Miami Heat

Los pilares de Miami Heat en la última batalla de Pat Riley

Figura omnipresente en los mercados, Pat Riley atrajo numerosas miradas sobre Florida el pasado verano. Kyle Lowry y PJ Tucker eran las principales incorporaciones de un Miami Heat hambriento. Liderados por Jimmy Butler y con Bam Adebayo y Erik Spoelstra como figuras diferenciales quieren sorprender una vez más, aunque en su caso la competitividad cuando llegue abril está garantizada.

Más | Miami Heat sigue imparable: datos y estadísticas de un inicio impecable

El Heat alcanzó las Finales de la NBA en Disney, escenario en el que los Lakers ganaron su 18º título. El sabor a decepción por la derrota dejó marcado al equipo. Sin embargo, la offseason más corta de la historia del deºorte norteamericano hizo mella. Butler, Goran Dragic, Tyler Herro o Adebayo sufrieron lesiones, y el propio Herro, tras unos Playoffs sensacionales, dejó una temporada sophomore complicada.

La etiqueta de "one year wonder", milagro de un año, hería la parte más profunda de este bloque. Desde los soldados comprometidos y su puro carácter, hasta los últimos miembros de una organización con una cultura muy marcada. No pudieron combatir y demostrar tras las Finales, pero la espina quedó clavada. El Heat regresa con más armas y todavía ávido. Y su deseo de competir queda claro desde el inicio del nuevo curso.

Repasamos el inicio de la 2021-2022 del Heat, con récord de 7-3 cuando se escriben estas líneas, y las posibilidades que presentan como candidatos en el Este. ¿Cómo? Desde tres claves de su juego de identidad representadas a través de tres jugadores.

Kyle Lowry, como refuerzo de la cultura Heat

Lowry llega a Miami con 35 años (cumplirá 36 en marzo) y luciendo en el currículum 6 apariciones en el All-Star, una mención All-NBA y el anillo de campeón de 2019. El mensaje fue unísono cuando se supo del sign&trade con Toronto por Dragic y Precious Achiwa: el base encaja a la perfección en este Heat.

Y su encaje es tan excelente como real decir que el mejor básquetbol de Lowry queda atrás, en sus años en los Raptors. Por otro lado, Spoelstra no precisará de él una enorme carga ofensiva. Lowry está en Miami para reforzar la cultura de la organización. Es inteligente y competitivo. Servirá de referencia en un vestuario donde manda el macho alfa Butler, con quien guarda excelente relación. Servirá de complemento en el liderazgo y de figura vocal dentro y fuera. ¿Su misión principal en ataque? Organizar y pasar.

El Lowry de la 2021-2022 promedia 10 puntos, 7,1 asistencias y 5,2 rebotes en 32,6 minutos. Puede chocar la línea estadística, aunque el suyo es un impacto que no se refleja en el box score. Además, es la primera temporada de toda su carrera en la que, con más de 30 minutos por noche, no alcanza los 10 tiros de media. Eso sí, aunque su misión principal sea de jerarquía y pase en el ataque, registra su peor porcentaje de tiro efectivo desde la 2014-2015.

Una de las acciones que más repite con la bola en sus manos es el pick&roll con Adebayo. El pivote ofrece un mejorado tiro a media distancia y es excelente como pasador. Mientras ellos dos juegan, los Butler, Herro o Duncan Robinson orbitan a su alrededor. El bloqueo directo entre ambos sirve como recurso habitual para iniciar jugadas o para desahogarlas.

Las pizarras de Spoelstra contienen una variedad muy rica de movimientos y sorpresas. El entrenador sabe utilizar a la perfección las piezas que tiene. Parte siempre del mejor espacio ofensivo posible y las salidas de tiradores desde bloqueos indirectos o los cortes son muy frecuentes.

Lowry promedia 7,9 asistencias desde 2018. Es tan fiable como pasador como cualquier otro creador de la liga. Es más, su capacidad en este aspecto suele estar infravalorada. No se trata de un pasador estético que busque la espectacularidad. Es sobrio, preciso y regular, y por eso encaja tan bien como iniciador y como descarga para Butler.

