);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de New Orleans Pelicans en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA y en este caso vamos por con una organización clave en las últimas décadas en la liga como los New Orleans Pelicans.

Más Draft: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers | Raptors | Blazers | Kings | Magic | Nets | Hawks | Cavs | Hornets | Clippers | Pistons | Bucks | Grizzlies | Wizards

La historia de la franquicia de los Pelicans tiene muchos matices. Su origen se remonta a 1987, cuando la NBA aceptó la propuesta de expansión para la temporada 1988-1989 bajo el nombre de Charlotte Hornets, donde se mantendría la organización hasta 2002. Es en ese momento cuando parten rumbo a New Orleans -donde se mantienen en la actualidad- tras ser renombrados como Pelicans en 2014. Es aquí donde hay que hacer el matiz más importante, pues la trayectoria y éxitos de los Pelicans se inician en esa relocalización en Lousiana, perteneciendo la historia anterior a los actuales Charlotte Hornets, antes conocidos como Charlotte Bobcats.

Más de 15 años asentados en la Ciudad del Jazz donde se iniciaron algunas de las principales estrellas de la actual competición así como algunos desaciertos en los que merece la pena detenerse.

Mejores elecciones de la historia del Draft de New Orleans Pelicans

Chris Paul: #4 en 2005

El renacer de la franquicia de Nueva Orleans vino de la mano de uno de los mejores bases que ha conocido la NBA como Chris Paul. Un jugador capaz de liderar un equipo gracias a su magnífica comprensión del juego en todos los aspectos, y que desde el momento en el que puso un pie en la liga se convirtió en su mejor activo, siendo el líder en win shares (10,4) y haciéndose con el premio al Rookie del año. Apenas tres temporadas le demoró al jugador formado en Wake Forest hacer de los Hornets un equipo de Playoffs, pasando además a convertirse en una de las sensaciones del momento.

Las diferentes decepciones experimentadas en los Playoffs por el equipo contrastaron con el asombroso rendimiento de CP3, que desde 2008 hasta su marcha en 2011 siempre sería All-Star y solo en una ocasión no entraría en los quintetos All-NBA (2010). Líder histórico de la franquicia en asistencias, robos y tercero en puntos, Paul sería elegido en la cuarta posición del Draft de 2006 por detrás de Andrew Bogut, Marvin Williams y Deron Williams.

En diciembre de 2011, justo antes del comienzo de la temporada, fue traspasado a LA Clippers a cambio de Al-Farouq Aminu, Eric Gordon, Chris Kaman y una primera ronda de 2012 que se transformaría en Austin Rivers, abandonando la disciplina con una media de 18,7 puntos, 9,9 asistencias y 2,2 robos.

Anthony Davis: #1 en 2012

El primer número 1 de la historia de los Hornets se transformaría en el mejor jugador posible, alguien llamado a cambiar la liga desde su desembarco y un talento único. Anthony Davis llegaba a una New Orleans en horas bajas, apenas unos meses después de haber perdido a Chris Paul y con la sombra de la reconstrucción sobre sus cabezas. El joven ala pivote no tendría un impacto mayúsculo en su primer año por diferentes problemas físicos y de adaptación a la competición, pero sería en su temporada sophomore donde dejó claro que todo el hype estaba más que justificado.

En apenas un año pasó de 13 puntos y 8 rebotes a 20 tantos y 10 capturas, siendo además elegido para el All-Star Game a sus 20 años y terminando el curso como líder en tapones, algo que repetiría al año siguiente. Ese sería el momento del despertar de Davis, que poco a poco iría creciendo más y más, asentándose como uno de los mejores de toda la NBA en su posición.

Del mismo modo que sucediese con CP3, las experiencias de postemporada no fueron en absoluto satisfactorias. No tanto por lo lejos que llegaron sino más bien por las pocas ocasiones en las que tomaron parte, siendo únicamente 2015 y 2018. La falta de una segunda estrella que acompañase al ala pivote y un 2019 plagado de infortunios forzaron su salida el pasado verano rumbo a los Lakers, a cambio de Brandon Ingram, Lonzo Ball, Josh Hart y un lote de rondas de Draft.

Zion Williamson: #1 en 2019

Siguiendo la línea cronológica característica de la historia de Nueva Orleans, tras el adiós de Davis llegó una nueva estrella procedente del Draft, pues Zion Williamson aterrizó en los Pelicans después de que estos consiguieran la primera elección del pasado curso. Una inyección revitalizante para la franquicia que llegaba en un momento decisivo para su futuro, evitando la posibilidad de una larga y costosa reconstrucción, ya que con el lote de jóvenes recibido a cambio de AD se incorporaba una auténtica estrella del college y una de las promesas más llamativas de la última década.

