);
NBA Finals

Finales NBA 2019: Stephen Curry y una noche monstruosa que no pudo esconder su soledad en Golden State Warriors

¿Qué más podría haber hecho Stephen Curry? Nadie, absolutamente nadie, podrá cuestionar un esfuerzo titánico del líder de estos Golden State Warriors. El base tuvo que cargar con el peso ofensivo de un equipo que no tuvo a sus dos principales laderos en ataque (Klay Thompson y Kevin Durant), y vaya si respondió al desafío. El dos veces MVP hizo literalmente todo lo que tenía a su alcance, al punto de terminar con su mejor noche ofensiva en Playoffs. Aunque, simplemente, Toronto Raptors es demasiado equipo para este bicampeón repleto de ausencias.

Más: Finales NBA 2019: Los Raptors superan a los Warriors y pasan al frente de la serie

Los de Canadá se impusieron 123-109 y tomaron una ventaja de 2-1 en las Finales pese a una producción monstruosa de un Steph que mostró amor propio, corazón y entrega total para acompañar a su enorme arsenal de recursos y talento que lo llevaron a...

  • 47 puntos (8-17 dobles, 6-14 triples, 13-14 libres), 8 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y apenas 3 pérdidas en 43 minutos.
  • Fue la mejor producción de su vida en Playoffs, superando los 44 tantos anotandos ante San Antonio, el 6/5/2013
  • Superó, lógicamente, su mejor anotación en Finales (previamente era 38, frente a Cleveland el 10/6/2016
  • Fue su 6° partido en Finales con más de 6 triples anotados, mejor cifra de la historia.
  • Fue la segunda mejor anotación de la franquicia en Finales. Sólo Rick Barry metió más (55 en 1967).
  • Fue la segunda mejor anotación en una derrota en Finales. Sólo quedó por detrás de los 51 de LeBron James en 2018.

Curry hizo lo propio, lo de Klay y lo del resto en ese primer tiempo que fue una pesadilla para los Warriors, aunque con un resultado bastante aceptable para la diferencia de personal entre ambos. Esa ventaja de apenas 8 de los Raptors (60-52) se puede explicar, en parte, por la mala toma de decisiones de la visita en el segundo cuarto (apenas 10 puntos en los últimos 8 minutos), pero sobre todo a partir del esfuerzo descomunal del base de los locales.

Veamos... En el primer cuarto, 27 de los 29 puntos llegaron a través de las manos de Steph, ya se a través de puntos (17) o asistencias (3). En la primera mitad, el dos veces MVP sumó 25 tantos (3-5 dobles, 4-8 triples, 7-8 libres), 8 recobres y 4 pases gol en 21 minutos. ¿Y sus compañeros? Cerraron con 9-27 de campo, con 1-11 en triples. Poca, muy poca compañía.

Para el final del tercer cuarto, Steph ya había llegado a 40 unidades, superando su máxima previa en Finales (38 en el 4° partido del 2016 vs. Cleveland). Y por más que Toronto siempre tuvo una respuesta cuando los Warriors asumaban con reacciones, nunca dejó de creer e intentar. ¿Un ejemplo? En el último cuarto, estando 12 abajo con poco más de 3 minutos en el reloj, se tiró de cabeza para recuperar una bola. Y un minuto después, repitió para luchar por una pelota perdida.

"Steph estuvo increíble. Las cosas que hace... Sinceramente, son cosas que no creo que alguien haya hecho. La manera en la que juega, cómo tira y la combinación de su manejo de balón... Es realmente increíble para ver. Estuvo asombroso", lo elogió Steve Kerr.

Curry se fue bajo una enorme ovación del Oracle Arena, que disfrutó de un sacrificio enorme del líder de esta dinastía. Una noche mágica pero que evidenció algo muy claro: solo no va a poder ante estos Raptors.

Más en NBA.com

Draymond Green, Stephen Curry, Klay Thompson y D'Angelo Russell
Pesadilla Warriors: 11 jugadores con lesión
Carlos Herrera Luyando
Boston Smart Kemba Walker
Boston vuelve a soñar con las Finales
Agustín Aboy
Isaiah Thomas
Un renovado Thomas visita Boston, un lugar especial
Leandro Fernández
coby white
La bestialidad de White: ¡7 triples en un cuarto!
Nacho Losilla
Trae
Young y una racha a la altura de Harden
Juan Estevez
Embiid
Embiid salvó a los 76ers en el cierre
Juan Estevez
Más noticias