NBA Finals 2021

Finales NBA 2021: El pegamento de Milwaukee Bucks se llama Khris Middleton

Únicamente Jaylen Brown, CJ McCollum, Chris Paul, Jamal Murray y LeBron James han anotado más tiros en los dos últimos minutos de partidos de Playoffs desde 2018 que Khris Middleton.

Y sin embargo siempre parece estar en el punto de mira.

El jugador de Milwaukee Bucks ha jugado al mejor nivel de toda su carrera en la actual postemporada. Anotando lanzamientos clave, sosteniendo el peso de la creación ofensiva y haciendo posible que los de Mike Budenholzer hayan logrado dejar atrás a unos favoritos Brooklyn Nets, destronado a la revelación de los Playoffs como fue Atlanta Hawks, y remontado un 2-0 en plenas Finales para lograr el anillo ante Phoenix Suns.

Más | ¡Milwaukee Bucks es el campeón de la NBA! Venció a Phoenix Suns con un Giannis Antetokounmpo de antología

Su trabajo ha sido siempre fundamental en el éxito del equipo, pero las miradas siempre han ido hacia otros, principalmente Giannis Antetokounmpo, gran atractivo de la franquicia y una de las caras visibles de la propia NBA por razones evidentes. De hecho, cuando Khris ha llamado la atención del gran público no ha sido por razones amables, más bien lo opuesto.

Sin el rendimiento que el escolta desplegó en el vital sexto encuentro ante los neoyorquinos, donde se fue a 38 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 5 robos con un 68% de efectividad, el anillo no habría sido posible. Pero tampoco sin el paso adelante que dio en la dirección cuando el griego cayó lesionado contra los Hawks, pasando de 6,0 pases de anotación de media en los primeros 4 partidos a lograr 8 y 7 en los dos siguientes para sellar el pase a las Finales. De sus manos brotaron 40 de los 109 tantos que los Bucks necesitaron para igualar la serie por el título frente a los Suns en un Juego 4 apretadísimo.

Como a muchos otros en la actualidad, Middleton es percibido como un jugador contrato, alguien que percibe un salario por encima de su valor real para la gran mayoría. Algo que no puede estar más alejado de la realidad, ya que los 177 millones por cinco temporadas que firmó en 2019 responden al contexto de mercado pequeño en el que se encuentra Milwaukee, lo cual dificulta atraer a Agentes Libres, así como por méritos deportivos, completando varias temporadas a nivel estadístico que lo colocaban dentro de la élite de la NBA.

Middleton no destaca especialmente por su físico, pues no resulta habitual verlo protagonizar grandes highlights, tampoco por su explosividad como sí sucede con su compañero Giannis, pero el escolta es un tipo elegante, alguien que se desenvuelve con gran finura en la media cancha, controla el balón como si fuese una extensión de sí mismo y controla siempre el ritmo al que desea jugar. El nativo de Charleston resulta un espécimen muy difícil de encontrar en la NBA actual por sus zonas de influencia y por su perfil técnico. Khris no despunta particularmente en nada, pero siempre logra mantener un alto nivel en prácticamente todos los apartados del juego.

Más | Finales NBA 2021: Giannis Antetokounmpo y la valentía de asumir los errores

La elegancia se abre paso a cada drible que ejecuta Middleton, encontrando en la media distancia su hábitat natural. Su zona preferida para la anotación. En la presente temporada el jugador de los Bucks ha sido el 9º que más lanzamientos ha anotado desde estas latitudes y el 7º que mejor porcentaje de acierto ha tenido, estableciéndose en el 45,1%. Productividad que ha podido mantener en Playoffs, siendo ahora mismo el que más tiros ha conectado desde aquí aunque bajando el porcentaje al 34,5%, con un volumen de 7,8 intentos por noche. Su forma de juego recuerda más bien a tiempos del pasado, en donde los anotadores exteriores percutían desde la suspensión cercana al aro, ya fuese sobre drible o bien al poste bajo. Con una delicadeza propia de grandes anotadores como Alex English, Joe Johnson o Michael Redd, Khris ha logrado crearse un nicho dentro del sistema de Mike Budenholzer y convertirse en un indispensable.

