Phoenix Suns

¿Por qué Phoenix Suns es el mejor equipo de la NBA en este inicio de temporada 2020-2021?

Récord de 13-1 desde julio con el 8-0 conseguido en Disney y el 5-1 del arranque de la 2020-2021. Al menos mientras escribimos estas líneas, Phoenix Suns es el mejor equipo de la NBA. La única derrota -ante Sacramento Kings- y los cinco triunfos a costa de Mavs, Kings, Pelicans, Jazz y Nuggets levantan la ilusión de una franquicia que lleva una década sin disfrutar de los Playoffs.

Más | Phoenix venció a Denver y se puso 5-1

El traspaso de Chris Paul parece ya justificado, aunque esto no ha hecho más que comenzar. Deben correr las semanas y apreciarse consistencia en el segundo año con Monty Williams en el banco de entrenadores y, de momento, las sensaciones difícilmente podrían ser mejores.

Metiéndonos de lleno en la acción para los de Arizona en estos cinco triunfos, ¿cuáles son las claves de este esperanzador comienzo? Phoenix no comenzaba con tantas victorias una temporada desde la era de Steve Nash y Amar'e Stoudemire.

La mejor defensa del Oeste

Ese es el dato: Phoenix es la tercera mejor defensa de la NBA por detrás de Philadelphia y Toronto, la mejor entre los conjuntos del Oeste. Durante los últimos años era habitual ver a los Suns entre los peores puestos de la lista defensiva y dejando decenas de momentos virales a costa de sus carencias atrás.

Monty ya consiguió el gran hito de cambiar el sino de Phoenix al sacar al equipo de las tres posiciones del fondo, lugar que ocuparon cada año entre 2016 y 2019. Asentados sobre el tamaño la movilidad de Deandre Ayton, los Suns tienen varias piezas de mucho desempeño atrás. CP3 y Jae Crowder suponen el refuerzo necesario alrededor de jóvenes útiles, con potencial. La experiencia de ambos sirve para potenciar el nivel del resto, en especial de un Mikal Bridges brillante. Cameron Johnson es la gran sorpresa y Devin Booker muestra mejora atrás, pese a seguir teniendo problemas.

Sólida rotación de aleros

Phoenix se sostiene sobre la dupla Paul y Booker generando y anotando; Ayton como torre para bloquear, defender y ejecutar, siendo un punto de apoyo del juego a raíz de su visión y los múltiples dos contra uno que suele recibir; y el sistema de Williams que favorece el tiro de tres y la valentía de los jugadores para atacar el aro.

Para rodear al trío Paul, Booker y Ayton disponen de tres aleros que complementan a la perfección su juego. Bridges es el especialista defensivo, el jugador encargado de las estrellas rivales, y liberado como anotador: la pasada temporada estuvo en un 36% en triples y subió al 50% en este inicio, cifra difícil de sostener. Su mejor argumento para generar puntos es el instinto para moverse sin balón. Fue uno de los principales aliados de Ricky Rubio en la 2019-2020 y CP3 ha sabido encontrarlo en diferentes ocasiones.

Más | Doncic, tras la victoria de Dallas: "Mucha gente espera mucho de mí"

La salida de Kelly Oubre certifica mayor espacio para Bridges, pero también para Cameron Johnson. Jugador de segunda temporada, tiene 24 años y fue elegido en el Draft para aportar de inmediato. En Disney recibió más minutos y en la 2020-2021 comenzó como el jugador con más tiempo en cancha desde el banco (22,4). Donde no alcanza el talento para robar balones o para competir como un perro en defensa, sí llega su buen tamaño e inteligencia. Es versátil y toma buenas decisiones. Aunque su carta de presentación es el tiro, todo un francotirador: 13,5 tantos con un 43% (5,8 intentos).

Para completar a estos dos jóvenes está la figura de Crowder, irregular en el tiro exterior (34,2% en este inicio), pero de muchísima garra y fuerza vocal, elementos indispensables en estos jóvenes Suns. No aporta las soluciones de Cam, Bridges o incluso Dario Saric, pero es obligatorio por su experiencia y entrega.

