Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: Nicolas Batum, el catalizador de LA Clippers

En los Playoffs el valor e importancia de ciertos jugadores no depende tanto de lo que son capaces de producir con el balón y cuya traducción se aprecia en los puntos que aparecen en el marcador, sino más bien por el impacto que estos tienen en el desarrollo de los acontecimientos sin necesidad de tener un volumen ofensivo destacable. El horizonte ideal para todo aspirante estaría ocupado por un grupo de jugadores cuyas responsabilidades se respetasen a la perfección, con roles de anotadores, generadores y facilitadores llevados a cabo a la perfección. La presencia de figuras del último grupo y la calidad e inteligencia de las mismas es lo que suele marcar la diferencia en última instancia, puesto que sin tener una gran presencia a simple vista son capaces de hacerse imprescindibles.

El asentamiento, expansión y perfeccionamiento de las estadísticas avanzadas ha venido a confirmar lo que el ojo humano ya había detectado pero carecía de armas suficientes para explicarlo. Lejos de lo que pueda reflejar un boxscore, existen perfiles cuya relevancia en el juego va más allá de las anotaciones. Tan solo 18 jugadores que han disputado más de 150 minutos en estos Playoffs han tenido un Box Plus Minus superior a 4. Esta métrica está basada en la producción que estima la contribución de un jugador al equipo cuando ese jugador está en la cancha.

MÁS | Tres historias a seguir en el Juego 2 entre Phoenix Suns y LA Clippers

De esos 18, los 13 primeros han sido All-Stars o All-NBA en las últimas dos campañas y son las figuras principales de sus respectivos equipos, pero mirando un poco más abajo aparece una figura que llama la atención. Nicolas Batum se ubica en el puesto 15º, solo por debajo de Seth Curry como la primera no estrella en la lista, con un BPM de 4,7, lo que significa que los LA Clippers han sido 4,7 puntos por 100 posesiones mejores con el francés en cancha que con la producción promedio de otro jugador. Lo destacable de esta métrica es que el alero es el segundo jugador de los angelinos con un mayor número, solo superado por Kawhi Leonard (10,7, 3º), colocándose por delante de otros cuyo aporte podría entenderse como mayor simplemente mirando las estadísticas clásicas.

A esto hay que añadir que el jugador de 32 años es uno de los que más Win Shares está promediando en estos Playoffs con 1,5, lo que lo coloca en el 8º puesto, empatado con gente como Devin Booker, Joel Embiid o Damian Lillard y por delante de Giannis Antetokounnpo (1,4), John Collins (1,3) o Nikola Jokic (1,3). Esta es una estadística de jugador que intenta repartir el crédito de las victorias en el éxito final del equipo.

Nicolas Batum se ha convertido en un imprescindible en las rotaciones de Tyronn Lue, algo que comenzó a forjarse al inicio de la temporada, poco después de que firmase con los Clippers tras arreglar su salida de Charlotte Hornets. En cierto sentido, el alero ha adoptado una función de navaja suiza en el conjunto californiano, realizando de todo y de un modo correcto, todo para el buen desarrollo del equipo, lo que ha permitido descargar de presión en otras áreas tanto a Kawhi Leonard como a Paul George. Todo aspirante necesita cimentar su éxito sobre piezas que sacrifiquen un mayor rol en la ejecución ofensiva a cambio de realizar tareas tradicionalmente más ingratas como pueda ser la realización de bloqueos, el espaciado ofensivo o bien el trabajo bajo los aros para tratar de conseguir segundas opciones.

El francés parecía destinado a concluir su carrera antes de tiempo. 22 partidos y 505 minutos en total en la 2019-2020 debido a las lesiones fueron el mejor resumen de lo que apuntaba a ser una salida de la NBA por la puerta de atrás. La llegada de Gordon Hayward a Hornets le permitió acordar una rescisión de contrato y convertirse en Agente Libre. Pese a que pudiese ser considerado como alguien lejos de la órbita de la competición no le faltaron ofertas, recibiendo interés por parte de Utah Jazz y Milwaukee Bucks sin ir más lejos, decidiéndose finalmente por los Clippers por la motivación que suponía luchar por cambiar la narrativa tras lo acontecido en 2020. "Lo que sucedió el año pasado, cuando los Clippers fueron muy criticados y las cosas no salieron como la gente esperaba. Ellos estaban pasando el mismo momento que yo y pensé: ¿por qué no?", explicó Batum a ESPN en abril. "Tenemos una historia en común. Los Clippers, su historia y la mía son similares".

