NBA

El debate por el NBA MVP 2006: el segundo galardón de Steve Nash superando a Kobe Bryant y LeBron James

Steve Nash ganó dos MVP consecutivos, los de las temporadas 2004-2005 y 2005-2006. Cada edición de premios genera debate y polémica. Unos años más y otros menos, pero sin duda esos dos premios trajeron muchísimos comentarios. La mayoría de ellos dirigidos hacia Kobe Bryant, quien para muchos debió ser el ganador de la edición.

Más | ¿Quiénes ganaron el premio MVP de la temporada NBA? La lista histórica

Comencemos con algo de contexto. El MVP anterior al primero de Nash, el de 2004, fue Kevin Garnett (Minnesota Timberwolves), protagonista al romper la racha de dos galardones consecutivos de otro interior, Tim Duncan (San Antonio Spurs). ¿Cómo estaba la NBA en ese momento? Los Spurs venían de ser campeones sobre los Pistons, que el año anterior habían tumbado en las Finales a los Lakers de Shaquille O'Neal, Kobe Bryant, Karl Malone y Gary Payton. Ambos equipos, Spurs y Pistons, se mantuvieron en la elite.

Los equipos dominantes de años anteriores tenían todavía el poder, aunque ciertas fuerzas ya emergían con potencia para marcar la siguiente década de la NBA. LeBron James ya era una realidad como All-Star, Kobe brillaba como llanero solitario, Portland y Knicks estaban al fondo de la liga y Chris Paul iluminaba a los Hornets como el mejor novato .

Recordamos aquella carrera al MVP 2006.

Más | ¿Mereció Steve Nash el MVP de 2005 por delante de Shaquille O'Neal?

Steve Nash - MVP (924 puntos de votación)

  • Estadísticas: 18,8 puntos, 10,5 asistencias, 4,2 rebotes, 0,8 robos, 3,5 pérdidas, 51,2% tiros de campo, 43,9% triples, 92,1% libres
  • Récord: 54-28

El año anterior ganó por escasos puntos a Shaq, pero en esta ocasión la diferencia fue más holgada. Los Suns ya no fueron el mejor récord de la NBA, ni siquiera del Oeste, y venían de decepcionar en los Playoffs anteriores con su caída ante los Spurs. La 2005-2006 fue muy dura para ellos por no poder contar con Amar'e Stoudemire durante la mayor parte del curso. Ahí apareció el mejor Nash.

Tiró más, aumentó la agresividad y mejoró la línea estadística de su temporada anterior. Bajó ligeramente en asistencias, pero siguió siendo referencia en este aspecto mientras rozaba los 19 puntos por noche. Todo ello sin renunciar a sus habituales parámetros excelentes del ratio de asistencias por pérdida y porcentajes.

El tiempo crea mayor hueco en lo que fueron aquellos Suns. Nash y el ritmo descabellado del equipo, algo inimaginable para la época, aunque no hayan pasado ni dos décadas, fueron la auténtica revolución. Enamoraron y el canadiense era el mayor responsable.

LeBron James - 2º (688 puntos de votación)

  • Estadísticas: 31,4 puntos, 7 rebotes, 6,6 asistencias, 1,6 robos, 3,3 pérdidas, 48% tiros de campo, 33,5% triples, 73,8% libres
  • Récord: 50-32

Quizás sorpresa a muchos, pero Kobe Bryant no fue segundo en las votaciones de los expertos para el MVP. Aunque el jurado popular lo aclama como el gran olvidado de la edición, lo cierto es que tuvo un par de nombres entre la primera posición de Nash y la suya. El gran competidor del canadiense fue un jovencísimo LeBron James, quien tras su primer All-Star sorprendió a toda la NBA con un curso fantástico desde lo individual.

Los Cavs tenían un plantel mejorable. Sin embargo, un LeBron de 21 años se las ingenió para firmar 31,4 puntos por noche, la mejor marca de toda su carrera. La eficiencia en el tiro podía ser mejor, pero es que dado el volumen de tiro, la atención de la defensa y una generación de juego que estaba lejos de la de su prime, ese 48% fue una maravilla. Una temporada después guiaría a Cleveland a las primeras Finales de su historia con apenas 23 años.

