);
Agencia Libre 2019

Agencia Libre 2019: ¿Cómo encajan Kawhi Leonard y Paul George en Los Angeles Clippers?

Kawhi Leonard, Paul George
Getty Images

Kawhi Leonard y Paul George. Paul George y Kawhi Leonard. Los dos juntos, ¡qué absoluta locura!. En la era de la versatilidad y del pace&space juntar a semejantes bestias en un mismo equipo y en sus primes (29 PG y 28 KL) es una de las mejores bases para moldear un equipo campeón.

MÁS: Los Angeles Lakers después del no de Kawhi Leonard: ¿Alcanzan los fichajes para ser candidatos?

Y si encima incrustas a estos dos All-Stars, que la pasada temporada fueron dos de los cinco mejores jugadores por rendimiento, en un equipo que ya está listo para dar un gran apoyo a estrellas, el combo es ideal.

Pero más allá de la locura que genera este mediático e histórico fichaje y traspaso, ¿cómo encajan Paul George y Kawhi Leonard?

Jugadores no tan similares

Pueden parecer muy similares. A nivel general lo son. Dos aleros versátiles que pueden amasar mucho balón, lanzar con buenos porcentajes, consistencia y alto volumen desde el triple, jugar y defender a altísimo nivel múltiples posiciones y anotar tiros muy complicados tirando de atletismo. Como punto en común, ninguno es un gran pasador ni se caracterizan por su capacidad de asistir o involucrar compañeros. No son egoístas, son finalizadores.

Físicamente también son parecidos, aunque aquí encontramos diferencias que también casan con su juego. Paul George, más espigado y ligero, ronda los 206 centímetros con algo menos de 100 kilos de peso. Utiliza mucho el tiro exterior y busca superar rivales o por velocidad o con la longitud de sus piernas.

Kawhi, algo más bajo, ya que apenas supera los 2 metros, es más pesado y puede llegar a los 105 kilos, con un tronco superior mucho más trabajado y esculpido que PG. Vive menos del triple, trabaja desde la media distancia con un bote poderoso gracias a sus enormes manos y busca percutir hacia el aro o utilizar recursos en la media distancia.

Son diferentes, intercambiables, similares y compatibles. Al menos eso parece sobre el papel. Quieren jugar juntos y por ello protagonizan este desembarco en el equipo pobre de LA.

Paul George y la modernización hacia el triple

Solo tres jugadores superaron la pasada temporada los 9 triples intentados por partido. Stephen Curry y James Harden son dos nombres obvios, ambos por encima de los 10 intentos. El otro y que se queda muy cerca de los dobles dígitos es Paul George.

Su evolución hacia el triple es escandalosa y poco comentada. En su primera temporada en Indiana registró un pobre 30% y desde entonces la subida es meteórica, tanto que de la temporada 2016/2017 a la 2018/2019 pasa de 6,6 triples lanzados por encuentro a 9,8. Su porcentaje de acierto en las últimas tres campañas es del 39%, cifra muy buena para un volumen tan elevado.

De hecho, esta temporada terminó como candidato al MVP en gran parte a su producción desde el triple. Antes de lesionarse el hombro, algo que lastró sus porcentajes, George llegó a tener rachas de varios partidos en los que promediando más de 10 triples lanzados estaba rondando el 50% de acierto. Una auténtica barbaridad propia de Curry.

PG ha mejorado mucho en el triple sobre bote y en el step-back, pero su especialidad continúa siendo el triple en catch&shoot. Este curso en un estilo de juego tan vertical como el de OKC casi el 50% de sus tiros fueron triples y el 67% de los que anotó fueron tras asistencia. Todo esto beneficia mucho a los Clippers.

Kawhi y lo vintage en la nueva era

Pasó de complemento a estrella en San Antonio y el propio Gregg Popovich cambió el estilo de juego del equipo. Pasaron de ser ese conjunto de jugadas largas, de pases precisos, preciosos y correctos, a ver más unos contra unos de Leonard. Era la forma de explotarle y desarrollar su talento al mismo tiempo.

Este año en Toronto la tendencia de Kawhi hacia el aclarado, impulsada desde el staff, ha sido evidente. Ha sido el 9º jugador que más aclarados jugaba por partido esta temporada (16,5% de las acciones) y en producción de puntos en estas situaciones solo tiene a un hombre por delante, James Harden, el mejor uno contra uno de la NBA. Kawhi produce 1,05 puntos por posesiones por los 1,11 de La Barba.

Lo curioso es que con más de 5 intentos desde el triple por encuentro y un acierto del 37%, Kawhi lanza menos triples que en otras temporadas. De hecho, si observamos las cifras por cada 100 posesiones, no lanzaba tan poco desde la temporada 2015/2016, la primera en la que fue All-Star.

El último MVP de Las Finales es uno de los mejores anotadores de la NBA y es capaz de marcar en cualquier situación, como ha demostrado con creces esta temporada. Pero sí algo se le puede achacar, por encontrar un pero en su juego, es todo lo que abusa del bote y lo poco que involucra al resto de compañeros. De los jugadores que en la temporada 2018/2019 acumulan un uso de balón superior al 30% y más de un 16% de asistencias, Leonard es el último en la lita en el porcentaje de asistencias. Apenas mira al resto cuando juega en aclarados.

