NBA G-League

Entrevista con Mike Torres: el camino desde la 4º división de España a la G League con Capitanes de Ciudad de México

El básquetbol es una forma de vida que depara diferentes caminos para cada uno de sus actores. La variedad de historias es enorme y encontramos desde las más emocionantes y épicas a las más tristes. Un deporte como guía para el día a día, para el trabajo y el esfuerzo cuyo destino es imposible de conocer.

Más | Lo que dejó el paso de Capitanes de Ciudad de México en su estreno en la G League

"Si te digo la verdad, no sé qué va a pasar. Me gustaría volver a España al máximo nivel, pero no sé lo que va a pasar", nos cuenta el protagonista de esta aventura. "Sí sé que voy a regresar a España porque tengo ganas de ver a mi familia y amigos, pero no tengo respuesta para después de enero, porque terminamos ahí".

Mike Torres, nacido en Barcelona en noviembre de 1994, es un base de 1,88 metros que actualmente milita en Capitanes de Ciudad de México, el equipo que supone la primera expansión de la historia de la G League fuera de Estados Unidos. Un paso que podría terminar, quién sabe, en una franquicia NBA para México dentro de unos años.

El viaje de Torres es sorprendente y muy curioso. Comenzó su andadura profesional con 20 años en Liga EBA, la cuarta división del básquetbol español. Lo hizo de la mano del CB Castelldefels en la 2014-2015 y desde entonces ha ido subiendo y pasando por todas las categorías. Sin saltarse ningún paso, ha logrado debutar en ACB y convertirse en el primer español en jugar en Capitanes.

"Viéndolo ahora, lo que he pasado ha sido duro", nos cuenta en una llamada vía Zoom en conexión Dallas-Madrid. "Siempre lo digo, este como tal no era mi objetivo, pero poco a poco se fue dando. Lo decidí yo, pero jamás pensé que haría algo así. Incluso pensándolo podría haber dicho que no, porque lo que me gusta es estar en España, pero la oferta me vino en un momento perfecto".

Más | Entrevista con Shane Larkin: el estereotipo de jugar en el extranjero

Mike iba de pequeño a ver partidos de básquetbol con su padre y tuvo muy claro desde niño que su sueño era dedicarse al básquetbol. Puso muchas horas de trabajo y sacrificio para ir ascendiendo. Tras sus dos primeros cursos en Liga EBA pasó a Plata, y de ahí saltó a Oro en la 2017-2018 con el Leyma Coruña. Un ritmo imparable que culminó tras su 2019-2020 con el Carramimbre CBC Valladolid, con quienes promedió 9,5 puntos, 2,8 asistencias y 38,8% en triples en 19,5 minutos. Tras aquello fichó por el Coosur Real Betis y debutó en ACB en la 2020-2021.

"Venía de jugar el Preolímpico con República Dominicana y no tenía nada que me atase en España", explica sobre la decisión de fichar por Capitanes. "Sí, están mis amigos, pero no tengo una relación o algo así. Vine aquí a vivir la experiencia, no pensando tanto en jugar en la NBA, porque no sabía si tendría otro momento en el futuro para hacer algo así".

"Dentro de un tiempo cuando mire para atrás estoy seguro de que lo recordaré con ilusión. Pude vivir esto y llegar aquí después de mucho trabajo y muchas horas de básquetbol. Ha sido un camino complicado, pero lo estoy disfrutando mucho".

Cuando escribimos estas líneas, Mike firma promedios de 5,2 puntos, 3,6 asistencias y 2,9 rebotes en 21,7 minutos con Capitanes en 14 partidos. Es la primera experiencia del conjunto mexicano en el Showcase de la G League, aunque no formarán parte de la temporada regular.

Más | Entrevista con Derrick Williams: los altibajos del baloncesto en el desarrollo de un "tweener"

"Si te digo la verdad, la liga es muy buena", dice sobre el nivel de la G League. "Pensé que no lo sería tanto, pero hay mucho nivel. Contra todos los equipos que hemos jugado tienen varios jugadores con pasado NBA. Algún partido me he encontrado a un base muy bueno delante y al buscarlo en internet después del partido he visto que jugó en la NBA".

"Aquí hay muchos jugadores que tienen el nivel para jugar en la NBA, pero para conseguirlo necesitas más. Es estar en el momento correcto y en el sitio adecuado, pero aquí todos tienen talento y físico. Esa es la otra cosa, el físico. En España yo destacaba mucho y era de los mejores en ese sentido. Aquí soy uno más".

Por supuesto, el básquetbol que se juega en Estados Unidos es diferente al de Europa. La formación, la cancha, las reglas, el trato entre jugadores, la forma de relacionarse... En este caso, Torres ha encontrado con Capitanes la oportunidad de probar un básquetbol distinto. Una nueva cultura.

