Playoffs 2021

NBA Playoffs 2021: ¿Se le terminó el combustible a Milwaukee Bucks? La dificultad de remontar un 0-2 y los ajustes a realizar

Antes de que el balón surcase el cielo del Barclays Center por primera vez, todo el mundo tenía en mente una serie entre Milwaukee Bucks y Brooklyn Nets sumamente igualada. Los precedentes de temporada regular así lo aseguraban, con duelos apasionantes y resueltos en los últimos compases. Sin embargo, tras dos partidos de Semifinales de Conferencia la diferencia entre los dos candidatos no ha podido ser mayor. Tras un Juego 1 marcado por la explosión neoyorquina en el tercer cuarto, en el segundo partido la clave fue la ineficiencia ofensiva de los de Wisconsin.

MÁS | Brooklyn Nets es una aplanadora conducida por Kevin Durant: ventaja de 2-0 ante Milwaukee Bucks

Milwaukee colapsó de inicio y fue incapaz de encontrarse a sí mismo con el transcurso de los minutos. Mientras, los de Steve Nash siguieron en velocidad de crucero incluso sin su base y director de juego, James Harden, manteniendo su gran fluidez de ataque y ofreciendo una versión más que eficiente en el extremo defensivo. No es solo que a los Bucks se los viese incapaces de igualar el acierto de sus oponentes, que terminaron con 21 de 42 en triples (50%), sino que estuvieron perdidos en líneas generales, cayendo una y otra vez en las trampas de sus oponentes que los conducieron al fallo o a la pérdida.

A la vez que los Nets estaban corriendo, jugando rápido y colectivamente, los Bucks sufrían para realizar un lanzamiento que fuese mínimamente cómodo, muy forzados por la intensidad de manos de sus oponentes. Así se explican las 16 pérdidas de balón, el 44% en tiros de campo y el 29% en triples. De este modo Milwaukee firmó su anotación más baja en Playoffs desde 2017 ante Toronto Raptors (76), perdiendo por 125-86.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí .7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Ahora la serie viajará a Wisconsin, donde los de Mike Budenholzer aspiran a tratar de recomponerse y volver a tomar cierto control sobre sus oponentes. Con 2-0 en contra no queda mucho margen de maniobra y vencer es la única opción que les queda a los Bucks si quieren seguir luchando por las Finales de Conferencia, ya que nadie en la historia ha remontado un 3-0.

"Nunca estoy demasiado alto, ni demasiado bajo. Después de la serie de Miami estábamos arriba 4-0, y al llegar a esta no estaba en lo alto", describió Antetokounmpo haciendo referencia al dicho Never too high, never too low (Ni tan alto, ni tan bajo). "Ahora que estamos abajo 2-0 no estoy deprimido. Solo voy a seguir haciendo lo que hago, seguir confiando en mi trabajo, seguir confiando en mis compañeros, seguir creyendo en el equipo, seguir creyendo en los hábitos que hemos construido durante todo el año, y con suerte, en el tercer partido conseguiremos una victoria ".

"Es una oportunidad", prosiguió el griego. "Al final del día, tenemos que ocuparnos de nuestros asuntos e ir partido a partido. No quiero escuchar que tenemos que ganar dos en casa. Tenemos que ganar uno en casa. Tenemos que ganar el primer encuentro. Tenemos que conseguir el Juego 3 e intentar dar todo lo que podamos para conseguirlo, y luego en el cuarto intentar hacer lo mismo. Pero tenemos que concentrarnos en el tercer partido ahora mismo ".

Las remontadas no suceden de la noche a la mañana, más cuando enfrente se encuentra una de las ofensivas más temibles de todos los tiempos. Con un Kevin Durant en estado de gracia que en la noche del lunes anotó 32 puntos en 12 de 18 intentos, más Kyrie Irving con 22 en 9 de 17, los Nets se encuentran en el momento más dulce del año.