Hablando del croata, Saric puede entrar en esta lista de 3+1 aleros. De momento ha disputado la mayoría de sus minutos como pivote suplente de Ayton, ya que Phoenix no tiene a Aron Baynes ni al novato Jalen Smith, de baja por problemas físicos. Aporta generación ofensiva y los Suns disfrutan de más fluidez con Dario de cinco.

Una ofensiva con margen de mejora

Los Suns son el 12º mejor ataque de este arranque. Es su defensa la que potencia la mejor versión en ofensiva y es evidente viéndolos jugar. Abogan por ritmos lentos a media cancha (29º en ritmo), pero al mismo tiempo buscan potenciar las acciones rápidas tras defensas poderosas.

La nómina de tiradores y el sistema de Williams meten a Phoenix como el 7º equipo en intentos de triples por cada 100 posesiones, además de ser el 8º en acierto (37,9%). Sin embargo, pese a jugar lento a media cancha y buscar acciones desarrolladas en pos del mejor tiro posible, los Suns son 6º en volúmen de pérdidas, tendencia que deben mejorar urgentemente.

Booker ha comenzado de forma poco fina la temporada en acierto (20,5 puntos en 16,3 tiros) y en pérdidas (mayor cantidad en su carrera por 36 minutos). Si bien no está jugando mal, los Suns no han necesitado ni siquiera una versión notable de Devin para comenzar 5-1. Solo se puede esperar un mejor rendimiento del escolta.

Saric, que solo ha disputado dos encuentros por lesión, también se nota algo lento y frío, dejando más pérdidas de las habituales. Por su parte, Chris Paul está integrado como facilitador más que nunca. Desde sus primeros años con los Clippers no lo veíamos distribuir tanto y buscar menos la anotación, aunque cuando llegan los minutos finales sigue asumiendo el protagonismo.

¿Es sostenible el rendimiento?

La primera cuestión que asalta es si Phoenix puede mantener su eficiencia en defensa. Terminar como el mejor registro del Oeste por delante de Pelicans, Lakers o Jazz parece complicado, aunque desde luego cuentan con armas para ser un registro de élite en el Oeste. Mantenerse en el top 10 será la clave para el regreso a los Playoffs.

Para todo ello será fundamental el desarrollo de Ayton. Comenzó la temporada con promedios de 12 puntos, 11,2 rebotes y 1,3 tapones por noche en 29,3 minutos. Él mismo ha dicho que su tarea no pasa tanto por el ataque, sino por ser la bestia defensiva que necesita el equipo para sostenerse. Por otro lado, el objetivo de la franquicia a medio plazo y durante la campaña debe estar en alimentar más su juego. Contra Denver firmó 22 puntos y un acierto superior al 70%.

Precisamente buena parte de las dudas llegan con los relevos para Ayton: son Saric y Jalen Smith. Es decir, un alero adaptado al cinco moderno y un novato al que le falta ganar músculo. Phoenix necesita que Ayton consiga mantenerse en cancha más que nunca. Los problemas de faltas del pivote limitan su impacto, al igual que debe tener una campaña sin problemas de lesiones o extradeportivos que lo saquen de las canchas.

Hay margen para mejorar en ataque y la defensa muestra elementos para ser optimismtas. Los Suns llevan 10 años sin Playoffs y, ahora sí, están preparados para asaltar la élite del Oeste. Queda mucho en la temporada y mantener la consistencia es siempre complicado, aunque sin duda es el año para tomarse más en serio a Phoenix.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Suns Clippers
Suns vs. Clippers ¡el cuarto partido en vivo!
Agustín Aboy
jae crowder
Crowder, el 3&D veterano cobra relevancia sin Paul
Nacho Losilla
team usa 2016
Las novedades del Team USA para los JJ.OO.
Nacho Losilla
#DraftLottery
¿Qué es y cómo funciona la Lotería de la NBA?
NBA.com Staff
Bucks-Hawks
Previa y análisis de la serie Bucks-Hawks
Juan Estevez
preolimpico
5 jugadores NBA a seguir en los Repechajes olímpicos
Sergio Rabinal
Más noticias