);
Regreso NBA

Las tres preguntas a responder por Philadelphia 76ers en la reanudación de la 2019-2020

Nos acercamos a la reanudación de la temporada 2019-2020 y es tiempo de enfocar en las diferentes preguntas con las que cada equipo llegará a Orlando. Dudas tanto desde lo individual como desde lo colectivo, que las 22 franquicias irán respondiendo en su regreso a la acción.

Más | La reanudación de la temporada NBA 2019-2020, al día: noticias, actualizaciones, fichajes, bajas y más

Luego de haber hablado ya de Bucks, Raptors, Heat y Celtics, vamos con otro de los grandes favoritos de la Conferencia Este, al menos en la previa de la temporada: los Philadelphia 76ers. Los dirigidos por Brett Brown han sido por ahora una de las decepciones del certamen, apareciendo sextos con marca de 39 victorias y 26 derrotas. ¿Podrán cambiar el rumbo en Orlando? Para eso, deberán responder estas tres preguntas fundamentales.

MÁS | Bucks | Raptors | Clippers | Lakers | Miami | Boston | Spurs | Rockets | Nuggets | Jazz | Mavericks

Philadelphia
Infogram

¿Veremos al mejor Embiid en los Playoffs?

Una de las estrellas de la liga que aún tiene muchas preguntas para responder en Playoffs es Joel Embiid. El camerunés ha jugado dos postemporadas y en ambas ha estado por debajo del nivel de la Fase Regular (como también lo estuvieron los Sixers en general). Hasta hoy, con 19 partidos en sus espaldas, promedia 20,7 puntos y 11,4 rebotes en las instancias definitorias de la liga.

Eso números no solo son bastante inferiores a su tarea previa en esas campañas (25,2 puntos y 12,3 rebotes combinadas), sino que además están acompañados de un flojo 43% de campo, un 29% en triples y más pérdidas (3,6) que asistencias (3,2). ¿Desde lo colectivo? Dos series ganadas, dos series perdidas. A los 26 años, queda claro que aún el pivote no ha tenido su momento en Playoffs.

¿Será el 2020 el año en el que finalmente explote en esos cruces? Para ello deberá mejorar lo que venía haciendo en la Fase Regular. Sus estadísticas generales no están nada mal: 23,4 puntos, 11,8 rebotes, 3,1 asistencias y 1,3 tapas, con un 47% de campo y un 35% en triples. Sin embargo, casi todas esas cifras están por debajo de su producción en el torneo anterior y lo cierto es que mostró varios defectos que no aparecen en el boxscore: concentración que va y viene, falta de energía en defensa, mala selección de tiros, descuidos con el balón...

Aún con todo eso, Embiid sigue siendo uno de los pivotes más dominantes de la liga. De eso no hay dudas. Pero si Philadelphia quiere dar pelea en Orlando, una versión aceptable de su máxima estrella no será suficiente: necesitan que alcance su techo. Necesitan a ese jugador que en la pasada Navidad supo dominar en el mano a mano a Giannis y a esa bestia que cuando está enfocada, puede ser de las figuras más decisivas en ambos costados del campo. Sin importar a quién tenga en frente.

En todo esto hay un factor más a tener en cuenta: el estado físico. Embiid lleva años teniendo problemas con su peso y si a eso le sumamos la cantidad de lesiones que ha sufrido, se prenden ciertas alarmas ligadas a la inactividad. A no olvidar que Philadelphia estaba llevándolo con una suerte de load management, dándole descanso en determinados partidos y promediando apenas 30,2 minutos por presentación (33,7 en la 2018-2019).

¿Cómo jugará la falta de ritmo y el calendario apretado en ese escenario?, ¿hasta qué punto arriesgará la franquicia a uno de sus All-Stars? Pronto lo sabremos.

¿Podrá tener Simmons el salto de calidad que se espera?

