);
The Last Dance

Scottie Pippen y otras leyendas que quedaron cerca del premio MVP pero no lo obtuvieron

El premio al MVP es la máxima distinción individual de la NBA. El cetro otorgado al mejor jugador de la temporada regular de la liga, mediante una votación en la que participan muchísimos miembros de la prensa (antes lo hacían los jugadores). Ser dueño de uno no significa haber sido el mejor jugador del mundo en algún momento, pero si es un certificado garantizado sobre el talento que tuvo dicho jugador en un momento para dominar la competencia.

MÁS | Desafío a ciegas: ¿Quién sería el base para un Dream Team de los últimos 30 años?

Son varios los que están en el grupo de los mejores de la historia a pesar de nunca alzarse con el MVP: Isiah Thomas, John Stockton, Kevin McHale, Patrick Ewing o John Havlicek, por nombrar a algunos. Siempre hablando de jugadores ya fuera de actividad, lógicamente. Sin embargo, a continuación nos enfocaremos en tres leyendas que no sólo se retiraron sin ganar el máximo premio individual, sino que quedaron realmente cerca en una votación.

Scottie Pippen - tercero en 1994 y quinto en 1996.

Una carrera a la "sombra" de Michael Jordan y un año en el que Su Majestad le dejó lugar y él lo supo aprovechar al máximo. Scottie Pippen fue seis veces campeón de la NBA con Chicago Bulls y también formó parte del único equipo de Portland Trail Blazers que estuvo realmente cerca de acceder a las Finales en los últimos 25 años, pero si miramos sus vitrinas desde un punto de vista individual no estuvo ni cerca de ser tan laureado. Si, fue elegido siete veces para los equipos All-NBA (tres al primero) y 10 veces a los quintetos defensivos, pero su única condecoración fue el MVP del All-Star Game de 1994, el momento en el que MJ se retiró y le dio espacio.

En aquella temporada el #33 debió hacerse cargo de los Bulls tricampeones, "abandonados" por su figura. Y mostró que era bueno en serio. Promedió 22,8 puntos, 8,3 rebotes, 4,6 asistencias y 2,4 robos en 38,4 minutos por partido y, lo más importante, mantuvo al equipo con prácticamente la misma cantidad de victorias. De 57 en la 1992-1993 a 55 en la 1993-1994, increíble teniendo en cuenta que a Jordan apenas lo reemplazaron con Toni Kukoc, Steve Kerr, Pete Myers y Corie Blount.

MÁS | ¿Cómo se formaron los Chicago Bulls tras la retirada de Michael Jordan en 1993?

Igual, semejante obra no le alcanzó a Pippen para ser considerado el mejor: recibió siete votos de los 101 posibles y quedó tercero, por arriba de Patrick Ewing y Shaquille O'Neal y por debajo de Hakeem Olajuwon y David Robinson. El único perimetral entre las bestias de la pintura. En 1995-1996 Pippen volvió a ser destacado, quedando quinto en la votación del MVP, pero sin recibir votos para el primer lugar. Si tuvo uno en la 1994-1995, cuando en total finalizó séptimo.

Jerry West - segundo en 1966, 1970, 1971 y 1972.

Jerry West. El "Logo". Una leyenda Laker como pocas y uno de los hombres más influyentes de la historia de la NBA, exitoso como jugador y también como ejecutivo, además de tener un buen y corto paso como entrenador en el que casi lleva a los Lakers hasta las Finales. Pero eternamente quedó atrás de alguien mejor. A nivel de equipo sus Lakers llegaron a nueve Finales en catorce años, aunque apenas ganaron una. A nivel individual, tiene otro récord que en realidad es bastante positivo, aunque puede ser observado como negativo por los exitistas: es el único jugador en finalizar cuatro veces segundo en las votaciones de MVP de fase regular y nunca hacerse con la distinción en una época en la que los votantes eran los jugadores (esto fue así desde 1956 hasta 1980).

West ya recibió votos para MVP desde su año rookie (1960-1961) y así fue la historia en cada temporada hasta que en 1965-1966 quedó segundo con 16 votos, detrás de los 48 cosechados por Wilt Chamberlain. Jerry había promediado 31,3 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, pero no se podía contra los 33,5 puntos, 24,5 rebotes y 5,2 asistencias de Wilt.

