Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: ¿Cómo juegan los principales candidatos al anillo? Guía táctica

Los NBA Playoffs 2021 ya están aquí y con ellos llega la oportunidad de ver a los mejores equipos del mundo en plena lucha por el campeonato de la temporada 2020-2021. Conocer a todos los equipos a la perfección no es una tarea sencilla, pues requiere de muchas horas de visionado, análisis de los partidos y conocimiento de la propia liga. Por ello, desde NBA.com, un año más, hemos lanzado una guía sobre cómo juegan y qué estilo profesan las principales franquicias candidatas.

En esta liga la mayor parte de los equipos poseen una serie de conceptos comunes en cuya aplicación disciernen considerablemente los unos de los otros. La transición y el bloqueo directo son dos de los ejes que vertebran el juego de ataque en la actualidad, pero su puesta en marcha en los Bucks no es igual que en los Nets, mientras que la disposición del pick&roll de los 76ers no se parece en absoluto al de los Lakers. Ahí es donde reside la magia de la NBA y lo que hace diferente a esta competición.

MÁS | Debate NBA: ¿Quiénes deberían ser los ganadores de los premios a los mejores de la temporada 2020-2021?

En este artículo encontrarás un total de 5 análisis en video con su correspondiente artículo individualizado sobre cinco principales aspirantes a hacerse con el trofeo de Larry O'Brien en este 2021, como son Los Angeles Lakers, LA Clippers, Philadelphia 76ers, Brooklyn Nets y Milwaukee Bucks. Además, hemos destacado los puntos más importantes de otros 3 equipos que podrían dar la sorpresa en la postemporada, como son Denver Nuggets, Phoenix Suns y Utah Jazz.

Cuanto más se disfruta el básquet es cuanto más se sabe y más secretos se conocen, por lo que esta guía ayuda a poner el foco en lo que siempre debería prevalecer: el juego.

Principales candidatos

Los Angeles Lakers

Los largos periodos de ausencia que han dejado fuera de juego a jugadores tan importantes como LeBron James y Anthony Davis han condicionado el desarrollo táctico de estos Lakers. La idea a comienzos de temporada parecía apuntar a abandonar la dependencia de los aclarados y las situaciones de poste bajo aislado, para ello apostaron por una mayor circulación de balón, un incremento en los pases y una presencia más definida de acciones a través de bloqueos indirectos. Situaciones sencillas que, aplicadas por figuras de semejante talento, resultan sumamente complejas de defender, como pudieran ser simples secuencias de pasar y cortar.

Pese a todo, los californianos han mantenido aquello que los llevó a lo más alto el pasado curso, dando un gran peso al juego en transición, esta vez con dos interiores a través de los que prolongar las dos carreras centrales y poder crear desde un pase al poste bajo en llegada. Los Lakers son devastadores en llegada, realizan el cambio de fase como muy pocos equipos, casi sin poner el balón en el suelo y colocándolo rápidamente en la pintura, bien para anotar desde ahí o para conectar con los tiradores rezagados.

Desde esta premisa emerge el primer pilar que sustenta el juego de los Lakers: el bloqueo directo. Los de Frank Vogel han centrado sus esfuerzos en esta jugada tan común y extendida localizándola en uno de los laterales, normalmente con la pantalla por debajo de la línea de tiro libre. La diferencia respecto a otros rivales es que los californianos presentan el bloqueo directo con tres jugadores ubicados en el lado débil, despejando completamente la esquina del lado fuerte y favoreciendo así la continuación de Davis, Harrell, Drummond o Gasol. Al mismo tiempo, esto presenta complicaciones para la defensa al tener que decidir si responde al pick&roll, desprotegiendo a su marca abierta en el triple, o bien prima la protección del tiro exterior. En aquellas alineaciones que los Lakers salen con otro interior natural tienden a colocarlo en el dunker spot para jugar sin balón o colocar un bloqueo indirecto al compañero en esquina.

Artículo completo aquí

Brooklyn Nets

Los individuos disponen de la confianza suficiente para asumir secuencias de aclarado en las que puedan crearse su propio lanzamiento o bien encontrar un compañero liberado. Para llevar a cabo este plan, los Nets han conseguido forjar un espaciamiento a media cancha más que adecuado y que va mucho más allá de abrir el campo al máximo para facilitar las opciones de anotación de quien porta la bola. Esto pasa por despejar en la medida de lo posible el acompañante de lado fuerte y aumentar el rango de distancia del jugador en la zona central. De este modo las ayudas han de recorrer una mayor distancia y, en caso de jugar con un interior sin tiro exterior, este se ubicará en el dunker spot como amenaza al rebote ofensivo.