"Han ganado dos partidos en casa, ahora es nuestro turno de jugar en nuestro estadio", comentó Mike Budenholzer. "Todos lo hemos visto miles de veces, tenemos que ir a proteger nuestra cancha como ellos protegieron la suya. Si llevas mucho tiempo en la liga, has visto esto antes. Tenemos que irnos a casa y jugar mejor".

No obstante, la historia no juega muy a favor de la posible remontada de los Bucks aunque ahora tengan que volver a Milwaukee. Y es que darle la vuelta a un 2-0 en Semifinales de Conferencia no es en absoluto habitual. Sin ir más lejos, en los últimos 17 años tan solo dos equipos han logrado semejante gesta. El precedente más cercano ocurrió en 2008 cuando los San Antonio Spurs, después de caer en los primeros dos choques, fueron capaces de inutilizar a los jóvenes New Orleans Hornets de Chris Paul para llegar a Finales de Conferencia, donde fueron eliminados por los Lakers. Tiempo antes, en 2004, precisamente los de oro y púrpura le dieron la vuelta a la eliminatoria ante los Spurs para colarse en las Finales del Oeste, siendo esta la serie en la que Derek Fisher anotó un tiro ganador memorable a falta de 0,4.

En honor a la verdad, sí que es cierto lo planteado por Budenholzer en el sentido de que es habitual ver a los equipos locales llegar a empatar de nuevo la eliminatoria tras un 2-0, momento en el que el mejor conjunto tiende a reorganizarse y retomar el control del duelo.

Como siempre, los ajustes que puedan realizar cualquiera de los dos conjuntos serán fundamentales en el resultado de lo que podamos ver en el Juego 3. En ese sentido, Brooklyn parece haber dado con la tecla para hacer mucho daño a Milwaukee, protegiendo la zona y siendo muy agresivos sobre sus penetraciones, de tal modo que dificulten cualquier tipo de movimiento de balón. Esto lo que genera es que las posibilidades de que haya un mal lanzamiento o una pérdida aumenten, facilitando que los Nets corran y consigan anotaciones sencillas.

"Creo que para nosotros, los vimos anotar tiros y nos volvimos un poco egoístas, y tratamos de hacerlo nosotros mismos", analizó Jrue Holiday. "Tuvimos algunos tiros en la pintura, pero fueron tiros difíciles, defendidos por dos, a veces tres personas. Siento que cuando llegamos a la pintura, tenemos que tratar de sacar el balón y conseguir triples abiertos. Tampoco disparamos tan bien desde fuera, y eso es probablemente porque no tuvimos tantos triples abiertos. Solo tenemos que ser capaces de jugar un poco mejor con el pase".

"La derrota apesta", prosiguió Holiday. "Es muy frustrante perder así, incluso perder. Sentimos que somos mejores de lo que estamos jugando y lo sabemos, pero en este punto, no podemos estar realmente deprimidos. Tenemos que quedarnos positivos. Tenemos que ser capaces de estar concentrados. Regresar, mirar el partido, prestar atención a los detalles, especialmente en defensa, tenemos que hacerlo mejor ".

Steve Nash y su staff están planteando una serie muy complicada para sus oponentes y han encontrado el modo de hacerlos colapsar para que no jueguen cómodos. Todo ello a partir de la defensa, siendo esta el motor de su juego y desde donde crece el ataque y no al revés. En manos de los Bucks está evitar que su temporada pueda prácticamente llegar a su fin en el Juego 3 y empezar la que sería una remontada épica.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Monte Morris
Morris y su trabajo para ser titular en Denver
Leandro Fernández
rj Hampton
RJ Hampton, la llave de la rotación de Orlando
Nacho Losilla
Julius raedle
Randle y el objetivo del título con los Knicks
Nacho Losilla
JJ Redick
Redick y su lugar histórico para el triple
Leandro Fernández
Korver
¿Qué jugadores anunciaron su retiro?
Juan Estevez
klay-thompson-111920-ftr-getty
¿Cuál será el regreso más destacado de la 2021-22?
Juan Estevez
Más noticias