);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Toronto Raptors en la historia del NBA Draft

El Draft de la NBA. Esa noche que puede cambiar el destino de una franquicia para bien, de forma directa, o para mal de forma indirecta. O se aprovechan los picks para tener a la estrella del futuro o se realiza un error gigante, escogiendo a un jugador que será irrelevante y dejando pasar a otros que hubieran sido buenas opciones. Todas las franquicias de la NBA tienen momentos de los buenos y de los malos para recordar e iremos uno por uno revisándolos.

Después de haber repasado la historia de los Indiana Pacers en el Draft, es momento de seguir en el Este pero viajar mucho más al norte, cruzar la frontera y recordar lo hecho por Toronto Raptors, una de las franquicias más nuevas de la liga y la última franquicia campeona de la NBA.

Más repasos: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers

Los Raptors hicieron su debut de Draft en 1995, en el año en el que debutaron en la NBA, en un evento que justamente se realizó en Toronto y en el que escogieron a Damon Stoudamire, el base que sería elegido como Rookie del Año en aquella temporada inaugural del equipo. Para tener el pick número uno tendrían que esperar 11 años hasta el 2006, cuando se quedaron con el italiano Andrea Bargnani. Esa fue la única ocasión en la que tuvieron la selección de mayor privilegio gracias a la lotería.

Lo de Bargnani no funcionó del todo, pero ¿hubo errores peores? ¿Y cuáles fueron los aciertos? Repasamos a continuación.

Los grandes aciertos

Damon Stoudamire - #7 en 1995

La primera selección de Toronto en el Draft fue un triple. Así podemos catalogar a haber utilizado el pick 7 en Damon Stoudamire, un base de cuerpo pequeño (menos de 1,80 metro) que fue el ícono de la franquicia en sus primeros años, tirando bastante de tres puntos para lo que era el básquetbol de entonces. El "Súper Ratón" debutó promediando 19 puntos y 9,3 asistencias siendo elegido el mejor novato de la 1995-1996 y se fue recién tres años después, con números de 19,6 puntos, 8,8 asistencias y 4,1 rebotes en sus 200 partidos en Toronto.

Si, eran números medio vacíos en un equipo muy perdedor (62 triunfos en 200 partidos) y que Stoudamire no pudo replicar fuera de los Raptors (apenas superó el promedio de 15 puntos por partido en Portland Trail Blazers en la 2004-2005), pero fue la primera estrella de la franquicia y merece su reconocimiento.

Tracy McGrady - #9 en 1997

T-Mac duró poco en Toronto y es más bien asociado con otras franquicias, Orlando Magic y Houston Rockets. Aún así, hay que darle crédito a la gerencia de los Raptors de entonces, encabezada por Glen Grunwald, por haber visto el talento que tenía este chico de 18 años recién cumplidos al momento de ser drafteado y que saltaba directamente a la NBA desde una escuela de Carolina del Norte.

A McGrady le costó mucho su primer año en Toronto, estando solo en otro país y jugando menos de 20 minutos por partido. Pero con la llegada al equipo de Vince Carter, su primo, y la lógica maduración de un chico que esta saliendo de la adolescencia y adaptándose al profesionalismo, T-Mac fue creciendo en el equipo y terminó siendo candidato al premio de Mejor Sexto Hombre en la 1999-2000, en la que con 20 años promedió 15,4 puntos, 6,3 rebotes, 3,3 asistencias y 1,9 tapones, números que mejoran muchísimo si tomamos solamente sus 34 partidos como titular (17,8 puntos, 8,1 rebotes, 4,3 asistencias y 2 tapones).

Lo espectacular de su juego, como compinche de un Carter que ya era una súperestrella, deslumbró a los fanáticos que vieron como Toronto por primera vez ganó 45 partidos y llegó a los Playoffs.

Después de esos Playoffs McGrady se marchó como agente libre a Orlando Magic, pero no sería el último en irse de Toronto a las primeras de cambio. 7 presencias en el All-Star Game y 7 nominaciones a los equipos All-NBA lo esperaban al máximo anotador de las temporadas 2002-2003 y 2003-2004.

