);
Playoffs 2020

Toronto Raptors se llevó un partido memorable en doble suplementario y forzó el séptimo ante Boston Celtics

Resulta muy difícil explicar exactamente cómo Toronto logró ganar este sexto partido y empatar su serie ante Boston en tres victorias por lado, sin caer en la referencia al corazón y amor propio del campeón. Porque si bien los Celtics lucieron superiores durante buena parte de la noche, nunca lograron sacarse de encima a un rival al que hay que ganarle unas 10 veces distintas para estar tranquilo y que no duda en abrir la puerta de par en par, ante la más mínima rendija que encuentra abierta.

Con enorme valentía y deseo, los Raptors sacaron las garras y extendieron la vida de su 2019-2020 al menos por 48 horas más: vencieron a los de Stevens por 125-122 en doble tiempo suplementario y forzaron el séptimo partido para el próximo viernes.

Más allá de una diferencia de 12 puntos de la que Boston supo disponer en el segundo cuarto, el resto del duelo fue extremadamente parejo y siempre manejado con brechas de un solo dígito. Tanto en el último cuarto, como en el primer suplementario, los dos dejaron pasar varias oportunidades para cerrar la historia: hubo potenciales tiros ganadores fallados por Kemba Walker (con falta incluida de OG Anunoby), Pascal Siakam y Norman Powell, en quien Nick Nurse confió para jugar un aclarado en la primera prórroga, con la historia igualada en 106. ¿El resultado? Un triple errado que forzó los segundos cinco minutos extra.

En ellos, una bomba de Marcus Smart le dio ventaja de tres a los Celtics con menos de dos minutos en el reloj, pero la respuesta de Toronto no pudo ser mejor: triple de Powell, triple de Anunoby, dos y uno de Powell en transición y una daga de Kyle Lowry a media distancia, para adelantar a los suyos por cuatro a falta de 11 segundos. Un triple de Tatum le dio vida a Boston, que llegó a tener una última chance para empatarlo, aunque el tiro desesperado de Smart no ingresó. 125-122 y 3-3.

La cantidad de minutos en ambos equipos marca a las claras como los dos dejaron hasta la última gota de sudor en el campo: seis jugadores diferentes jugaron al menos 50 minutos, mientras que otros tres superaron los 47. Claro que si comparamos las edades de unos y otros, que los Raptors hayan podido salir victoriosos con semejante desgaste, toma una relevancia aún mayor.

Para esa victoria no hubo nadie más importante que Kyle Lowry, abanderado de ese Toronto que por momentos parece inmortal. El base terminó con 33 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y un 12-20 de campo, anotando además el doble más importante de la noche, por encima de la marca de Kemba Walker.

Esa conversión de Lowry no fue casualidad: los Raptors hicieron un esfuerzo para involucrar a Walker en cada una de las defensas importantes del partido, dejando de lado su habitual ofensiva de pases para apostar por aclarados contra el pequeño base de Boston. En varias ocasiones, como con el uno contra uno de Powell al cierre del primer suplementario, la estrategia no funcionó, pero a la larga, terminó dándole a los canadienses algunos puntos clave dentro de un escenario en el que cada uno de ellos tenía un valor gigantesco.

Walker no solamente sufrió en defensa: también estuvo particularmente impreciso en ataque, terminando con ¡5 puntos en 52 minutos con un 2-11 de cancha! Boston precisará mucho más de él en el séptimo.

Hablando de Norman Powell, más allá de ese lanzamiento fallado, su aporte fue clave para el triunfo. No solo terminó con 23 puntos en 38 minutos, sino que además anotó nada menos que 15 tantos entre las dos prórrogas, incluyendo 10 en la segunda. Si bien el small-ball de Toronto (Lowry-VanVleet-Powell-Anunoby-Siakam) le dio a Daniel Theis (18 puntos) algunas definiciones sencillas en el cierre, a la larga, la actuación de Powell terminó justificando la poco habitual decisión de Nurse.

En Toronto también hubo 21 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias de Fred VanVleet, mientras que al partido de Pascal Siakam hay que dividirlo en dos partes: una realmente pobre en ataque (5-19 de cancha con varias pérdidas inoportunas), pero una cara completamente diferente en defensa, donde fue una muralla en la marca de Jayson Tatum.

Aunque Tatum terminó con 29 puntos, 14 rebotes y 9 asistencias, no pesó demasiado en los suplementarios: de hecho, hasta que anotó cinco puntos en los últimos segundos, ya con Toronto con ventaja de dos posesiones, el alero llevaba apenas dos unidades y dos lanzamientos tomados en los tiempos extra. Gran parte de la responsabilidad de ese bajón hay que dársela a Siakam, quien al menos compensó su baja eficacia ofensiva con una espectacular labor en esa área. De todas maneras, su versión en ataque debe seguir preocupando al campeón defensor.

Otro que tuvo una actuación difícil de enmarcar fue Jaylen Brown, autor de 31 puntos y 16 rebotes, pero con un 11-30 de cancha y sin tener apariciones importantes en los momentos calientes. En su favor: la bola pasó poco por sus manos, sino que estuvo mayormente en poder de Kemba y Tatum, quienes rara vez pudieron sacarse de encima la marca pegajosa de Toronto, con la excepción de un par de penetraciones más alley-oop para Theis.

