);
Playoffs 2020

Anthony Davis y un tiro milagroso salvaron a Los Angeles Lakers de la catástrofe ante los resilientes Denver Nuggets

Con las camisetas homenaje a Kobe Bryant, los Lakers tuvieron a un sucesor de un par de centímetros más. Anthony Davis fue el que se vistió de "Black Mamba" en el último segundo del partido para anotar un triple increíble que salvó la noche de los angelinos: Los Angeles Lakers derrotó a Denver Nuggets por 105-103 en la última jugada y ahora tiene una ventaja de 2-0 en las Finales de la Conferencia Oeste.

Una noche que parecía que sería otro paseo por el parque para los Lakers por lo visto hasta los primeros minutos del tercer cuarto, con LeBron James y AD en modo súperestrellas, terminó siendo una que dejó al borde del sillón (y del infarto) a los fanáticos de los de California y los de Colorado. Los Nuggets una vez más demostraron que nunca se rinden y estuvieron a apenas un tiro o 2 segundos de remontar un partido en el que llegaron a ir perdiendo por 16 puntos. Lo hicieron con Nikola Jokic en todo su esplendor en el final, anotando 11 puntos en menos de tres minutos. Pero no alcanzó: los dirigidos por Mike Malone remaron para ahogarse en la orilla.

Los 2.1 segundos que dejaron en el reloj después de un triple fallado de Alex Caruso y un tapón de Jamal Murray a Danny Green fueron suficientes para que AD se libre de la marca de Mason Plumlee, reciba el pase de Rajon Rondo desde línea de fondo y señale el triunfo con un triple tremendo, con la que hasta ahora es su acción más grande vestido de Laker. Justamente Kobe Bryant había sido el último jugador de los Lakers en anotar un tiro en la última jugada para dar vuelta un partido de Playoffs, allá por el año 2006, contra Phoenix Suns.

MÁS | Anthony Davis después del tiro que le dio la victoria a Los Angeles Lakers: "Para esto me trajeron"

Antes de esas acciones del clutch, un puro mano a mano entre AD y el Joker (autores de todos los puntos del partido en los cinco minutos finales, 12 de Jokic y 10 de Davis), hubo todo un encuentro con varias cosas para rescatar que ahora solamente quedan en un resultado que inclina mucho la balanza para los Lakers: Denver ha regresado de dos desventajas de 3-1, pero todavía no había pasado por un 2-0.

Los Lakers habían dejado muy feliz a Frank Vogel por su defensa del primer cuarto, en el que apenas le permitieron 21 puntos a Denver, y se habían divertido mucho por momentos en el segundo período, corriendo la cancha y controlando a Jokic. LeBron, autor de los 12 primeros puntos de los angelinos en el partido y de 20 tantos en el primer tiempo, se lucía con toda la agresividad que había dejado a un costado en el primer partido y hasta metiendo tres triples, pero no era solamente él: también eran Rajon Rondo con sus pases, Alex Caruso con sus jugadas en los dos costados de la cancha y hasta Dwight Howard, ensuciándole el terreno a Jokic de nuevo.

AD abrió con todo el segundo tiempo y parecía ser su momento, pero de pronto apareció un tal Jamal Murray, Michael Porter siguió siendo productivo desde la banca y el ataque de los Lakers se nubló. El equipo que tan bien controla el balón y genera oportunidades con James y Rondo había perdido su brújula. Hasta el joven PJ Dozier, una carta que Mike Malone se tenía guardada, los tenía groggy en el último cuarto. Con LBJ apenas anotando 2 puntos con 1-6 de cancha en el período final, terminaron siendo unos triples del "Escuadrón Suicida" (Rondo, KCP, Green) y el show de Davis lo que salvó a los Lakers de caer ante el "Joker" Jokic.

Davis, autor de 31 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones con 11-23 en tiros de campo, terminó siendo una vez más la figura del partido y se va perfilando como el héroe de la serie en su primera vez en unas Finales de Conferencia.