Leonard y George, en clave Clipper

Kawhi lanzaba "poco" para todo lo que jugaba en unos Raptors que fueron 11º en triples lanzados por 100 posesiones y PG lanzaba mucho en unos Thunder que fueron 16º. ¿Y los Clippers? Últimos, los 30º de la tabla. Y pese a ser los útimos terminaron la temporada como el segundo mejor equipo desde el triple con un acierto global del 38,8%. Cambian a Gallinari y Gilgeous-Alexander, dos buenos tiradores, por un tirador de elite como George y uno muy sólido en Kawhi.

Lo que ha caracterizado a los Clippers de la temporada 2018/2019 es la inteligencia. Un equipo intenso en defensa que buscaba las transiciones, no primaban los robos o los tapones, sino buenas comunicaciones, aguantar y forzar malos tiros, Terminaron como el 8º equipo que peor porcentaje de acierto condencía a los rivales. Imagina ahora con dos bestias defensivas como Kawhi, dos veces Defensor del Año, y George, finalista este año.

Si no podían correr, en el ataque en media pista han sido de lo mejor y más estético de la segunda mitad de temporada regular y Playoffs. La prioridad es encontrar el buen tiro, no irse al triple o debajo del aro. La analítica les importó poco o nada la pasada temporada, aunque si cuidaban el espaciado y la colocación, además de encontrar muchos cortes y pantallas para atacar después fuerte sobre bote o recibir y tirar.

En la segunda parte de la temporada, ya sin Tobias Harris en plantilla, consiguieron ser el equipo con mejor acierto de cara al aro de toda la NBA. Gallinari ejercía de generador y Lou Williams de anotador en solitario, en un conjunto coral donde cualquier jugador podía hacer puntos cada noche.

No olvidemos que compitieron tú a tú contra los Warriors en Primera Ronda de Playoffs, sin ventaja de campo y con Kevin Durant sano. A ese bloque solo hay que cambiar las salidas de SGA y Gallo por Kawhi y George. La mejora es salvaje. Prácticamente indescriptible.

¿Cómo será el ataque de los Clippers?

Con Paul George hay pocas dudas. Es un jugador capaz de amoldarse a diferentes situaciones y rendir, como se ha visto en diferentes roles en Indiana (estrella emergente y luego líder) y Oklahoma (complemento el primer año, referencia junto a Westbrook el segundo). En los Clippers tendrá una cantidad de balón similar al que tuvo en Oklahoma, ya que el equipo es de Kawhi y PG se adapta con más facilidad a un rol de tirador de élite donde se siente muy cómodo.

La duda con Paul es si recurrirá tanto al triple, un recurso que estos Clippers no utilizan en exceso, o si continuará con su evolución de la etapa en el Thunder.

Con Kawhi lo ideal sería verle menos en aclarados. Sí, es de lo mejor de toda la NBA en estas situaciones, pero abusar del uno contra uno con un jugador que apenas pasa la pelota en estas situaciones genera previsibilidad en el ataque. Darle aclarados es lo suyo, aunque también debería ser más utilizado en los sistemas de Doc Rivers saliendo de bloqueos y recudir su carga en el uno contra uno.

A nivel defensivo hay poco que comentar. Se juntan dos de los mejores aleros defensivos de la NBA junto a Patrick Beverley, uno de los especialistas y canívales por excelencia. Montrezl Harrell es otro gran defensor, Ivica Zubac es un cierre de aro más que correcto, Landry Shamet un defensor de rotación inravalorado, Rodney McGruder otra buena pieza atrás, Mo Harkless una bestia atlética...

Kawhi y Paul George encajan entre ellos. Ninguno es un generador principal de juego pero para eso está Doc Rivers, uno de los grandes motivos de la decisión de Leonard. Un entrenador que para esta última temporada ideó esquemas ofensivos para un equipo en el que faltaban creadores para el resto y usando a Gallinari como base.

No es fácil integrar a dos de los seis jugadores de la pasada temporada que promediaron más de 26 puntos por partido con más de un 29% de uso y terminaron jugando Playoffs. Los Clippers no tenían ningún jugador así y ahora cuentan con dos, aunque su plan era precisamente este.

Turno de Doc Rivers para integrar a dos estrellas en un sistema creado para jugar sin ellas. Turno para soltar una jauría de perros asfixiante en defensa y el ataque más brillante que hayan visto los Clippers.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

G-League vs. Flamengo
Bayern Munich y G-League disputarán final
Carlos Herrera Luyando
NBA México City Games
¿Cómo comprar boletos para los Juegos NBA?
Staff NBA.com
Paul George y Kawhi Leonard
¿Cuándo debutan Kawhi y George con Clippers?
Carlos Herrera Luyando
Cezar Guerrero, Juan Toscano y Lucas Martínez
¿Por qué no pueden jugar juntos con México?
Carlos Herrera Luyando
Cezar Guerrero
Guerrero espera una oportunidad con México
Staff NBA.com
Manu Ginóbili
Manu Ginóbili volvió a jugar ¡y con peluca!
Leandro Fernández
Más noticias