);
Houston Rockets

¿Cómo es el panorama de Houston Rockets para la temporada 2020-2021? Agentes libres, Draft y necesidades a reforzar tras la eliminación

Desde la temporada 2012-2013 los Houston Rockets visitan cada año los Playoffs con James Harden como estrella. La Barba se ha consolidado como uno de los mejores jugadores de la última década. Máximo anotador de la liga, All-Star, MVP y candidato prácticamente todas las ediciones. Sin embargo, por X o Y, el cohete se estrella siempre en Playoffs.

Más | ¿Qué aprendemos de los Lakers de la serie contra Houston?

Primera Ronda con Kevin McHale en el banquillo en 2013 y 2014, después Finales de Conferencia en la última experiencia en postemporada del entrenador con los Rockets. Antes de la llegada de Mike D'Antoni hubo otra derrota en Primera, pero fue la última. Semifinales en 2017 en una fantástica temporada, que precedió el momento que más cerca estuvieron del éxito: las Finales del Oeste contra Golden State en 2018. La lesión de Chris Paul y la excesiva cantidad de triples fallados pusieron fin a un sueño que, al quedar tan cerca, hirió al equipo.

La segunda temporada con CP3, la tercera para D'Antoni, dejó un sabor diferente. Las sensaciones eran peores y resaltaba en el juego, especialmente en la mala actuación contra los Warriors en Segunda Ronda. El final de Paul en Houston se daba ante los campeones sin Kevin Durant por lesión, aunque tampoco lo echaron de menos. Mientras, la que apunta a ser la última campaña de D'Antoni con los Rockets, termina con una nueva derrota en Segunda Ronda. Esta vez el verdugo fue el que era conocido como Rey del Este, un enemigo al que precisamente se enfrentaron James Harden y Russell Westbrook en una ocasión anterior: en las Finales de 2012 que perdieron con Oklahoma.

James Harden y Russell Westbrook, ¿tienen futuro como pareja?

Las dudas acompañaron en todo momento a la expansión de la noticia. En cuanto se supo del traspaso de Westbrook a Houston las preguntas fueron las más lógicas: ¿cómo van a jugar juntos?, ¿perderá balón Harden por la falta de tiro de Russell?, ¿qué supondrá el caos de Westbrook en la idea de Daryl Morey? Estas dudas eran lógicas y los Rockets encontraron un punto de cierto funcionamiento del número 0 justo antes de la suspensión por coronavirus.

Pese a que Westbrook estaba a un nivel altísimo, lo cierto es que D'Antoni solía rotar al equipo para que las dos estrellas no coincidiesen demasiado en pista. Este parche para la temporada regular es útil, pero al llegar los Playoffs tienen que compartir la pista la mayoría del tiempo.

En temporada regular fueron la cuarta pareja con más minutos (1.434) y registraron el segundo mejor net rating con +5,6 (puntos a favor sobre el rival cada 100 posesiones) entre los 10 dúos más usados por el entrenador. ¿En Playoffs? Peor. Han sido la octava más usada desde que Westbrook comenzó a jugar tras recuperarse de su lesión. Registran un -2,3, la quinta peor entre los nueve quintetos con más de 180 minutos.

Las sensaciones incluso son peores al ver los partidos. Los Lakers han expuesto con su defensa los problemas con el tiro de Westbrook y el base tampoco ha sabido tomar buenas decisiones. Aunque toda su carrera está caracterizada por ese toque tan salvaje, tan caótico en el juego, Russell estaba jugando mejor que nunca en los primeros meses de 2020. Fue el principal beneficiado de la apertura del campo con el traspaso de Clint Capela, pero su lesión, la defensa de Lakers y los problemas internos de Rockets acaban con el peor paladar posible.

Traspasar a Harden está fuera de la baraja, pero ¿traspasar a Westbrook? La situación salarial del equipo es muy preocupante y los grandes contratos que tienen son de jugadores cada vez más veteranos. Además, en estos momentos Houston solo tiene dos primeras rondas propias para los próximos siete Draft. El panorama es desolador para intentar mejorar el equipo. Solo parece haber dos opciones, seguir en línea recta con escasos cambios o demoler el equipo actual.

La presumible salida de Mike D'Antoni

Muchos meses lleva comentándose la posible marcha del veterano entrenador. Una de las mentes más revolucionarias y destacadas de la historia del baloncesto, el éxito se resiste a un D'Antoni que termina contrato. Aunque en varias ocasiones ha estado muy cerca de alcanzar las Finales tanto con los Suns como con los Rockets, queda cierto toque amargo con sus actuaciones en postemporada. A los 69 años se espera que reciba ofertas de varios equipos, con Indiana Pacers a la cabeza.

El entrenador llegó con su idea de juego rápido y moderno a Houston, aunque ese mismo planteamiento ha visto enormes modificaciones dentro de su idea por Daryl Morey y el sabermetrics. La estadística avanzada ha potenciado a este equipo hasta ser el más cercano a derrotar a los Warriors de Steve Kerr en su máxima potencia, pero ese mérito no lleva título. La salida de D'Antoni no supondría un cambio en el juego de Houston, que la forma que tiene de verse afectado serían potenciales traspasos.

