NBA

El panorama de Philadelphia 76ers para la 2021-2022 tras la eliminación de los NBA Playoffs 2021

La derrota en el Partido 7 ante los Atlanta Hawks le puso punto final a la temporada 2020-2021 de los Philadelphia 76ers... ¿Y también a un ciclo que continúa sumando frustraciones año tras año? La caída ante los de Nate McMillan demostró que a pesar de su buena Fase Regular, los de Rivers tenían problemas estructurales muy marcados, que no solo hubieran pagado muy caro a la hora de enfrentar a la verdadera élite de la liga, sino que también les terminó costando su campaña ante un rival en teoría de menor calibre como los Hawks.

Más | Atlanta Hawks dio el golpe decisivo ante Philadelphia 76ers y avanzó a las Finales del Este

Con eso en mente, ¿qué le espera a los Philadelphia 76ers de cara a la off-season y cuánto margen tiene para realizar movimientos realmente significativos? Lo repasamos con todos los detalles a continuación.

Una temporada frustrada

La 2020-2021 de los Sixers hay que separarla en dos partes. La primera, la Fase Regular, altamente positiva. Con jugadores como Tobias Harris y Joel Embiid que dieron un claro paso adelante en relación a campañas anteriores, además de un plantel con encaje más lógico que el de la 2019-2020. ¿El resultado? El mejor récord de la Conferencia Este (ayudado también por un calendario muy favorable en diferentes aspectos) y la expectativa de ver si por fin lograban confirmar esas buenas sensaciones durante la postemporada.

Claro que a su vez esa Fase Regular ya había dejado señales de alarma que no fueron atendidas a su debido tiempo: así como Harris y Embiid dieron un paso adelante, la 2020-2021 de Simmons ya venía marcando un retroceso ofensivo (y de confianza) claro, más allá de su nivel top en el otro costado del campo. ¿Otros problemas evidentes? La segunda unidad, especialmente en lo que respecta a los minutos de descanso de Embiid, con Dwight Howard como la opción a la que recurría constantemente Doc Rivers, a pesar de los malos resultados de esa apuesta (on-off de -11,9 en Fase Regular).

La chance de que ese liderazgo del Este se quedara en espejismo estaba muy latente. Sobre todo porque sabemos lo difícil que es jugar en postemporada sin un perimetral capaz de resolver y generar puntos propios con la bola en las manos. Sabíamos que Philadelphia no tenía un jugador ni siquiera similar a esas características y la dependencia de una estrella de poste bajo como Embiid era peligrosa. No es casualidad que el valor de jugadores como Donovan Mitchell, Trae Young, Devin Booker o Jamal Murray, por no mencionar a otras súperestrellas de mayor experiencia, crezca en estas instancias. Los Playoffs están hechos para esa clase de guardias con puntos. Y sin ellos, todo se vuelva cuesta arriba.

El desenlace fue el que los pronósticos más negativos temían: un colapso muy claro desde lo basquetbolístico, pero sobre todo desde lo mental, a la hora de enfrentar su primera prueba real en Playoffs ante Atlanta (Washington jamás presentó oposición en la 1° Ronda). Desde el +18 desperdiciado en el Partido 4, el increíble +26 perdido en el Partido 5 como local y su deficiente actuación en el Partido 7, nuevamente en casa, confirmó que todo lo que podía salir mal en Philadelphia, efectivamente salió mal. Y así lo entendieron sus seguidores, que despidieron al plantel con una lluvia de abucheos.

¿Es tiempo de cambiar el rumbo para Philly? Daría la sensación que con este plantel, los 76ers no tienen material para aspirar a mucho más. Más allá de lo mental, hay problemas claros de encaje y esa necesidad imperiosa de encontrar un perimetral que pueda resolver ofensivamente en situaciones de presión. ¿Certezas? Ese jugador no es Ben Simmons ni Tobias Harris y mientras toda la carga recaiga en las espaldas de Embiid, no habrá demasiado margen para avanzar más lejos.