Pero a diferencia de los dos nombres antes citados, Middleton posee unas capacidades y unas aptitudes que le permiten ser igual de diferencial o más en el costado defensivo. El escolta se ha ganado a pulso el calificativo de 3&D, concepto que ha ido perdiendo valor a lo largo del tiempo y con la banalización de su uso, pero que en Khris encuentra su mejor representación. Unas destrezas defensivas forjadas a fuego más que por deseo por necesidad, ya que su historia está marcada por la continua supervivencia en un mundo como el del básquet donde las capacidades físicas allanan el camino en las edades más tempranas.

Siendo un recluta de 3 estrellas y apenas ubicado en la posición 99 de su promoción, Khris no contaba con armas suficientes para llamar la atención de las grandes universidades, comprometiéndose con Texas A&M, equipo del que únicamente llegarían a la NBA Daniel Sloan y el mencionado Middleton. Pese a finalizar su periplo de tres años en college como el máximo anotador en dos de sus tres campañas y de realizar entrenamientos con varias franquicias, cayó hasta el puesto 39 del Draft, siendo elegido por Detroit Pistons.

Su historia podría haber acabado siendo una de tantas. Un jugador estándar, con una altura común y un perfil físico más que extendido, sin embargo, Middleton demostró rápidamente algo vital en la NBA: capacidad de adaptación. El de South Carolina fue integrándose rápidamente en la estructura de los Pistons, escuchando a los veteranos del plantel y poniendo en práctica todo aquello que le recomendaban. Desde hábitos de sueño, comidas a relaciones y disposición a ser entrenado.

En Detroit no contó con las oportunidades necesarias en el inicio de su temporada rookie, pasando buena parte de su primer año en los Fort Wayne Mad Ants de la G-League, donde rápidamente se ganó la confianza de sus técnicos, ganándose el derecho a tener la opción de asentarse en la rotación de los Pistons tras solo 3 encuentros en la liga de desarrollo, promediando 11 puntos, 7,7 rebotes y 3 asistencias. En su primera noche con más de 20 minutos en cancha el escolta se fue a 10 tantos y 3 rebotes pese al 14% en tiros de campo, y días después logró establecerse como suplente, jugando 18 de 19 partidos posibles y logrando 7,1 puntos, 2,4 rebotes, 1,2 asistencias y un 46% de acierto.

Como una parte más de un traspaso donde el gran nombre era Brandon Jennings, Khris Middleton puso rumbo a los Bucks en el verano de 2013, desembarcando en el momento y en el espacio adecuado. Los de Wisconsin estaban a punto de entrar en una reconstrucción con el objetivo de reorganizar su plantel, coincidiendo además con la llegada de Giannis Antetokounmpo. El plan de la franquicia no era otro que conseguir un top 3 en el siguiente Draft donde los nombres de Jabari Parker y Andrew Wiggins estaban llamados a ser las estrellas del futuro, pocos podrían aventurar que serían Khris y el enclenque griego quienes acabarían llevándolos a lo más alto. "Sabía que iba a ser duro para mi encontrar un hueco en la rotación de Detroit. Pero una vez que me enteré del traspaso supe que sería una gran oportunidad para mí demostrar en cancha de lo que era capaz", recordó el jugador en 2019.

Desde el primer momento Middleton se asentó en la rotación de los Bucks como un anotador de gran talento, casi como un especialista en el lanzamiento tras drible y el triple tras pase. Razón por la cual tras dos temporadas en el equipo se ganó la renovación al alza, firmando por 4 campañas a razón de 57,3 millones, un contrato relativamente alto para alguien que no había superado los 11,8 puntos por noche en sus tres primeras campañas. ¿La razón? Las analytics lo amaban. Sus promedios clásicos no llamaban especialmente la atención, pero su Value Over Replacement Player (Valor del jugador en caso de reemplazo) estuvo siempre entre los 3 más altos de los Bucks pese al balance negativo del equipo, así como sus Win Shares (métrica que mide el impacto del jugador en las victorias obtenidas) con un net rating casi siempre positivo, así como en RPM (Real Plus Minus), el cual lo llegó a colocar en 2015 entre la élite de la NBA.

