Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: Giannis Antetokounmpo y el reto de dejar atrás el pasado para Milwaukee Bucks

En mayo de 2019 todo parecía apuntar a que Milwaukee Bucks acabaría llegando a sus primeras Finales de la NBA desde la etapa de Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson. Todo era felicidad, inocencia y positividad en el conjunto de Wisconsin que había firmado su mejor Fase Regular en décadas. Tras quitarse sin demasiados problemas a Detroit Pistons y Boston Celtics le llegó el turno a Toronto Raptors, quienes no ofrecieron resistencia en los dos primeros partidos, permitiendo a los de Mike Budenholzer ponerse 2-0 arriba por un margen de victoria medio de 15 puntos. Sin embargo, lo que sucedería en adelante sería uno de los colapsos más evidentes de los últimos años, acabando con las esperanzas del futuro MVP, Giannis Antetokounmpo.

Los de Nick Nurse hallaron el modo de desactivar a los Bucks, y por consecuencia a Giannis, no tardando mucho en exportarse el modelo al resto de la liga y sentando un precedente del que todavía están tratando de recuperarse. Los canadienses emparejaron a Kawhi Leonard con el griego y tejieron una red de ayudas destinadas a contener al alero e invitarlo a tirar. Si en los dos primeros duelos firmó 27,0 puntos, 15,5 rebotes y 5,5 asistencias, en los siguientes 4 bajó a 20,5 tantos, 12,5 capturas y 5,5 rebotes con una efectividad del 43%, lo suficiente para que los de Budenholzer queden eliminados.

MÁS | Milwaukee Bucks eliminó a Brooklyn Nets en un Partido 7 inolvidable y está en las Finales del Este

4 derrotas seguidas sufrieron los Bucks a manos de los futuros campeones que dieron al traste con uno de los principales candidatos al anillo y tardaron dos campañas completas en regresar al mismo punto de partida: las Finales de Conferencia.

No ha sido un camino fácil, en especial para Antetokounmpo, que ha seguido elevando su juego gracias a su control de su cuerpo único, su progresión defensiva como lector de ayudas y dando pasos adelante como creador de juego. El problema principal para el griego es que sus mayores logros han sucedido en Fase Regular, donde los oponentes han sido más conservadores en sus planes de partido, mientras que en los Playoffs ha sufrido considerablemente para, simplemente, estar cómodo. Aquí ha tenido mucho que ver el hecho de que, pese a su mejoría, no ha habido diversificación en sus recursos, quedando estancado en cierto modo a nivel técnico y sin lograr romper la barrera del tiro en suspensión.

No obstante, la serie contra Brooklyn Nets le servirá al griego como una gran fuente de aprendizaje. Los neoyorquinos plantearon una compleja defensa individual con Blake Griffin como eje y Bruce Brown como ayudante de lujo para minar al alero del modo que fuese en caso de que decidiera penetrar así como invitándole al aclarado y a tomar el triple. La ineficiencia de estos dos últimos puntos sirvieron para ayudar al staff a definir mejor el uso de Giannis en la serie, primando su capacidad como bloqueador, jugador sin balón y dándole una mayor importancia en defensa, aspecto clave para poder jugar rápido y en transición.

Se ha criticado mucho la falta de ajustes y de capacidad de reacción de Mike Budenholzer a lo largo de los años en Playoffs, pero es digno de mención que Milwaukee y, en especial, Antetokounmpo hayan logrado meterse en Finales de Conferencia sin renunciar a su identidad, manteniendo los mismos esquemas y con un uso del griego muy definido. Una cuestión que ha acabado por resultar clave justo en el momento adecuado y es que en el séptimo partido contra Nets el dos veces MVP logró una actuación descomunal a base de creer en su idea inicial de juego y de uso de la estrella.

El jugador de los Bucks dio un recital al estilo Giannis, creyendo en su habilidad para el uno contra uno desde cabecera, finalizando entre el tráfico y, finalmente, teniendo un rol importante como continuador en el bloqueo directo, algo que resultó decisivo para los de Wisconsin. Con 15 de 24 en tiros de campo, incluyendo un 2 de 6 desde el triple, Antetokounmpo se fue hasta los 40 puntos, sumando además 13 rebotes y 5 asistencias que lideraron a Milwaukee a la tan ansiada victoria por 115 a 111 en la prórroga.

Este triunfo, y esta actuación en concreto de Antetokounmpo, deberían servir para poner en valor el excelente nivel que viene ofreciendo el MVP griego pese a todas las defensas agresivas a las que se ha medido, haciendo frente a un muro de oponentes en la zona contra el que se ha chocado una y mil veces durante las últimas campañas, una cuestión que le ha pasado factura a nivel público.

No es casualidad que Giannis haya logrado su máxima anotación en Playoffs desde 2019, cuando ante los Pistons en el cuarto partido logró 41 puntos, demostrando estar ahora mismo en su mejor estado de forma. La diferencia está en que en aquel momento lo consiguió con una efectividad menor (52,2% en tiros de campo) y en una Primera Ronda ante un rival menor al que se le barrió por 4-0. Ahora lo ha acometido en el mejor escenario posible para despuntar como es un séptimo partido ante uno de los principales candidatos al anillo como eran los Brooklyn Nets.

Ahora comienza un tramo vital para la carrera y el futuro a corto plazo de Giannis Antetokounmpo, a quien le separan 4 victorias de llegar a las Finales de la NBA y estando en un momento de forma fantástico. En su mano está dejar atrás los fantasmas del pasado y comenzar a reescribir su destino.

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus asociaciones.

Más en NBA.com

Nuggets Spurs
Nuggets vs. Spurs ¡en vivo!
Agustín Aboy
Tyler Davis
Davis, el primer fichaje de Capitanes para la G League
Agustín Aboy
Ben Simmons
Simmons, baja vs. Nets y nuevo capítulo con Philly
Leandro Fernández
Luka Doncic, De'Andre Hunter
Hunter, una muralla defensiva ante Doncic
Leandro Fernández
Facundo Campazzo, Dejounte Murray
Tres historias a seguir del Nuggets vs. Spurs
Leandro Fernández
Michael Porter Jr.
MPJ y un salto como pasador: ¿fantasía o realidad?
Leandro Fernández
Más noticias