);
The Last Dance

Michael Jordan y Chuck Daly: una rivalidad que sanó con el golf y en el Dream Team

En los próximos capítulos de "The Last Dance", la serie documental del campeonato de la temporada 1997-1998 de Michael Jordan y los Chicago Bulls, veremos la rivalidad que con el paso de los años se fue forjando con los Detroit Pistons. De 1986 a 1991, esos Bad Boys comandados por Chuck Daly causaron mucho enojo en Su Majestad por su forma de jugar al borde del reglamento e, incluso, a veces superándolo.

MÁS | "The Last Dance": la guía con toda la información de la serie de Michael Jordan y los Chicago Bulls de la 1997-1998

Esa rivalidad se trasladó fuera de las canchas, provocando algunos desacuerdos cuando se armó el Dream Team para los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Daly fue el entrenador elegido para guiarlos en busca del oro, alguien capaz de manejar estrellas y controlar los egos altos en el vestidor. Pero hubo algunos desacuerdos cuando se dieron a conocer los 12 que irían a la cita olímpica.

Sin embargo, antes de contar esa historia cuando Jordan y Chuck dejaron la rivalidad fuera para representar a los Estados Unidos, veamos los antecedentes y conozcamos toda la película.

El golf, la ayuda para sanar esa rivalidad

En 1983, Chuck Daly asumió el mando de los Detroit Pistons, un equipo que hasta ese momento nunca había destacado de no ser por las dos Finales a las que llegaron en 1955 y 1956. Todo empezó con el primer pilar que pusieron: años antes de contratar al coach, eligieron a Isiah Thomas en el Draft de 1981.

Con el paso del tiempo, la franquicia de la ciudad motor construyó un equipo contendiente al título. Los Bad Boys se convirtieron en uno de los equipos más duros en la historia de la NBA con Joe Dumars, Bill Laimbeer y Dennis Rodman, entre otros más.

Pero primero tuvieron que vencer a los Boston Celtics de Larry Bird. Fue en los Playoffs de 1988 que los derrotaron, ya en los últimos años de carrera de la leyenda del trébol. Y también se tuvieron que topar a los Bulls de Jordan, que comenzaban con esa dinastía de la que hoy hablamos.

Detroit y Chicago chocaron entre las postemporadas de 1988 a 1991. ¿Cuál fue el método de Chuck Daly y compañía para detener a Michael? Jugar muy duro sobre él, quitarle toda línea de pase e intentar meterse en su mente. Aunque en tres Playoffs consecutivos lo lograron, Jordan y los Bulls se redimieron tiempo más tarde, cuando en 1991 eliminaron a los Pistons en cuatro juegos.

Sin embargo, esa rivalidad marcó a Michael. Para 1989 se abrieron las puertas para que los jugadores profesionales compitieran en los Juegos Olímpicos, lo que daba la posibilidad de tener a los mejores de la NBA representando a los Estados Unidos. Y después de que la liga viviera años gloriosos con Bird, Magic Johnson, Jordan, entre otros jugadores estrellas, se armó el Dream Team.

Chuck Daly fue el elegido para comandar a esos 12 jugadores. Capaz de manejar grandes egos en un vestidor y ganador en la mejor liga del planeta, eligió a su roster que, pasara lo que pasara, causaría mucha polémica como regularmente pasa en ese tipo de listas. Y efectivamente, cuando se reveló, la gran sorpresa fue no tener a Isiah Thomas, quien fue dirigido por Daly durante nueve años.

"No lo sé, realmente no lo sé. Han habido varias personas que han dicho que me quedé fuera por ellos del equipo. Todo lo que sé es esto: quería participar. Quería estar en el equipo", reveló el base de los Pistons en el libro Basketball: A Love Story.

Varios factores influyeron para que Isiah no fuera llevado a Barcelona: desencuentros con Magic Johnson y Larry Bird, entre otros más. Pero una decisión pesaba más que la de los demás y esa era la de Michael Jordan, quien no lo quería en el equipo y posiblemente conozcamos más de esa historia en el documental.

"Si analizas en términos de habilidad, entonces Isiah tuvo que ser elegido para el Dream Team. Pero Michael no quería jugar con él. Scottie no quería estar con él. Bird no lo apoyó. Karl Malone no lo quería. ¿Quién decía, 'necesitamos a ese chico'? Nadie", confesó Magic en el libro When The Game Was Ours. "Se apuntó a Michael como el que dejó fuera a Isiah, pero eso no es justo. Fueron todos. Todos entendimos que el equipo no iba a ser el mismo".

Sin embargo, el que estuvo al frente de Thomas fue Daly. ¿Jordan le haría caso en la cancha? Y la respuesta fue sí. Ellos dejaron su rivalidad y supieron llevar su relación para ganar el oro, y el golf fue un factor, ya que ambos lo practicaban y les agradaba bastante.

Un día que compitieron, el juego estaba muy cerrado y cerca de terminar. Chuck se puso arriba por un tiro y queriendo vencer a Michael, se retiró del juego y dijo que no volvería a competir contra él, lo cual dejó muy furioso a Jordan, como alguien competitivo y que detestaba perder. Según cuenta Sports Illustrated, a la siguiente mañana se apareció Su Majestad en el cuarto del entrenador y a pesar de no tener respuesta, afirmó que no se iba de ahí hasta tener la revancha, la cual obtuvo y ganó por un tiro.

El resto de la historia ya lo conocemos. Chuck Daly, Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Patrick Ewing, entre otros más, arrasaron con todos sus rivales y se ubicaron en lo más alto del podio con la medalla de oro en sus cuellos e inmortalizados en el Salón de la Fama como equipo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

live
El segundo partido de Lakers vs. Nuggets, ¡en vivo!
Agustín Aboy
WNBA
La WNBA pospuso el primer partido entre Storm y Lynx
Agustín Aboy
LeBron
LeBron James y el estudio del noqueador
Juan Estevez
Davis
Denver y el desafío de frenar a Anthony Davis
Juan Estevez
Smart
El efecto Smart: Boston y su defensa ante Dragic
Juan Estevez
miami heat
Miami y un 3-0 desaprovechado: "No jugamos lo suficientemente duro"
Sergio Rabinal
Más noticias