A partir de aquí se pueden apreciar los roles que existen en el equipo, algo que queda claro en las transiciones ofensivas, por las que los interiores mantienen su proyección en las carreras centrales mientras que los tiradores amplían el campo en busca de lanzamientos en llegada.

Uno contra uno y transición, los dos pilares sobre los que se edifica la identidad ofensiva de Brooklyn.

En un segundo plano, se encuentra el bloqueo directo, la que había sido hasta esta temporada la base del equipo y que Nash le ha dado un enfoque diferente. Los Nets se han caracterizado por aprovechar a sus tiradores para que sean ellos quienes pongan la pantalla, "jugando" con la gravedad ofensiva de sus manejadores, especialmente Irving y Harden, para liberar al lanzador en pick&pop. Esto facilita también que los rivales cambien en defensa, poniendo en una situación ventajosa a quien juega el bloqueo, pudiendo encontrar un cara a cara mucho más favorable.

Artículo completo aquí

LA Clippers

Ty Lue ha logrado en la 2020-2021 dotar a su equipo de una identidad muy marcada en el juego de ataque. La base sobre la que se fundamenta el sistema de los angelinos es el movimiento de jugadores a través de secuencias de bloqueos indirectos. Desde disposiciones sencillas de pin downs tratan de liberar a sus aleros para que estos reciban en posiciones ventajosas que les permitan lanzar desde la larga distancia o bien continuar hacia el aro.

Aquí tienen una gran importancia el trabajo que realizan los dos interiores, Ivica Zubac y Serge Ibaka, ya que garantizan un alto nivel en la ejecución de la pantalla así como un espaciamiento correcto tanto en la continuación como en la posible apertura. En caso de que la primera salida de indirecto no sea satisfactoria, el juego sigue su curso en la mayor parte de las ocasiones con un movimiento idéntico en el lado opuesto contra una defensa del lado débil poco establecida, lo que aumenta las posibilidades de anotar.

De apariencia sencilla pero con unos roles muy marcados, los Clippers han logrado darle sentido a su ataque a través de estas disposiciones donde siempre hay un tirador, un exterior versátil, un cuatro abierto y un base no tirador que hace las funciones de facilitador.

Artículo completo aquí

Philadelphia 76ers

La llegada de Doc Rivers y la renovación del staff técnico ha servido para despejar el espaciado ofensivo de los 76ers a la media cancha, un aspecto más que vital teniendo en cuenta quién es su jugador franquicia, Joel Embiid. El movimiento de balón se ha incrementado considerablemente respecto a cursos anteriores, pasando de ser el 8º que más realizaba por encuentro al 3º. Un alto volumen de pases no tiene porqué ser sinónimo de un ataque eficiente o que comparta el balón de manera productiva, pero en el caso de Philadelphia sí que ha ayudado a explotar las virtudes de su plantel.

La clave del equipo reside en su estructuración. Todos los jugadores se mueven dentro de unos roles muy concretos, casi encorsetados y encasillados, pero que ha servido para definir muy bien cuáles son los focos del ataque. Los Sixers promueven un juego en contra de las tendencias actuales en la NBA, dando prioridad al poste bajo y a la media distancia en detrimento de un alto volumen de lanzamiento exterior.

Se trata de un conjunto que profesa un estilo de vieja escuela, con indirectos para liberar a aquel que acude al poste bajo, sucediendo en situaciones de aclarado puro o bien junto a otro interior en el poste opuesto a través del cual asociarse a través del pase o el juego sin balón.

La presencia de acciones de high-low, cooperación entre interiores en el poste alto y bajo, es una de las características más claras de los Sixers, que utilizan indistintamente a Ben Simmons y Tobias Harris como acompañantes de Joel Embiid. Un recurso sumamente útil teniendo en cuenta que el camerunés recibe muy a menudo traps rivales con el objetivo de que se desprenda del balón. Esto hace de ellos un equipo muy peligroso en segundas oportunidades y rebote ofensivo, capturando el 28% de los rechaces disponibles.

Artículo completo aquí

Milwaukee Bucks

Pese a todos los cambios que se han producido en el equipo en cuestión de una temporada hay ciertas cosas que no se han visto alteradas. La principal y más notoria a la hora de ver jugar a los Bucks es la importancia de la transición, siendo esta el eje desde el que parten buena parte de los ataques de estos. Desde el control del rebote defensivo, acabando en 4º lugar en porcentaje (75,5%), han logrado consagrarse como el conjunto que más posesiones invierte de toda la NBA en acciones en llegada. Sin duda esto es gracias al dominio que ejerce Giannis Antetokounmpo a cancha abierta, pudiendo manejar el balón o bien jugar sin él para recibir cerca del aro.

