);
NBA Finals

Finales NBA 2019: Golden State va por la remontada, pero ¿quiénes fallaron en el pasado?

Knicks 1950, Lakers 1966
El pasado de las desventajas de 3-1 en Finales. getty nba

Las Finales NBA 2019 están siendo atípicas. Un equipo que venía con el cartel de underdog como Toronto Raptors está a tan solo un partido de coronarse como los nuevos reyes de la liga, no sin antes pasar por un contraste alto: un rival con una de sus estrellas (de los mejores de la liga) fuera por lesión; y la figura propia (Kawhi Leonard) reapareciendo con su mejor nivel, ese que se vio en 2017.

Sin embargo, la tan comentada lesión de Kevin Durant en el tendón de Aquiles no ha evitado que los Golden State Warriors se aferren a la eliminatoria como a un clavo ardiendo. Con 3-1 en la serie y sin su estrella, sacaron fuerzas de donde no había para evitar que los Raptors clausurasen la temporada con un parcial liderado por Stephen Curry y Klay Thompson que colocó el 106 a 105 final en el Juego 5.

MÁS | ¿Cuántas veces se ha remontado un 3-1 en los Playoffs?

En 34 ocasiones previas a lo largo de la historia de la NBA, un equipo se ha encontrado con la eliminatoria por el anillo con un 3-1 en contra. En todas esas Finales, salvo en una, el anillo acabó cayendo del lado del equipo con ventaja previa. La única excepción fueron los Cleveland Cavaliers de LeBron James ante los Warriors de 2016. Ahora, la consigna es clara y los hombres de Kerr buscan desesperadamente cambiar la historia, inscribir su nombre junto a los Cavs y enmendar el fallo cometido tres años atrás.

La victoria del lunes es un balón de oxígeno para los californianos, que mandan la serie al Oracle Arena con la intención de aferrarse hasta el último instante a sus opciones de tricampeonato. "Quienes piensen de esa manera es que no conocen a los Warriors ni el espíritu que hay dentro de este equipo", decía Curry después de que los Raptors asaltasen el Oracle en el Juego 4. Golden State tiene claro su objetivo y su legado está en juego, han estado en ambas situaciones de un 3-1 y esa experiencia puede valerles. "Hemos estado en ambos lados y para nosotros es una oportunidad de darle la vuelta a toda esta serie", recordó Curry. "Dentro del equipo hay la clase suficiente para mejorar y encontrar de nuevo el camino ganador, un triunfo en el quinto partido cambiará por completo la historia de las Finales".

MÁS | Magic Johnson y las Finales de 1980: la esperanza de los Warriors y Durant

A lo largo de la historia de la NBA, de esas 33 ocasiones antes mencionadas, en dos de ellas un equipo consiguió forzar el séptimo encuentro para finalmente salir derrotados en el último asalto. Esas dos únicas excepciones fueron lo más cerca que estuvo un equipo de conseguir la remontada más épica de una eliminatoria por el anillo en más de 70 años en la NBA.

Finales de 1951: Rochester Royals y New York Knicks

La liga estaba en sus albores, tan solo habían pasado 5 temporadas desde que los Toronto Huskies se batiesen en duelo contra los New York Knicks en el partido fundacional de la competición. Una liga completamente diferente a la que tenemos a día de hoy como es lógico, y que apenas contaba con 11 equipos a lo largo del país divididos en dos divisiones: Este y Oeste.

En aquellas Finales por el título de 1951, los Rochester Royals llegaban con el cartel de favoritos después de conseguir un 60% de victorias y tras ganar a los vigentes campeones, los Minneapolis Lakers, que habían conseguido las dos Finales precedentes. Ante ellos la primera ocasión en la que los Knicks tenían la posibilidad de brindar a la ciudad de Nueva York de un campeonato con jugadores como Vince Boryla o Max Zaslofsky.

MÁS | Finales NBA 2019: Klay Thompson se prepara para el "Game 6 Klay"

Los Royals hicieron valer su condición de favoritos e infligieron un severo 3-0 de inicio sin dar mucha alternativa a los Knicks, especialmente en los dos primeros encuentros en Rochester. El Juego 4 disputado el 13 de abril de ese año en el 69th Regiment Armory de Nueva York significó la primera victoria de los Knicks, por 79 a 73. Un canto de cisne dirían algunos, pero que hizo que los neoyorkinos encadenasen dos victorias consecutivas más, llevando la serie al séptimo.