Algunos nombres que han comentado diferentes periodistas desde Estados Unidos son los de Jeff Van Gundy, Tyronn Lue o Kenny Atkinson, aunque también indican que la posición estaría abierta en caso de salir D'Antoni. Considerarían cualquier opción posible, mientras que el puesto de Daryl Morey estaría garantizado, según informa Tim MacMahon.

Los agentes libres y los puntos a reforzar

Sin realizar ningún movimiento, renovación o sin decidirse varios contratos (opciones y parcialmente garantizados), los Rockets ya tienen comprometidos más de 123 millones de dólares para la próxima temporada. Aparte de superar ampliamente el límite salarial, esta cantidad de dinero se reparte entre 6 jugadores del equipo: Westbrook, Harden, Gordon, Covington, Tucker y House. No pueden realizar fichajes más allá del mínimo de veterano, contratos duales y la excepción bianual que les queda ($3,623,000).

Solo hay dos jugadores fuera del control de la franquicia que puedan salir al mercado y sean importantes para la rotación, aunque el primero haya perdido minutos en la serie contra Lakers. Austin Rivers tiene una opción de jugador por menos de 2,5 millones y es complicado encontrar un base de su nivel por ese precio, por no decir imposible. El segundo, Jeff Green, ha aportado en Playoffs y ya ha dicho que quiere seguir jugando. Ben McLemore tiene contrato parcialmente garantizado y debería seguir a ese precio tras promediar un 40% en triples con 6,4 intentos en 22,8 minutos desde el banquillo en temporada regular.

  • Austin Rivers: opción de jugador por $2,436,046
  • Ben McLemore: parcialmente garantizado por $2,283,034
  • Bruno Caboclo: sin restricciones
  • Thabo Sefolosha: sin restricciones
  • Tyson Chandler: sin restricciones
  • DeMarre Carroll: sin restricciones

El resto de jugadores apenas han tenido minutos y varios de ellos están más cerca de la retirada que de aportar valor en Playoffs. Tyson Chandler también ha dicho que planea seguir, algo ciertamente sorprendente con los 38 años a la vista (2 de octubre) y tras solo 219 minutos de acción en la 2019-2020, ninguno en postemporada.

Si Houston quiere mejorar la plantilla actual contando con los 6 contratos y la supuesta continuidad de McLemore (consideremos que Rivers prefiere marcharse a otro equipo, por aquello de ponerse en el peor caso) necesitarían firmar seguro un base para el banquillo, un especialista tirador y, aunque vaya en contra de su idea, quizás tener un pivote veterano no sea mala opción. Es cierto, va contra su idea, pero estos Playoffs han demostrado que es necesario tener cintura y adaptarse a diferentes situaciones.

Firmar tres jugadores destacados será imposible por el tema salarial, aunque siempre se dan casos de veteranos firmando por debajo de su valor en la búsqueda del título. La pregunta ahora es, ¿optarán esos curtidos jugadores por ir a Houston? La sensación de desactivación ante Lakers está lejos de ser la carta de presentación ideal para un agente libre, partiendo de la base de que tus competidores siempre van a poder ofrecer más dinero.

¿Qué pueden mirar para el Draft?

Literalmente, a ninguno. Salvo que haya traspasos, claro, la situación en el Draft para Houston es incluso más preocupante que al mirar la tabla de salarios. Daryl Morey es uno de los ejecutivos que más traspasos realiza y sus movimientos pintan un escenario realmente duro. Estas son las rondas que ganan y pierden para los próximos 7 Draft.

  • Entran: 2º ronda 2021 (intercambio con Sixers), 2º ronda 2024 Warriors
  • Salen: 1º ronda 2020 para Nuggets, 1º ronda 2021 (intercambio, llegará Thunder o Heat), 1º ronda 2024 para Thunder, 1º ronda 2025 (intercambio con Thunder), 1º ronda 2026 para Thunder, 2º ronda 2020 para Kings, 2º ronda 2022 para Cavs, 2º ronda 2023 (intercambio, llegará Mavs o Heat)

Es decir, la próxima elección de 1º ronda que Houston tiene en estos momentos es la que enviará u Oklahoma City o Miami en la edición de 2021, y de cara a los próximos siete Draft tienen esa de 2021, propias en 2022 y 2023 y otra de intercambio en 2025. Para el próximo Draft 2020 no tienen ninguna elección. En esta ocasión la mítica frase de "Houston, tenemos un problema" no sirve, son muchos más.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Westbrook Holiday Paul
El mercado NBA 2020-2021, al día
NBA.com Staff
nba
Los 4 mejores agentes libres todavía disponibles
Sergio Rabinal
michael-jordan-060520-ftr-getty.jpg
Jordan donó 2 millones a Feeding America
NBA.com Staff
Facundo Campazzo
Campazzo: "No quería retirarme y pensar que no lo intenté"
Leandro Fernández
Facundo Campazzo
Campazzo y su construcción en la elite europea
Agustín Aboy
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Más noticias