);
The Last Dance

La Pizarra: el día que Michael Jordan derrotó a los Monstars en Space Jam

El 25 de diciembre de 1996 se estrenó Space Jam, una película protagonizada por Michael Jordan en la que demostró que ni seres de otro planeta que le robaron los poderes del básquetbol a jugadores de esa época, lo pudieron vencer.

MÁS | "The Last Dance": la guía con toda la información de la serie de Michael Jordan y los Chicago Bulls de la 1997-1998

En aquel momento, Su Majestad se había retirado del baloncesto y anunció su llegada al béisbol, pero la avaricia de un dueño de otro mundo provocó el regreso de Jordan al básquet. Los extraterrestres, de un físico carente, impensable para practicar el deporte, tuvieron que robarle los poderes a Muggsy Bogues, Charles Barkley, Patrick Ewing, Larry Johnson y Avery Bradley, para así vencer a los Looney Toons y llevarlos a su planeta.

Pero ellos recurrieron al mejor jugador de la historia para salvarse de que los trasladaran a otro lugar en el espacio. Y ¿quién más los iba a salvar si no fuera Jordan?

Por eso es que hicimos un análisis del juego en el que Michael derrotó a los Monstars por 78-77. Veamos…

El físico de los Monstars

Nos podemos remontar al crossover de Allen Iverson contra Michael Jordan o todos los duelos contra los Bad Boys de los Detroit Pistons, pero nadie, nadie en la carrera de Su Majestad, lo destruyó como los Monstars.

Ya sabemos que durante el partido los extraterrestres tuvieron que ser muy físicos y hasta sucios, pero eso fue insuficiente para detener al número 23. Sin embargo, días antes de que se diera este gran partido, durante un entrenamiento en el mundo Looney Toon, llegaron los alienígenas y en un movimiento nunca antes visto, destruyeron a Jordan.

Durante esa práctica, los Monstars agarraron a Michael y lo convirtieron en un balón con mucha facilidad. Se atrevieron a driblar con él y también volcarlo en el aro. Obviamente, se necesitaba más para derrotarlo y a pesar de que lo destrozaron en ese entrenamiento, fue insuficiente.

Lola Bunny = Kyrie Irving

La victoria agónica del equipo comandado por Jordan sobre los Monstars sería algo impensable sin Lola Bunny, quien desde que llegó al gimnasio para las prácticas, demostró sus habilidades para ser la escudera de MJ en el juego ante los extraterrestres. Con gran manejo de balón y capacidad para anotar, su juego era parecido al de Kyrie Irving en un rol muy similar al que tuvo en el campeonato de los Cavaliers en el 2016.

Primero, se enojó con Bugs Bunny cuando le dijo "muñeca" e, inmediatamente, en un enfrentamiento uno a uno, demostró su habilidad con el balón para driblear, quitarse a un oponente y anotar, algo imprescindible para respaldar a Michael. A Bugs, después de botar y pasarse la bola entre las piernas, le hizo un crossover que lo dejó en el piso.

MÁS | Cuando Dennis Rodman era una de las peores pesadillas de Michael Jordan

Esas mismas virtudes se le vieron durante el juego y específicamente en la última jugada del partido. El equipo de Jordan tenían la dura tarea de robar la pelota porque restaban poco más de 10 segundos y la posesión era para los Monstars. Lo lograron y el balón pasó por Lola, pero dos Monstars le cerraron el paso cuando el reloj expiraba. Driblando y con muy buen IQ, encontró al Pato Lucas solo y aunque estuvieron a punto de robarle la bola, aportó para ese último tiro en el que Jordan finiquitó el partido con una jugada que más adelante hablaremos.

El top 1 de tiros H.O.R.S.E. en la historia

A Michael Jordan le asignaron un asistente para que hiciera todas sus tareas: Stan Podolak (interpretado por Wayne Knight). Después de que los Looney Toons llevaran a MJ a su universo alternativo, Podolak descubrió dónde estaba Su Majestad y quiso reforzar al equipo para el partido.

Luego de que nueve de los jugadores del equipo de Jordan estuvieran lesionados, tuvo que recurrir al último hombre de la rotación y ese fue Podolak, quien ni siquiera había entrado a la cancha y ya se había tropezado.

El partido estaba en sus últimos minutos y era una posesión importantísima. Lola Bunny puso el balón en juego y entregó para Michael, pero inmediatamente los cinco Monstars lo fueron a marcar. De milagro, no le robaron la pelota y logró pasársela a Stan, que estaba solo. Apenas recibió el pase, cuatro Monstars cayeron encima de él, pero la bola salió volando y entró limpia, en una jugada de tres puntos y que les dio vida en el partido.

Ni Manu Ginóbili ni ningún otro jugador había logrado una canasta H.O.R.S.E. de esa forma.

Ya sabemos que Stan Podolak tuvo que ser sustituido, pero al menos tiene ese reconocimiento.

La defensa de los Looney Toons

Superados por el físico de los Monstars, los Looney Toons tuvieron que recurrir a su ingenio en la defensa, pues al principio del partido se dieron cuenta que tenían que hacerlo porque los visitantes llegaban y anotaban con gran facilidad, volcando el balón.

Aunque en la historia de la NBA hemos visto a grandes bloqueadores, nadie como El Coyote, quien hizo uso de la dinamita y así reducir la ofensiva de los rivales. También, Bugs Bunny utilizó un scooter para pegarle a uno de los Monstars y robarle la bola.

Pero, lo principal, fue en la última posesión. Bill Murray, un basquetbolista frustrado y con ganas de ayudar a Michael Jordan, nada más estuvo en los últimos 10 segundos y le dio un consejo al Pato Lucas para robar la pelota que consistió en utilizar un casco de futbol americano e impactar el pecho de uno de los Monstars. Eso hizo que soltaran el balón y mantuvieron la última posesión para ganar.

El tiro que hizo invencible a Jordan

Ya hablamos de cómo robaron el balón y del manejo e inteligencia de Lola Bunny para que Michael Jordan tuviera el último tiro. Y ahora sí, llegó el momento de analizar ese lanzamiento.

Desde la media cancha, pasando por encima del Monstar que tomó los poderes de Charles Barkley, se suspendió en el aire recreando ese ícono de Air Jordan cuando el reloj ya marcaba 3 segundos, pero otros dos Monstars aparecieron en el aire para intentar evitar su paso.

Gracias al estupendo físico de Su Majestad, logró mantenerse suspendido con los dos extraterrestres encima de él y estiró su brazo para soltar la bola antes de que concluyera el partido.

De esa forma, el equipo de Jordan ganó 78-77 y explotó la arena completa, para así salvar a los Looney Toons y devolverle sus poderes a sus compañeros basquetbolistas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Hawks
Previa de los Hawks rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
DeMarcus Cousins
Cousins, listo para el regreso con los Rockets
Leandro Fernández
devin booker chris paul
Booker y el mercado de Suns: "Es un paso adelante"
Nacho Losilla
russell westbrook
Westbrook deja el 0: vestirá el 4 en DC
Nacho Losilla
Nikola Jokic, Facundo Campazzo
Jokic, entusiasmado con Facu: "Un gran jugador"
Leandro Fernández
Goran Dragic
Dragic y el título: "Sueño con eso; por eso volví"
Juan Estevez
Más noticias