);
San Antonio Spurs

Eric Weissling y su sueño NBA: “México ayudó a formarme como coach”

Eric Weissling

Esta nota es parte del podcast El pick&pop. Lo puedes reproducir aquí.

Eric Weissling tiene sangre mexicana, estadunidense y alemana. Su madre, nacida en Xalapa, Veracruz, conoció a su padre, de ascendencia alemana, en territorio mexicano y se fueron a vivir a Estados Unidos, donde tuvieron cuatro hijos. Eric nació en Nuevo México, pero se formó en San Antonio, Texas, y la vida lo llevó a formar parte de los Spurs. Desde pequeño le gustó el baloncesto y tenía su cuarto lleno de pósters de jugadores de los Lakers.

MÁS: El coach mexicoamericano que acompañó a Manu Ginóbili durante ocho años

En San Antonio ha pasado la mayoría de su vida a sus 31 años. Ahí, en la preparatoria, se enfrentó a Orlando Méndez, con quien años después se encontraron en la selección mexicana de baloncesto y en Halcones de Xalapa.

Para su cumpleaños número 15, la hermana de Eric sabía de su amor por el deporte naranja. Le consiguió unos boletos para ver a los Spurs contra los Bucks a nivel de cancha y se sentó al lado de un señor con el que empezó a platicar. No lo sabía, pero era uno de los accionistas de la franquicia.

Meses después, en su casa recibió una llamada del equipo tejano. "Mi mamá dice, 'están pidiendo a ti' y yo digo que esto es una broma, pero no". Era un asistente médico que le dijo que buscaban a gente para que trabajaran como utileros y así entró a los Spurs.

Para la temporada 2004-05 comenzó a trabajar con San Antonio. Su labor era estar al pendiente de lo que necesitaran los jugadores, pero al final de esa campaña se dio cuenta a lo que se quería dedicar después de que quedaron campeones con Tony Parker, Manu Ginóbili, Tim Duncan, Bruce Bowen, Robert Horry, entre otros, en el vestidor.

"Quiero sentir este momento, pero yo quiero ser el que está en traje en vez del que está en polo", comentó en entrevista con NBA.com. "Cuando ganamos el campeonato, un jovencito emocionadísimo, primer año trabajando con los Spurs y ya son campeones de la NBA y yo estoy en el vestidor con la champaña. Yo me sentí increíble y dije que quería sentir esto pero como entrenador".

Mudanza a México

Su paso por los Spurs continuó ocho años más, hasta que un día le preguntó a su mamá cómo podía comenzar su sueño de ser entrenador en la NBA. Ella le recomendó ir a México con Halcones de Xalapa (Liga Nacional de Baloncesto Profesional) y así lo hizo a los 23 años. En el 2011 fue su primera temporada en México como asistente de video.

Todavía en ese año llegó al final de la temporada para continuar con los Spurs, pero dejó de ser utilero y buscó abrirse paso en México. Continuó con Halcones y en el 2013 se le dio la oportunidad de ir al Premundial en Venezuela como encargado del video de scouting a la selección mexicana, torneo en el que consiguieron regresar a un Mundial después de 40 años.

MÁS: Xochitl Lagarda y su compromiso con el baloncesto mexicano: "Participaremos en los Mundiales y Olímpicos"

Y en el 2014 le llegó la oportunidad de estar al frente de un equipo con Pioneros Los Mochis (Cibacopa). A los 24 años dirigió dos partidos porque el coach Adolfo Sánchez se enfermó y no estuvo. Dos años después, Náuticos de Mazatlán lo designó entrenador en jefe y, sorprendentemente, quedó campeón contra los Rayos de Hermosillo que tenían a Alfonzo McKinnie.

"Honestamente sentía que el campeonato se estaba escapando de mis manos. De ir ocho juegos ganados en Playoffs y una derrota nada más, y entrar a una serie final contra un muy buen equipo. Tú ves esas alineaciones y dices aguas (Rayos de Hermosillo). Estoy en el vestidor, con la cabeza baja, se nos fue el juego y se nos va el campeonato. Llega Pocholo Casilas, 'cabeza arriba, ellos hicieron su trabajo, ahora es nuestro turno, no te preocupes, nos tuviste ahí en el juego, ahora tenemos que responder'. En ese momento me di cuenta e hice mi trabajo, ahora depende de ellos y de ahí, 4-0 y boom, campeonato, era algo increíble para mí", recordó Weissling.

En su paso por la LNBP fue parte de Halcones de Xalapa, Halcones Rojos de Veracruz y Garzas de Plata como asistente, mientras que con Laguneros de Torreón y Panteras de Aguascalientes fue entrenador. En Cibacopa dirigió a Venados de Mazatlán durante la última temporada y previamente a Náuticos.

