NBA

El primer mes de la temporada 2020-2021: una observación de cada uno de los 30 equipos del certamen

Este viernes 22 de enero se estará cumpliendo el primer mes de competencia, recordando aquel 22 de diciembre en el que la 2020-2021 comenzó a rodar con los duelos entre Nets-Warriors y Lakers-Clippers. ¿Qué hemos visto desde entonces? Un poco de todo: súperestrellas cambiando de equipo, conjuntos que están dando mucho más de lo esperado, otros que están decepcionando, grandes actuaciones individuales, jugadores de marcado progreso, novatos que atrapan nuestra atención... y mucho, pero mucho más.

Como una suerte de balance de ese primer mes, les propongo repasar una observación alrededor de cada una de las 30 franquicias: desde cuestiones estructurales y de enorme importancia, a algunos detalles que valen la pena ser mencionados. Desde nombres estelares como Giannis Antetokounmpo o Ben Simmons, a otros mucho menos protagónicos como Jae'Sean Tate, Aleksej Pokusevski o Bruce Brown.

Empecemos.

Detroit Pistons

Podríamos hablar de lo decepcionante que ha sido el comienzo de temporada (antes de su lesión) de Killian Hayes y de Isaiah Stewart, los dos picks Top 16 que tuvo Detroit en el pasado Draft... pero vamos con una positiva: el nivel de Jerami Grant. Porque si bien muchos pensábamos que el ex Denver no estaría a la altura del rol protagónico que buscaba en los Pistons, la realidad de estos primeros partidos indica lo contrario: promedia 25,4 puntos y además lo hace con eficacia, lanzando un 47,3% de campo, un 38,9% en triples y un 86,3% en libres.

De hecho, entre los 108 jugadores con un porcentaje de uso superior al 20%, el 59,5% de True Shooting Percentage (TS%) que registra Grant es el 37° mejor de la competencia. En otras palabras: no solo está soportando el rol elevado, sino que se está destacando dentro de esa función. Nada mal, más allá de que Detroit es hoy el peor equipo del torneo.

Minnesota Timberwolves

Tal como se esperaba, Minnesota es una de las peores defensas de la NBA. No hay sorpresas allí. ¿Pero sabían que cada vez que han logrado juntar a Karl-Anthony Towns y D'Angelo Russell, el rendimiento del equipo en ese costado está por encima de la media de la liga? La muestra es pequeña, solo 188 posesiones, pero en ellas permiten un rating de 110,2 puntos, el cual los ubica en el percentil 54 alrededor de la competición (0 siendo la peor cifra y 100 la mejor).

¿Por qué es importante? Porque el miedo pasaba por tener a dos jugadores que fueran "injugables" juntos debido a sus limitaciones en defensa, algo que no ha sucedido por el momento. Los Timberwolves tienen muchísimo por mejorar, está claro, pero al menos cuando han podido disponer de Towns y Russell, han sido un equipo cuanto menos decente (Net Rating de +2,6).

Sacramento Kings

La temporada de los Kings está siendo para el olvido en estas primeras semanas, pero mantengámonos positivos y veamos el ¿cuarto? de vaso lleno: Tyrese Haliburton es una absoluta maravilla y candidato al Rookie del Año si hubiera que votar hoy mismo. Porque si bien LaMelo Ball y James Wiseman han tenido más highlights virales y probablemente tengan un techo más alto, no hay dudas de que el base de Sacramento está siendo hoy el más sólido y confiable de ese grupo.

En 13 partidos con los Kings, Haliburton promedia 11,1 puntos y 5,1 asistencias, con un 50% de campo y un tremendo 49,2% en triples. Además, a pesar de normalmente comparte cancha con un base que acapara el balón como De'Aaron Fox, registra el noveno mejor rating de asistencia del torneo: el 33,8% de sus posesiones terminan en una asistencia. Dicho sea de paso, LaMelo está cerca: 11° con un 30,4.

Washington Wizards

La conclusión con Washington es tan corta como su suma de victorias hasta ahora: están desaprovechando por completo a Deni Avdija. El israelí es un jugador de muchos recursos ofensivos y cada vez que recibe la bola, responde (lleva un 44,4% en triples y un excelente 58,8% de TS%). El problema es que rara vez lo hace. Entre los 173 jugadores que juegan su cantidad de minutos (23,2) o más, su porcentaje de uso del 11,5% es el séptimo más bajo del torneo. La versatilidad es una de los mayores fortalezas de Avdija y sin embargo, los Wizards lo están usando como un especialista de tiros a pie firme.

