hecho 74 triples, lo que representa más de una cuarta parte (28,9%) de sus lanzamientos de campo en la temporada. Según NBA.com, solo otros dos jugadores en toda la liga han anotado 50 triples desde el drible, sin llegar a 70. ¿Sus nombres? Lillard (66) y Zach LaVine (51).

Además Curry ha convertido un 43,3% de esos lanzamientos, lo que es... absurdo.

Sería una cosa si Curry fuera solo una amenaza para detenerse después de uno o dos botes, pero no lo es. Según NBA.com, tiene 20-53 (37,7%) en triples después de tres a seis botes del balón y 27-57 (47.4%) después de siete o más botes.

Algunos de ellos son el resultado de que sube el balón y ejecuta un pick-and-roll casi tan pronto como cruza la mitad de la cancha ...

... pero la capacidad de Curry para encadenar diferentes movimientos y hacer un pull-up en un segundo es lo que lo convierte en uno de los mejores anotadores de la liga en situaciones de uno contra uno.

Similar a cómo opera saliendo de las pantallas, lo único que busca Curry es que el defensor cometa un pequeño error cuando los tiene cara a cara. Luego, dispara.

¿Ese paso atrás? Curry lo ha estado haciendo mucho más esta temporada. Cuando estableció el récord de la NBA de triples en una temporada en 2015-16, intentó 59 tiros tras step-back en el transcurso de 79 partidos según NBA.com. En 26 encuentros de esta temporada, ya ha lanzado 47 triples así.

Es otra cosa de la que los defensores tienen que preocuparse.

Esta temporada tampoco ha sido un caso atípico. Desde que la NBA comenzó a rastrear los tiros desde el drible en 2013-2014, Curry ha estado constantemente entre los líderes de la liga tanto en cantidad de tiros anotados como en eficiencia, incluso en las temporadas en las que se perdió períodos prolongados de tiempo por lesión. Simplemente es un increíble tirador desde el drible que continúa sumando cosas a su juego.

Desde el estacionamiento

Sí, Curry puede tirar desde muy lejos también.

Como referencia, esto figura como un tiro de ocho metros y medio en NBA.com:

Y esto es registrado como un tiro de 11 metros:

¿Por qué es tan notable? Es la segunda mayor cantidad de triples que alguien haya hecho desde esa distancia. El único jugador que ha anotado más es, probablemente lo adivinaste, Lillard. El de Portland tiene 296 triples de más de 8 metros y medio de distancia en su carrera, aunque en algunos intentos más (848) que Curry.

Todo esto es para decir que Curry es alguien que presiona a los equipos casi tan pronto como cruza la mitad de la cancha. Si no lo hacen, corren el riesgo de que se detenga y dispare.

Combinaciones

Por supuesto, lo que pone a Curry por encima de todos es cómo fluye sin problemas de uno de estos escenarios a otro.

¿Seguirlo sin balón? Genial. Ahora defiéndelo en un pick and roll, donde es una amenaza para lanzar apenas mire al aro.

¿Prevenir que lance desde el logo? Ahora toca defenderlo en uno contra uno.

¿Forzarlo a soltar el balón? Mejor seguir pegado a él

Junten todo eso y no es de extrañar por qué Curry sigue destrozando defensas. Y lo que da miedo es que no muestra absolutamente ningún signo de desaceleración.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Mitchell Leonard
Los Clippers volvieron a ser demasiado para Utah
Agustín Aboy
Trae Young
Trae Young brillante: 2-2 entre Hawks y 76ers
Agustín Aboy
#Gobert
Se presentaron los quintetos All-Defensive 2020-2021
Agustín Aboy
TOP 5 WNBA
La carrera por el MVP de la WNBA: vol II
Agustín Aboy y Carlan Gay
nba-plain--2804e72f-a65d-4164-bee9-ab55dcfddc4c.jpeg
Philadelphia y una baja que puede doler
Juan Estevez
#Mitchell
Mitchell y los mejores inicios de carrera en Playoffs
Juan Estevez
Más noticias