Golden State Warriors

Stephen Curry y otra noche de maravilla en Golden State Warriors: "Nunca hubo nadie como él"

Si el primer partido de Stephen Curry tuvo el sabor amargo de haber ganado firmando una actuación desastrosa de cara al aro, con 5 de 21 tiros de campo, la segunda fue de reivindicación. Y es que el base de Golden State Warriors volvió a las andadas con un partido solo al alcance de su mano para dejar en el camino a LA Clippers, liderando en una victoria épica en el cierre por 115-113.

El dos veces MVP rápidamente hizo olvidar lo realizado ante los Lakers en la noche de apertura, logrando 25 puntos en 4 de 4 tiros de 2 y 5 de 5 al triple en apenas el primer cuarto. Una excelencia que significó la segunda ocasión en su trayectoria en la que Curry alcanzaba unos guarismos similares, habiéndolo realizado el pasado mes de abril contra el Thunder y siendo esta la cuarta anotación más alta sin fallos en un cuarto de toda la historia de la NBA. Un récord, todo sea dicho, en poder de Klay Thompson, quien lo estableció en 37 en 2015.

MÁS | Explosión anotadora de Stephen Curry y victoria de Golden State Warriors sobre un combativo LA Clippers

A partir de ese momento los Clippers encontraron el modo de ajustar sobre Curry en defensa para mitigar su impacto, lanzándole de manera indistinta a Reggie Jackson y Eric Bledsoe. Ambos realizaron un gran trabajo para frenar a la estrella rival, quien en el segundo cuarto solo pudo sumar 3 puntos en 1 de 5 intentos, y en el tercero 7 con 3 de 7 lanzamientos.

Pero a una bestia como Steph solo se le puede reducir durante un tiempo limitado pues siempre termina encontrando el modo de abrirse camino y volver a encontrarse cómodo. En otro capítulo más de una historia que ya hemos visto en muchas ocasiones, la estrella de los Warriors logró zafarse de la defensa de los Clippers para completar un último cuarto de escándalo, sobre todo en el cierre, donde fue el alma de los suyos, sumando un total de 10 tantos y 3 de 4 lanzamientos, siendo además el máximo reboteador en el periodo para los californianos, algo un tanto inusual.

De las manos del #30 de los Warriors se forjó la victoria, encajando dos lanzamientos desde la larga distancia prácticamente consecutivos que mermaron enormemente las opciones de sus rivales, incluyendo uno desde el logo:

De este modo, Stephen Curry cerró su segunda noche de la temporada con 45 puntos en 16 de 25 tiros de campo (64,0%), incluyendo 8 de 13 al triple (61,5%) y 10 rebotes, siendo esta la segunda ocasión en su carrera que firma dos partidos seguidos con doble dígito en capturas.

Este encuentro con 45 tantos coloca al base de los Warriors en la 8ª posición como el jugador que más ocasiones ha superado esa cifra, empatado con George Gervin, con un total de 24. Lo que hace diferente a los números firmados por Curry hoy es, sin duda, su predilección por el lanzamiento exterior y el alto porcentaje de acierto que tuvo, siendo esta la 12ª vez que logra algo parecido, el que más en toda la historia de la NBA.

"No falló un tiro hoy en la sesión de entrenamiento. Así que sabíamos que iba a suceder. Pero podría haber fallado todos los disparos en el entrenamiento y yo aún habría sabido que sucedería", relató Draymond Green, clave en el triunfo. "Siempre estoy impresionado. Es algo muy impresionante lo que está haciendo. Pero no me sorprende. Con un partido como el que tuvo el martes, sabías que iba a hacer esto".

Un triunfo sufrido y competido frente a unos Clippers que funcionaron fantásticamente comandados por Paul George en ambos extremos del campo, pero que finalmente claudicaron ante la excelencia de Curry.

"Creo que nuestros jugadores realmente se mantuvieron firmes. Draymond y Andre estuvieron increíbles a la defensiva", destacó Steve Kerr. "Steph Curry, fue simplemente Steph Curry. Nunca hubo nadie como él. Esos dos últimos tiros fueron ridículos. Cuando lo veo lanzar esos tiros nunca pienso 'no', quiero que los lance siempre".

Tras un primer duelo fuera de lo común, el dos veces MVP saltó a cancha concentrado en hacer olvidar a todo el mundo lo ocurrido en la apertura. "Nunca me preocupé por mi tiro", declaró el jugador. Curry mantuvo la concentración durante todo momento, confiando en que volvería a entrar en su zona de confort y podría desplegar su juego. "En el prepartido no pensé en absolutamente nada, solo quería pasar del último encuentro. Mantener mi confianza. Mantenerte agresivo. No sé si tuve un comienzo tan perfecto como este anteriormente. Me divertí mucho".

Una actuación de calibre MVP en un segundo partido de temporada que deja claro que estos Warriors tienen un potencial enorme y un calendario que debería favorecerles para arrancar del modo que no han podido en los dos últimos cursos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bolmaro Towns
Towns sobre Bolmaro: "Que sea nuestro Livingston"
Juan Estevez
embiid
La vuelta de Embiid y su experiencia con el COVID
Sergio Rabinal
mobley allen
3 claves para los Cavs tras romper su mala racha
Sergio Rabinal
giannis, bucks
4 datos de la recuperación de los Bucks
Sergio Rabinal
Vincent
Una figura inesperada impulsó a Miami en Chicago
Juan Estevez
Edwards
Victoria infartante para los Timberwolves
Juan Estevez
Más noticias