LeBron volvió a llegar al triple-doble: 23 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones, a pesar de su opaco segundo tiempo. Y Green y Caldwell-Pope, con tres triples cada uno (3-10 para Danny, 3-5 para KCP), fueron los otros dos que sumaron en doble dígito para los angelinos: 11 puntos. Además Alex Caruso metió 9 tantos, Kyle Kuzma 8 y Rajon Rondo finalizó con 3 puntos, 9 asistencias, 4 rebotes y 5 pérdidas.

Los Lakers perdieron 23 balones, permitiéndole 19 puntos a Denver por esa vía, pero ganaron 44-31 la batalla de los rebotes y no regalaron tiros libres como sus rivales: metieron 18 en 19 intentos. Los Nuggets perdonaron mucho desde la línea de castigo: 25-33, con 8-13 en el último cuarto (1-5 de PJ Dozier). En triples estuvieron parejos: 8-24 para Denver y 13-36 para Los Angeles: 33% y 36% respectivamente. Aunque el 0-5 de Murray en el último cuarto sea difícil de tragar para los de Malone.

Jokic, que volvió a mostrar su valor en el clutch, lideró a los Nuggets con 30 puntos, 9 asistencias, 6 rebotes y 4 robos tirando 9-20 de campo. Murray lo acompañó con 25 tantos (2-9 en triples), 6 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 2 tapones y el novato Porter Jr. sumó 15 puntos desde el banco en 20 minutos en cancha. Luego, apenas los 9 tantos de Monte Morris, los 7 de Jerami Grant y los 6 de Paul Millsap son remarcables en Denver.

*Artículo en desarrollo

ESTADÍSTICAS | JUGADA A JUGADA

El tercer partido de la serie tendrá lugar el próximo martes, a las 20.00 hs. de CDMX, 22.00 hs. de Argentina y 03.00 hs. de España (del miércoles).

A continuación, las actualizaciones en vivo:

Primer cuarto

Los Lakers se llevaron una ventaja de 29-21 en el primer cuarto, una ventaja que definitivamente tiene escrito el nombre de LeBron James por todos lados. No fue el mejor inicio de partido de los angelinos, pero si lo fue para LBJ. El 23 anotó los primeros 12 puntos de los Lakers, mostrándose totalmente agresivo y preciso, con 5-6 de campo (luego falló un tiro más) y 2-2 en triples. En tanto, Denver daba pelea con aciertos de tres puntos consecutivos de Grant y Murray, aunque habían estado más de tres minutos en sumar sus primeras unidades en el marcador.

LeBron salió a descansar, reemplazado por Rondo, Kyle Kuzma ingresó por un JaVale McGee con dos faltas y, con Davis de 5, los Lakers aplastaron. Parcial de 13-3 sin LeBron en cancha, con AD ganándole claramente el duelo a un Jokic que apenas metió uno de sus primeros siete intentos al aro. Y Danny Green dejaba su huella en defensa.

Jokic se recuperó un poco de eso con dos dobles al final, aprovechando cuando quedaba emparejado con defensores más pequeños. Al final una vez más no pudo contener a Davis, que anotó 6 puntos en el primer cuarto, pero Jamal Murray se escapó rápido hacia el otro aro y puso el 29-21 en la última posesión.

Segundo cuarto

El segundo cuarto fue realmente entretenido de ver y por momentos tuvo una superioridad clara de los Lakers, que llegaron a ir ganando por 15 puntos de diferencia (55-40), pero terminó siendo de 31-29 el resultado parcial de estos 12 minutos y los angelinos se van a los vestuarios con un 60-50 a favor en el marcador.

LeBron continuó igual de agresivo al inicio, ¿motivado por lo que sucedió con el premio de MVP?

La respuesta de Denver no fue con Jokic ni con Murray, sino con el rookie Michael Porter Jr, que encestó un tiro en la cara de James y ya sumó 10 puntos desde el banco, tirando 4-5 de campo. Le ganó con claridad el duelo a Kyle Kuzma, que metió 6 tantos para los Lakers pero perdió tres balones.