En temporada regular sus puntos serán menos necesarios. Butler, Adebayo y Herro absorben el volumen principal. No obstante, sí interesa mejorar el 34% en triples que registra en este inicio. Su acierto en los 9 cursos en Toronto fue del 37,7% con picos de hasta el 41,2% con cerca de 8 intentos por noche.

Además del uso que le da el entrenador, las características de Kyle Lowry encaja a la perfección en el Heat. Se trata de un refuerzo ideal que solo el paso del tiempo, sus casi 36 años, evitan que sea perfecto. La veteranía está en un punto de cocción perfecto, aunque la pregunta es si quizás demasiado para ser campeones.

Bam Adebayo, el eje defensivo de élite

El Defensor del Año de 2021 fue Rudy Gobert, seguido por Ben Simmons y Draymond Green en el podio. Si bien el galardón estaba encaminado hacia el francés o el australiano, el pivote titular del Team USA en los Juegos Olímpicos de Tokio quedó cuarto. La inconsistencia de Miami le frenó para supera a Gobert, Simmons o incluso Draymond, pero su temporada fue fantástica. Es más, en varios tramos sostuvo él al equipo tanto en defensa como en ataque.

El caso de Adebayo es único. Llegó a la NBA como un joven por pulir cuyo perfil era el de cinco atlético, defensivo y finalizador, salvo que adaptado al básquetbol moderno. Algo más bajito y con capacidad para cambiar con pequeños. Hasta aquí, perfecto. Lo inesperado fue su evolución bajo la atenta lupa del Heat. Ahora Bam es un pivote capaz de dejar acciones como esta.

Comienza defendiendo a un pequeño; cambia en el bloqueo para volver con Jokic y queda pendiente de la ayuda; sale para evitar la canasta de Barton, captura el rebote e inicia la salida. ¿Cuántos pivotes de la NBA son capaces de hacer esto con eficiencia noche tras noche? Muy pocos, por no decir ninguno.

Además, ofrece mejora como tirador y es un aspecto donde quiere seguir creciendo.

El 7,3% de los ataques de Miami pasan por el poste (2º NBA). Adebayo es el segundo que más acciones tiene por partido (3,2) y las aprovecha cada vez mejor. Tiene la habilidad para convertir lanzamientos complicados y puede jugar tanto de cara, ante defensores más pesados, como de espaldas, ante figuras más pequeñas.

Aunque lo más habitual del pivote en el ataque de Miami, además del pick&roll, son las acciones de hand-off. El mano a mano y bloqueo entre el base y el pivote. El corte es muy simple, pero desde esto Spoelstra pinta movimientos muy distintos para sus jugadores, y aquí aprovechan las buenas pantallas y la visión de juego de Adebayo.

Por si fuese poco, a nivel defensivo es uno de los pivotes más completos y dominantes. Le hemos visto defender como nadie a Giannis Antetokounmpo o Anthony Davis; también, secar a exteriores de élite en cambios en bloqueos; y es capaz de llenar la pintura y hacer ayudas o quedarse en el perímetro y puntear a los tiradores.

Necesitamos mayor muestra para medir el impacto de Adebayo en la defensa con la estadística avanzada. Aun así, el Heat huele a defensa top 5 de la liga, puede que incluso más, y con Adebayo como estandarte merecerá la consideración de mejor defensor de toda la NBA. Su impacto es brutal.

Tiene 24 años y su nivel de rendimiento ya es de All-Star, rozando el All-NBA. Un jugador especial cuyo margen de crecimiento en Miami sigue sin alcanzar su máximo potencial.

Jimmy Butler, tapado para el MVP

El pasado mes de mayo publicamos una lista de los tapados a los principales premios. ¿Quién fue el elegido para el MVP? El bueno de Jimmy. Le paso algo similar a Adebayo. El récord del equipo, la irregularidad, fruto de los problemas de lesiones, le sacaron de la carrera principal. Sin embargo, sus 21,5 puntos, 7,1 asistencias, 6,9 rebotes y 2,1 robos merecen muchísima consideración.

