NBA

Las renovaciones a seguir antes del inicio de la temporada NBA 2021-2022

El mercado en la NBA nunca se detiene, siempre está cambiando, en continua fluctuación. La apertura de la Agencia Libre o el cierre del periodo de traspasos son siempre los momentos más candentes y de mayor actividad de todo el curso, pero para llegar a esos momentos es preciso un trabajo previo y eso es precisamente lo que se produce en periodos como estos, aparentemente tranquilos. En estos momentos la prioridad de las franquicias se centra alrededor de las renovaciones y más concretamente de aquellos jugadores que están a punto de entrar en su último año de contrato. Acordar con estos, normalmente piezas claves del plantel, resulta central para dar viabilidad y continuidad al proyecto, así como evitar dolores de cabeza en el futuro.

MÁS | Las cuatro marcas más importantes a romperse durante la temporada NBA 2021-2022

Sin embargo, el tiempo corre en contra de los equipos, quienes tienen como máximo hasta el inicio de la temporada, siendo la fecha límite el 18 de octubre. Tradicionalmente, este periodo entre septiembre y octubre ha estado protagonizado por los jugadores en contrato rookie que iban a iniciar su cuarta campaña en la liga, pero en los últimos años se ha hecho más frecuente que los veteranos y figuras relevantes de la competición acuerden sus renovaciones en este periodo, evitando así la Agencia Libre. Quizás el caso más célebre en ese sentido fuese el de Giannis Antetokounmpo el pasado año.

A lo largo de esta offseason hemos visto como algunos integrantes de la clase de 2018 como Luka Doncic, Trae Young y Shai Gilgeous-Alexander aseguraban su continuidad en sus respectivos conjuntos a cambio de un salario máximo, además del pivote Robert Williams, quien renovó por 4 años y 48 millones. Mientras, entre las estrellas, extendieron su vínculo nombres como Kevin Durant, Stephen Curry, Joel Embiid o Jimmy Butler, entre otros.

A esta lista de jugadores podrían unirse otros próximamente, nombres que en la pasada campaña dieron bastante que hablar y que podrían protagonizar los titulares de aquí a que arranque la temporada 2021-2022. Le damos un vistazo a los más destacados:

Deandre Ayton

Al inicio del pasado curso lo lógico habría sido pensar que Ayton iba encaminado a ser Agente Libre restringido en 2022, pero con la llegada de Chris Paul a los Suns todo cambió, y el pivote fue el más beneficiado. El bahameño se consolidó durante la temporada 2020-2021 como uno de los interiores más fiables y con mayor margen de mejora de toda la competición, confirmando todo aquello que se esperaba de él cuando fue elegido en el puesto 1 del Draft de 2018.

Ayton fue creciendo sin hacer mucho ruido hasta que definitivamente estalló en los Playoffs, pasando por encima del juego interior de Lakers, inutilizando a un Nikola Jokic MVP y derrotando a los Clippers para eventualmente dirimirse en las Finales contra Bucks. Su eficiencia cerca del aro e impacto defensivo fue una de las claves de los Suns en su camino al éxito, pero todavía queda resolver si fue fruto del contexto o bien esto ha venido para quedarse. El problema para los de Arizona es que no van a tener tiempo para comprobarlo sobre una cancha antes de que comience el curso, corriendo el riesgo de que el pivote pueda abandonar la organización en la próxima Agencia Libre.

En el contexto más optimista para el jugador, podría recibir un contrato máximo de 5 temporadas por unos 173 millones de dólares, lo que supondría una apuesta en firme por su potencial, pudiendo no resultar muy satisfactoria si el proyecto no consigue mantenerse cuando Chris Paul se retire. En un plano más realista podrían ofrecerle unos 158 millones, un salario igualmente alto, pero que podría estar más justificado. Con Ayton la clave sigue siendo la potencialidad y el hecho de que los centímetros y el peso en la pintura siguen teniendo un alto valor en el mercado, pues tener a un gigante ayuda enormemente en la consecución del éxito.

Zach LaVine

Tras la importante inversión realizada por parte de Chicago Bulls durante esta offseason, incorporando a Lonzo Ball, DeMar DeRozan y Alex Caruso, lo lógico habría sido pensar que la renovación de LaVine habría venido a continuación. Nada más lejos de la realidad. El escolta de 26 años viene de completar la mejor temporada de su carrera, habiendo sido elegido para el All-Star Game finalmente e incrementado notablemente en todos los apartados estadísticos. Sin embargo, las negociaciones por su futuro parecen estancadas.

Aunque los Bulls hayan gastado bastante dinero en este mercado todavía están en disposición de ofrecerle una extensión a LaVine, el problema es que sería por un valor muy lejos de su actual precio de mercado. Esto significaría que podrían presentarle una oferta alrededor de 178 millones de dólares, lo que le reportaría unos 35 millones anuales por cinco temporadas. Si definitivamente el escolta va en tendencia positiva y es capaz de mantenerse en los mismos promedios que en 2021 con el equipo sumando victorias, este podría optar a una cantidad mucho mayor. "Solo quiero mi respeto. Ese es el verdadero punto. He jugado por encima del valor de mi contrato, he sido leal a Chicago, me gusta la ciudad. Solo quiero mi respeto. Si es ahora o más adelante es algo que tenemos que trabajar internamente", declaró LaVine en agosto respecto a su futuro.

