);
NBA

Los mejores dúos de padres e hijos en la historia de la NBA

Kenyon Martin Jr., el hijo de aquel ala-pivote (Kenyon Martin) que jugó en la NBA desde 2000 hasta 2015 siendo el primer pick del Draft del 2000, finalista en la temporada 2002-2003 y All-Star en la campaña 2003-2004, anunció el pasado martes que inscribió su nombre para el Draft 2020, buscando llegar a la NBA y anotar a su familia en la ya larga lista de padres e hijos que se desempeñaron en la mejor liga de básquetbol del mundo.

En total en la NBA ya hubo 83 familias con dupla de padre-hijo, incluyendo tres en las que dos hijos alcanzaron la NBA (los Curry, los Paxson y los Thompson) y un caso increíble en el que tres hijos llegaron al máximo nivel del profesionalismo: Jon Barry, Brent Barry y Drew Barry, hijos del ocho veces All-Star Rick Barry.

MÁS | Anthony Davis vs. Kareem Abdul-Jabbar: las similitudes entre los gigantes de Los Angeles Lakers

Ahora, entre tantos casos así, ¿cuáles son los más emblemáticos? Hablamos de duplas padre-hijo en la que ambos hayan tenido un rol al menos de importancia en sus equipos y hayan durado varios años en la NBA. Grandes leyendas como Patrick Ewing, Gary Payton y John Stockton tienen hijos que vivieron o viven del básquetbol, pero cuyo impacto en la NBA fue o es prácticamente nulo, así que esos casos no logran ingresar en la lista. Si hay algunas excepciones para incluir a hermanos menos destacados, como Seth Curry o Mychel Thompson.

Joe y Kobe Bryant

Es bastante conocida la historia del padre de Kobe Bryant como jugador de básquetbol, pero más que nada por su paso de siete años en el básquetbol italiano que llevó al recordado Kobe a pasar gran parte de su infancia en el país europeo. Antes de partir al viejo continente, "Jellybean", como lo apodaban, disputó ocho temporadas completas en la NBA, llegando a jugar unos 606 partidos de fase regular y otros 30 de Playoffs. Joe fue parte de un equipo finalista (los Philadelphia 76ers de la temporada 1976-1977) y sus contemporáneos lo describen como un interno de 2,08 metros muy talentoso, con las habilidades de un guardia, aunque lógicamente lejos de lo que fue su hijo.

No queda mucho para decir sobre el legado de Kobe. Sus cinco anillos de campeón, sus premios de MVP en fase regular y Finales, sus 15 nominaciones All-NBA, sus 33.643 puntos. Un fenómeno absoluto y uno de los mejores jugadores de la historia de la liga.

Promedio estadístico de su carrera NBA:

Joe Bryant: 8,7 puntos, 4 rebotes, 1,7 asistencias, 0,9 robos, 0,3 tapones.

Kobe Bryant: 25 puntos, 5,2 rebotes, 4,7 asistencias, 1,4 robos, 0,5 tapones.

Mychal, Klay y Mychel Thompson

Contemporáneo de "Jellybean" Bryant fue Mychal Thompson, el pick número 1 del Draft de 1978 por parte de Portland Trail Blazers. Este pivote bahameño de 2,08 metros jugó 12 temporadas en la NBA, entre 1978 y 1992 (no disputó la 1979-1980 por una lesión) y tuvo diferentes roles a lo largo de esa vasta trayectoria. En los Trail Blazers alcanzó a promediar 20,8 puntos, 11,7 rebotes y 4 asistencias por partido durante la campaña 1981-1982 en el pico más alto de su carrera, a los 27 años.

A los 32 se marchó del equipo de Oregon y tras un paso de apenas 49 partidos por San Antonio Spurs, se incorporó a Los Angeles Lakers en la temporada 1986-1987, siendo un buen recambio para Kareem Abdul-Jabbar y AC Green en los Lakers del "Showtime" que se consagraron campeones en 1987 y 1988.

Dos hijos de Mychal Thompson alcanzaron la NBA: uno es el desconocido Mychel, un escolta que apenas jugó cinco partidos con Cleveland Cavaliers en la campaña 2011-2012, y el otro es Klay, escolta como su hermano mayor, pero dueño de uno de los mejores tiros de tres puntos de la historia de la liga. El cinco veces All-Star de Golden State Warriors fue pieza clave de los tres títulos obtenidos por sus equipos y ya superó por mucho la buena carrera profesional de su padre.

Promedio estadístico de su carrera NBA:

Mychal Thompson: 13,7 puntos, 7,4 rebotes, 2,3 asistencias, 0,7 robos, 1,1 tapones.

Mychel Thompson: 3,6 puntos, 1 rebote, 1,4 asistencias, 0,4 robos, 0,2 tapones.

Klay Thompson: 19,5 puntos, 3,5 rebotes, 2,3 asistencias, 0,9 robos, 0,5 tapones.

Dell, Stephen y Seth Curry

La familia Curry tiene en la genética eso de ser buen tirador de tres puntos. Dell, el padre, jugó 16 temporadas en la NBA siendo principalmente eso, un tirador de pura cepa que se destacó como uno de los mejores tripleros de la década del 90. Encestó el 40,2% de los 3.098 tiros de tres puntos que intentó a lo largo de su carrera, llegando a tener una efectividad del 47,6% en la temporada 1998-1999. Anteriormente en Charlotte Hornets era uno de los mejores sexto-hombre de la liga, incluso ganando ese premio en la campaña 1993-1994.

