);
NBA

Cinco jugadas atléticas en la década: LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Dwyane Wade y más

Este viernes se cumplen dos años de una de las jugadas más atléticas que han existido en la historia del deporte: la chilena de Cristiano Ronaldo en los cuartos de final de la Champions League entre Juventus y Real Madrid. Sin duda, una postal que sobrevivirá por lo impresionante que fue, ya que el portugués remató el balón a 2,38 metros de altura.

MÁS | La NBA lanza la campaña global "NBA Together" como respuesta contra la pandemia del coronavirus

La ciencia ha permitido que veamos a deportistas que son capaces de correr más rápido, saltar más alto, entre otras cosas más, pero en la Asociación vemos también a jugadores muy inteligentes que tienen que leer la cancha para tomar la mejor decisión.

Aprovechando este aniversario, en NBA Global nos metimos a recordar 5 jugadas atléticas en una liga que día a día tiene postales increíbles . Sin más, repasemos estas jugadas.

Volcada de Wade

Dwyane Wade fue uno de los miembros de la NBA que marcó época en el tiempo que jugó. 13 veces All-Star, 3 veces campeón con Miami Heat y MVP de las Finales en el 2006. Por eso es que en la temporada 2019-2020 fue tan emotiva, pues su legado es invaluable.

El 16 de marzo del 2011, en el juego de campaña regular entre Miami y el Thunder, Wade se quitó la marca de James Harden, llegó Serge Ibaka al relevo, pero Dwyane dio un giro de 360 grados y cuando se plantó frente al aro, dio un salto impresionante en el que se suspendió en el aire, mientras Kendrick Perkins brincó para tratar de bloquearlo. Todos sabemos el resultado: una volcada espectacular, un póster sobre Perkins y, además, la falta.

El AmericanAirlines Arena se llenó de energía y se levantó de sus asientos por esa jugada. Al final, Oklahoma ganó 96 a 85.

El vuelo de Gordon

Es debatible, pero posiblemente la mejor volcada que hemos visto en la historia del Slam Dunk Contest. En su segundo año en la mejor liga deportiva del planeta, Aaron Gordon participó en el concurso durante el NBA All-Star Weekend.

Tuvo un gran mano a mano contra Zach LaVine, otro volcador espectacular. En el segundo vuelo del jugador del Orlando Magic, se apoyó de la mascota del equipo, Stuff the Magic Dragon , quien puso el balón sobre su cabeza. Gordon se enfiló, voló sobre Stuff, tomó la bola en el aire y se la pasó entre sus piernas, mientras se sentó en el aire para que, prácticamente de espaldas, culminara la volcada con la mano izquierda.

MÁS | Torneo de NBA 2K: ¿Quién ganará el certamen entre jugadores? Las probabilidades y la previa de los duelos de primera ronda

Si tomamos en cuenta que el aro está a 3,05 metros del piso y prácticamente la cabeza de Aaron se quedó a nada de llegar a esa altura, sus piernas llegaron a casi 2 metros.

Ábranle espacio a Griffin

Varias de las volcadas más icónicas en la historia de la NBA han sido por Blake Griffin, quien desde que llegó a la liga su atletisismo sorprendió a todos. En su segunda temporada en la Asociación, lo mostró con una volcada espectacular.

En el duelo entre Clippers y Pistons, el seis veces All-Star le puso una pantalla a Randy Foye, el que hizo todo el movimiento para tirar, pero de último momento le dio la bola a Blake que abajo de la canasta brincó sobre Timofey Mozgov, le tomó con la mano izquierda la cara y con la derecha volcó el balón para incendiar el Staples Center ante tremendo salto y vuelo.

Tapa que valió un campeonato

En las Finales NBA 2016, en el Juego 7 entre Warriors y Cavaliers, en los últimos dos minutos estaban igualados a 89. Tras un rebote recuperado por Andre Iguodala, a toda velocidad en contragolpe, le entregó la bola a Steph Curry, quien se la devolvió para anotar. En el aire dejó atrás a J.R. Smith y cuando soltó el balón, apareció LeBron James para bloquear el tiro.

En menos de cinco segundos, El Rey corrió desde una esquina hacia su canasta para volar y con lo largo de sus brazos detener el disparo que le daba la ventaja a los Warriors. El resto de la historia ya lo conocemos...

Salto de más de 1,90 metros

El 6 de febrero del 2018, Giannis Antetokounmpo le robó un suspiro al Madison Square Garden. Los Bucks visitaron a los Knicks y en el tercer cuarto, después de un robo de Khris Middleton, el griego corrió a toda velocidad de un extremo a otro. El alero le puso el balón en el aire y desde la zona pintada, en una combinación entre avión y tren, Giannis voló y arrolló los 1,96 metro de Tim Hardaway Jr. para volcar la bola.

A Tim, el único de los Knicks que estaba detrás del balón en ese momento, ni siquiera le dio tiempo de asimilar lo que sucedió. Cuando se dio cuenta del pase de Middleton, el MVP ya estaba prácticamente encima de él. Mientras tanto, en las tribunas se escuchó un suspiro por tremenda jugada.

Revive los partidos de las temporadas 2018-2019 y 2019-2020 completamente gratis en el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brad Stevens
Stevens, con elogios para la defensa y los pivotes
Agustín Aboy
Juan Toscano
La historia de por qué cambió el Anderson por el Toscano
Carlos Herrera Luyando
Jayson Tatum
Boston se despertó en el segundo tiempo y le ganó a Miami
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Más noticias