De confirmarse el gran nivel que tuvo este pasado curso, los Bulls serían quienes estarían en mejor posición para renovarlo, pudiendo aumentar la oferta hasta los 207 millones por 5 años. Aunque, si no lo alcanza, la no extensión por parte de Chicago podría ser beneficiosa para sus intereses económicos, aunque no deportivos. La situación de LaVine es toda una incógnita y será una de las historias a seguir durante el training camp.

Michael Porter Jr. y Aaron Gordon

Con la ausencia de Jamal Murray para una buena parte de la temporada 2021-2022, los esfuerzos de los Denver Nuggets están centrándose en tratar de asegurar un núcleo competitivo de garantías para Nikola Jokic. Y eso pasa por sellar la continuidad de dos figuras que fueron claves en el cierre del pasado curso como Michael Porter Jr. y Aaron Gordon.

El caso de MPJ lo analizamos en profundidad en el siguiente artículo y la relevancia de su extensión es más importante de lo que pueda parecer a simple vista. El alero es un jugador joven, de mucha proyección y que podría ser justo lo que el proyecto necesita para alcanzar el siguiente nivel o bien asentarse definitivamente en la elite del Oeste. Aunque éste es elegible para un máximo de 173 millones por 5 temporadas, resulta un tanto complicado ver un horizonte en el que Porter Jr. se lleve un salario semejante, más con su historial de lesiones en una zona tan delicada como la espalda. Pese a esto, el jugador parece optimista respecto a su futura renovación.

Caso similar el de Gordon, que según reportó Mike Singer del Denver Post, el ala pivote y la franquicia estarían cerca de llegar a un nuevo acuerdo. Un vínculo que podría oscilar los 88 millones por 4 temporadas, evitando así que el jugador entrase en la Agencia Libre y asegurándose un buen salario ahora que su valor de mercado es todavía positivo tras su movimiento a los Nuggets.

Bradley Beal

El de Bradley Beal es uno de los nombres más a tener en cuenta en esta campaña y no solo hasta que llegue el 18 de octubre. Y es que el jugador de Washington Wizards será agente libre la próxima offseason, siendo probablemente el principal reclamo del mercado, lo que hará que buena parte de la NBA esté pendiente de todos sus movimientos para tratar de hacerse con él. El escolta se ha mantenido fiel a la organización capitalina, sin pedir el traspaso, pero tampoco llegando a un acuerdo de renovación por el momento.

Beal es perceptible de firmar una extensión de 181 millones por 4 temporadas, lo que reafirmaría su compromiso con los Wizards y despejaría una incógnita rumbo al mercado de 2022. No obstante, sus aspiraciones económicas se verían altamente perjudicadas, ya que de esperar a concluir su actual contrato podrían ofrecerle 235 millones, una diferencia de 54 millones. Casi nada.

Los casos de Irving y Harden

Cuando se anunció la extensión de Kevin Durant con Brooklyn Nets todo parecía indicar que los siguientes serían Kyrie Irving y James Harden, asentando definitivamente el Big Three y conformando un trío de estrellas con el que dominar el Este si las lesiones se lo permiten. Con el paso de las semanas esta situación se ha ido enfriando y todavía no se han producido actualizaciones con respecto a las posibles extensiones de La Barba y el base de 29 años.

Con respecto a Harden, su extensión con Brooklyn podría llegar hasta los 161 millones de dólares por 3 temporadas, superando la barrera de los 50M anuales. Mientras, con Irving, su renovación crecería hasta los 198 millones por 4 campañas. Ambos, obviamente, podrían percibir más si decidieran ser Agentes Libres, pero condicionarían enormemente la situación salarial de los Nets.

Si se diese este horizonte, los Nets tendrían el futuro garantizado como mínimo hasta 2025, aunque a cambio de tener que reducir el nivel del resto de acompañantes del plantel, añadiendo más veteranos y jóvenes por salarios bajos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Manu Ginóbili, Gregg Popovich, RC Buford
Ginóbili se suma a los Spurs como asesor especial
Leandro Fernández
Beal
¿Quién será el máximo anotador de la 2021-2022?
NBA.com Staff
Phoenix Mercury y Chicago Sky, ganadores en el estreno en Playoffs
Playoffs WNBA: Phoenix y Chicago, a segunda ronda
Leandro Fernández
zach lavine
LaVine y su temporada más importante en Chicago
Sergio Rabinal
rob pelinka
Pelinka: "LeBron volvió un poco más delgado"
Sergio Rabinal
#Jokic
¿Más descanso para Jokic en la 2021-2022?
Juan Estevez
Más noticias