Más allá de lo estadístico, el partido fue uno de esos clásicos que hay que ver para valorar realmente el nivel de intensidad con el que se jugó, no solo en el clutch sino durante los 58 minutos. Esta vez, un par de detalles inclinaron la balanza en favor de los Raptors, dejando la mesa servida para un séptimo repleto de condimentos e incertidumbre. Al fin y al cabo... ¡Playoffs NBA en su más pura expresión!

Así vivimos el cuarto a cuarto del sexto partido entre Celtics y Raptors.

Primer cuarto

Mismas formaciones iniciales de siempre. Toronto abre con Lowry, VanVleet, Anunoby, Siakam y Gasol, mientras que Boston lo hace con Walker, Smart, Brown, Tatum y Theis.

Marcus Smart sigue con la mano caliente y abrió el juego con una ráfaga de triples para darle la primera ventaja a Boston: con tres conversiones externas del perimetral, los de Stevens se adelantan por 15-9, a pesar de un buen inicio de Anunoby en los canadienses con seis unidades.

Toronto busca complicar a Boston con sus habituales variantes defensivas, pero tiene serios problemas para frenar a Jaylen Brown, quien termina el primer parcial con 11 tantos en 9 minutos de acción. En el otro campo, los Raptors siguen sus respuestas para la marca celta, incluyendo a un Pascal Siakam nuevamente muy impreciso (1-6 de campo). Al cabo de 12 minutos, los verdes se imponen por 25-21.

Los dos equipos lanzaron un 30% de campo en este cuarto inicial, aunque Boston sacó ventajas en los tableros, ganando la lucha rebotera por 17-12.

Segundo cuarto

Brown sigue imparable en los Celtics y llega a los 17 puntos en el arranque del segundo parcial, con tres conversiones al hilo. A su ráfaga se le suma una bomba de Brad Wanamaker y los de Stevens toman máxima de 11 (36-25), forzando el minuto de Nurse. Todo de Boston por ahora en este sexto partido.

La máxima subió a 12 hasta que un par de triples de Ibaka le dan vida a los Raptors. Conversiones más que necesarias para un equipo que hasta entonces llevaba un 2-14 en tiros de tres, incluyendo 0-5 para Fred VanVleet. El español continúa encendido y un par de minutos más tarde consigue su tercer triple, para bajar la diferencia a cinco.

Tatum tiene su primer pasaje importante en el cierre del primer tiempo, pero cinco puntos consecutivos de Lowry y un triple de Powell vuelven a achicar distancias: 52-48 para los Celtics al llegar al entretiempo. Brown lidera el ataque de Boston con 21 unidades, mientras que Lowry el de los Raptors con 15.

Tercer cuarto

Se abre el aro para los Raptors en el arranque de la segunda mitad, con un VanVleet incandescente, que llega a anotar nueve puntos en menos de un minuto, para pasar a ser el máximo anotador de su equipo (16). A lo del base se le suman dos triples de Gasol y de repente, los de Nurse están al frente por seis: 70-64. Minuto Stevens.

A partir de ese momento el partido entró en un declive, en el que ninguno mostró demasiada lucidez en ataque y las defensas marcaron el ritmo. Toronto terminó ganando el parcial por 33-25 y metiéndose a los 12 minutos finales al frente por 81-77. Todo abierto para un cuarto período apasionante y quizá decisivo para la serie.

Cuarto cuarto

Ahora quienes calentaron la mano son los tiradores de Boston: abren con dos triples de Brown, uno de Smart y uno de Tatum para recuperar el liderazgo por 89-88. Sin embargo, en el otro costado contesta Lowry con una bomba y Toronto vuelve a pasar al frente. ¡Partidazo!

El partido se mantuvo apasionante hasta la misma definición, entrando al último minuto igualados en 98. Ambos equipos tuvieron una última chance para ganarlo, pero primero Walker (con falta no cobrada de Anunoby) y luego Siakam con un triple kilométrico, fallaron y dejaron la mesa servida para el suplementario. ¡Cinco minutos extras!

Suplementarios

Cinco minutos no alcanzaron para romper la paridad. Boston había tomado ventaja de tres con un doble a media distancia de Walker, pero cinco puntos seguidos de Powell adelantaron a los Raptors. Con 18 segundos en el reloj, un par de libres de Brown igualaron el marcador en 106, dejándole una última chance a los canadienses. ¿El elegido? El propio Powell, quien se jugó un aclarado para terminar tomando un triple sobre la bocina que no ingresó. Segunda prórroga.

Ya en el segundo tiempo extra, los Celtics volvieron a tomar ventaja de tres con un triple de Smart, pero la respuesta de Toronto no tardó en llegar: dos conversiones externas de Powell y Anunoby respectivamente, un 2 y 1 del propio Powell, más un doble largo de Lowry, para poner por delante a los de Nurse. Boston tuvo un último intento en manos de Smart, pero su triple forzado no ingresó y los canadienses terminaron quedándose con una enorme victoria por 125-122. ¡Hay séptimo partido!

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

nicolas batum
Batum y el factor competitivo en Clippers
Nacho Losilla
Chicago Bulls
Bulls: mucho ruido y poca acción
Agustín Aboy
boston celtics
Previa de Celtics rumbo a la 2020-2021
Sergio Rabinal
Anthony Davis, Montrezl Harrell y DeMar DeRozan
El seguimiento de todos los agentes libres 2020
NBA.com Staff
Heat
Previa de Miami rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Holiday
¿Cuánto resolvió Milwaukee de su gran punto débil?
Juan Estevez
Más noticias