¿Qué decir de Zion Williamson? A pesar de que su primera temporada ha estado marcada por una lesión de menisco en su rodilla derecha por la cual solo ha podido disputar 19 partidos, es imposible rendirse a la evidencia de que se trata de un jugador especial, alguien llamado a ser uno de los nombres propios del futuro y con una capacidad física inédita. Menos de 20 encuentros han bastado para dejar claro que Zion está por delante de históricos de la franquicia como David West o JR Smith, consiguiendo 23 puntos y 6 rebotes de media en ese lapso.

Solo el futuro pondrá a Zion en el lugar que merece y si su cuerpo se lo permite podríamos estar hablando de uno de los jugadores más importantes de la NBA en un futuro no muy lejano.

Peores elecciones de la historia del Draft de New Orleans Pelicans

Julian Wright: #13 en 2007

Y es que más allá de los nombres mencionados anteriormente, los Pelicans apenas han dispuesto de elecciones altas en sus 17 años de historia con tan solo 10 picks entre los 15 primeros. No obstante, de entre esa quincena de nombres llaman la atención algunos desconocidos que a pesar de ser elegidos arriba nunca llegaron a tener una carrera acorde a las expectativas. El primero que rescatamos es el caso de Julian Wright, que pese a portar consigo un buen bagaje en High School, donde fue rankeado como el 5º mejor de su clase, y a haber tenido dos años sólidos en Kansas, su desembarco en la NBA no siguió la misma línea ascendente.

Apenas cuatro temporadas en la liga, tres de ellas en los Hornets, donde disputó un total de 231 partidos para una media de 3,9 puntos y 2,3 rebotes, abandonando la competición en 2011 tras terminar su contrato con Toronto Raptors. Fue entonces cuando inició una larga carrera en el extranjero, formando parte de equipos como Panathinaikos, Trento o Cangrejeros de Santurce.

Wright sería elegido por delante de otros jugadores con una carrera larga y productiva en la NBA como Marco Belinelli, Nick Young o Wilson Chandler.

Hilton Armstrong: #12 en 2006

Un clásico caso de un jugador cuya larga trayectoria en la NCAA le permitió asaltar el Draft a pesar de que su valor real era muy diferente. Armstrong completó el ciclo universitario en UConn, donde en su último curso consiguió sacar lo mejor de sí mismo y llevar a la universidad hasta el Elite Eight junto a Rudy Gay, hecho que le ayudó a ser elegido en puestos de Lotería.

Sin embargo, esa progresión no continuó al alza pues en su primera temporada apenas pasó de los 3,1 puntos en 11 minutos de media, una dinámica que mantuvo en su etapa en los Hornets, siendo 2009 su mejor año con 4,8 tantos, antes de ser traspasado en 2010 a los Kings. Armstrong intentaría relanzar su carrera poniendo rumbo a Europa y jugando para Panathinaikos para volver a la G-League en 2013, donde pudo formar parte de los Golden State Warriors gracias a su relación con su equipo afiliado, Santa Cruz. Más tarde probó suerte en Turquía y Japón.

El ala pivote fue elegido en el 12 por delante de otros como Thabo Sefolosha, Rajon Rondo, Kyle Lowry o Paul Millsap.

Cedric Simmons: #15 en 2006

Elegido apenas unos puestos detrás de Armstrong, Simmons nunca llegaría a dar el nivel necesario requerido en la NBA, disputando un total de 75 partidos en tres temporadas y teniendo más importancia en el equipo de la Liga de Desarrollo que en los Hornets propiamente.

Su presencia en el equipo apenas duró 43 partidos, pues en septiembre de 2007 sería traspasado a los Cavaliers por David Wesley, unos Cavs que fueron protagonistas del momento más destacado de su paso por la NBA cuando el 27 de febrero de 2007, LeBron James realizó un espectacular póster sobre el pivote. Tras Cleveland partió a Chicago y por último a Sacramento antes de desembarcar en China en 2010, y más tarde ganarse un puesto en Europa jugando para Estudiantes, Olympiacos y Maccabi de Tel-Aviv, entre otros.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

live
El segundo partido de Lakers vs. Nuggets, ¡en vivo!
Agustín Aboy
WNBA
La WNBA pospuso el primer partido entre Storm y Lynx
Agustín Aboy
LeBron
LeBron James y el estudio del noqueador
Juan Estevez
Davis
Denver y el desafío de frenar a Anthony Davis
Juan Estevez
Smart
El efecto Smart: Boston y su defensa ante Dragic
Juan Estevez
miami heat
Miami y un 3-0 desaprovechado: "No jugamos lo suficientemente duro"
Sergio Rabinal
Más noticias