Toronto Raptors

Toronto Raptors y un inicio que enciende alarmas

¿Una muestra de apenas cinco partidos es lo suficientemente grande como para hablar de crisis? No, pero también es cierto que está cerca de ser el 10% de la temporada en una Fase Regular de 72 partidos. Por lo tanto, el comienzo de 1-4 de Toronto Raptors es alarmante por los resultados como también por lo que mostró el conjunto de Nick Nurse dentro de la pista. Un arranque muy distinto al 12-1 de 2018-2019 o al 7-2 de 2019-2020, las dos temporadas con Nurse.

De hecho desde la 2013-2014 que Toronto no tenía récord negativo tras los primeros 5 partidos (2-3 entonces), una campaña tan lejana que la había comenzado con Rudy Gay y Amir Johnson en el quinteto titular.

La apretada caída con New Orleans Pelicans fue el último golpe sufrido por el equipo que temporalmente está haciendo como local en Tampa, Florida, bien lejos de su casa. Perdieron por 120-116 con un triple clave de Eric Bledsoe en el minuto final, aunque antes habían llegado a ir 12 puntos por detrás en el marcador. Una reacción desde el tiro de tres puntos y con buenos pasajes defensivos generados tras el ingreso de Chris Boucher por Pascal Siakam los puso en partido, pero encajaron un parcial de 9-3 en los 2:47 finales.

MÁS | New Orleans Pelicans le dio otro golpe a un Toronto Raptors que no levanta cabeza

Antes habían podido con New York Knicks por 100-83 para su primera y por ahora única victoria de esta campaña, pero perdieron en cierres ajustados con San Antonio Spurs (119-114 con un parcial de 11-3 para Spurs en los 3:39 finales) y con Philadelphia 76ers (100-93 perdiendo los 6:55 finales por 18-6). A Toronto se le complican de forma especial los finales de los partidos, esos momentos del clutch donde obtener puntos es algo mucho más difícil y donde ellos sufren algo que se había podido observar en los Playoffs 2020: su carencia de un anotador de primera línea capaz de conseguir anotaciones por su cuenta. No tienen un Kawhi Leonard, pero tampoco un DeMar DeRozan siquiera.

De hecho solamente en el segundo cuarto contra New Orleans habían tenido un buen pasaje ofensivo, más allá de la racha de triples del último período. Ahí lo hicieron con Fred VanVleet controlando el balón y lanzando a placer, con 12 puntos en 14 lanzamientos, además de Chris Boucher presentándose como amenaza en la pintura.

Según NBA.com/stats, Toronto, el cuarto equipo menos anotador de esta campaña (104,4 puntos por partido), tiene la tercera ofensiva menos efectiva de la NBA: consigue 101,8 puntos cada 100 posesiones, lejos del 110,8 de la última temporada o el 112,6 del año con Kawhi Leonard. Y aunque sus números defensivos sigan siendo dignos de top ten (permiten 104,3 puntos cada 100 posesiones), el diferencial es negativo y todo el esfuerzo realizado termina quedando en vano además de ser superado en algún momento. Y en esa muestra defensiva tiene dentro el factor de un partido contra un New York que tiró 3-36 en triples, algo raro de repetir.

Por eso la muestra es pequeña para querer llevar todo por el lado de las estadísticas, pero visualmente se notan defectos serios que Nurse deberá solucionar para recuperar a Toronto. El primero es conseguir tener al Pascal Siakam que había sorprendido a la NBA siendo All-Star y segundo equipo All-NBA. A aquel alero de 22,9 puntos por partido que podía presentar una amenaza anotando desde los tres niveles y que tenía más energía que todo el resto de los jugadores que compartían la pista con él.

MÁS | Ben Simmons, el motor del éxito de Philadelphia 76ers en el inicio: sus números y los detalles

Ahora se observa a un Siakam frustrado, que se va mentalmente del partido, que comete muchas faltas (se fue expulsado por seis contra Philadelphia y New Orleans y antes cometió cinco ante San Antonio), que no destraba los ataques, que sufre la falta de movimiento del equipo a la hora de atacar el aro (apenas consigue dos tiros libres por partido). Un jugador que tiene que ser la primera opción ofensiva por obligación pero que por el momento está tirando un 39,4% de campo con 28% de acierto en triples, forzando la mayoría de sus lanzamientos.

El problema parece ir más allá de lo que ocurre dentro: Siakam no jugó ante New York por motivos disciplinarios luego de irse directamente al vestuario tras la sexta falta ante Philadelphia. Pascal no parece tener la confianza de antes y su juego no lo ayuda a recuperarla. Tampoco el de un equipo que apenas tiene a su media-cancha como opciones sólidas de ataque más allá de él.

Para colmo de males Kyle Lowry y VanVleet, a los que poco se les puede reprochar, no están finos lanzando al aro. Y la baja de Marc Gasol se nota en la menor circulación de balón y en la falta de bloqueos que abran juego: Toronto realiza unos 10 pases menos por partido en comparación a la 2019-2020 y tiene un pobrísimo promedio de 0,57 puntos por cada acción de pick and roll, el peor de la liga contra su 0,87 de la campaña pasada que estaba cerca de los 10 mejores registros.

Encima el banco de suplentes tampoco da muchas opciones: Nurse todavía no afianzó una rotación. Norman Powell, el sexto hombre, está siendo inconsistente con 9,4 puntos por partido y 32,4% de campo. Matt Thomas, Alex Len y Stanley Johnson ingresan 20 minutos en un partido y nada al otro, y el rookie Malachi Flynn, el único base natural del banco, no tuvo oportunidades en serio aún.

Chris Boucher está siendo la única nota positiva, con 13,4 puntos, 6 rebotes y 2,2 tapones en 20,2 minutos además de ser una amenaza ocasional con el triple para abrir la cancha, rindiendo por ahora más que el nuevo pivote titular, Aron Baynes.

Toronto no tiene demasiado para mover dentro del plantel con el que cuenta ahora, pero ya vio suficiente como para pensar en reactivarse. Y tiene un mes de enero complicado por delante, con dos partidos ante Miami Heat, dos frente a Indiana Pacers, encuentros de local con Boston Celtics, Dallas Mavericks y Milwaukee Bucks y visitas a Phoenix Suns y Portland Trail Blazers, por mencionar algunos de los 15 partidos que disputará hasta el 31 de enero. Si no reacciona rápido, el invierno del hemisferio norte será duro para ellos por más que estén en Florida y no en Ontario.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Live
¡En vivo: Brooklyn busca cerrar la serie en Milwaukee!
Juan Estevez
Springer
🔍️ Jaden Springer, guardia de ataque-defensa
Juan Estevez
Rick Carlisle
Rick Carlisle deja de ser el entrenador de Dallas
Leandro Fernández
Wilson Ball
Wilson presentó el nuevo balón para la NBA
NBA.com Staff
Joel Embiid, Ben Simmons, Tobias Harris
La caída de las estrellas de Philly en los cierres
Leandro Fernández
durant, giannis
La defensa de Giannis, ¿la solución a Durant?
Sergio Rabinal
Más noticias