Si decimos que Embiid ha tenido un claro retroceso con respecto al año anterior, lo de Ben Simmons puede asociarse a una carencia de progreso. Lo cual por otro lado, no es menos preocupante que lo del pivote. El base lleva tres años seguidos con casi los mismos números (16,7 puntos, 8,2 asistencias y 7,8 rebotes en la 2019-2020) y nunca termina de transformars en ese jugador que claramente tiene el potencial para ser.

Esperar que lo haga de un día para el otro, simplemente por haber tenido algunos meses alejado de las canchas, es ingenuo. Es muy poco factible que de repente Simmons comience a promediar por encima de los 25 puntos o que muestre un avance con su lanzamiento exterior, cuando no ha conseguido consolidar esa evolución teniendo pretemporadas enteras a su disposición. Sin embargo, dentro de lo lógico, Philadelphia espera ver al australiano siendo más determinante de lo que lo había sido en este torneo.

Simmons se había perdido las últimas semanas de Fase Regular debido a una lesión en la espalda y habrá que ver cómo regresa a las canchas tras esos inconvenientes. En su favor hay que marcar que antes de quedar marginado, estaba jugando su mejor básquet de la campaña: en los 19 partidos del 2019 previos a lesionarse contra Milwaukee, estaba promediando 21,3 puntos, 9,4 rebotes y 7,9 asistencias, con 2,2 robos y un extraordinario 62% de campo. Hasta estaba metiendo sus libres a un mejor ritmo que de costumbre: 67% vs 59% en su carrera.

Ese es exactamente el Ben Simmons que los Sixers esperan ver en Orlando. Uno agresivo, que no se conforma con un rol de pasador y que pone presión a la defensa, con su combinación de tamaño, explosión y manejo. Philadelphia no tiene ninguna posibilidad de ser realmente competitivo si Simmons no se acerca a esa versión. Algo que como con Embiid, no tuvieron la chance de disfrutar durante la postemporada del 2019, en la que apenas promedió 13,9 puntos y 6 asistencias.

Si los 76ers suman una nueva frustración y sus dos All-Stars no responden en el momento de la verdad, las dudas sobre su compatibilidad irán tomando cada vez más fuerza.

¿Cuánto cambiará el rol de Horford y cómo impactará al funcionamiento?

Si había una decisión que parecía caerse de madura antes de la reanudación de la 2019-2020, era la de separar los minutos de Al Horford y Joel Embiid. La diferencia entre la producción del dominicano cuando comparte cancha con el camerunés, a cuando juega con la segunda unidad, es realmente el día y la noche. A esta altura parece haber quedado claro que los dos pivotes no son compatibles en el básquet actual y que los Sixers necesitan ingeniar diferentes maneras de sacarle provecho a dos grandes talentos, evitando que se superpongan.

Más | ¿Por qué mover a Al Horford a la segunda unidad es la decisión más obvia de lo que resta de la 2019-2020?

Por todo esto, no sorprende que hayan aparecido diferentes reportes periodísticos indicando que Brett Brown tendría decidido quitar a Horford del quinteto inicial y en su lugar apostar por un tirador (se habla de Shake Milton). Los Sixers necesitan mejorar urgente su spacing ofensivo y el movimiento tendría mucha lógica en ese sentido. Más allá de quedar relegado al banco, el movimiento no estaría nada mal para Horford, quien ya ha rendido muchísimo más cuando cumplió con un rol más natural, sin un pivote de 2,13 metros y 130 kilogramos a su lado.

El ex Boston todavía tiene muchísimo para aportar y a diferencia de las otras estrellas del plantel, ya ha demostrado que puede subir su nivel a la hora los Playoffs. A su vez, un ataque de Philadelphia con mayores espacios podría venirle a la perfección a sus All-Stars, mientras que la banca encontraría una profundidad interesante con Horford, Mike Scott, Furkan Korkmaz, Alec Burks, Raúl Neto y Matisse Thybulle.