"Soy un base formado en España y tengo la mentalidad de repartir la pelota, crear juego y mandar una jugada. Aquí a veces mando una jugada, doy un pase y cuando me vuelvo a girar la pelota ya está en el aire", cuenta entre risas. "Es cuestión de adaptarse al ritmo. Con los últimos partidos me he sentido más cómodo jugando, no tanto porque haya anotado más, sino porque he podido ser más como yo soy".

Donde sí ha notado la diferencia es en la distancia extra respecto al triple. Es cierto que con el Betis registró un 27% en un volumen bajo, pero en su última aventura en Oro estuvo cerca del 39%, además de tener otras temporadas con marcas respetables. Sin embargo, en la 2021-2022 con Capitanes cae a un 21,4%.

"A mí me gustan las medidas de las canchas aquí, pero el triple queda muy lejos. Me ha costado hacerme a la distancia".

Eso sí, una vez tomó la medida y el ritmo de juego no ha soltado a ninguna de las dos. Terminado el Showcase, Capitanes tenía un par de encuentros ante el equipo de promesas NBA G League Ignite en los primeros días de enero. ¿El resultado? Las dos actuaciones más poderosas de Torres en Estados Unidos: 11 puntos, 15 asistencias (récord personal) y 5 rebotes en el primero; y 25 puntos, 7 asistencias y 5 rebotes en el segundo.

Fantástico final de temporada para el base. Broche de oro para una experiencia inolvidable.

Una publicación compartida de Foz Sports & Events (@fozsports)

El proyecto de Capitanes de México es ilusionante para todo el país. Si bien esta temporada no han podido jugar como verdaderos locales en México, sí han notado el apoyo de los seguidores. Además, Torres destaca la calidad del grupo humano que forma la franquicia, desde los jugadores, al presidente y pasando por todos sus integrantes.

"Hay un ambiente muy bueno. Tenemos edades similares y la diferencia está en dos o tres años. Tenemos muy buena relación", cuenta sobre los jugadores. "Con Gary Clark, que ha jugado mucho en la NBA, con Jordan Howard, Tyler Davis... Me llevo muy bien con Rigoberto (Mendoza) por la Dominicana".

"Hay conversaciones diferentes fuera del básquetbol y la vida aquí es muy independiente, eso es lo que más me gusta de aquí en comparación con España. Nos envían un mensaje con la hora del desayuno, a las 9 de la mañana, y la hora de salida del bus, a las 13. Si hay video, te ponen la hora y listo. El resto del tiempo te dejan para que lo planifiques tú y que hagas lo que realmente prefieras. Me gusta mucho, la verdad, en España es muy estricto".

"He estado en sitios que yo jamás pensé que iba a estar", dice sobre su viaje con el básquetbol. "Con la selección he jugado ante equipos como Serbia o Italia. Y aquí me he encontrado a un grupo de personas que son muy buenas, desde el presidente Rodrigo y su mujer, el grupo de trabajo, la gente que está con nosotros... Son todos muy buenas personas. Y por ejemplo, fuera del básquetbol podemos tener conversaciones diferentes, incluso con el entrenador. Fuera de la cancha podemos bromear y hablar de otras cosas, por eso no voy a perderle el respeto. En España tenemos la figura del entrenador como si fuese el jefe de una empresa con el que no puedes hablar".

Mike sigue en Estados Unidos y disfruta de la experiencia al completo. Las vivencias con los compañeros, ir a partidos de la NBA, las instalaciones de trabajo... Se trata de una experiencia distinta y él quiere desgranarla por completo.

Más | Dos partidos para Capitanes de Ciudad de México en el AT&T Winter Showcase de la G League

"Me gusta mucho la experiencia de representar a un equipo mexicano para representar mi origen latino. Mi familia tiene mucho en común y hay gente mexicana que nos apoya de verdad. Es algo muy bonito. Significa mucho para mí y para mi familia el verme con la selección. Además, de donde yo soy, el barrio de Sans, en Barcelona, hay mucha comunidad dominicana y yo he visto allí a mi padre jugar en la cancha. Yo lo veía a él y luego me han visto crecer a mí".

Nuestro protagonista termina la temporada con Capitanes este mes de enero y entonces regresará a España, donde tiene contrato con el Betis. Sin saber cuál será su siguiente paso, se muestra muy agradecido e ilusionado por haber dicho que sí a la oferta de la G League, una liga que lo ha sorprendido con su nivel y a la que no descarta regresar. "Me encantaría volver a jugar con Capitanes delante del público mexicano".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Anfernee Simons
Anfernee Simons, ¿candidato al MIP?
Agustín Aboy
Dozier Hernangomez Forbes
Forbes a Nuggets, Juancho a Spurs, Dozier a Celtics
NBA.com Staff
Klay Thompson
Klay se lució en el triunfo de Warriors ante Pistons
Agustín Aboy
Paul George
Más tiempo fuera por lesión para Paul George
NBA.com Staff
Karl-Anthony Towns, Anthony Edwards (Minnesota Timberwolves)
All-Star: 6 jugadores que merecerían tu voto
Sergio Rabinal
Anthony Davis
¿Cómo marcha la recuperación de AD?
Kyle Irving
Más noticias