);
Philadelphia 76ers

Philadelphia 76ers y otra actuación dominante ante Charlotte Hornets para seguir en lo más alto del Este

Los Philadelphia 76ers entraron a la jornada de este lunes con el mejor récord y la mejor defensa de toda la liga. Y luego de vencer a Charlotte Hornets por 118-101, ambas distinciones se mantienen y potencian. Otra presentación dominante de uno de los equipos que mejor ha engranado en este arranque de 2020-2021.

Todo el análisis de Philadelphia en este momento debe comenzar por lo que continúa siendo su nivel defensivo. El mismo no tardó en aparecer esta noche, con un Charlotte que pasó más de cuatro minutos para conseguir sus primeros puntos del partido y que estuvo cerca de la mitad del primer cuarto sin conversiones de campo.

El quinteto titular de los Sixers está siendo un muro infranqueable para sus rivales, con dos jugadores en nivel de DPOY como Simmons y Embiid, un Harris sumamente mejorado, un Green tan sólido como siempre y un Curry que si bien es el eslabón más débil, al menos muestra buena dedicación en ese costado. Y todavía más importante para Rivers: la segunda unidad no baja demasiado la intensidad, sobre todo con dos pestes a la hora de presionar como Thybulle y Maxey.

El ataque va poco a poco encontrando una mejoría, pero está claro que es la defensa la que está haciendo a este Philadephia el mejor equipo de este inicio. Los números de Charlotte de esta noche lo dicen todo: 41,9% de campo, 33,3% en triples y 17 pérdidas de balón, incluyendo cierto maquillaje de los números en los minutos basura.

La mejoría de Harris

En el otro costado, Tobias Harris festejó su reciente nombramiento como el Jugador de la Semana en el Este con otro partidazo: 22 puntos, con un 10-16 de campo. Cuarto partido consecutivopor arriba de los 20 tantos para el ala pivote, cuya mejoría en esta 2020-2021 es notoria.

Ya hablamos de cuánto ha progresado el ex Clippers en su intensidad defensiva, pero también se ve a un jugador muy diferente en ataque. El rol y el mucho mejor spacing de estos 76ers lo ayudan (en el torneo pasado jugó como tres y ahora como cuatro), pero también hay méritos personales. ¿El más notorio? Su decisión para lanzar mucho más en catch and shoot, en lugar de esa tendencia a abusar del drible y del uno contra uno.

Un cuatro con versatilidad defensiva, un buen tiro a pie firme, sumada a su habilidad para atacar el aro, es un jugador muchísimo más valioso que ese alero que forzaba constantemente en la 2019-2020. Philadelphia muestra una evolución en varios aspectos, pero desde el plano individual, ninguna superior a la de Tobias Harris.

Los otros cuatro titulares de los Sixers alcanzaron el doble dígito. Joel Embiid solo tuvo que jugar 25 minutos para conseguir 14 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 3 tapas y 2 robos, intimidando constantemente en la pintura propia y sacando ventaja de la falta de pivotes de Charlotte en el otro campo (Borrego apuesta por varios minutos con PJ Washington como cinco, ante la lesión de Cody Zeller).

Además, Danny Green colaboró con 13 tantos, Ben Simmons sumó 12 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias y Seth Curry 11 unidades con un perfecto 2-2 de cancha. Quien también llegó al doble digito en el ganador es el rookie Tyrese Maxey, quien sigue dejando gratísimas sensaciones en cada uno de sus ingresos: acabó con 11 puntos en 21 minutos.

LaMelo reclama protagonismo

En cuanto a los Hornets, que cayeron a un 2-5 en la campaña, lo más interesante pasó por una mejoría en los porcentajes de parte de un Devonte' Graham que llegaba de lanzar un 2-20 de campo en sus últimos dos partidos. El base terminó como el segundo máximo anotador del equipo (Gordon Hayward sumó 18) con 15 puntos, convirtiendo 5-11 en triples. Los Hornets necesitan esta versión de Graham, quien ha tenido un arranque de 2020-2021 para el olvido.

De todas maneras, la sensación es que la ofensiva de Charlotte se está volviendo cada vez más dependiente de lo que pueda crear LaMelo Ball. Al menos contra defensas del calibre de Philadelphia, donde esa capacidad creativa del novato se vuelve muy necesaria para romper los esquemas. El número tres del pasado Draft terminó con 12 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes.

¿Se mantendrá mucho tiempo más LaMelo como suplente? El Rozier-Graham no está funcionando y si bien Ball ha encontrado una función cómoda como sexto hombre, desarrollando una más que interesante química con Miles Bridges, empieza a quedar claro que su potencial (y quizá incluso presente) es considerablemnete superior al de los otros dos guardias que inician por los Hornets.

El otro tema que dejó en claro el partido es el enorme hueco que tiene Charlotte en la posición de pivote. Bismack Biyombo (4 puntos, 4 rebotes y 2-7 de campo) no está a la altura de un cinco titular en la NBA y Borrego no está dándole rodaje a ninguno de los otros centros del plantel: los novatos Vernon Carey y Nick Richards, quienes prácticamente no han pisado el campo en esta temporada. Contra algunos equipos la apuesta por el small-ball con Washington como pivote puede funcionar... pero contra unos Sixers con Embiid y Howard (13 rebotes en 18 minutos), quedó rápidamente claro que no.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

UTAH DENVER
¡Denver vs. Utah en vivo!
Agustín Aboy
John Stockton, Magic Johnson, Steve Nash, LeBron James
Los líderes históricos en asistencias
NBA.com Staff
Jayson Tatum
Protocolo de salud y seguridad: lista de jugadores
Juan Estevez
Oklahoma Philadelphia
Thunder vs. 76ers, pospuesto
NBA.com Staff
doncic bulls
Los Bulls rompen su racha contra un Doncic histórico
Sergio Rabinal
Luka Doncic Michael Jordan
Doncic, con más triple-dobles que Jordan
Agustín Aboy
Más noticias