Chris Bosh - #4 en 2003

Después de un par de años de Playoffs liderados por Vince Carter, los Raptors volvieron a tener un pick alto en el Draft de 2003. Era recién la segunda vez en su historia que escogían en el top 5 (Marcus Camby, pick 2 en 1996, había sido la anterior. En 1998 y 1999 no usaron su propia elección). Por suerte para ellos, eligieron bastante bien. LeBron James y Carmelo Anthony ya no estaban disponibles, pero los Raptors al menos se quedaron con Chris Bosh, quién sería el líder de la franquicia en lo que quedaba de la década.

Vince Carter, el gran ídolo de Toronto hasta entonces, pediría marcharse al año siguiente y el camino quedo allanado para el protagonismo de Bosh, un All-Star en su tercer año en la NBA que lo fue hasta su retiro en Miami Heat en 2016. En su paso por Toronto, CB4 promedió 20,2 puntos, 9,4 rebotes y 2,2 asistencias por partido, llevando a los Raptors a los Playoffs de 2006 y 2007. DeRozan le quitó luego el récord de puntos, pero Bosh sigue siendo el jugador con más rebotes y más tapones en la historia de la franquicia canadiense.

DeMar DeRozan - #9 en 2009

Otro paso de antorcha. De Carter a Bosh y de Bosh a DeRozan. En el Draft de 2009, los Raptors escogieron con la novena selección a DeMar DeRozan, el jugador que mejor carrera NBA tendría de todos los que quedaban disponibles. Como McGrady y Bosh, DeMar llegó siendo muy joven y bastante flaco, por lo que no tuvo mucho impacto como rookie, pero en la 2010-2011, ya sin Bosh, tomó el liderazgo del equipo.

DeRozan jugaría en Toronto nueve temporadas, de 2009 a 2018, promediando 19,7 puntos, 4,1 rebotes y 3,1 asistencias. Cuatro veces All-Star, All-NBA en 2017 y 2018 y figura principal junto a Kyle Lowry de unos Raptors que desde 2014 son abonados a los Playoffs, llegando incluso a las Finales del Este en 2016. Ni siquiera en las épocas de Carter los Raptors tuvieron un éxito tan sostenido y por eso es que DeMar es tan querido por los fanáticos del equipo. Traspasarlo en 2018 fue una decisión difícil, pero por él llegó Kawhi Leonard y el primer título en la historia de los canadienses. DeRozan es el jugador con más puntos anotados (13.296), más partidos jugados (675) y más tiros convertidos (4.716) de la historia de la franquicia.

Pascal Siakam - #27 en 2016

Hasta ahora hablamos de todos picks del top ten del Draft y ningún gran robo. La primera vez que la gerencia de los Raptors acertó en grande con una elección que no estaba dentro de las principales fue recién en el 2016, pero terminó valiendo un campeonato. El camerunés Pascal Siakam llegó a sus 22 años sin mucha prensa y sin que nadie crea que iba a terminar siendo relevante en un equipo campeón. Hoy mismo es el mejor jugador de la franquicia y titular del último All-Star Game.

Siakam además es un claro ejemplo del sistema de desarrollo via G-League que tan bien maneja Toronto. En sus primeras dos temporadas jugaba poco en el equipo de DeRozan y Lowry, aportando desde el banco. El año pasado terminó siendo fundamental en los Playoffs, promediando 19 puntos, 7,1 rebotes y 2,8 asistencias al lado de Kawhi Leonard. Ahora, sin el actual jugador de LA Clippers tapándolo, es un hombre de 23,6 puntos, 7,5 rebotes y 3,6 asistencias por partido y la razón principal por la cual Toronto está haciendo, hasta el momento, la segunda mejor fase regular de su historia (46-18, 71,9% de victorias).

Los peores errores

Aleksandar Radojevic - #12 en 1999

A fines del siglo XX, los Raptors intentaban construir un equipo pensando en el futuro. Ya tenían a Vince Carter y Tracy McGrady en el perímetro y necesitaban a un joven para el juego interior. En el Draft de 1999 se toparon con un chico bosnio de 22 años y 2,21 metros y no lo dudaron: Aleksandar Radojevic era el pivote del futuro de Toronto. A pesar de que recién había comenzado a jugar al básquetbol a los 16 años y de que su única experiencia seria era en unos clubes de Montenegro y en un pequeño Community College de Kansas y de que ya estaba cerca de cumplir 23 años, no tenía 18 o 19. Todo lo que podía salir mal salió mal.