Oklahoma City Thunder

¿Podemos tomarnos un instante para mencionar que Aleksej Pokusevski está lanzando un 23,7% de campo, un 16,7% en triples y no ha intentado ni un solo tiro libre en 185 minutos con el Thunder? El serbio era uno de los grandes acertijos del Draft y no hay dudas de que tiene un talento natural enorme... pero hoy es probable que sea el peor jugador de toda la liga, al menos en cuanto a lanzar al aro se refiere. Eso sí, no es nada tímido: toma 7 triples por cada 36 minutos y al menos de momento, no sale de la rotación de Daigneault.

New York Knicks

Mitchell Robinson le está permitiendo a los rivales un 22,8% en triples en los lanzamientos que defiende. La mejor marca entre los 103 jugadores que han marcado al menos 50 triples. ¿Consecuencia directa de esto? Los Knicks permiten el porcentaje en triples más bajo de la liga (31,2%) y son la séptima mejor defensa de la NBA. Robinson es una joya defensiva.

Orlando Magic

Hablando de porcentajes de triples bajos. Orlando es el peor de la liga con un 31,8%. Los de Clifford tienen a seis jugadores distintos que lanzan por debajo del 27% de tres: Cole Anthony (26,9%), Dwayne Bacon (25,8%), Markelle Fultz (25%), James Ennis (23,1%), Gary Clark (21,2%) y Michael Carter-Williams con su 8,3%. Una debilidad que se repite año tras año en el Magic.

Al menos Anthony se dio este gustazo el miércoles...

Cleveland Cavaliers

Un dato curioso: los Cavs permiten el segundo porcentaje más alto en triples a sus rivales (39,2%) y aparecen 17° en cuanto a eFG%. Sin embargo, tienen la segunda mejor defensa de la liga, recibiendo solo 105,5 puntos por cada 100 posesiones. ¿Cómo lo logran? Son una máquina de generar pérdidas en los contrarios: una en el 16,3% de las posesiones, liderados por el ladrón máximo de la temporada, Larry Nance Jr. (2,5 robos por partido).

La explosión de Collin Sexton es una de las grandes historias de la temporada para los Cavs, pero sin esa potencia defensiva no estarían con marca de 7-7 luego del primer mes de torneo. ¿Podrán mantenerla cuando regrese Kevin Love?

Chicago Bulls

Zach LaVine se ha transformado en uno de los mejores anotadores de la liga (27,4 puntos por partido), mientras que Coby White es rachero pero capaz de cambiar un encuentro por completo cuando calienta la mano. Sin embargo, la mejor noticia a largo plazo para Chicago pasa por la recuperación de un Lauri Markkanen en su mejor nivel: tras sufrir un bajón enorme en la 2019-2020, el finlandés está teniendo los mejores números de su corta carrera, promediando 18,9 puntos con un 47,2% de campo y un 40% en triples (todos topes en sus cuatro años de profesional).

Había dudas sobre si el retroceso de Markkanen en la campaña anterior estaba ligado simplemente a lo poco cómodo que se sentía jugando para Jim Boylen (algo que el propio jugador expresó) y aunque la 2020-2021 recién está empezando, los indicios apuntan a confirmar esa teoría.

Charlotte Hornets

Actualmente hay 56 jugadores que han tomado al menos 178 lanzamientos en la temporada. El peor porcentaje de campo entre ellos le pertenece a Devonte' Graham con un 31,5%, producto de su 56-178. ¿El segundo detrás del base de Charlotte? Dillon Brooks con un 36,9%. Más de 5% de diferencia entre Graham y el resto. Decir que ha comenzado la 2020-2021 con el aro cerrado sería quedarse completamente corto.

New Orleans Pelicans

Me cuesta entender por qué los Pelicans juegan con el quinto ritmo más lento de la competencia, teniendo los atletas que tienen. De hecho, en la 2019-2020 terminaron segundos en cuanto a ritmo de juego. ¡Un retroceso de 23 puestos! Y tampoco es que les está dando resultados en ninguno de los dos costados: aparecen 17° en rating ofensivo y 23° en rating defensivo. Deja correr a los chicos, Stan.