El veterano exterior ha caído de pie en Los Ángeles después de no haber logrado cumplir con las expectativas que se tenían puestas en el pasado proyecto de los Hornets, el cual pretendió asentarse en los Playoffs con su firma en 2015, lográndolo tan solo en la primera campaña. A partir de ese momento, los 120 millones de dólares acordados por 5 temporadas se convirtieron en un lastre para Charlotte, que vio como una de sus principales apuestas a largo plazo se iba marchitando en un contexto no ganador y sin aspiraciones reales. Su producción anotadora fue decayendo año a año, pasando de 14,9 puntos en su primer año a 3,6 en el último. No así su rendimiento e impacto en ambos extremos del campo, funcionando como una suerte de mariscal en cancha, algo no siempre fácil de valorar según el contexto en el que está un equipo. Así, progresivamente la percepción de Batum fue mutando hasta hacer de él un jugador-contrato, es decir, alguien que por su alta remuneración económica y su baja producción de puntos no estaba a la altura del salario.

Pero la clave de Batum, tal y como viene demostrando en estos Playoffs, no tiene que ver con lo que es capaz de anotar, sino cómo logra ser indispensable en el equipo sin necesidad apenas de tocar la bola. En defensa cuenta con la experiencia y la capacidad de emparejarse con todo tipo de rivales necesaria para rendir a un alto nivel, además de permitir al grupo plantear alineaciones pequeñas sin pivotes, lo que amplía las posibilidades de los Clippers.

"Casi nunca toma malas decisiones", comentó Rudy Gobert, compañero de la selección francesa. "Es un gran creador de juego. Es un defensor versátil. Es realmente grande y puede encajar en cualquier sistema ofensiva y defensivamente. Ha tenido un impacto asombroso para este equipo de los Clippers todas las noches. Es un compañero de equipo increíble", añadió Paul George. "Este es un equipo perfecto para él porque no tiene que cargar con mucho peso, no tiene que hacer todo... Simplemente encaja perfectamente".

"No sé si soy la pieza que falta para ser honesto", bromeó Batum. "Pero tuve la oportunidad de terminar con un equipo bastante bueno, especialmente con lo que me pasó en los últimos dos años. Solo quiero asegurarme de que hagamos clic como equipo, dentro y fuera de la cancha".

Su impacto en la presente postemporada está siendo una de las razones por las que los Clippers han conseguido alcanzar las primeras Finales de Conferencia de su historia, incluso a pesar de la ausencia de su mejor jugador, Kawhi Leonard. Buena parte del peso de la fluidez en ataque y de la consistencia defensiva ha sido posible gracias a Batum, que ha tenido el mejor ratio defensivo entre los que han jugado más de 20 minutos de media (113,2), con un imponente +15 de net rating, el mejor entre los titulares.

Llegó como un nombre más en el roster rumbo al training camp y con el objetivo de tener una segunda oportunidad para relanzar su carrera, y ha acabado por convertirse en una pieza sin la cual no podría entenderse el éxito de los Clippers hasta aquí.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

steph curry
Curry, intratable: "No hubo nadie como él"
Sergio Rabinal
doncic
Doncic y el debut: "Jugamos de manera terrible"
Sergio Rabinal
Internacionales NBA 75
NBA 75 y la globalización del talento
Agustín Aboy
Curry
Explosión de Curry y nueva victoria de Warriors
Juan Estevez
Adebayo
Arrasador debut de Miami para vencer al campeón
Juan Estevez
Trae Young
Atlanta, al ritmo de Trae Young y la defensa
Juan Estevez
Más noticias