Miami Heat

Miami Heat le cedió las llaves del ataque a Tyler Herro, pero extrañó a Kyle Lowry como base

Miami Heat de momento ha sido agua y aceite en la temporada 2021-2022 de la NBA. Se estrenó con una verdadera exhibición ante el campeón defensor Milwaukee Bucks, ganando por 137-95, y su segunda presentación lo tuvo anotando solamente 91 puntos contra Indiana Pacers en un partido que perdió y encima tuvo cinco minutos extra por ir a la prórroga. ¿La diferencia principal entre un partido y el otro? La presencia de Kyle Lowry.

El ex jugador de Toronto Raptors no jugó en Indianápolis por una molestia en uno de sus tobillos y así los de Florida parecieron perder todo tipo de orden ofensivo a pesar de que estamos hablando de un jugador que apenas tiene un partido disputado con la franquicia. Miami tuvo varias pérdidas (22) más que las asistencias (18) que generó contra los Pacers: eso se debió a porcentajes muy bajos en los lanzamientos (38,5% de campo) pero también a roles que quedaron por fuera de lo observado contra los Bucks.

"No debería ser tan difícil (jugar sin Lowry), lo hicimos ver así. Tenemos que ser mejores compartiendo el balón. Mucho de eso se trata de mí", fue la autocrítica que hizo Jimmy Butler después del partido, mientras que Bam Adebayo fue por la misma línea ("Tenemos que hacer un mejor trabajo para hacer jugadas fáciles") sin dejar de remarcar la importancia que Lowry tiene y tendrá en esta versión del Heat: "Él ha estado jugando por 16 años, sabe como controlar los tiempos, como manejar el ritmo del partido. Extrañamos eso en nuestro ataque".

El Heat no había anotado tan poco en un partido que se decidió en tiempo suplementario desde cuando en diciembre de 2015 cayó por 99-90 ante Memphis Grizzlies. Esto (anotar 91 puntos o menos jugando 53 minutos) le sucedió solamente 14 veces desde el año 2000.

Más | Indiana Pacers trabajó extra para vencer a Miami Heat y conseguir su primer triunfo de la temporada

Miami logró dar pelea en el encuentro porque su defensa solo le permitió a Indiana anotar 8 puntos en el tercer cuarto y 22 en el último período, pero se desarmó en la prórroga, la que perdió por 16-5. Con un ataque de 91 puntos en más de 110 posesiones es inimaginable ganar en la NBA.

Esto de extrañar a Lowry puede ser un problema de aquí en adelante, teniendo en cuenta los problemas físicos habituales del ex jugador de Toronto Raptors que ya tiene 35 años y se perdió 26 partidos en la campaña pasada y 14 y 17 en las dos temporadas anteriores por diversas lesiones. De hecho todavía no se sabe si podrá jugar el lunes cuando Miami tenga su primer partido en casa, recibiendo a Orlando Magic.

La falta de opciones en el plantel complica al equipo de Erik Spoelstra para reemplazar a su incorporación más importante. Gabe Vincent jugó como base titular pero tuvo un aporte pequeño (2 puntos, 3 asistencias y 3 pérdidas en 25 minutos) y no es un armador natural. Y en un plantel con pocos guardias no hay otro base. Jimmy Butler y Bam Adebayo son grandes playmakers, pero con Lowry se aprovechan mejor en otros roles o es necesario desgastarlos menos.

En medio de eso, Tyler Herro continúa despegando. El joven de 21 años fue el máximo anotador ante Milwaukee con 27 puntos y contra Indiana repitió eso, sumando 30 tantos aunque con una cifra llamativa de intentos al aro: 28 lanzamientos de campo (de los cuales anotó 12, firmando un 3-12 en triples).

Solo una vez Herro había intentado más de 25 lanzamientos de campo en un partido: el 12 de enero de 2021 firmó un 12-26 de campo ante Philadelphia 76ers para anotar 34 puntos en una derrota por 137-134 sin Adebayo, Butler o Goran Dragic como compañeros en ese encuentro. En este partido contra Indiana firmó el primer encuentro de al menos 30 puntos y 10 rebotes para un suplente de Miami Heat en la historia de la franquicia.

"Le doy todo el crédito a mis compañeros y al entrenador por confiar en mí, no solo para tener el balón en mis manos sino para tomar tantos lanzamientos. Nos hubiera gustado conseguir la victoria pero al menos la segunda mitad fue buena en el costado defensivo" dijo Herro, que al respecto de la ausencia de Lowry añadió "sin Kyle es distinto, es el líder, maneja el ataque. Estoy tratando de aprender todo lo que pueda de él y entonces si no juega puedo intentar replicar lo que hace".

El entrenador Spoelstra valoró este crecimiento de Herro, pero también remarcó como el juego ahora se complica más para él por la atención de las defensas rivales y dejó claro que el ataque de Miami no debe repetir esta faceta del sábado: "Es un jugador de tercer año que ha mejorado en cada temporada. Tiene la habilidad de manejar el balón para llegar hasta donde quiere. Ha mejorado su juego como playmaker, es mejor en el pase y para leer a la defensa. Estuvieron defendiéndolo tratando de atraparlo, algo que es nuevo y es una señal de respeto. Probablemente veremos más de eso esta temporada. (...) sin Kyle el balón estuvo más en sus manos, eso trae más oportunidades. Habrá que buscar formas de ser más eficiente".

Butler, que también miró bastante el aro (lanzó 7-22 de campo anotando 19 puntos), respaldó a Herro: "A veces el juego te lleva a eso. Queremos que sea agresivo, tomó todos los tiros que pensó que podía anotar. No me puedo enojar con eso. Tiene que seguir agresivo y con confianza, lo necesitaremos así durante todo el año".

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bolmaro Towns
Towns sobre Bolmaro: "Que sea nuestro Livingston"
Juan Estevez
embiid
La vuelta de Embiid y su experiencia con el COVID
Sergio Rabinal
mobley allen
3 claves para los Cavs tras romper su mala racha
Sergio Rabinal
giannis, bucks
4 datos de la recuperación de los Bucks
Sergio Rabinal
Vincent
Una figura inesperada impulsó a Miami en Chicago
Juan Estevez
Edwards
Victoria infartante para los Timberwolves
Juan Estevez
Más noticias