La decisión tiene sentido por donde se la analice y si bien uno se podría preguntar por qué le llevó tanto tiempo al cuerpo técnico inclinarse finalmente por ella, todavía está a tiempo de tener su impacto positivo. Claro que todo esto es desde los papeles y luego habrá que ver cómo responde cada pieza en cancha. ¿Logrará este esquema renovar la cara de un equipo de irregular funcionamiento durante toda la campaña?, ¿será suficiente para esconder sus carencias? Por ahora solo podemos quedarnos en la teoría.

Sus respuestas a las preguntas de la pretemporada

Antes del inicio de la 2019-2020 publicamos una serie de artículos en los que repasábamos las preguntas más importantes que debían responder los diferentes equipos durante la campaña. Hoy, con buena parte de la Fase Regular siendo historia, es tiempo de visitar y responder esos interrogantes de los 76ers.

  • Joel Embiid: ¿Podrá llegar al final de la temporada al 100%? Aún con el load management, el físico de Embiid sigue siendo un problema. El camerunés se había perdido 15 de los últimos 30 partidos por diferentes complicaciones y solo ha jugado 44 de 65 encuentros de Philly en el año. Además sea por estar fuera de forma o por un deterioro de su capacidad, se lo notó menos ágil y explosivo que en campañas anteriores. Veremos cómo vuelve en Orlando.
  • Ben Simmons: ¿Cuánto necesita encontrar su tiro? Como era previsible, el hype que se había creado alrededor de la mejora de su lanzamiento externo antes de la temporada, quedó rápidamente descartado cuando nos encontramos con un Simmons idéntico al de años anteriores (más allá de haber encestado los primeros dos triples de su carrera). Eso sí: el australiano puede ser mucho más determinante, aún sin progresar como tirador.
  • Tobias Harris: ¿Asumirá un rol de estrella? Harris mantiene sus sólidos números del año anterior (19,4 puntos y 6,8 rebotes) pero fuera de eso, sigue siendo difícil justificar los 180 millones de dólares y cinco años de contrato que le firmaron los Sixers. Hoy no está cerca de tener nivel de All-Star y es otro de los que debe dar respuestas en Playoffs (15,5 puntos y 42% de campo en el 2019).

Más | Tobias Harris dio su análisis de la temporada 2019-2020 de Philadelphia Sixers: "No hemos tenido la mejor química"

  • Al Horford: ¿Se ajustará a su rol? Quizá la respuesta más negativa de todas. Todas las dudas que podía haber sobre la dupla Horford-Embiid no tardaron en ser justificadas. La sensación es que los Sixers estuvieron desperdiciando a un enorme interno como el domincano durante buena parte de esta Fase Regular y que a futuro, deberán ser más ingeniosos para sacarle provecho a sus virtudes.
  • Josh Richardson: ¿Cómo encajará por Butler? Richardson aportó defensa y una cierta creación desde el drible, a un equipo que casi no tiene amenazas reales en el juego de pick and roll. ¿En su contra? No pudo ayudar a contrarrestar uno de los grandes defectos de los de Brown, lanzando apenas un 33% en triples, cuando traía un 37% en el resto de su carrera.
  • Matisse Thybulle: ¿Le alcanzará para mostrar su defensa? Casi todo lo que podía salir mal, salió mal para los Sixers en lo que se ha jugado hasta hoy. Con una excepción: Thybylle demostró que fue uno de los robos del último Draft y más allá de que sus números no dicen demasiado, su aporte defensivo es sencillamente espectacular.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Miami Heat
El uno por uno de Miami Heat
Agustín Aboy
Phil Jackson, Pat Riley y Erik Spoelstra
Entrenadores con más Finales NBA disputadas
Carlos Herrera Luyando
Doc Rivers
Doc Rivers dejó de ser el DT de los Clippers
Agustín Aboy
Adebayo Howard
Adebayo, el alumno que no siguió al maestro
Juan Estevez
jayson tatum jaylen brown gordon hayward
El panorama de Boston para la 2020-2021
Nacho Losilla
Pat Riley, Udonis Haslem y Chris Bosh
Haslem, el veterano y líder de este exitoso Heat
Carlos Herrera Luyando
Más noticias