);
NBA Awards 2018

Debate: los ganadores de los premios NBA según el staff de NBA.com México

James Harden
Getty

¿LeBron o Harden? ¿Casey o Stevens? ¿Simmons o Mitchell? Aquí nuestras elecciones personales

Mira en vivo el show de los Premios NBA aquí

Matías Baldo

MVP: LeBron James (Cleveland Cavaliers)

Habría que inventar un premio permanente para LeBron James y sacarlo de la competición anual por el premio al Mejor Jugador. El rendimiento de LeBron fue descomunal: 27.5 puntos, 8.6 rebotes, 9.1 asistencias, 1.4 robos y 0.9 tapas por partido con una eficacia de cancha del 54.2%. Harden fue el goleador de la temporada regular con 30.4 puntos por partido y su influencia fue absoluta para que los Rockets se impusieran a Golden State Warriors en el oeste tras 82 partidos. Anthony Davis sostuvo y clasificó a New Orleans Pelicans a Playoffs pese a la ausencia de DeMarcus Cousins pero LeBron, quien encima redondeó una temporada histórica en playoffs, es inigualable.

Rookie del año: Donovan Mitchell (Utah Jazz)

Parto de una premisa: Ben Simmons para mi no debe ser considerado como rookie. Es cierto que una lesión le impidió disputar su primera campaña en la NBA pero, aún cuando no pudo jugar, el tiempo que compartió con el plantel de Philadelphia 76ers debería ser suficiente para dejar de evaluarlo como un novato. Durante ese primer año, Simmons se adaptó a los tiempos de la liga, a sus entrenamientos, a los conpcetos tácticos del equipo. Donovan Mitchell, un verdadero rookie, merece el trofeo. Su aparición fue una sorpresa. Sin Gordon Hayward, Mitchell se cargó al hombro a la franquicia de Utah y completó un año maravilloso que coronó con su espectacular postemporada. Puro talento y carácter.

Mejor entrenador del año: Brad Stevens (Boston Celtics)

No hay un coach mejor que él en la NBA. Ninguno demostró una mayor influencia en la campaña de su equipo que Stevens, quien potencia a absolutamente todos los jugadores que se cruzan en su camino. Su pizarra condujo a Boston hasta las finales de la conferencia del este incluso tras perder a sus dos principales figuras. Stevens convirtió a dos jóvenes como Tatum y Brown en piezas fundamentales de un sistema en el que incluso terminó brillando Terry Rozier. Su influencia en los tiempos muertos es otro factor decisivo que lo ubica, una vez más, por encima de todos.

Mejor defensor del año: Rudy Gobert (Utah Jazz)

El epicentro del sistema de Quinn Snyder. Si Utah alcanzó los playoffs en la temporada siguiente a perder a su mejor jugador, Gobert es una pieza fundamental para explicar el rendimiento del Jazz. Su influencia en ese apartado es abismal.

Jugador de mayor progreso: Victor Oladipo (Indiana Pacers)

El traspaso de Paul George a Oklahoma City Thunder parecía hundir las aspiraciones de los Pacers, lo cual hubiera sido absolutamente lógico. Pero Oladipo sorprendió, multiplicó sus cifras y condujo a Indiana hasta una nueva aparición en la postemporada, en donde tuvieron en jaque a LeBron James y a sus Cleveland Cavaliers.

Mejor Sexto Hombre: Lou Williams (Los Angeles Clippers)

Su producción fue inigualable durante la temporada regular, donde desde el banco se convirtió en el emblema de la franquicia angelina, especialmente tras la partida de Blake Griffin rumbo a Detroit Pistons.

Leandro Fernández

MVP: LeBron James (Cleveland Cavaliers)

Parece claro que James Harden es un voto cantado después de una temporada individual sensacional, liderando al dueño del mejor récord de la temporada, que encima fue la marca top para la historia de la franquicia. Pero no puedo dejar pasar una de las mejores versiones del jugador más dominante de la competencia. LeBron James es la cara la de NBA y, en su 15º año, demostró su enorme vigencia con un juego cada vez más pulido y evolucionado. Si tan solo tuvieron un poco más de compañía...


Rookie del año: Donovan Mitchell (Utaz Jazz)

Otra vez a contramano de la elección que parece cantada, la de Ben Simmons. Y no se trata de dejar de lado lo que hizo el hombre de los Sixers, quien seguramente será dominador de la NBA por muchos años. Simplemente, el voto es para Mitchell porque sorprendió a más de uno y porque no tuvo ese año extra que sí contó Simmons, que más allá de no haber jugado durante la 2016/2017, tuvo tiempo de comprender el mundo de la liga y madurar en muchos aspectos. Mitchell es un viaje al pasado para ver a Allen Iverson. El cielo es el límite para el guardia del Jazz.