Toronto Raptors

Hasta este miércoles, Chris Boucher lideraba la liga en cuanto a Win Shares por cada 48 minutos (WS/48), una estadística que busca reflejar el aporte estadístico de un jugador y cómo este se transforma en victorias para su equipo. Estos son los nombres que han liderado esa estadística desde 1990 en adelante: Michael Jordan, David Robinson, Shaquille O'Neal, Tracy McGrady, Kevin Garnett, Dirk Nowitzki, Chris Paul, LeBron James, Kevin Durant, Steph Curry, James Harden y Giannis Antetokounmpo.

Además, en ocho de los últimos nueve años el líder de WS/48 ha coincido con el MVP de la Fase Regular. Obviamente no estoy poniendo a Boucher a la altura de esos jugadores ni diciendo que su producción será sostenible, pero vale reconocer el extraordinario inicio de campaña que ha tenido, dentro de un Toronto bastante flojo. Gran candidato al Premio de Mayor Progreso y también al de Sexto Hombre.

Houston Rockets

Una rápida: los Rockets fichando a Jae'Sean Tate, proveniente de los Sydney Kings de Australia, es probablemente el hallazgo más destacable de esta 2020-2021. El novato de 25 años no es un anotador, pero contribuye en absolutamente todos los otros rubros. Pura versatilidad, defensa y potencia física.

San Antonio Spurs

A menos que sigas con atención a los Spurs, estoy seguro que Devin Vassell es el novato más interesante del que todavía no has escuchado hablar demasiado. El ex Florida State está siendo todo lo que prometía saliendo de la NCAA: un 2-3 largo, atlético, con muy buena mano y absolutamente disruptivo en defensa. De hecho, sus 2,7 robos por cada 36 minutos son la mejor marca de toda la NBA entre los 199 jugadores con al menos 250 minutos en cancha. Además, su Net Rating de +11,5 en cancha es el segundo mejor del plantel, apenas por detrás de Jakob Poeltl (+11,8). Los Spurs lo hicieron de nuevo.

Atlanta Hawks

John Collins, quien ya ha expresado su descontento durante esta temporada según diversos reportes, ha sido el claro perjudicado de la mayor profundidad de la rotación de los Hawks, más allá del partidazo reciente que tuvo ante Detroit. Pasó de jugar 33,2 minutos a 29,8. De promediar 21,6 puntos y 10,1 rebotes a 16,7 tantos y 7,5 tableros, con retrocesos importantes también en cuanto a sus números por 36 minutos y su porcentaje de uso. Nada bueno para un jugador que será Agente Libre al finalizar esta campaña. El tema Collins es uno que Atlanta aún debe resolver.

Memphis Grizzlies

Los Grizzlies son el equipo más subvalorado de la liga. El tener récord ganador (7-6) con la semejante cantidad de lesiones que han tenido, incluyendo de sus dos principales figuras como Ja Morant y Jaren Jackson Jr., es súper meritorio. Que Memphis sería un equipo de Playoffs era el pronóstico arriesgado en el que más creía antes de la temporada y estos 13 partidos no han hecho más que reafirmar esa convicción.

El secreto de Memphis no pasa solo por tener una estrella como Morant, sino por su increíble acumulación de 12 o 13 jugadores distintos que sin brillar, están por arriba de la media de la liga, con aportes positivos en sus respectivas funciones: Anderson, Clarke, Brooks, Valanciunas, Jones, Bane, Allen, Tillman, Melton, Konchar, Dieng, Jackson Jr... ¿y quizá algún día Winslow? Una profundidad enorme, que junto a la estructura que genera Taylor Jenkins, les ha permitido superar sus ausencias mucho mejor parados que otros conjuntos.

Memphis es el clásico equipo de techo bajo, pero piso alto. Y en la Fase Regular eso siempre trae buenos resultados.