Middleton iría ganando un peso cada vez mayor en el sistema, siguiendo una línea ascendente paralela a Antetokounmpo y evolucionando hasta convertirse en el principal creador de juego a media cancha de los Bucks gracias a su fantástico tacto para el pase y visión de juego. Pese a esto, las miradas nunca estuvieron puestas en él. Su crecimiento sucedió bajo el radar, ajeno a todo el ruido alrededor del gigante griego, ayudándolo en su desarrollo y por el camino creciendo él mismo. "Hemos visto siempre a Khris como una pieza fundacional junto a otros jugadores jóvenes en el equipo", reconoció en 2015 el por entonces General Manager del equipo John Hammond a ESPN. "El esquema defensivo ha ayudado a Khris. Ha trabajado duro y juega con la energía necesaria para ser un defensor de calidad".

No es que el actual escolta de los Bucks encaje dentro de la categoría de los llamados late bloomer, aquellos jugadores que explotan cuando ya son profesionales, sino más bien que su perfil encaja a la perfección en el actual contexto que se vive en el básquet actual. Middleton posee un repertorio técnico que lo convierte tanto en punta de lanza de un equipo como manejador primario, como en un ejecutor de altísima efectividad en el lanzamiento, a lo que hay que sumar su gran nivel como defensor.

Sucede con el jugador de 29 años algo muy habitual con aquellos nombres que no ocupan la primera plana de la liga pero perciben un salario acorde a ese estatus y es que a Khris se lo tiende a juzgar dependiendo de cómo ha sido su propio rendimiento individual de un modo extremo. Tan pronto resulta el salvador de Milwaukee y una pieza vital como todo lo contrario. No obstante, este siempre ha mantenido un nivel constante y ha aparecido en los momentos más críticos en los que se ha visto el equipo de Mike Budenholzer.

En la serie de Primera Ronda de 2018 ante Boston Celtics, Middleton no fue rival para la defensa verde, anotando por encima del 50% en tiros de campo ante cualquier emparejamiento que Brad Stevens le lanzó, incluyendo un 8 de 11 sobre Marcus Smart, 12 de 24 sobre Jaylen Brown y 5 de 10 sobre Jayson Tatum, finalizando con 24,7 puntos de media. La eliminatoria se decidiría en un Juego 7 que nadie habría previsto al inicio de los Playoffs y que fue el aviso de que los Bucks estaban a punto de explotar. Dos años después, en los Playoffs de 2020, Giannis Antetokounmpo cayó lesionado durante el crítico Juego 4 ante Miami Heat. Con 3-0 a favor de los de Florida, Middleton anotó 30 puntos únicamente en la segunda mitad, forzando la prórroga y llevándose el partido que alargó una serie que terminaría al siguiente encuentro. No necesitó esperar mucho para cobrarse su venganza pues en 2021 de las manos de Khris surgiría la victoria en el Juego 1 ante Miami en una acción para el recuerdo.

Con Middleton no existe término medio, su personalidad introvertida hacen de él una figura inusual en la actual NBA. Un anotador explosivo capaz de encenderse en un instante y cuyo trabajo en la sombra ha sido una de las principales razones por las que Milwaukee Bucks ha logrado finalizar en lo alto de la clasificación dos años seguidos y no se ha bajado del Top 3 desde 2019. Puede que no sea el jugador más carismático y contagioso sobre una cancha de básquet, pero poner la lupa sobre el de South Carolina es adentrarse en un perfil técnico riquísimo, con una cantidad de recursos que lo colocan en lo alto de la liga en cuanto a talento y elegancia para la práctica de este deporte.

Su rendimiento ha sido la llave que ha permitido a Giannis seguir siendo él mismo y a Jrue Holiday poder centrarse más en labores defensivas sin tener que dar un paso más en ataque. Amante de la media distancia y los aclarados, Middleton ha sido la navaja suiza que ha desatascado al ataque de los Bucks en todas aquellas ocasiones que se ha venido abajo. Un 2021 para reivindicarse y con una recompensa a la altura de su nivel. Con el trofeo entre sus brazos estos Playoffs le han servido para impartir justicia.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Live
¡En vivo: Warriors busca otro triunfo ante Clippers!
Juan Estevez
Adebayo
Arrasador debut de Miami para vencer al campeón
Juan Estevez
Trae Young
Atlanta, al ritmo de Trae Young y la defensa
Juan Estevez
75
Así quedó conformada la lista final del NBA 75
NBA.com Staff
Luka Doncic, Trae Young
Luka vs. Trae, nuevo capítulo para iniciar el año
Leandro Fernández
Chris Duarte
Datos y detalles del histórico debut de Chris Duarte
Leandro Fernández
Más noticias