Tras ese segundo puesto el "Logo" cortó su racha de estar presente en todas las votaciones, pero en 1969-1970 volvió y quedó más cerca que nunca: perdió con otro pivote, Willis Reed, por 61 votos a 51 en los votos de primer puesto, con un 498-457 en el total de puntos. Los números de West habían sido parecidos a los del '66: 31,2 puntos, 4,6 rebotes y 7,5 asistencias con un 49% de campo y otro pivote con un doble-doble (21,7 puntos, 13,9 rebotes y 2 asistencias) lo volvió a dejar atrás. Encima, Reed y sus Knicks le ganarían 4-3 en aquellas Finales.

Para 1970-1971 Kareem Abdul-Jabbar ya había hecho de Milwaukee Bucks un equipo ganador y el MVP fue suyo: 699 puntos de un total posible de 780 en la votación, con 133 votos al primer puesto. ¿El escolta? Nuevamente West: 26,9 puntos, 4,6 rebotes y 9,5 asistencias y no poder superar a Kareem, ni en la votación ni en las Finales del Oeste.

MÁS | Jerry West, los Lakers y una remontada histórica en las Finales

Con 33 años, en la 1971-1972, Jerry continuaba siendo dominante: aportó 25,8 puntos, 4,2 rebotes y 9,7 asistencias para unos Lakers que seguían en la cima. Y el MVP, como era costumbre, lo esquivo una vez más: volvió a ser para Kareem, que había promediado la bestialidad de 34,8 puntos, 16,6 rebotes y 4,6 asistencias. Al menos ese año West consiguió lo más importante: finalmente se consagró campeón, venciendo a Milwaukee en las Finales de Conferencia y a New York en las Finales de la NBA. Dos años después se retiraría, sin un MVP de fase regular pero con la curiosidad de ser el único MVP de unas Finales (1969) que no estuvo del lado ganador.

Dwyane Wade - tercero en 2009 y quinto en 2010.

En la primera década del siglo XXI de la NBA hay pocas temporadas individuales tan buenas sin haber sido premiadas como la 2008-2009 de Dwyane Wade. El escolta oriundo de Chicago promedió 30,2 puntos, 5 rebotes, 7,5 asistencias, 2,2 robos y 1,3 tapones en 38,6 minutos por partido, fue el máximo anotador de la NBA y llevó hasta las 43 victorias a un equipo de Miami que en la campaña pasada, en la que Wade se había perdido 31 partidos, apenas había ganado 15 juegos. ¿El talento a su alrededor? Realmente poco: Mario Chalmers, Udonis Haslem, Michael Beasley, Daequan Cook, Shawn Marion y Joel Anthony son los otros jugadores que tuvieron al menos 1.000 minutos en cancha en ese equipo del Heat. Ninguno promedió siquiera 14 puntos por partido.

El MVP de ese año fue su amigo LeBron James, que con 28,4 puntos, 7,6 rebotes y 7,2 asistencias lideró a un Cleveland Cavaliers que ganó 66 partidos y se quedó con su primer premio al jugador más valioso. Como Pippen con Jordan, Wade luego tendría unos años brillantes al lado de LBJ, ganando dos campeonatos que se sumaron al obtenido en 2006, cuando él fue el MVP de las Finales. También fue elegido como el MVP de un All-Star Game (2010) y formó parte de ocho quintetos All-NBA, pero su lugar para un trofeo de MVP de fase regular quedó vacío.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Trey Burke Juancho Hernangomez Jakob Poeltl
5 fichajes infravalorados de la Agencia Libre 2020
Agustín Aboy
Harrell
Harrell, nuevo Laker y dolido por los Clippers
Agustín Aboy
demarcus cousins
¡Cousins a Houston!
Agustín Aboy
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Clippers
Clippers, ¿perdedores de la Agencia Libre?
Agustín Aboy
Andrew Wiggins shot 6-25 on wide open 3s with the Warriors.
Un punto débil en los nuevos Warriors
Juan Estevez
Más noticias