Golden State Warriors

Que Curry podía tener explosiones ofensivas en esta temporada lo sabíamos todos. Pero lo que más me ha sorprendido de este Golden State es su capacidad de ser competitivo en noches en las que Steph no está derecho con el aro, algo que imaginaba muy difícil antes del comienzo de la 2020-2021: han vencido a los Raptors con un 2-16 de campo de Curry, superado a los Lakers en una jornada en la que el base lanzó un 3-12 en triples y derrotado a Chicago con un 5-15 de tres de parte de Steph. Incluso le hiceron partido a los Clippers, perdiendo luego por siete tantos, con su máxima estrella lanzando 5-17 de cancha y 1-6 en triples.

Veremos si lo sostienen durante el transcurso del torneo, pero por ahora, Golden State ha sido menos Curry-dependiente de lo que se creía y es una gran noticia para ellos.

Miami Heat

El Miami Heat está perdiendo la bola en el 17,9% de sus posesiones, la cual sería la peor marca en los últimos 21 años de la liga. Y cuidado: a no vincularlo a las bajas de sus últimos partidos, porque ya venían con cifras parecidas desde el arranque de la competencia. El experimento de salir con Tyler Herro como base titular no funcionó, pero además Bam Adebayo y Goran Dragic han estado particularmente erráticos con la bola, promediando 3,5 y 3,2 pérdidas respectivamente.

Portland Trail Blazers

Los Blazers permiten 122,6 puntos por cada 100 posesiones (percentil 4 sobre 100) en las 357 posesiones en las que han usado a Carmelo Anthony y Enes Kanter como su pareja de 4-5. Llama la atención que Stotts no haya buscado la manera de evitar esa dupla en sus rotaciones.

Denver Nuggets

Será problema de Michael Malone acomodar su rotación, pero habiendo seguido con atención cada partido de Denver en esta temporada, hay algo que creo ha quedado claro: Will Barton no puede volver a la segunda unidad una vez que regrese Michael Porter Jr. No porque Barton se haya ganado la titularidad con un gran nivel, sino más bien por lo negativo que resulta el ex Portland cuando juega con los suplentes, tomando una función de generador de juego que no le sienta nada bien.

De hecho, en las 56 posesiones que Denver jugó con Barton en cancha y Jokic y Murray en el banco, tienen un Net Rating de ¡-62! No hay un error: -62 por cada 100 posesiones (sí, en una muestra pequeña, pero esas formaciones ya fueron tremendamente negativas también en la 2019-2020). Sea MPJ saliendo con la segunda unidad o reemplazando a Millsap como ala pivote, los Nuggets deben evitar a toda costa esa rotación con la que abrieron la 2020-2021 y tan malos resultados les trajo en su momento.

Sobre todo porque si algo de regularidad ha encontrado el equipo es justamente el rendimiento de su banco de suplentes. Al punto que el Morris-Campazzo-Dozier-Green-Hartenstein registra un Net Rating de +25,3 en 83 posesiones.

Dallas Mavericks

Los Mavericks teniendo el ataque número 18 de la liga, luego de haber registrado el mejor rating ofensivo de todos los tiempos en la 2019-2020, es una de las estadísticas más sorpresivas de la campaña. Veremos cuánto va cambiando ya con Kristaps Porzingis disponible, clave para abrir la cancha en la ofensiva de los Mavs (hoy aparecen 17° en triples convertidos y 26° en porcentaje de tres).

A la inversa, han pasado de estar rankeados 18° en rating defensivo, a tener la séptima mejor defensa de esta 2020-2021. Lo raro es que sacando un par de nombres, realmente no han tenido demasiados movimientos en el plantel, por lo que cuesta explicar el cambio total de cara.

Indiana Pacers

No sé cuántos lo han notado, pero Myles Turner está promediando 4,2 tapones por partido. Una cifra que no solo le alcanza para liderar la liga, sino que además sería la mejor desde que Dikeme Mutombo promedió 4,5 en la 1995-1996. Estamos hablando de 25 años atrás...

El otro lado de la moneda es que la dupla con Domantas Sabonis sigue teniendo algunas cuestiones de encaje desfavorable, al igual que en años anteriores. Cuando los dos comparten cancha, Indiana tiene un Net Rating de -0,5. Pero cuando Turner juega sin Sabonis a su lado, ese número sube a +11.

