Juegos Olímpicos

Rui Hachimura, el NBA que será abanderado de Japón y una de las principales caras locales en los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Hay pocos momentos simbólicos más grandes para un deportista que portar la bandera de su país en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos: ser el designado para marchar al frente de su delegación como representante de su nación ante los ojos de cientos de millones de personas en el mundo. Ni hablar si eso sucede con los Juegos Olímpicos ocurriendo en tu propio país: es el privilegio que muy pocas personas han tenido en 125 años de historia del olimpismo moderno.

Por esa experiencia pasará Rui Hachimura el próximo 23 de julio, cuando la fiesta que de comienzo a Tokio 2020 de forma oficial lo tenga al alero de Washington Wizards ingresando al Estadio Olímpico de Tokio al frente de la delegación local, la última que será parte del tradicional desfile de las naciones.

Hachimura, de 23 años, compartirá este honor con la luchadora Yui Susaki (22 años, campeona mundial en su disciplina en 2017 y 2018) en la primera vez en la que se permiten dos abanderados, un hombre y una mujer. "Los Juegos Olímpicos de Tokio son un escenario que llevo soñando durante mucho tiempo. Es un gran honor que me den un rol tan grande", afirmó el basquetbolista, toda una súperestrella en su país y alguien que representa tanto el futuro del deporte japonés como su multiculturalización.

Hijo de madre japonesa y padre beninés, Rui denuncia ser víctima del racismo en su país, pero también es una de las principales estrellas japonesas dentro y fuera de la isla: dos años en la NBA tras haber sido drafteado con el pick 9 en 2019 le alcanzaron para ser uno de los deportistas más reconocidos allí a pesar de no practicar béisbol, el deporte más popular en el país, o tampoco practicar otros deportes de mayor éxito a nivel nacional como el tenis, fútbol, boxeo o artes marciales.

De hecho en su adolescencia Hachimura practicaba tanto el béisbol como el básquetbol hasta que a los 15 años se dedicó de lleno al balón naranja: su potencial ya estaba bien claro y el sueño de la NBA comenzaba a aparecer a pesar de que hasta 2017 solamente un jugador nacido en Japón había llegado a la NBA: el base Yuta Tabuse, que disputó 4 partidos con Phoenix Suns en la temporada 2004-2005.

Yuta Watanabe, su compatriota que comenzó en Memphis Grizzlies en 2018 con un contrato dual, jugó en la G League y hoy en día parece haberse ganado un lugar en Toronto Raptors, debutó antes que Rui, pero fue este chico oriundo de Toyama el que elevó el potencial del básquetbol de su país a un nivel no visto previamente. Hachimura todavía tiene varias cosas por pulir, pero ya lleva 105 partidos (todos como titular) en los Wizards con un promedio de 13,7 puntos y 5,8 rebotes por partido: no solamente está en la NBA, sino que pertenece a la liga y es uno de los jóvenes internacionales de mayor futuro, como lo demostró en esta última temporada con un partido de 29 tantos y 11 rebotes ante Milwaukee Bucks. Antes ya se había destacado en la NCAA: jugó tres años en Gonzaga, donde comenzó en el fondo del banco de suplentes y terminó siendo elegido el mejor alero a nivel nacional con 19,7 puntos por partido.

Más | Guía del básquet masculino en los Juegos Olímpicos Tokio 2020: grupos, planteles, figuras, partidos y más

Otros jugadores de la NBA ya han portado la bandera de su país en esta ceremonia: en 2004 fueron protagonistas Carlos Arroyo de Puerto Rico y Yao Ming de China, en 2008 Manu Ginóbili de Argentina, Andrei Kirilenko de Rusia y Dirk Nowiztki de Alemania, en 2012 Pau Gasol de España y Yi Jianlian de China y en 2016 Luis Scola de Argentina. Patty Mills también llevará la enseña de Australia en estos Juegos.

Pero solamente Ming ha tenido el honor siendo local como Hachimura: España no tenía NBAs en Barcelona 1992, Estados Unidos nombró al luchador Bruce Baumgartner en Atlanta 1996, en Sydney 2000 Australia no escogió a Luc Longley sino a otro basquetbolista (Shane Heal, ya por entonces no en la NBA), Grecia tampoco tenía jugadores NBA en Atenas 2004, Gran Bretaña presentó a Luol Deng y Joel Freeland en Londres 2012, de poca tradición representando a su país, y Brasil fue con la pentatleta Yane Marques en Rio 2016 en lugar de opciones como Leandro Barbosa o Nene Hilario además de otros tres NBA que disputaron el torneo para la selección.

Más | Jayson Tatum y el orgullo de llevar el íconico número 10 de Kobe Bryant en los Juegos Olímpicos Tokio 2020

La selección de Japón, en búsqueda de una hazaña contra Argentina, España y Luka Doncic

Japón está bien lejos de ser una potencia en el básquetbol mundial y hasta a nivel regional: China tiene el dominio, Irán y Filipinas son potencias regionales e incluso Corea del Sur, Jordania, Líbano o Qatar han tenido más éxito que Japón en los últimos torneos de FIBA Asia: Japón fue campeón en 1965 y 1971 pero en los últimos 35 años solamente disputó una final continental (1997).

Por eso el poco éxito internacional de Japón a la hora de salir de Asia es esperable. Solamente jugaron cinco Copas del Mundo, ganando más de un partido apenas en una edición (récord de 2-6 en 1967) y yéndose en último lugar en China 2019, un torneo al que clasificaron por mérito propio y que les sirvió como experiencia pero en el que cayeron ante Estados Unidos, República Checa, Turquía, Nueva Zelanda y Montenegro.

Ante ese antecedente, el panorama de Japón no luce nada bien de cara a los Juegos Olímpicos, donde harán presencia por ser el equipo local.

Con Hachimura y Watanabe además de un proceso serio de varios años encabezado por el entrenador argentino Julio Lamas y de una liga local que poco a poco va adquiriendo cada vez más talento extranjero, no se puede decir que no llegan en su mejor momento, pero enfrentar en fase de grupos a España y Argentina, finalistas del último Mundial, y a la Eslovenia de Luka Doncic que brilló en el Preolímpico, parece demasiado como para que sueñen con un triunfo histórico en el regreso de Japón al básquetbol masculino olímpico: no juegan el torneo desde Montreal 1976, cuando estuvieron en reemplazo de China, que entonces no se presentaba a los Juegos Olímpicos.

Eso si, aunque el éxito no sea inmediato, todo puede contribuir a futuro en el desarrollo de Japón. "Me encantaría que esta sea una oportunidad para que los niños y todos los demás en Japón nos vean a mí y a mis compañeros de equipo jugando en los Juegos Olímpicos, y se interesen aún más por el baloncesto y el deporte en general", afirmó Hachimura.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

simmons
Simmons volvió a los entrenamientos de los 76ers
Juan Estevez
Westbrook LeBron Lakers
La dinámica LeBron-Russ y el alarma de las pérdidas
Juan Estevez
Cuts
Los cortes más relevantes en la previa del inicio
Juan Estevez
mitchell robinson
Robinson y un regreso clave para Knicks
Sergio Rabinal
jordan, russell, wilt
Las actuaciones más destacadas del inicio
Sergio Rabinal
fulks, palmer, kottman
El 75 aniversario y las 3 franquicias originales
Sergio Rabinal
Más noticias