Radojevic apenas jugó tres partidos en la 1999-2000, con apenas uno en el que tuvo una cantidad de minutos importante (19 ante Orlando, terminó con 6 puntos, 8 rebotes, 5 faltas y 4 pérdidas). Al año siguiente, con más lesiones y fuera de forma, no jugó ningún partido siquiera y el 12 de enero fue traspasado a Denver Nuggets. Se marchó a Europa y en 2004 regresó a la NBA para disputar 12 partidos en Utah Jazz, promediando 1,6 puntos y 2,3 rebotes en 10,7 minutos por juego. Eso fue todo. Ni siquiera logró tener una gran carrera en FIBA y se retiró en el año 2013 de nuevo en Canadá, pero en el Windsor Express de la liga local.

La gran mayoría de los otros jugadores elegidos en ese Draft hubiesen sido más útiles que Radojevic, pero los nombres más destacados que los Raptors se perdieron de escoger fueron los de Manu Ginóbili, Ron Artest, Andrei Kirilenko, Corey Maggette y Raja Bell.

Michael Bradley - #17 en 2001

Tras fallar con Radojevic, los Raptors volvieron a tropezar con otro hombre grande. Michael Bradley, una de las figuras del básquetbol universitario del año anterior, fue escogido con el pick 17 en el Draft 2001. Se esperaba algo mucho más seguro que Radojevic, pero fue casi igual de inutilizado en la primera campaña: 1,2 puntos y 0,9 rebotes en la 2001-2002, jugando 4,5 minutos por partido.

Al año siguiente si tuvo más lugar: fue titular en 11 encuentros y aportó 5 puntos y 6 rebotes en 19,6 minutos. Sin embargo fue apenas un espejismo de mejora: en la 2003-2004 sufrió con varias lesiones y apenas jugó 5 partidos en casi toda la temporada, hasta que en el mes de marzo fue cortado por Toronto. Jugó un puñado de partidos en Atlanta, Orlando y Sacramento y volvió a encontrar una oportunidad de verdad en Philadelphia, donde disputó 46 encuentros en la 2005-2006. En ningún lado funcionó y a los 26 años ya estaba afuera de la NBA.

En lugar de Bradley, Toronto podría haber escogido a otro ala-pivote que si tuvo una buena carrera en la NBA y que salió dos puestos después en el Draft: Zach Randolph. Tony Parker, Gerald Wallace, Gilbert Arenas, Memo Okur e incluso Samuel Dalembert, Brendan Haywood o Jason Collins también hubiesen sido opciones superiores.

Rafael Araújo - #8 en 2004

Chris Bosh en el 2003 finalmente significó un acierto de los Raptors para su juego interior. Pensar en que Rafael "Baby" Araújo podía ser su pareja durante los próximos años volvió a ser un error gigante. El del pivote brasileño era otro caso de un jugador que llegaba con cierto éxito desde la NCAA y ya con una edad avanzada para un prospecto: debutó en la NBA con 24 años. Sin embargo, estaba lejos de estar listo para el nivel de la mejor liga del mundo.

El oriundo de Curitiba tuvo sus chances entre 2004 y 2006, jugando 111 partidos (75 como titular) con un promedio de 12 minutos en cancha. Nunca logró ser efectivo. Sus estadísticas en Toronto hablan de 2,9 puntos y 3 rebotes por partido, con un 40% de efectividad en tiros de campo y 2,4 faltas por juego. En el receso previo a la 2006-2007 fue traspasado a Utah Jazz, donde jugó 28 partidos más como suplente antes de finalizar su paso por la NBA.

Al Jefferson, Josh Smith, Trevor Ariza, Kevin Martin, Jameer Nelson, JR Smith, Tony Allen u otro brasilero como Anderson Varejao fueron jugadores escogidos después de Araujo que tuvieron una carrera NBA muy superior.

Andrea Bargnani - #1 en 2006

Al lado de los casos mencionados anteriormente, la carrera de Bargnani fue de un éxito enorme: 10 años en la NBA, 550 partidos (337 como titular), un promedio de 14,3 puntos y 4,6 rebotes durante su carrera, un partido de 41 puntos en el 2010. Sin embargo, la decepción del italiano es marcada por el hecho de que fue escogido con el pick número 1 del Draft pero nunca estuvo ni cerca de ser una estrella.