Sin importar cuán buenos sean, son pocos los equipos que pueden hacer funcionar realmente a una dupla de interiores naturales al mismo tiempo. E Indiana no es uno de ellos, más allá de su correcto récord de 8-6.

Phoenix Suns

Hablando de encajes que no están dando los mejores resultados y de números sorpresivos: los Suns tienen un Net Rating de -5,8 en los 303 minutos en las que han compartido cancha Chris Paul y Devin Booker. Increíblemente ha sido la producción de su banco la que le ha permitido disimular ese flojo rendimiento cuando junta a sus guardias titulares. Incluyendo un Cameron Payne que mantiene viva la llama de su aparición en Disney y promedia un 44% en triples, con un +/- en cancha de ¡+19,9 por cada 100 posesiones!

Y otro tema: lejos de potenciar a DeAndre Ayton como su pareja de pick and roll, la llegada de CP3 tampoco ha ayudado al bahameño. Promedió 18,2 puntos en la 2019-2020, mientras que tiene una media de 13,9 tantos en esta campaña, jugando una cantidad de minutos similar. En su favor, viene en levantada con algunos buenos partidos... pero la falta de progreso consistente del número uno del Draft 2018 es una mala noticia para Phoenix.

Philadelphia 76ers

Ya se ha hablado largo y tendido sobre los defectos de Ben Simmons como anotador. Pero hay uno igual de preocupante que suele pasar desapercibido: entre los 91 jugadores que juegan más de 30 minutos por partido, el australiano aparece 90°, perdiendo la bola en el 17,5% de sus posesiones. 90 de 91.

Una cosa es que Simmons siga sin poder anotar fuera del área restringida, pero si a eso le suma un total descuido con el balón en las manos, se transforma en un jugador negativo en el costado ofensivo. Algo que de hecho está siendo en esta 2020-2021, en la que solo promedia 12,2 tantos por encuentros. Llega un punto donde las virtudes no alcanzan para tapar agujeros tan grandes.

La contracara de Simmons: un Joel Embiid que está jugando el mejor básquet de su carrera, promediando 26,4 puntos, 11,3 rebotes, un 54,5% de campo y dando claras muestras de madurez personal y deportiva.

Utah Jazz

Utah tiene seis jugadores distintos que toman más de 4 triples por partido. Y los seis lanzan por encima del 39%: Mitchell (39%), Clarkson (43%), Conley (41%), Bogdanovic (39%), Ingles (41%) y O'Neale (46%). El caso exactamente opuesto a lo que hablamos de Orlando. El Jazz lidera la liga con 16,5 triples convertidos por partido. Otro equipo subvalorado.

Boston Celtics

Una vez que tengan a sus cuatro titulares indiscutidos sanos, la gran pregunta en Boston es quién será el acompañante que jugará a su lado. Allí hay tres candidatos: Daniel Theis, Tristan Thompson y Robert Williams. Y por ahora, es Williams el que mejor ha lucido de ese grupo, por un campo de diferencia. Repasemos sus números por cada 36 minutos.

  • Daniel Theis: 13,8 puntos, 8,8 rebotes, 1,2 tapones y un 62,5% de campo.
  • Tristan Thompson: 10,8 puntos, 13,4 rebotes, 1,1 tapones y un 49,2% de campo.
  • Robert Williams: 14,9 puntos, 14,3 rebotes, 3,3 tapones y un 77,4% de campo.

Y no solo eso, sino que Boston también ha tenido muchos mejores resultados colectivos con Williams: Net Rating de +12,8 con el Timelord en cancha, comparado con el -6,3 tanto de Theis como de Thompson. Lo curioso: Theis ha sido titular 10 veces, Thompson 11 y Williams ninguna.

Brooklyn Nets

Ya hablamos mucho del año de Kevin Durant, la llegada de James Harden, la situación que se vive con Kyrie Irving, la falta de pivotes detrás de DeAndre Jordan, lo bien que encaja Joe Harris como pieza complementaria... por lo que quiero tomarme un segundo para candidatear a Bruce Brown para el Premio Alex Caruso de la temporada, apuntando a ese jugador de rol que no brilla desde la anotación, pero que hace mejor a su equipo cada vez que pisa la cancha.

Brooklyn es un mejor equipo cada vez que Brown está en el campo de juego y no sorprende que haya tenido un claro incremento en su rol, tras iniciar la campaña fuera de la rotación de Nash.