Dirk Nowitzki - 3º (544 puntos de votación)

  • Estadísticas: 26,6 puntos, 9 rebotes, 2,8 asistencias, 1,0 tapones, 1,9 pérdidas, 48% tiros de campo, 40,6% triples, 90,1% libres
  • Récord: 60-22

El prime de Nowitzki se tradujo en varios años de nivel MVP y en tener a los Mavericks siempre entre los grandes candidatos del Oeste. Sin embargo, costaba ver al alemán como la gran preferencia para el galardón. Nunca era la primera opción para los aficionados, ni tampoco para la prensa, por mucho que las estadísticas y el récord así lo situaran.

En esta ocasión los Mavs terminaron con el mejor balance del Oeste y las cifras de Dirk eran, como mínimo, del nivel de Nash, incluso superiores, aunque el suyo es un perfil anotador. Además de quedarse sin el premio fue una temporada especialmente dura, ya que se clasificaron para las Finales y las perdieron ante Miami tras tener media serie en el bolsillo.

Kobe Bryant - 4º (483 puntos de votación)

  • Estadísticas: 35,4 puntos, 5,3 rebotes, 4,5 asistencias, 1,8 robos, 3,1 pérdidas, 45% tiros de campo, 34,7% triples, 85% libres
  • Récord: 45-37

¿Es injusto que Kobe Bryant tenga tan solo un MVP y que Nash tenga dos? Hay varias realidades. Por ejemplo, es cierto que Nash es el único doble MVP que jamás ha disputado un partido de las Finales. También, que Kobe no terminó ni siquiera en el top 3 de votos por la prensa especializada. Su temporada fue extraordinaria en lo individual.

Aquellos Lakers son recordados por tener como jugadores principales en minutos a Smush Parker, Chris Mihm y Kwami Brown (tras Lamar Odom, el único gran escudero de Bryant). De hecho, su caso es muy comparable al de Stephen Curry de la 2020-2021. Un plantel pobre que provoca la explosión de una de las estrellas ofensivas más poderosas de la historia. Enorme carga de volumen, toda la defensa rival encima y, en ambos casos, sin MVP. Solo Russell Westbrook logró ganarlo en condiciones similares, aunque el suyo tenía el factor narrativa a su favor por el récord de triples-dobles.

Chauncey Billups - 5º (430 puntos de votación)

  • Estadísticas: 18,5 puntos, 8,6 asistencias, 3,1 rebotes, 0,9 robos, 2,1 pérdidas, 41,8% tiros de campo, 43,3% triples, 89,4% libres
  • Récord: 64-18

El top 5 lo cerraba la mejor versión del Chauncey Billups de Detroit. Era un seguro de vida y sus estadísticas así lo reflejan. Certero en el tiro y en el pase sin renunciar a acierto o sin producir muchas pérdidas. Dentro de la defensa férrea de los Pistons él ejercía de líder ofensivo. La figura constante y clutch. El playmaker anotador con más carácter de toda la liga. Eterno infravalorado y ciertamente olvidado por las nuevas generaciones.

Los Pistons consiguieron el mejor récord del Este y las estadísticas de Billups eran superiores a las de Nash del año anterior. Entonces ¿por qué no terminó por delante? Aquí es donde entran cuestiones como el estilo o la narrativa, que en el caso del tosco equipo de Detroit, basado en la defensa y ritmos bajos, jamás conquistó a las grandes masas, como sí hicieron los Suns de Nash.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Skylar Diggins-Smith
Phoenix ganó un duelo dramático y está en semifinales
Agustín Aboy
Ish Smith
Ish Smith, el hombre récord
Juan Estevez
NBA Legends
Prediciendo la lista completa del Top 75
Juan Estevez
Cade Cunningham finished with 24 points in the Pistons win over the Knicks
Los rookies con más espacio para mostrarse
Agustín Aboy
finch-111420-ftr-getty
Finch y el objetivo de Minnesota: el play-in
Agustín Aboy
Sylvia Fowles has the Minnesota Lynx on the right track.
Sylvia Fowles: la mejor defensora de la WNBA
Agustín Aboy
Más noticias