El Proceso puede haber encontrado su fin en el 2021... sin siquiera unas Finales de Conferencia en su haber.

Situación salarial y necesidades

  • Jugadores con contrato: Tobias Harris (36M), Ben Simmons (33M), Joel Embiid (31,6M), George Hill (10M, no garantizados), Seth Curry (8,2M), Matisse Thybulle (2,8M), Anthony Tolliver (2,7M no garantizados), Tyrese Maxey (2,6M), Shake Milton (1,8M), Isaiah Joe (1,5M), Paul Reed (1,5M no garantizados).
  • Agentes Libres: Danny Green, Furkan Korkmaz, Mike Scott y Dwight Howard.
  • Rondas de Draft: Picks 28° y 50°.

La situación contractual de Philadelphia es negativa. Por millones y rendimiento en postemporada (en este año pero también en campañas anteriores), los salarios de Tobias Harris y Ben Simmons lucen exagerados e injustificados. Ninguno de los dos ha demostrado poder ser solución en los momentos de la verdad de cada campaña y tener reservados 70 millones entre ambos para la 2021-2022 pone a los Sixers en una situación desventajosa.

La sensación, igualmente, es que habrá algún traspaso importante en los próximos meses. Entre lo mostrado por Simmons en cancha y las declaraciones de los referentes del plantel (Embiid y Rivers) luego del séptimo partido, dejando mal parado al australiano, parecen ser una señal clara de que el futuro de Ben estará en otra franquicia. El problema es que a diferencia de lo que hubiera ocurrido a mitad de temporada, hoy Philadelphia tendrá que poner de oferta a Simmons, ya que nadie ofrecerá el paquete que potencialmente hubiera dado por el ex LSU algunos meses atrás.

Aún así, es difícil imaginar que la situación tenga vuelta atrás. Y a la vez, tampoco sorprendería si buscan enmendar el error cometido con el contrato máximo a Harris y generar una reconstrucción todavía más grande. Sería lógico y atendible. Muy difícil, pero no sería la primera vez que Daryl Morey encabeza canjes multitudinarios por nombres fuertes de la competencia.

¿CJ McCollum?, ¿alguno de los guardias de Sacramento (De'Aaron Fox o Tyrese Haliburton)?, ¿Kemba Walker? Solo algunos de los nombres que podrían aparecer en el radar de los Sixers en términos de necesidades y características, más allá de las diferencias de nivel entre los jugadores mencionados. Ahora bien, ¿cuánto interés habrá en Ben Simmons luego de su postemporada? Difícil saberlo hoy en día. El tiempo nos lo dirá.

Desde la Agencia Libre no hay lugar para demasiadas novedades importantes. Entre los cuatro jugadores que terminan contrato, Danny Green es el único que podría despertar un interés real de renovación, mientras que vale mencionar que obviamente Philadelphia no tendrá lugar para fichar a un jugador importante, teniendo en cuenta sus millones ya utilizados del espacio salarial.

Veremos a su vez qué deciden hacer con su pick 28° en el Draft, el cual también podría entrar como parte de un eventual traspaso. Si lo mantienen, sería una buena oportunidad para encontrar un pivote que pueda darle minutos de descanso de mayor calidad a Embiid (¿Isaiah Jackson?) o algún buen tirador para cubrir la posible salida de Furkan Korkmaz (¿el dominicano Chris Duarte?).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Justin Reyes
Justin Reyes, el segundo fichaje de Capitanes
Agustín Aboy
Tyler Herro
Un Miami desorganizado sin Lowry
Agustín Aboy
Ja Morant
Morant, los Grizzlies y un inicio que ilusiona
Agustín Aboy
luka doncic
Doncic, crítico tras la victoria de los Mavs
Nacho Losilla
Morant
Memphis apagó el fuego de Paul George
Juan Estevez
McCollum
Festival ofensivo de Portland ante Phoenix
Juan Estevez
Más noticias