);
NBA Finals

Finales NBA 2019: DeMarcus Cousins y una noche soñada para olvidarse de las lesiones y brillar en Golden State Warriors

DeMarcus Cousins
Cousins y una noche imposible de olvidar tras su gran lucha. Getty Images

"Lo dije muchas veces. No doy por sentado ningún momento. Estoy muy feliz por ser parte de este presente, de este ambiente".

Si hay una palabra que puede aplicarse a DeMarcus Cousins es resiliencia. Su capacidad para recuperarse de momentos traumáticos lo ha definido en el último año y medio. A comienzos del 2018, se rompió el tendón de aquiles izquierdo cuando estaba con New Orleans Pelicans, y su físico cambió todos los planes. No llegó la renovación que esperaba, y la Agencia Libre lo encontró como un nombre olvidado. Pero Golden State Warriors se jugó el pleno y le dio una chance: contrato de un año (por poco más de 5 millones de dólares) y un contexto óptimo para una vuelta. Cero urgencias ni responsabilidades grandes dentro de un equipo con objetivos de campeonato.

Más: Finales NBA 2019: Los Warriors responden e igualan la serie frente a Toronto.

Todo marchaba sobre ruedas desde su vuelta en enero de 2019. Boogie empezó a tomar ritmo y mostró destellos de aquel pivote que supo dominar la NBA con su potencia y recursos. Así, se acercaba en buena forma a lo que tanto esperaba: su debut en Playoffs después de 8 temporadas sin pisar la instancia decisiva. La alegría de aquel chico que soñó con esa situación, con una sonrisa extra por dejar atrás una lesión gravísima. Pero en su segundo encuentro, en la primera ronda ante los Clippers, otro golpe: un desgarro en el cuádriceps izquierdo. Todos pensaron que aquel 15 de abril era el final de su temporada. Todos menos Cousins...

Boogie trabajó y trabajó en su recuperación. No escuchó los pronósticos. Se enfocó en tratar de hacer hasta lo imposible para regresar y darle una mano a sus Warriors. Y en la noche en que la era Steve Kerr quedó amenazada como pocas veces, Boogie fue factor para igualar unas durísimas Finales ante Toronto Raptors después del enorme 109-104.

Más: Finales NBA 2019: 5 observaciones de la victoria de Golden State Warriors ante Toronto Raptors.

Después de volver desde el banco en el Juego 1 y aguantar apenas 8 minutos, el pivote fue titular en el segundo capítulo y brilló. Sí, brilló. Porque en su contexto, ese que dice que estuvo un mes y medio fuera de las canchas, entregar una actuación como la de la noche del domingo es brillar: fueron 28 enormes minutos, donde sumó 11 puntos (3-8 campo, 4-4 libres), 10 rebotes, 6 asistencias y 2 tapones.

Y eso que el inicio del partido fue complicado. Toronto lo puso a defender constantemente en situaciones de pick and roll, y su falta de movilidad y ritmo le pasó factura. Pero Boogie siguió confiando. Y en el segundo tiempo llegó lo mejor de su parte. Y no es casualidad que también haya sido lo mejor de los Warriors.

El ex Sacramento estuvo muy activo en defensa, cuidó bien su aro, mostró energía y determinación, y fue eje central del ataque a partir de su enorme capacidad para crear juego. Posteado o recibiendo sobre la línea de tres, siempre se las ingenió para aprovechar un corte al canasto de un compañero y entregar una asistencia. El Boogie pasador fue el mejor Boogie. ¡Y hasta lideró un par de contras!

¿Otro ejemplo de su valor? Esta gran penetración y definición. Recordamos: fue su segundo partido tras un mes y medio ausente.

Más: Finales NBA 2019: Klay Thompson se marcha lesionado.

El pivote mostró su enorme felicidad después del partido. "Fue un momento increíble para mí. Quiero estar en este escenario, tener esta oportunidad porque para esto trabajé durante toda mi carrera. Cuando me dijeron que tenía una mínima chance, le metimos todo el tiempo de trabajo posible. Gracias a Dios estoy acá jugando el juego que amo", resaltó.

Stephen Curry quedó rendido ante su compañero. "Fue muy especial para todos que DeMarcus haya jugado así. Más minutos, más agresivo para poner mucha presión en la defensa del rival, y también ayudó muchísimo en la nuestra. Siempre estuvo bien parado. Sé que estuvo esperando mucho para estar acá y con la lesión también estuvo ansioso por volver. Fue divertido verlo volver", destacó el base. Steve Kerr, por su parte, agregó: "Estuvo fantástico en todo: su presencia física, su dureza... Jugó muy bien y necesitábamos eso. Pensé que le iba a dar 20 minutos a Boogie, pero le terminé dando casi 30".

Resiliencia. La palabra que define a DeMarcus Cousins, quien al fin pudo disfrutar por su enorme trabajo...

Más en NBA.com

Ray Allen y su tiro para la historia ante los Spurs
Los mejores partidos de la década
Pablo Schatzky
Sophomores
Top 5: Los jugadores de segundo año
Pablo Schatzky
NBA G-League International Challenge
La previa del NBA G-League International Challenge
Leandro Fernández
james-harden-010518-ftr-getty.jpg
Harden: "Mi objetivo es ganar múltiples campeonatos"
Pablo Schatzky
Kristaps Porzingis
Porzingis ya impresiona a los Mavericks
Sergio Rabinal
Los Angeles Clippers
La radiografía de los Clippers para la 2019-2020
Leandro Fernández
Más noticias