);
NBA

Los entrenadores más importantes de la historia de la NBA

La NBA es una liga de estrellas donde los mejores jugadores acaparan todos los focos de aficionados y prensa, pero el éxito de estos, en muchas ocasiones, estaría lejos de ser posible sin un sustento táctico o de liderazgo tras de sí. Figuras como las de los entrenadores que ponen a sus pupilos en disposición de alcanzar sus metas, consiguiendo explotar de la mejor manera los puntos fuertes de éstos y esconder o camuflar al máximo los flacos.

Factores como la cohesión de grupo, la competitividad, el pragmatismo y la gestión de las situaciones de estrés son los pilares sobre los que se edifica la personalidad de los principales arquitectos del juego, un sector fundamental para el funcionamiento de un equipo y sin los cuales no se podría entender del mismo modo este deporte y la NBA en general.

MÁS | Los 10 mejores jugadores latinoamericanos en la historia de la NBA

Para complementar este artículo hemos preparado desde NBA House, el podcast de la web oficial de la NBA en España, un Top 5 de entrenadores actuales con la colaboración de Andrés Aragón. Un ránking donde se encuentran algunos de los nombres mencionados a continuación y que podrás escuchar en las principales plataformas de escucha como iVoox, Spotify o Apple Podcast.

Por otro lado, cabe mencionar algunas menciones honoríficas que pese a su importancia y trayectoria podrían estar en esta lista pero que por diferentes motivos se han quedado fuera como: Red Holzman, Jerry Sloan, Jack Ramsay, John Kundla, George Karl o Chuck Daly.

Innovadores y revolucionarios

Esta sección está dedicada a aquellos técnicos cuya filosofía, enfoque y aproximación al juego más distaba del ecosistema que le rodeaba, es decir, cómo fueron capaces de apostar por una tercera vía en términos de juego cuando las tendencias viraban hacia otros prismas. Ser el mejor o el más influyente en un campo no está directamente relacionado con haber sido capaz de vencer al resto de equipos en la competición. Por ello, lo importante de este apartado no es tanto el éxito final sino el legado que dejaron a sus colegas y el poso en el básquet que les sucedió.

Don Nelson

  • Balance: 1335-1063
  • Palmarés: Tres veces entrenador del año (1983, 1985 y 1992)

Tomando lo mejor de la locura desmedida que Paul Westhead promovió con Denver Nuggets y la semilla que sembró en Los Angeles Lakers de la década de 1980, Don Nelson siempre creyó en un alto ritmo de juego que permitía disponer de mayores y mejores oportunidades de ganar. Comenzando en Milwaukee Bucks donde los de Wisconsin volverían a brillar tras una década de decadencia, el técnico de Michigan alcanzaría su plenitud como técnico en Golden State Warriors, donde introduciría algunas de las innovaciones más importantes del juego.

MÁS | Cinco motivos que hicieron a los Golden State Warriors de la 2006-2007 el mayor equipo de culto de la historia

Entendiendo la transición como un todo y no como una parte circunstancial del juego, Nelson otorgó a sus equipos en La Bahía de una libertad de movimiento en ataque a través de propuestas mucho más abiertas de lo que podía uno encontrarse en la NBA de principios de los años 90. El técnico fue innovador por el hecho de darle un nuevo sentido al juego por posiciones, apostando por el alero creador o point-forward que se materializó en Chris Mullin y Sarunas Marciulonis, que unido a Tim Hardaway y Mitch Ritchmond representaron la explosión ofensiva y de ritmo más notable de toda su época. Con Nelson se normalizan los formatos más pequeños que derivaron en el posterior small-ball que primaba los puntos fuertes de sus principales jugadores a cambio de sufrir más en defensa.