Bargnani, el único europeo en la historia del Draft en ser escogido primero, promedió 15,2 puntos, 4,8 rebotes y 1,3 asistencias en su paso de siete temporadas por Toronto. Ahora, también lo hizo con un 43% de campo muy bajo para un jugador de su estatura, con nula defensa, sin mucho esfuerzo dentro de la cancha y con pocas ganas de pisar la pintura a pesar de sus 2,13 metros. Pensaban que sería el nuevo Dirk Nowitzki, pero ni se asomó a eso en la NBA.

Aún así, Toronto le dio una renovación de contrato de 50 millones de dólares por 5 años en el 2010 y en esa 2010-2011 estuvo entre los 15 máximos anotadores de la NBA, promediando 21,4 puntos por partido a los 25 años. ¿Momento de despegue del italiano? No, las lesiones comenzaron a ser un factor importante y apenas jugó 66 partidos entre 2011 y 2013. Toronto terminó canjeándolo a New York Knicks y su carrera no se recuperaría, terminando como suplente en Brooklyn Nets en la 2015-2016.

El del 2006 no fue un Draft súperestelar pero si hubo buenos nombres que al menos llegaron a un equipo All-NBA: LaMarcus Aldridge, Brandon Roy, Rajon Rondo y el ahora base de los Raptors, Kyle Lowry. Curiosamente, de ellos cuatro apenas dos estuvieron en el top 20: Aldridge (pick 2) y Roy (pick 6), dos a los que se llevó Portland Trail Blazers.

Bruno Caboclo - #20 en 2014

La elección de Bruno Caboclo en la primera ronda del Draft de 2014 fue una de las más grandes sorpresas de las últimas 10 ediciones del Draft. Nadie tenía en los planes ver a este chico brasileño de 18 años ser elegido tan rápido. Nadie salvo Masai Ujiri, recién llegado a la franquicia canadiense, que quizá creía que había elegido al Kevin Durant brasileño por más de que tenga años de desarrollo por delante.

Por eso la paciencia con Caboclo duró tanto: jugó 23 minutos en la 2014-2015, 43 minutos en la 2015-2016, 40 minutos en la 2016-2017 y 7 minutos en la 2017-2018. Hacerse un hueco en un equipo ganador como Toronto costaba y encima el brasileño no demostraba mucho: en 25 partidos promedió 1,1 puntos y 0,6 rebotes en 4,5 minutos por juego, con un 26% de campo. A finales de la 2017-2018 se acabó la paciencia y Caboclo, de 22 años, fue traspasado a Sacramento Kings.

La temporada pasada Caboclo mostró algunos destellos de mejora en Memphis Grizzlies, promediando 13,3 puntos y 7 rebotes en los últimos 10 partidos de la fase regular, pero esta campaña volvió a ser relegado al fondo del banco y en febrero fue traspasado a Houston Rockets, donde Mike D'Antoni lo utiliza muy poco.

Cuando Toronto apostó por la juventud de Caboclo, todavía habían cartas disponibles que hoy poseen una mejor actualidad en la liga: Nikola Jokic, Bogdan Bogdanovic, Clint Capela, Spencer Dinwiddie, Joe Harris, Rodney Hood, Kyle Anderson, Jordan Clarkson y Jerami Grant.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Tony Parker, Gregg Popovich y Tim Duncan
Mejores rachas de clasificaciones consecutivas a Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Caris LeVert Joe Harris Brooklyn
¿Cuál será la nueva cara de los Nets en Orlando?
Agustín Aboy
San Antonio Spurs 2014 Duncan Parker Ginobili
Las mejores y peores franquicias desde el 2010
Agustín Aboy
LeBron James Luka Doncic Lakers Mavericks
5 partidos para seguir de cerca en la preparación de la NBA
Agustín Aboy
Jamal Crawford
Crawford, emocionado por su regreso a la NBA
Agustín Aboy
pj tucker
PJ Tucker: "Quiero retirarme en Houston"
Nacho Losilla
Más noticias