Se trataba de la primera ocasión desde la fusión de la BAA y la NBL en la que unas Finales por el campeonato llegaban a siete partidos, algo que se repetiría -en las 9 ediciones siguientes- en cuatro ocasiones más.

En aquel séptimo partido, la leyenda de los Royals, Arnie Risen, hizo valer su condición de líder del equipo para conseguir 24 puntos y 13 rebotes que dieron la victoria por un ajustado 79 a 75 por encima de los Knicks ante 4.200 almas.

Finales de 1966: Boston Celtics y Los Angeles Lakers

Hablar de los Boston Celtics de los años 60 es hablar de hegemonía, de la mayor dominación impuesta por un equipo en lo que a campeonatos se refiere. Entre 1957 y 1969 ganaron 11 anillos sin perder en una sola Final por el campeonato. Esto ya nos hace intuir un poco el desenlace de esta historia.

Los hombres de Red Auerbach encadenaban 7 campeonatos consecutivos, 7 Finales en las que nunca habían sido derrotados y la sola presencia de Jerry West y Elgin Baylor no amedrentaba en absoluto a Bill Russell y compañía.

Los Lakers asaltaron el Garden un 17 de abril en una contienda para el recuerdo, ganando por 133 a 129 en la prórroga y con 41 puntos de West. En los tres siguientes partidos los Celtics hicieron valer su condición de favoritos con el despliegue de un juego defensivo que limitó a los Lakers a solamente West, con una media de 32 puntos, dejando a un lado de Elgin Baylor y Goodrich. Con Sam Jones como ejecutor, Bill Russell y Havlicek como pilares y la extensión de Auerbach en cancha, consiguieron 3 victorias seguidas que los ponía 3-1 en la serie.

En el Juego 5, los Lakers volvieron a asaltar el Garden con la explosión anotadora de Elgin Baylor (41 puntos en 13 de 31 intentos), con su característico juego frenético, para dar esperanzas a los angelinos. El momento consiguió ser alargado una noche más en el Los Angeles Memorial Sports Arena, donde West evitó la eliminación en un último cuarto de escándalo, comandando un parcial de 34 a 25 para ganar por 123 a 115 y forzando el séptimo.

Aquel J7 significaría el adiós de Red Auerbach como entrenador jefe de los Celtics de los años 60. Esa noche de despedida fue como revivir todos aquellos años de gloria en tan solo un encuentro. Bill Russell puso en valor la importancia de la defensa, capturando 32 rebotes y dejando a los Lakers en 93 puntos, su anotación más baja de toda la eliminatoria. De la canasta inicial de Havlicek a los 22 puntos de Sam Jones, sin olvidar los 36 de West.

Todo se decidió en un suspiro, Baylor anotaba y ajustaba el partido con 45 segundos por jugarse, Havlicek corría como alma que lleva el diablo y se desprendía del balón con destino Bill Russell, que con todo el camino libre realizaba una volcada escandalosa con la que ponía el 95 a 85. West y Ellis ponían el marcador 95 a 93 en un final que hacía justicia a toda la serie, la presión de los Lakers con 5 segundos por jugarse no evitó que KC Jones no perdiese la bola, asegurando el título para Celtics y la derrota tras la remontada de Lakers.

Más en NBA.com

Pablo Prigioni, Memphis Grizzlies
Memphis, campeón de la Summer League ante los Wolves de Prigioni
Sergio Rabinal
LeBron James y Kawhi Leonard
¿Quién es el mejor jugador del NBA 2K20?
Carlos Herrera Luyando
Juan Toscano
🎙¿Cómo ven a Toscano en Estados Unidos?
Carlos Herrera Luyando
Brandon Clarke
Brandon Clarke se lleva el MVP de la Summer League
Carlos Herrera Luyando
JR Smith
Reporte: JR Smith, liberado por Cavaliers
Carlos Herrera Luyando
spurs-020219-ftr-getty.jpg
¿Pueden los Spurs mejorar su rendimiento?
Pablo Schatzky
Más noticias