);
San Antonio Spurs

A un año del histórico retiro de su camiseta: los cinco "momentos Manu Ginóbili" vividos en San Antonio desde entonces

Este sábado 28 de marzo está marcando el primer aniversario del retiro de la #20 de Manu Ginóbili en los Spurs, en el marco de un evento inolvidable para todo el básquet argentino y latinoamericano.

Más | ¡Eterno! Manu Ginóbili y una ceremonia memorable inmortalizando su camiseta de San Antonio Spurs

Sin embargo, en lugar de recordar aquella emotiva fiesta, esta vez nos vamos a centrar en lo que vino después: ¿de cuántos Momentos Manu fue testigo la 20 en estos meses, mientras observaba majestuosa desde lo más alto del AT&T Center? Elegimos los cinco más significativos.

Marca registrada

El repaso no podía empezar de otra manera que no sea con el movimiento más famoso de Manu: el euro-step.

La comparación podría haber llegado de la mano de DeMar DeRozan, quien domina ese movimiento como pocos jugadores en la liga hoy en día. Sin embargo, elegimos al protagonista menos usual: Jakob Poeltl, quien nos dejó esta joyita en un duelo ante Charlotte, del febrero pasado.

Que un pivote rocoso de 2,13 metros se anime a poner en práctica esa acción, probablemente no hubiera sido posible si jugadores como el propio Ginóbili (entre otros), no la hubieran grabado en la retina de quienes crecieron viendo NBA en los 2000s.

Movimiento de balón

Otro de los sellos de Manu en los Spurs, como así también del equipo en general durante la era en la que brilló el bahiense, pasaba por el movimiento de pelota y el pase extra.

Si bien el San Antonio actual dista bastante de aquel beautiful game que supieron practicar los de Popovich, cada tanto sorprende con algunas acciones vintage que nos retrotraen a tiempos mejores.

Este pase de Rudy Gay, por ejemplo, tiene Manu Ginóbili escrito en mayúsculas...

... como también lo tiene esta asistencia de LaMarcus Aldridge.

¿Cuántas veces vimos este tipo de pase de Manu, para los triples de esquina de Patty Mills?

Sexto Hombre

Si de legados hablamos, otro de los gigantes que dejó Manu fue la reinvención del concepto del Sexto Hombre, como una pieza clave para cualquier equipo.

En los últimos 12 meses, San Antonio ha tenido muy buenas producciones de su banco de suplentes. Incluso, muchas veces por encima de lo que hacen los titulares.

Pero ninguna más espectacular y más Ginobileana que la de Lonnie Walker, el 3 de diciembre pasado, durante el triunfo de los Spurs ante los Rockets por 135-133 en doble tiempo suplementario.

Walker anotó 23 de sus 28 puntos entre el último cuarto y las dos prórrogas, jugando un papel clave para que los de Popovich levantasen una diferencia en contra de 16 puntos entrando al último período.

Fue una actuación fenomenal del joven escolta de San Antonio, en un partido dramático y repleto de condimentos especiales: fue también aquel del doble no cobrado a James Harden.

Y justamente de la mano de Harden y de ese mismo partido, llegamos a nuestro cuarto momento...

Camino cerrado para La Barba

Es imposible pensar en Harden en San Antonio y que lo primero que se venga a la mente no sea aquella memorable tapa de Ginóbili en los Playoffs 2017. Fue la última gran obra de arte del maestro, esta vez no con un pase magistral o una penetración punzante, sino con una reacción defensiva de las más impresionantes que se hayan visto en la historia de la liga. Por la precisión del tapón y principalmente, por el momento en el que llegó.

Y más allá de las diferencias obvias de contexto, lo cierto es que el pasado 3 de diciembre, Harden debe haber tenido un deja vu.

Con el partido igualado en 115, el escolta de los Rockets penetró buscando el doble de la victoria... solo para encontrase con una pared llamada Jakob Poeltl, quien envió su lanzamiento a la tribuna, asegurando el tiempo extra. Definitivamente San Antonio no es un lugar feliz para Harden.

¡Al póster!

¿Cómo no cerrar con alguna volcada que mande al defensor directo al póster? Después de todo, si hay que elegir una anotación de la carrera de Ginóbili en los Spurs, probablemente muchos se queden con aquella definición por encima de Bosh, en las Finales del 2014.

Y si de pósters en el último año hablamos, probablemente San Antonio no haya visto ninguno mejor en estos meses, ni más parecido al de Manu, que el que dejó DeMar DeRozan contra Phoenix, volando por encima de Dario Saric y Mikal Bridges. ¡Pura potencia y explosión!

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jim Boylen
Bulls, sin decisión sobre el futuro de Boylen
Carlos Herrera Luyando
Stephen Curry y Juan Toscano
Toscano y Curry: "Cubre mi espalda y yo la de él"
Carlos Herrera Luyando
Nikola Jokic y Jamal Murray
Denver: ¿Puede dar la sorpresa en el Oeste?
Carlos Herrera Luyando
Kevin Durant
Durant no volverá en este curso: "Lo mejor es esperar"
Leandro Fernández
shayok, waters
5 jugadores de la G-League a tener en cuenta
Sergio Rabinal
Michael Jordan
MJ: "Debemos ser mejores como sociedad en lo racial"
Leandro Fernández
Más noticias