Mejor entrenador del año: Brad Stevens (Boston Celtics)

Perdió a uno de los dos fichajes estrella (Gordon Hayward) apenas comenzada la temporada. Luego, se quedó sin la otro incorporación top (Kyrie Irving) antes de los playoffs. Con muchísimos jóvenes y jugadores sin nombres con cartel, estuvo a nada de las Finales de la liga después de ser el Nº2 del Este. Nadie hizo más que menos que Stevens.


Mejor defensor del año: Rudy Gobert (Utaz Jazz)

Una buena manera de resumir su importancia es que, cuando está en cancha, Utah es capaz de pelear y competir contra los mejores porque la estructura defensiva es sensacional. Bloqueos, ayudas, tiros corregidos. Pocos jugadores en la liga imponen tanta presencia como la que marca el centro francés.


Jugador de Mayor Progreso: Victor Oladipo (Indiana Pacers)

¿Se acuerdan cuando los Pacers se lamentaban el cambio que dejó a Paul George en Oklahoma City Thunder? Bueno, ese pensamiento quedó muy lejos, ya que Oladipo pasó de ser una tibia segunda guitarra de Westbrook en OKC a una verdadera estrella de la NBA en Indiana. Crecimiento meteórico de un jugador con todos los recursos ofensivos y una grandísima capacidad defensiva. Y sólo tiene 26 años.


Mejor Sexto Hombre: Eric Gordon (Houston Rockets)

Una de las tantas llaves con poder de fuego que empleó Houston para su campaña histórica. Es, básicamente, un titular en cualquier lado. Producción automática apenas pisa la duela.

Pablo Schatzky

MVP: James Harden (Houston Rockets)

Vaya temporada de la barba. Nadie sabía cómo funcionaría la dupla con Chris Paul, pero la verdad es que realizaron una temporada regular excepcional. Terminaron liderando la Conferencia Oeste con un récord de 65-17, con Harden promediando 30.4 puntos, 5.4 rebotes y 8.8 asistencias por partido, una estadística digna de MVP. Harden jugó e hizo jugar, dominando el pick and roll con Clint Capela. El barba -en mi humilde opnión- también tiene cierta culpa de que dos de sus compañeros sean nominados a otros premios. Capela a Jugador Más Desarrollado y Eric Gordon a Mejor Sexto Hombre. La temporada pasada Westbrook se lo arrebató, pero esta vez ni el Rey se lo quitará de las manos.

Rookie del año: Ben Simmons (Philadelphia 76ers)

Wow. Simplemente wow. El proceso definitivamente agarró confianza. "Ben Simmons no tira de triple". Ben Simmons no necesita tirar de triple. Ben Simmons fue uno de los guardias más dominantes de la temporada. No es normal que un jugador de su estatura tenga tal manejo del balón y su efectividad en tiros de campo asusta: 54.5% para promediar 15.8 puntos por juego. Súmenle 8.1 rebotes y 8.2 asistencias y es el cóctel perfecto para el Rookie del año. La frutilla del postre es su costado defensivo: el joven australiano es capaz de marcar altos y bajos, afuera del perímetro y adentro en la pintura. Completo.

Entrenador del año: Brad Stevens (Boston Celtics)

Es unánime en el Staff de NBA.com México: Brad Stevens es el entrenador del año. Con los recursos que le quedaron tras la lesiones hizo un tremendo campañón. Pero no solo por los resultados, sino por el juego colectivo y la exaltación de figuras alternativas.

Mejor defensor del año: Rudy Gobert (Utah Jazz)

Ningún jugador de la Liga evita tantas decisiones de penetrar el aro como el francés. Hace que los armadores piensen dos veces a la hora de encarar el canasto y eso llena de confianza a un equipo que viene de perder a su mayor figura.

Jugador de mayor progreso: Clint Capela (Houston Rockets)

Lo admito, tengo una debilidad por el hombre grande de los Rockets. Es como si de un año al otro comprendiera de qué se trata la NBA y dominó la pintura y el pick and roll como los mejores en su posición. El dúo con Harden quebró defensas durante toda la temporada: al que se le daba un metro de distancia lo aprovechaba.

Mejor sexto hombre: Fred VanVleet (Toronto Raptors)

La pieza clave de la segunda unidad de unos Toronto Raptors que dominaron la Conferencia del Este. VanVleet conservó un porcentaje de 41.6% de disparos de larga distancia y sacó pecho en la chiquita - las situaciones que definen partidos en los últimos instantes.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones

Más en NBA.com

Bledsoe
Bledsoe, baja 2 semanas
Sergio Rabinal
Jokic
El mejor Jokic impulsó a Denver sobre OKC
Juan Estevez
Kennard
Detroit venció a Houston y a los 39 de Harden
Juan Estevez
Siakam, Gasol
Siakam y Gasol lideran ante Nets
Sergio Rabinal
Giannis
Los Bucks y su 18° triunfo al hilo
Lavine
Golpe de Bulls ante Clippers con un gran LaVine
Juan Estevez
Más noticias