Para que nos hagamos una idea, estas cifras de al menos 21 puntos, 7 asistencias, 6 rebotes y 2 robos solo las hemos visto en Michael Jordan (ganó el MVP ese año), James Harden (también, MVP), LeBron James, Russell Westbrook (dos veces, una su MVP) y Magic Johnson. Él es la referencia ofensiva. El líder de la plantilla. El primer creador y anotador. Es el jugador con más tiempo de balón por partido.

Puede asistir desde penetraciones en aclarados, algo muy habitual.

O aprovechándose de su presencia para asistir con un simple toque. Es común que los rivales hagan cambios defensivos cuando Butler y otro pequeño se bloquean, por lo que aquí Spoelstra pone a Herro para darle a su tirador un triple muy cómodo.

Adebayo es el segundo en posteos por partido porque Butler es el que más juega (4). Un exterior de escaso uso del triple. Sus amenazas son otras, prácticamente todas si eliminamos el tiro exterior. Y en el poste utiliza su fuerza, los marcados pasos y la inteligencia para fabricar buenas opciones.

Se trata, por supuesto, de uno de los mejores penetradores de toda la NBA. Figura clutch que siempre aparece en finales apretados. Su facilidad para sacar faltas y tiros libres es también conocida. Butler es un competidor como pocos hay en toda la liga, y en este caso no se trata de una afirmación al aire.

Las tres piezas fundamentales de la plantilla están claras, aunque buena parte del techo lo marca Herro. En Miami tienen claro el objetivo: hacer de él una estrella ofensiva de la competición. Tiene el carácter y está en la mejor forja de todo Estados Unidos.

Herro es el segundo mejor anotador de Miami en el inicio de la 2021-2022 con promedios de 20,3 puntos y 40% en triples desde el banquillo, además de 5,4 rebotes y 4 asistencias. No le quieren limitar a la anotación y juega muchos minutos como base (44%).

Tampoco podemos obivar la figura de Spoelstra, uno de los entrenadores más diferenciales del planeta básquetbol. Su evolución desde el Big-Three con LeBron, Wade y Bosh, en el inicio de su carrera, hasta la versión actual es impresionante. A nivel táctico es el mejor técnico, ya sea en ataque o en defensa. La cultura Heat también es Spoelstra.

Las estadísticas y los promedios varían con facilidad cuando llevamos poco de competición. La temporada es muy larga, sin duda, pero en Miami tienen los elementos necesarios para sorprender otra vez. Si el Heat alcanzase las Finales de 2022, sería visto como algo completamente normal por la plantilla, incluso también por el aficionado medio, consciente de la cultura única que tienen tras el poderoso recordatorio de Disney.

Brooklyn y Milwaukee son los grandes focos del Este. Nadie duda de que, con Kyrie Irving en plantilla, los Nets son máximos favoritos. Sin embargo, siempre hay que echar un ojo hacia Riley. El coleccionista de anillos jamás cesa en sus pujas y la de esta temporada es exigente. Butler, Adebayo y Herro quieren ganar con Lowry el anillo que se les escapó ante los Lakers, y en el que tuvo peso Markieff Morris, otro de sus fichajes. ¿Alguien se atreve a apostar a apostar contra ellos?

Las opiniones expresadas en esta página no representan necesariamente las opiniones de la NBA o sus asociaciones.

Más en NBA.com

kemba walker Blake griffin John wall
Kemba, Griffin, Wall y más: All-Stars fuera de rotaciones
Nacho Losilla
Anthony Davis
Davis: rendimiento en alza y su historial vs. Boston
Agustín Aboy
League Pass
Los detalles para suscribirte a NBA League Pass
NBA.com Staff
knicks
¿Qué deben mejorar los Knicks? 3 puntos clave
Sergio Rabinal
Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton and Jrue Holiday are undefeated in 2021-22
El Big Three de los Bucks sigue invicto
Kane Pitman
embiid
5 datos de la monstruosa noche de Embiid
Sergio Rabinal
Más noticias