Tras un infructuoso paso por los Knicks, en Dallas Mavericks volvería a disfrutar de su estilo de la mano de Steve Nash y Dirk Nowitzki, haciendo de ellos un equipo divertido, rápido y que abrazó el triple como pocos en su momento. Su última aportación al básquet NBA vendría de la mano de sus Warriors, a los que regresó en 2006 para liderar al proyecto a una era en la que sorprendieron a muchos con su estilo arriesgado con jugadores como Baron Davis o Jason Richardson.

Mike D'Antoni

  • Balance: 668-523*
  • Palmarés: Dos veces entrenador del año (2005 y 2017)

Aclamado por muchos, criticado por otros. Mike D'Antoni es uno de los principales artífices de la explosión ofensiva que se está experimentando en el básquet actual y uno de los técnicos más rompedores de toda la historia de la liga. Asentado en Phoenix Suns, el nativo de Virginia revolucionó la liga reinventando el enfoque ofensivo del equipo, proponiendo un juego rapidísimo rodeando a Steve Nash de una serie de tiradores de altísimo nivel así como un elenco de facilitadores que permitieron al canadiense conseguir dos MVPs de manera consecutiva.

MÁS | Las cinco conclusiones que nos está dejando el small-ball de Houston Rockets: Russell Westbrook, defensa, rebotes y más

A través de un bloqueo directo en llegada para el manejador, D'Antoni buscaba generar un desequilibrio en sus rivales en lugar de hacer madurar la posesión a través de un poste bajo o una salida para tiradores. De este modo la jugada podía finalizar en apenas 14 segundos mientras el resto de la liga luchaba para anotar en acciones interminables. Su influencia favoreció un progresivo cambio de tendencia con el objetivo de ponerse a la altura de unos Suns que jugaban a 96 posesiones por partido cuando la NBA lo hacía en 90.

Aceptando el small ball y dotando a los interiores de funciones menos relevantes en sus sistemas, D'Antoni inició una nueva etapa en Houston Rockets en 2016, donde dio un paso más allá en su rompedora filosofía de juego. Así, el técnico evolucionaría desde el lanzamiento masivo de triples a partir del pick&roll rehusando de la media distancia, a una focalización en los aclarados y posesiones más largas con un quintento formado íntegramente por jugadores de menos de 2,03 metros.

Ganadores innatos

Adaptarse a un grupo es a veces incluso más importante que tener una idea rompedora o revolucionaria. En ese sentido, los siguientes técnicos han disfrutado de una larga y fructífera trayectoria en la NBA haciendo gala de una personalidad única que les ha hecho ser algunos de los entrenadores con más victorias en la historia.

Pat Riley

  • Balance: 1210-694
  • Palmarés: 5 veces campeón de la NBA (1982, 1985, 1987, 1988 y 2006) y 3 veces Entrenador del año (1990, 1993 y 1997)

La imagen del ganador por excelencia. Pat Riley es una de las figuras más importantes de la historia reciente de la NBA y uno de los "culpables" de que franquicias como los Lakers, Knicks y Heat hayan alcanzado sus mejores años gracias a su trabajo desde el banco. Ganador de cuatro anillos con los californianos y uno más en Florida, el neoyorkino supo ir modificando su filosofía de juego desde el vistoso Showtime de Los Ángeles que heredó de Paul Westhead, al juego de trincheras que se vio en New York Knicks y más tarde en Miami Heat.

MÁS | Los mejores Miami Heat sin anillo: el equipo de 1997 que se enfrentó a los Chicago Bulls de Michael Jordan

Un camaleón del baloncesto cuya característica más importante es la relación interpersonal que establecía con sus jugadores, a los que demandaba un excelente nivel físico y una disposición plena para afrontar el reto de luchar por el anillo un año tras otro. Ya fuese con un interior poderoso como pilar fundamental como Ewing y Abdul-Jabbar, o con un manejador de talento descomunal como Wade y Johnson, Riley supo poner en la mejor situación a sus pupilos para afrontar cada encuentro.

