);
Memphis Grizzlies

Memphis Grizzlies también perdió a Brandon Clarke, ¿puede sostener el octavo puesto?

Lo que venía siendo una 2019-2020 soñada desde varios aspectos, se ha empezado a derrumbar en los últimos días. Primero, los Memphis Grizzlies sufrieron la baja de Jaren Jackson Jr., producto de un esguince en su rodilla izquierda. Y ahora, la propia franquicia confirmó la lesión en el cuádriceps derecho de su reemplazo natural: el canadiense Brandon Clarke. Una gira por Los Angeles completamente terrorífica, no solo por las derrotas que se llevaron del Staples Center.

En principio, Memphis informó que tanto Jackson como Clarke serán reevaluados dentro de dos semanas. Lo cual lógicamente no significa que vayan a estar inmediatamente disponibles para esa fecha, sino que allí habrá un panorama más claro sobre su retorno. Como sea, se trata de un par de golpes durísimos para las aspiraciones de los Grizzlies, quienes tienen uno de los calendarios más complicados de cara al cierre de la Fase Regular.

A pesar de acumular tres derrotas al hilo, Memphis se mantiene con cierta holgura en la octava posición del Oeste, producto de su registro de 28-29. Ninguno de sus perseguidores ha logrado aprovechar su bajón, aunque siguen a la expectativa: Portland a tres juegos, New Orleans y San Antonio a tres y medio, Sacramento a cuatro y Phoenix a cuatro y medio.

El problema, es que el panorama en las siguientes semanas no es nada alentador para los Grizzlies. Para empezar, hasta que Jackson y Clarke sean reevaluados, tendrán que afrontar siete partidos sin dos piezas claves de su rotación.

Más | Jaren Jackson Jr. será baja en Memphis Grizzlies: ¿cuánto impacta a la lucha por el octavo puesto del Oeste?

Ninguno de ellos es sencillo: deben enfrentar como visitante a tres equipos de Playoffs (Rockets, Nets y Mavs), además de unos Hawks que han ganado seis de los últimos siete en casa. Como locales no la tienen mucho más sencilla: Lakers, un rival directo como Sacramento y recién al final de ese tramo, un aparente respiro recibiendo al propio Atlanta.

A partir de ahí, les quedarán 18 juegos, alguno de los cuales seguramente deberán seguir disputando sin Jackson y/o Clarke. De esos 18, 12 son frente a conjuntos en Playoffs y cinco contra equipos con aspiraciones de robarles el octavo lugar (dos contra Portland de visitante, viajan a San Antonio y un ida y vuelta con New Orleans. En los papeles, el único encuentro sencillo llegará el 1 de abril, ante los Knicks en el FedEx Forum.

Si bien la irregularidad de sus perseguidores hace que aún teniendo un declibe, Memphis pueda seguir soñando con la clasificación, queda claro que los de Jenkins no tendrán un final de 2019-2020 sencillo. Más aún teniendo en cuenta lo flaco que ha quedado su juego interior, el cual durante buena parte de la campaña, fue una de las áreas que justificó su muy buen andar.

Actualmente, los únicos internos naturales disponibles son Jonas Valanciunas, Jordan Bell y Gorgui Dieng. Tres jugadores que no parecen ser compatibles y que se sienten mucho más cómodos jugando como pivotes, que como ala pivotes.

Según las estadísticas de Basketball-Reference, en las últimas dos campañas, Dieng ha pasado el 97% de sus minutos como cinco, Valanciunas el 100% y Bell el 72%. Ninguno de ellos posee el tiro, el manejo o la dinámica para ser una amenaza de frente al aro, característica indispensable para el ala pivote del básquet actual.

Con eso en mente, Jenkins no tendrá otra alternativa que improvisar, con jugadores como Kyle Anderson o Josh Jackson, normalmente aleros, corriéndose una posición. Y lo cierto, es que la alternativa no ha tenido malos resultados en el pasado, especialmente de la mano del ex Spurs.

En las formaciones en las que Anderson ha jugado de cuatro (193 posesiones), Memphis registra un Net Rating de +9,9 por cada 100 jugadas. Ofensivamente lo sufren, pero los 97 puntos de rating defensivo que presentan en ese escenario, son espectaculares. Con Jackson, en cambio, los números son neutros: 111,2 de rating ofensivo y 111,1 de rating defensivo.

De todas formas, no hay que perder de vista que estamos hablando de cifras conseguidas en momentos determinados de los juegos, como una apuesta específica del entrenador, comparado con la obligación de tener que recurrir a esa estrategia constantemente, casi sin otro recurso. Además de la ya mencionada calidad de sus próximos rivales.

Todo será cuesta arriba para Memphis en estas semanas, en las que precisarán más que nunca de la inspiración de un perímetro liderado por Ja Morant. Pero así como muchos los teníamos como candidatos a quedar en el fondo del Oeste en la previa de la temporada, podríamos terminar llevándonos una nueva y aún más meritoria sorpresa. Pelearán por ella con uñas y dientes.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

live
El segundo partido de Lakers vs. Nuggets, ¡en vivo!
Agustín Aboy
WNBA
La WNBA pospuso el primer partido entre Storm y Lynx
Agustín Aboy
LeBron
LeBron James y el estudio del noqueador
Juan Estevez
Davis
Denver y el desafío de frenar a Anthony Davis
Juan Estevez
Smart
El efecto Smart: Boston y su defensa ante Dragic
Juan Estevez
miami heat
Miami y un 3-0 desaprovechado: "No jugamos lo suficientemente duro"
Sergio Rabinal
Más noticias