¿Por qué no sale el talento mexicano?

Weissling estudió una maestría en psicología deportiva y en su tesis se dedicó a investigar qué pasaba con el talento mexicano universitario. ¿Su descubrimiento?

"México siempre ha traído basquet, lo he visto y lo he estudiado: el basquet en México es muy urbano y a veces el basquet se veía en los pueblos, porque a veces no tienen canchas de fut porque están en la montaña hasta arriba y canchitas de basquet en el centro del pueblo es donde la gente convivía y se conectaba, jugaba basquet. A veces no apreciamos qué tan profunda tenemos las raíces del basquet aquí en México, no son algo que salió hace 20-30 años, sino hasta más.

"A veces no hay recursos, a veces tienes un talento, un joven que viene de un pueblito, que mide 2,08, pero no trae la expectativa educativa que requiere la universidad. O sea, no le pueden dar una beca completa. Si le dan una beca completa, tiene que llegar con las expectativas académicas, pero si tienen miedo que la escuela en donde él aprendió y la escuela no trae ese nivel para que él pueda adaptar. ¿Van a invertir mucho dinero en alguien que tal vez no pueda aguantar la universidad? Y tiene que salir. Te vamos a dar una beca del 30, 40%. Pero el joven no tiene el dinero para pagar esa beca todavía. A veces desperdiciamos mucho talento que son rurales por el tema que no tienen esa parte académica para adaptarse y mantenerse.

MÁS: ¿Qué está pasando en la Agencia Libre 2019?

"Luego otro detalle que quiero hacer una investigación en esto, ¿qué está pasando con el basquet en las prepas? Ahí están las academias. Me fascina, me encanta y tenemos entrenadores en todos lados trabajando. Llegan esa etapa de la prepa en la que se saturan y ya no quieren basquet, se meten a la fiesta y otras distracciones. Llegan de las prepas (a la universidad) y no están listos. Tienen que hacer ocho años de trabajo en cuatro porque los de prepa no están listos estratégicamente y en movimientos. Ese es el trabajo que tenemos que realizar, el que tenemos que empujar. Ya hacen lo más que pueden con estos jóvenes en cuatro años y llegando profesional conmigo no los veo listos. La mayoría los veo y digo, 'ay, no'. Tienen tanto talento pero no está desarrollado. Sé que no es culpa de los entrenadores (universitarios) porque he hablado con ellos, he visto sus programas".

La curiosa coincidencia con James Borrego

La NBA es una liga multicultural que poco a poco ha abierto las puertas a los latinoamericanos. El colombiano Gersson Rosas es el último ejemplo como nuevo presidente de operaciones de los Timberwolves, mientras que James Borrego fue el primer entrenador mexicoamericano en dirigir a un equipo de la NBA con los Hornets.

Con este último, Eric Weissling tiene una curiosa relación. Su papá fue maestro en la Albuquerque Academy de Borrego y este último era muy amigo de una hermana de Eric.

MÁS: Horacio Llamas y el baloncesto mexicano: "Ya se acabó que cada quien jale para su lado"

Tiempo después, los dos entrenadores coincidieron en los Spurs. Borrego era asistente de video y Weissling utilero. Fue hasta que un amigo del papá de Eric que le pidió que preguntara por el ahora coach de los Hornets.

Mientras que uno ya dirige en la NBA, el otro continúa ganándose un lugar en México en busca de, algún día, cumplir su sueño.

"Está empezando poquito a poquito, porque latinos no hay muchos. Los puestos se abren para los europeos, hay mucho europeo. Especialmente Brooklyn los rusos. Es complicado, pero mínimo ya están tomando en consideración a los latinos, eso es algo padre", se refirió a las puertas que se abren en la NBA.

"México me ayudó a formarme como coach para cosas más grandes y quiero dejar este mensaje para todos los jugadores universitarios, entrenadores, que sigan luchando por sus sueños. Mi sueño es jugar en la NBA, yo estoy trabajando fuerte esa parte porque es donde yo quiero estar", compartió.

"Tenemos que entender que México tiene tanto talento para llegar a esos niveles, pero está en nosotros si lo queremos o no. nadie nos va a llevar allá, nadie nos va a abrir la puerta allá, lo tenemos que hacer nosotros. Por mi lado, sé que es importante", concluyó.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Celtics
Jaylen Brown: "Tenemos que ser más duros"
Sergio Rabinal
James Harden
James Harden y una racha histórica
Sergio Rabinal
lebron james kobe bryant
LeBron, emocionado por la visita de Kobe
Nacho Losilla
Horford Towns Prigioni
Así fue la semana de los latinos
Agustín Aboy
carmelo anthony
Portland emocionado con Melo
Sergio Rabinal
LP
La semana del NBA League Pass
Juan Estevez
Más noticias