Lenny Wilkens

  • Balance: 1332-1155
  • Palmarés: Campeón de la NBA en 1979 y entrenador del año en 1994

El caso de Wilkens es uno de los más curiosos dentro de esta lista. Pese a ser el segundo entrenador con más victorias en la historia de la NBA, solo superado por Don Nelson, su relevancia mediática y atención ha pasado siempre desapercibidas. El hecho de haber alcanzado pronto la cima con Seattle Supersonics en 1979 y no volver a una situación semejante en las décadas siguientes relegaron al Hall of Famer a una posición secundaria.

MÁS | Los mejores momentos de los Seattle SuperSonics hasta el traslado de la franquicia a Oklahoma City

Un gestor de grupos excelente que entendió como pocos la compleja personalidad que suelen presentar los jugadores profesionales, Wilkens trasladó de manera impecable sus vivencias como jugador a los bancos, con un talante que le llevó a ser un técnico respetado por buena parte de la liga. La clave de sus equipos residía en una estructuración muy clara y concisa de los roles de cada integrante del grupo así como una constante invitación a sublimar el ego en favor del bien colectivo. En términos tácticos, el neoyorkino siempre dio especial importancia a los manos a manos y las secuencias de bloqueos para liberar a sus tiradores, como bien demostró en sus pasos por Atlanta Hawks y Cleveland Cavaliers.

Larry Brown

  • Balance: 1327-1011
  • Palmarés: Campeón de la NBA en 2004 y Entrenador del año en 2001

Un trotamundos del baloncesto que le llevó a dirigir en la ABA, la NCAA, la selección norteamericana y la NBA. Una figura con una experiencia dilatadísima en hasta 9 equipos de la actual liga que se caracterizó por sacar lo mejor de grupos de nivel bajo, haciendo cohesionar al grupo y dándole un sentido del que carecía antes. Sin ser un especial apasionado por el juego vistoso o el triple, Brown estableció su estilo de juego siempre alrededor de la defensa, convirtiendo a sus equipos en máquinas destructivas en ese sentido.

MÁS | ¿Cómo se construyeron los Detroit Pistons campeones de 2004?

Especialmente relevante fue su trabajo al mando de Detroit Pistons, equipo con el que consiguió su único anillo, haciendo de ellos una apisonadora a media cancha y reduciendo el ritmo de sus rivales a la mínima expresión, así como con Philadelphia 76ers con Dikembe Mutombo y Allen Iverson como pilares, al igual que en Indiana Pacers con Mark Jackson y Reggie Miller.

Leyendas

Red Auerbach

  • Balance: 938-479
  • Palmarés: 9 veces campeón de la NBA (1957 y 1959 a 1966)

La figura más relevante de la historia de la NBA en términos objetivos para el gremio de entrenadores. Más allá de los nueve campeonatos conseguidos con Boston Celtics entre 1957 y 1966, Auerbach es una auténtica eminencia además de uno de los profesionales más avanzados a su tiempo. En una liga que apenas estaba dando sus primeros pasos para asentarse dentro del mercado nacional en Estados Unidos, el técnico de Brooklyn instauró en la franquicia verde una metodología de trabajo al interno de la misma y cuya influencia marcaría el devenir de los Celtics en los 33 años que estuvo trabajando en ella.

MÁS | La historia de cómo Red Auerbach se hizo con Bill Russell que hizo a los Boston Celtics invencibles

Fruto de una época muy diferente a la actual, Auerbach supo entender que para conseguir tener éxito debía encontrar la fórmula para detener el estilo rápido y sin freno que imperaba en los años 60, así y alrededor de Bill Russell edificó un sistema defensivo que sería la vanguardia de la competición mientras ambos siguieron en activo.

Red ejerció de jefe entre jefes mientras fue entrenador de los Celtics, pues él solo era el encargado de todas las labores que hoy en día se derivan a asistentes, scouts, personal de la franquicia y demás componentes. Sin el éxito, la metodología y la filosofía de Auerbach, hubiese sido tremendamente complicado que el baloncesto hubiese experimentado una evolución semejante en los siguientes 20 años.

