);
NBA Finals

Finales NBA 2019: 5 observaciones de la victoria de Golden State Warriors ante Toronto Raptors

Acá está Golden State Warriors, ese equipo campeón que está marcando una era en estos años. Ese conjunto que, en una noche complicada (muy complicada), demostró la personalidad de un enorme campeón. Ese carácter, ese amor propio y, por supuesto, ese juego que es marca registrada, lo llevaron a una de las mejores victorias de este lustro de gloria. Fue 109-104 como visitante contra Toronto Raptors, para igualar 1-1 estas Finales y robarse la localía.

Más: Finales NBA 2019: Los Warriors responden e igualan la serie frente a Toronto

A continuación, 5 observaciones del festejo de los de Oakland.

Iguodala, en el momento justo

Andre Iguodala comenzó los Playoffs con su mejor versión en años, un nivel que hacía recordar a aquel MVP de las Finales 2015. De hecho, en las Semifinales contra Houston Rockets promedió 13,5 puntos, 4,7 rebotes, 3,3 asistencias y 1,2 robos, con un genial 48% en triples (12-25 total). En el Juego 6 ante los texanos, el que definió la serie, metió 17 tantos, con 5-8 en triples.

Desde allí, se vino abajo. En sus últimos 5 partidos, totalizó 16 tantos y falló sus 11 lanzamientos desde larga distancia. Pero la jerarquía de los grandes aparece cuando más se lo necesita. Y cuando el partido se complicó para Golden State, Iggy clavó una daga: un triple tras un pase de Livingston, a poco más de 5 segundos del final, que sentenció la historia para los Warriors.

Andre cerró con 8 puntos (2-4 triples), 8 rebotes, 6 asistencias, un robo y un tapón en 28 minutos. Y eso que llegó al encuentro arrastrando una lesión en uno de sus gemelos, y que en el final del primer tiempo se tuvo que ir al vestuario tras llevarse un golpe luego de una dura cortina de Marc Gasol.

El tercer cuarto, ese viejo amor de Golden State

¿Se acuerdan de aquella máxima de los Warriors en el comienzo de la era Steve Kerr en donde el tercer cuarto era su momento matador? Bueno, esa afirmación llegó en todo su efecto en el segundo partido de las Finales ante Toronto.

Después de un primer tiempo en donde los Raptors dominaron a voluntad pero no llegaron a capitalizar como debían ("apenas" una ventaja de 5 puntos), el conjunto de Oakland fue un vendaval en el tercer periodo y cambió la historia. Todo empezó con un furioso parcial de ¡18-0! en casi 6 minutos, que transformó lo de la primera mitad en algo prehistórico y le dio una ventaja de 72-59. Defensa y grandes puntos individuales para solidificar lo colectivo, la llave de unos Warriors que ganaron el cuarto por 34-21 con un verdadero recital ofensivo: 14-25 de campo, con esas 14 conversiones llegando a través de asistencias (cinco jugadores con al menos 2). Una sinfonía.

Un recital ofensivo

¿Decíamos que los Warriors fueron una sinfonía en ataque? Sí, lo fueron. Golden State mostró su mejor versión en ataque con la vieja esencia: circulación y movimiento constante, confianza extrema en todos los protagonistas, búsqueda del pase extra y del mejor tiro posible. Todos, absolutamente todos, se nutrieron de ese circuito que terminó dejando sin efecto a la defensa de Toronto.

Veamos... De las 38 conversiones de campo de los Warriors en el partido, 34 fueron a través de asistencias. En el segundo tiempo, ¡todos sus 22 tiros de campo anotados llegaron después de un pase gol! Cuatro jugadores terminaron por encima de las 5 asistencias en el encuentro: Draymond Green (9), Cousins (6), Iguodala (6) y Klay Thompson (5).

Las 34 asistencias son la mejor marca en Finales desde 1987, cuando los Lakers y los Celtics sumaron 33 cada uno en el triunfo de LA. Para el aplauso.

La enfermería de Golden State

No todo fue positivo para los Warriors en la noche canadiense... Klay Thompson, una pieza central de su estructura, sufrió una lesión en los isquiotibiales de su pierna izquierda en el último cuarto, después de una mala caída tras un intento de triple. Probó un par de posesiones, pero el dolor fue más, se marchó a los vestuarios y no regresó.

No fue el único. Kevon Looney cayó mal después de desafiar un lanzamiento de Kawhi Leonard en el primer cuarto y, pese a seguir jugando en el primer tiempo, no pudo más: contusión en la parte izquierda de su pecho y afuera del partido para la segunda mitad.

Estamos hablando, entonces, de una de las estrellas y de un pivote clave en la rotación, quienes se suman nada más y nada menos que a Kevin Durant, quien lleva 7 partidos seguidos afuera por su lesión en el gemelo derecho (sufrida en las Semifinales contra Houston).

Steve Kerr tendrá que prender un par de velas de cara al tercer encuentro de la serie (el miércoles).

La explosión del banco de los Warriors

Y también se hizo presente ese fuerza de los números que pregona el valor de la profundidad del banco de Golden State. Los suplentes de Kerr anotaron ¡21 puntos en el segundo tiempo! (contra apenas 4 en el primer tiempo), que terminaron siendo un valor enorme para la recuperación.

Para destacar, el fantástico trabajo de Quinn Cook, con 9 puntos (3-4 triples) en la segunda mitad. Bogut, en 7 minutos, sumó otros 6 tantos. Livingston aportó 4 (más 3 asistencias), y McKinnie generó 2. Todo un contraste con los 12 totales del banco de los Raptors en los 24 minutos finales.

Más en NBA.com

Ray Allen y su tiro para la historia ante los Spurs
Los mejores partidos de la década
Pablo Schatzky
Sophomores
Top 5: Los jugadores de segundo año
Pablo Schatzky
NBA G-League International Challenge
La previa del NBA G-League International Challenge
Leandro Fernández
james-harden-010518-ftr-getty.jpg
Harden: "Mi objetivo es ganar múltiples campeonatos"
Pablo Schatzky
Kristaps Porzingis
Porzingis ya impresiona a los Mavericks
Sergio Rabinal
Los Angeles Clippers
La radiografía de los Clippers para la 2019-2020
Leandro Fernández
Más noticias