Cuando Denver se había puesto a apenas dos puntos detrás de la mano de MPJ, empezó el show de los Lakers. LeBron metió su tercer triple del partido y después una jugada de 2+1 para el 41-35. Y cuando James se fue al banco y Vogel juntó en cancha a Rondo, Caruso y Howard, la segunda unidad de los de California produjo muchísimo. Rondo como armador (ya lleva 5 asistencias), Howard haciendo su tarea de sacar del partido a Jokic (el serbio le cometió una falta sin pelota a Dwight apenas este ingresó) y Caruso siendo una espada en defensa y sumando en transición (lleva 9 puntos y 2 asistencias). Hilvanaron un parcial de 11-1 sin LBJ en cancha y todo era alegría.

Denver se recuperó un poco al final con Jokic sumando varios tantos desde los tiros libres (8-8 desde allí, para compensar su 3-10 de campo) e incluso con dos faltas técnicas cobradas a los Lakers (a Howard y al asistente Phil Handy) de las que no se entendió demasiado el argumento.

LeBron está siendo el máximo anotador del partido con 20 tantos, seguido por Jokic con 14 y Murray y Porter Jr. con 10.

Tercer cuarto

El fantasma de las remontadas de Denver aparece de nuevo. Otra vez, como en la serie ante los Clippers, los de Colorado lograron redondear un gran tercer cuarto, ganándolo por 28-22, para achicar la distancia en el marcador a apenas cuatro puntos: 82-78. Muy meritorio si tenemos en cuenta que empezaron perdiendo por 70-54 rápidamente.

Murray finalmente despertó su potencial anotador, sumando nueve puntos en este período, y Jokic y Porter lo acompañaron con siete más entre los dos. Los Nuggets anotaron muchísimo en la pintura y además subieron la intensidad de su defensa: ya hicieron que los Lakers tengan 19 pérdidas, algo poco común en los angelinos.

Los Lakers habían empezado bien, con Anthony Davis tomando el rol que había tenido LeBron en el primer tiempo, pero se durmieron en los laureles, Rondo entró mal esta vez, apenas encestaron un triple en seis intentos y de pronto se encontraron con los Nuggets metidos en el partido. James lleva 24 tantos y Davis 20, habiendo AD anotado 11 en el tercer cuarto.

Último cuarto

Denver empató rápido el partido al comenzar el último cuarto, con el atrevimiento de Murray y Porter. Y encima apareció alguien que no estaba en los planes de nadie: PJ Dozier, un jugador con menos de 50 encuentros en la NBA entre fase regular y Playoffs. El alero terminó siendo determinante en defensa y ataque y fue todo un hallazgo de Malone: de su mano los Nuggets jugaban de igual a igual con los angelinos.

El ataque de los Lakers estaba desaparecido. Triples de Danny Green, Rajon Rondo y Kentavious Caldwell-Pope parecían salvavidas, al menos para ir ganando 95-89 en el marcador a siete minutos del final, pero nada fluía. Encima del otro lado los Nuggets les perdonaban un poco la vida, errando algunos tiros libres que conseguían.

Llegado el clutch, el partido literalmente pasó a ser un mano a mano entre Jokic y Davis. El serbio seguía siendo defendido por Howard y parecía que ya tenía la contraseña para ganarle al veterano, sumando siempre que lo encaraba. Del otro lado, AD había clavado un triple genial tras stepback para el 100-92 a 3:03 del cierre. Pero lo de Jokic fue magnífico: 11 puntos en menos de tres puntos y de pronto dejó a Denver arriba por 103-102 con 20 segundos por jugar, ya sin Howard encima suyo (Vogel lo sacó faltando dos minutos, apostando entonces por ir con AD de 5).

La última bola era de los Lakers. Encontraron a Caruso libre para un triple de frente al aro, pero lo falló. Green consiguió el rebote y Murray tapó su intento, dándole una última bala a los angelinos con 2.1 segundos en juego. Y esa última bala fue de AD, que no falló. Espíritu Mamba. Triplazo del nacido en Chicago y victoria de los Lakers por 105-103, un triunfo que será inolvidable si llegan a conseguir este campeonato.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

shot clock
La historia del reloj de posesión en la NBA
Sergio Rabinal
Silas
Silas, quintos padre-hijo en dirigir un equipo NBA
Juan Estevez
Okoro
Cinco representantes del "Morey Ball" en el Draft
Juan Estevez
Klay Thompson
Klay elogió a Toscano: "Estoy muy orgulloso de él"
Leandro Fernández
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Más noticias