Phil Jackson

  • Balance: 1155-485
  • Palmarés: 11 veces campeón de la NBA (1991-93, 1996-98, 2000-02, 2009 y 2010), una vez entrenador del año (1996)

Una figura enigmática, poliédrica y capaz de marcar la diferencia allá donde fuese. Phil Jackson representa una clase de entrenador único por su formación, bagaje y acercamiento al juego cuyo éxito le precede, pues ha conseguido alzarse campeón en tres épocas muy diferentes: 1990, inicios del 2000 y finales de década.

MÁS | ¿Cómo funciona el triángulo ofensivo? Así era el sistema de juego de los Chicago Bulls de Phil Jackson

A nivel individual la importancia del nativo de Montana reside en su capacidad empática para comprender y entender a todas y cada una de las figuras clave de un equipo, enriqueciendo su persona y convenciéndolas para que se pusiesen en disposición para competir al máximo nivel. Sus métodos heredados de su formación cristiana y lo aprendido del budismo ayudaron a Jackson a poder construir grupos muy sólidos y que se autogestionaban en momentos críticos.

Por otro lado, su firme creencia en el triángulo ofensivo y el trabajo que realizó para trasladar la teoría de Tex Winter a la práctica es lo más importante de toda su trayectoria, así como su legado como técnico. El triángulo fue siempre la base desde la que se organizaron sus equipos, una forma de entender el juego aparentemente sencilla pero cuyos entretelones la hicieron imparable en Bulls y Lakers. Además, la labor de gestión del ego con dos jugadores de leyenda como Bryant y Jordan hace del Maestro Zen alguien único.

Gregg Popovich

  • Balance: 1272-611*
  • Palmarés: Cinco veces campeón de la NBA (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014), tres veces entrenador del año (2003, 2012 y 2014)

El técnico más pragmático de todos los aquí nombrados, con diferencia. Un profesional que ha ido mutando acorde al fluir de los tiempos y que lo ha hecho sin renunciar ni un ápice a su metodología de trabajo basada en la disciplina, la firmeza y la sublimación del individuo en favor del colectivo, al igual que sus compañeros de profesión, pero este en especial.

MÁS | Cinco historias sobre la campaña de San Antonio Spurs campeón 2002-2003

Popovich evolucionó su forma de juego desde una propuesta centrada en el juego interior con dos torres como Duncan y Robinson, a un sistema defensivo infranqueable más adelante con Bowen al frente, hasta alcanzar cimas de fluidez, movimiento de balón y spacing en 2014 con Kawhi Leonard como agregado.

Junto a D'Antoni el único de toda la lista que continúa en activo y, mientras la temporada siga en el aire, su récord de 22 años consecutivos entrando en Playoffs con San Antonio Spurs seguirá vigente. Lo más importante de la figura de Popovich es el cómo consiguió trasladar su enfoque del deporte y la competición como algo con lo que cumplir diariamente, casi de manera funcionarial, y que en casos como los de Duncan, Ginóbili, Parker y Leonard encajó a la perfección.

*En activo

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Tony Parker, Gregg Popovich y Tim Duncan
Mejores rachas de clasificaciones consecutivas a Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Caris LeVert Joe Harris Brooklyn
¿Cuál será la nueva cara de los Nets en Orlando?
Agustín Aboy
San Antonio Spurs 2014 Duncan Parker Ginobili
Las mejores y peores franquicias desde el 2010
Agustín Aboy
LeBron James Luka Doncic Lakers Mavericks
5 partidos para seguir de cerca en la preparación de la NBA
Agustín Aboy
Jamal Crawford
Crawford, emocionado por su regreso a la NBA
Agustín Aboy
pj tucker
PJ Tucker: "Quiero retirarme en Houston"
Nacho Losilla
Más noticias