);
NBA

Las tres historias principales para ver del juego entre New Orleans Pelicans y Utah Jazz en el regreso NBA

La NBA está de vuelta. Desde el 11 de marzo, cuando llegó el parate por el COVID-19, nos quedamos sin el final de la temporada regular y el inicio de los Playoffs, que ya se veían cercanos. Pero esto quedó definitivamente atrás con el regreso de la competición, que verá su reanudación oficial con el duelo entre New Orleans Pelicans y Utah Jazz.

Más | ¿Qué te entusiasma más del regreso de la NBA?

La noche seguirá con el duelo angelino. Ese Lakers contra Clippers es, a priori, el partido más atractivo de la competición. Pero claro, el Pelicans vs. Jazz de apertura presenta muchos alicientes. Un duelo entre dos potentes equipos del Oeste que llegan con dudas alrededor.

Donovan Mitchell y Rudy Gobert por un lado, Brandon Ingram y ¿Zion Williamson? en el otro. Los nombres destacan y los estilos no podrían ser más opuestos. Velocidad y descaro, contra defensa y fuerza colectiva. El partido inaugural se definirá por las siguientes claves que presentamos a continuación. Pero antes...

Horario y cómo ver New Orleans Pelicans vs. Utah Jazz

El partido será a las 17.30 de CDMX, 19.30 de Argentina. Como pasará con todos los partidos de la temporada, se podrá ver en vivo a través de NBA League Pass (click aquí para suscribirse). Además, en Argentina será televisado por DirecTV Sports.

¿Jugará Zion?

"Creo que estoy preparado para jugar el partido", dijo Zion tras el último entrenamiento. "No conozco a nadie que diga, 'no, solo puedo jugar unos 10 o 15 minutos'. Si es necesario juego todo el partido. Me siento mejor físicamente. Estaba saliendo de una lesión en marzo y tuve otros problemas físicos. Estos dos meses libres realmente me ayudaron. Siento que estoy en un gran momento", agregó.

Williamson tuvo que salir del campus de Walt Disney World para atender una emergencia familiar y su regreso llega muy justo para el debut, tanto que podría perdérselo. No por una razón de protocolos, ya que Zion superó todos hace varios días y ha podido completar un par de entrenamientos con los Pelicans, sino porque la franquicia prefiere evitar riesgos y piensa en el largo plazo.

La presencia o no de Zion resulta un factor absolutamente diferencial. Además de por cuestiones de rotación, los Pelicans superaron a sus rivales por 13,9 puntos por cada 100 posesiones con el fenómeno de Duke en cancha. La defensa está siempre pendiente de él y a nivel ofensivo ofrece un abanico enorme de posibilidades, aunque en defensa tuvo bastantes problemas.

La decisión de si Zion jugará se tomará antes del partido, en la previa. El entrenador de New Orleans, Alvin Gentry, dijo que la palabra la tendrán los médicos, aunque por supuesto a él le encantaría disponer de Williamson. Si antes del partido anuncian su presencia, la excitación alcanzará niveles todavía más elevados, y viceversa si finalmente se cae. ZIon es un fenómeno de masas.

La química entre Mitchell y Gobert

La baja de Bojan Bogdanovic fue el mayor palo para la franquicia de Salt Lake City durante el parate. La temporada del alero croata ha sido sensacional como anotador de volumen, entre la auténtica élite de la NBA. SIn embargo, no ha sido la única mala noticia. Los problemas entre Mitchell y Gobert suponen un lastre para el presente y futuro del proyecto.

Estos roces que surgieron a partir del caso de COVID-19 del francés y su gestión parecen quedar atrás. La conexión entre ambos es básica en el juego del 2x2 de Utah y desde ellos nace el resto. Joe Ingles tendrá un papel fundamental, pero sin Bogdanovic el Jazz necesita que Mitchell y Gobert estén mejor que nunca.

Más | La pareja de Utah muestra signos positivos en Disney

Gobert tendrá que dominar en defensa, mientras en ataque sus bloqueos, pases tras pick&roll y rebote ofensivo deben aumentar. Por su parte, Mitchell tiene que asumir más balón que nunca, tanto para anotar como para organizar. Los de Quin Snyder se basan en el juego colectivo, pero necesitarán más que nunca a sus estrellas si quieren hacer algo grande frente a Pelicans y en Playoffs.

¿Qué equipo logrará imponer su ritmo?

Los Pelicans son el segundo equipo más rápido de la NBA en la 2019-2020, juegan 103,96 posesiones por partido. El Jazz es el sexto equipo más lento con 98,95 posesiones por noche. Unos vuelan, buscan los pases largos y el campo abierto. Los otros, imponer su defensa, el control del rebote y salir con un ataque organizado.

Será clave aquí Lonzo Ball. El base está haciendo una notable temporada y encaja muy bien en las ideas de Gentry. De hecho, aunque sus números llaman menos que los de otros compañeros, su impacto y mejora son evidentes. En los últimos 16 encuentros antes del parate, Ball promedió 14,1 puntos, 7,9 asistencias, 7,1 rebotes y 1,8 robos en 35,2 minutos. ¿Lo mejor? Un 45,7% en triples con 6,6 intentos.

Un duelo de estilos en el encuentro inaugural y dos equipos con ciertas dudas, principalmente con Zion y cómo manejará Gentry la rotación y los papeles sin Bogdanovic, ya que las fricciones entre Mitchell y Gobert parecen cosa del pasado. También será importante fijarse en el nivel de intensidad de ambos equipos, ya que los Pelicans se juegan cada noche las posibilidades de entrar en el play-in. Poco margen de error y ciertas incógnitas, pero la emoción está por las nubes para este primer partido del regreso de la 2019-2020.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Logo y balón de la NBA
Lo mejor del fixture del primer mes de la 2020-2021
Agustín Aboy
nba ball
Calendario oficial para el inicio de la 2020-2021
Agustín Aboy
Gregg Popovich Becky Hammon
Pop, Aldridge y la renovación de los Spurs
Agustín Aboy
Stephen Curry, Steve Kerr
Debate: los Warriors, ¿candidatos o en problemas?
Juan Estevez y Leandro Fernández
Raptors
Previa de los Raptors rumbo a la 2020-2021
Agustín Aboy
Hawks
Previa de los Hawks rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández
Más noticias