LA Clippers

El renacimiento de Nicolas Batum como un jugador importante de un equipo contendiente es algo que absolutamente nadie esperaba hasta hace algunas semanas. ¡Promedió 3,6 puntos con un 34,6% de campo en Charlotte durante la 2019-2020! Sin embargo, no solo se ha ganado la titularidad con estos Clippers, sino que además está rindiendo muy bien: promediando 9,9 puntos y 5,2 rebotes, con un 49% de campo, un 43,9% en triples y un 87% en libres, sumado a un gran trabajo defensivo.

Por ahora no debería haber motivos para que Lue traiga a Marcus Morris nuevamente como inicial. Batum ha justificado su lugar en la alineación titular.

Milwaukee Bucks

Muchas veces hay que tomar con pinzas lo que se observa en Fase Regular, de cara a proyectarlo para los Playoffs. Pero hay ciertas conclusiones que pueden ser tenidas en cuenta como significativas. Y el cierre del partidazo ante Brooklyn y Milwaukee pareció dejar una de ellas: los Bucks tomaron una clara decisión en el clutch de sacarle la bola de las manos a Giannis Antetokounmpo y utilizar al griego como cortinador, dándole la responsabilidad creativa a Khris Middleton o Jrue Holiday.

Esto ya lo vimos en partes de la 2019-2020, pero parece estar mucho más afianzado en el plan de juego de Budenholzer para este torneo. La estrategia no es mala desde lo teórico, teniendo en cuenta que Giannis tiene limitaciones claras a la hora de atacar a defensas establecidas y concentradas en cerrarle la pintura. Sin embargo, no deja de ser llamativo ver a un dos veces MVP casi sin intervenir en el cierre apretado de uno de los mejores encuentros de esta campaña.

¿Puede aspirar al título Milwaukee si los cierres de partidos grandes correrán por cuenta de Middleton y Holiday, al menos en cuanto a toma de decisiones con el balón? El tiempo lo dirá pero parece complicado.

Los Angeles Lakers

Los Lakers son el equipo a vencer de esta 2020-2021, no solamente por ser el campeón, sino porque realmente son de los pocos que han mostrado una cierta regularidad y consistencia en su dominio. Aún cuando claramente sus estrellas están jugando sin apretar el acelerador. Dentro de ese panorama, veo un solo punto flaco que los rivales podrían explotar en el futuro: la defensa de pick and roll de Montrezl Harrell.

El ex Clippers ya ha sufrido enormemente en Playoffs pasados, siendo incapaz de frenar a rivales que lo atacaban una y otra vez en esa situación, buscando exponer su falta de agilidad lateral. Y aunque recién en la postemporada podrá tomarse revancha, esta Fase Regular ya está mostrando su flaqueza en esa área del juego. En una de las derrotas de los Lakers, ante los Blazers, Harrell quedó especialmente expuesto, con un Portland que lo atacó (y anotó) en varias posesiones consecutivas de la mano de Lillard y McCollum.

En la Fase Regular estos defectos quedan ocultos, pero en los Playoffs saltan a la vista, con rivales que preparan una serie específicamente para encontrar y atacar puntos débiles. Sobre todo en un equipo tan completo como los Lakers.

Una buena para Harrell, porque no podemos cerrar con un tono negativo: ha tenido un enorme progreso como tirador, ampliando su rango de tiro. En los 63 partidos de la 2019-2020 anotó solamente ¡4 tiros fuera de la pintura! ¿Qué ha hecho en 15 juegos de esta 2020-2021? Ya ha convertido exactamente el doble, ocho. Bien por él.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

james harden victor oladipo
Harden y su fantástico nivel durante la lesión de Durant
Nacho Losilla
Dennis schroder
Schroder, en su mejor rendimiento con Lakers
Nacho Losilla
Hield
Los Kings bajaron a los Lakers al cuarto lugar
Juan Estevez
Zach Lavine
Noche NBA: brillante actuación de Zach LaVine
Agustín Aboy y Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard le ganó a Curry el lugar de héroe en un final agónico
Agustín Aboy
LaMelo
¿Qué dejó el LaMelo vs. Edwards?
Juan Estevez
Más noticias