La estructura en este ámbito no ha cambiado un ápice respecto a 2020, pues las líneas de carrera siguen siendo las mismas, con 3 tiradores abiertos, un manejador y un trailer que bien puede ser Giannis, Middleton o Lopez, quienes aprovechan de su tamaño para crear desde el poste. Esto último es una de las cosas que diferencian a Milwaukee del resto de conjuntos, ya que tratan de colocar el balón en la pintura para atacar desde un poste bajo en llegada. De este modo, obligan a la defensa rival a condensarse alrededor de la zona, liberando a los tiradores que se asientan alrededor del arco y favoreciendo el rebote ofensivo.

Artículo completo aquí

Resto de candidatos

Denver Nuggets

La baja de Jamal Murray ha obligado a reconfigurar en cierto modo el estilo de juego del equipo de Mike Malone, pero ha habido un aspecto que apenas ha cambiado pese a la ausencia del canadiense: el movimiento de balón. Hacer referencia al pase es nombrar a Nikola Jokic de manera indirecta, el verdadero cerebro de todo el entramado ofensivo de Denver. Las estructuras que los Nuggets profesan se fundamentan en una creencia firme alrededor de dos conceptos fundamentales como son el corte al aro y el bloqueo indirecto. Estas dos armas que en contextos inadecuados conllevan inevitablemente a la acumulación de jugadores en un lado concreto del campo encuentra en Colorado el espacio adecuado para llevarse a cabo gracias al talento del pivote serbio.

A día de hoy no se puede pretender ser un conjunto competitivo únicamente con la fluctuación de jugadores en secuencias de flex, cortes organizados y reglas de spacing, por lo que se precisa una sólida base alrededor del bloqueo directo. Lo que hace especiales a los Nuggets es que invierten en muchas ocasiones los roles de la acción, otorgando a Jokic el papel de manejador y a un tirador o exterior el de bloqueador. De este modo se saca de la zona de confort al oponente, forzándolo en muchas ocasiones al cambio y siendo ahí más débiles.

Phoenix Suns

Más allá de su fantástico nivel competitivo y defensivo, la principal característica que ha definido el juego de los de Monty Williams ha sido la apuesta en firme un sistema rápido y centrado en la ejecución temprana.

Los Suns han promovido una toma de decisiones para el jugador con balón que sea lo más veloz posible, incrementando el ritmo, pero también generando incertidumbre a sus oponentes. Desde esta premisa nace un sistema que se edifica alrededor del bloqueo indirecto como forma de liberar a sus anotadores, sea en acciones de pin down o de cuernos, y del bloqueo directo en secuencias claras de 2x2 entre manejador e interior que focaliza en aquellos que intervienen en la jugada.

Utah Jazz

Utah ha encontrado el modo de explotar a dos jugadores tan opuestos como necesarios en el básquet moderno como son Donovan Mitchell y Rudy Gobert. Uno de los manejadores más versátiles de la liga y un creador de juego a través de manos en manos y colocando bloqueos de nivel élite. La conjunción de ambos unida a un elenco de tiradores con carta blanca para lanzar en situaciones de catch & shoot es lo que ha hecho del Jazz el mejor equipo de toda la NBA en la 2020-2021.

La base de su juego se fundamenta en dos pilares. El primero es la inversión del balón como punto de partida de la ofensiva. Una premisa sencilla desde la cual deslocalizan a la defensa rival con el objetivo de encontrar el ángulo que les permita atacar a la pintura y poner en cuestión el sistema de ayudas del oponente. Derivado de esto se encuentra la división, en otras palabras, el percutir contra la zona con el objetivo de buscar líneas de pase abiertas que generen tiros liberados. Esta aproximación tan moderna responde a la necesidad de sobrevivir en un feroz escenario como es el Oeste y que ayuda a centrar los esfuerzos del equipo en la defensa, el gran valor de Utah. Como en todos los principales candidatos el bloqueo directo juega un papel crucial, tanto en continuaciones con Gobert al frente como en aperturas en pop o slip de apariencia sencilla.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

kawhi leonard
Kawhi, George y el desgaste físico ante Utah
Nacho Losilla
chris paul
Paul y la fiabilidad de un base Salón de la Fama
Nacho Losilla
ben simmons
🎥El fantástico tercer cuarto de Ben Simmons
Nacho Losilla
Draft 2021
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
League Pass Gratis
Los detalles para suscribirte a NBA League Pass
NBA.com Staff
Rudy Gobert
🎥La Posesión: el impacto defensivo de Gobert
Leandro Fernández
Más noticias