Steph, el hijo mayor (ya tiene 32 años), fue el primero en aparecer en la liga con esa mano mágica. Los porcentajes de su padre quedan cortos al lado del dos veces MVP y tres veces campeón de la NBA: no alcanzó ese 47,6% en triples en ninguna temporada, aunque con un volumen de tiro mucho mayor. La efectividad en su carrera es de 43,5%, sobre 5.739 intentos en 11 temporadas. Steph ya encestó 2.495 triples y está a 478 del récord que posee Ray Allen.

Pero curiosamente, el de mejor porcentaje histórico no es Dell ni Steph, sino que es Seth, el actual jugador de Dallas Mavericks. El menor de los hermanos Curry, al que le costó hacerse un lugar en la NBA, lleva un 44,3% en 986 lanzamientos, siendo a este momento el segundo tirador más efectivo de la historia, sólo por detrás de Steve Kerr (45,4%).

La relación de la familia con la NBA no termina allí: Sydel Curry, hermana menor de Steph y Seth, esta casada con Damion Lee, jugador de Golden State Warriors que esta temporada llamó la atención en la jornada de Navidad, aportando 22 puntos y 15 rebotes en la sorprendente victoria ante Houston Rockets.

Promedio estadístico de su carrera NBA:

Dell Curry: 11,7 puntos, 2,4 rebotes, 1,8 asistencias, 0,9 robos, 0,2 tapones.

Stephen Curry: 23,5 puntos, 4,5 rebotes, 6,6 asistencias, 1,7 robos, 0,2 tapones.

Seth Curry: 10,1 puntos, 2 rebotes, 1,8 asistencias, 0,7 robos, 0,1 tapones.

Tim Hardaway y Tim Hardaway Jr.

El único caso de los cinco que repasamos en los que el padre fue superior al hijo (en el paso por la NBA) es el de los Hardaway, que con el mismo nombre desplegaron y desplegan un gran talento anotador en la liga.

Tim, el padre, fue uno de los mejores bases de la década del 90 a pesar de su corta estatura (183 centímetros). 5 veces All-Star, miembro del primer quinteto ideal de la temporada 1996-1997 y también All-NBA en 1992, 1993, 1998 y 1999, se lució tanto en Golden State Warriors como en Miami Heat, llegando a promediar 22,7 puntos, 10 asistencias y 2 robos entre las temporadas 1990-1991 y 1992-1993. Dueño de un talento espectacular con el balón en las manos, también fue campeón olímpico en Sydney 2000, ya ingresando al ocaso de su carrera que finalizó en los Playoffs de 2003.

Tim Hardaway Jr. en cambio posee un perfil muy distinto al de su padre, a pesar de también jugar en la media cancha. Es el típico escolta tirador que juega mejor sin el balón. Al principio apareció como un jugador muy inconsistente tanto en sus dos pasos por New York Knicks como en sus dos temporadas en Atlanta Hawks, con puntos "vacíos" y porcentajes bajos (41% de campo y 34% en triples en las primeras seis temporadas). Pero este año, en Dallas Mavericks, está demostrando que puede ser un tirador fiable al lado de un armador espectacular como Luka Doncic. THJ está aportando 15,8 puntos por juego y su efectividad desde el perímetro creció a 40,7%.

Promedio estadístico de su carrera NBA:

Tim Hardaway: 17,7 puntos, 3,3 rebotes, 8,2 asistencias, 1,6 robos, 0,1 tapones.

Tim Hardaway Jr.: 13,4 puntos, 2,6 rebotes, 1,9 asistencias, 0,6 robos, 0,1 tapones.

Arvydas y Domantas Sabonis

Aryvdas llegó tarde a la NBA, lo que impidió que los dos Sabonis que jugaron en la mejor liga del mundo hayan llegado a disputar un All-Star Game, pero su hijo Domantas, de 23 años, puso a este apellido lituano entre los mejores de la liga en la última edición del partido de las estrellas disputado en Chicago.

El legado lo comenzó Arvydas, uno de los mejores jugadores de la historia del básquetbol internacional. El pivote de 2,21 metros fue elegido seis veces como el mejor jugador europeo entre las décadas de los 80 y 90 y se consagró campeón olímpico y mundial con la Selección de la Unión Soviética. Sin embargo en la NBA no llegó en su esplendor, sino que arribó en la temporada 1995-1996 a Portland Trail Blazers, a punto de cumplir 31 años y después de haber sufrido varias lesiones graves.

Con bastante poca movilidad, Arvydas se las arregló para jugar más de 500 partidos entre temporada regular y Playoffs, promediar 16 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias a los 33 años y llegar dos veces a las Finales de la Conferencia Oeste. La pregunta de qué hubiese sido de él si se sumaba a la NBA en 1986, cuando los Trail Blazers lo draftearon, es una que siempre quedará en la cabeza de cualquiera que lo vea jugar

En cambio Domantas, que nació en Portland mientras su padre terminaba su temporada de novato, entró a la NBA con apenas 20 años y no se destacó mucho en Oklahoma City Thunder, pero al ser traspasado a Indiana Pacers en 2017 destapó todo su potencial. En la 2018-2019 fue uno de los principales candidatos al premio de mejor sexto hombre, con 14,1 puntos, 9,3 rebotes y 2,9 asistencias por partido, mientras que en la campaña actual apareció como All-Star y como uno de los líderes de la carrera al premio de jugador de mayor progreso, promediando 18,5 puntos, 12,4 rebotes y 5 asistencias.

Promedio estadístico de su carrera NBA:

Arvydas Sabonis: 12 puntos, 7,3 rebotes, 2,1 asistencias, 0,8 robos, 1,1 tapones.

Domantas Sabonis: 12,1 puntos, 8 rebotes, 2,6 asistencias, 0,6 robos, 0,4 tapones.

¿Quién es Kenyon Martin Jr.?

Nacido en Chatsworth, California, el 6 de enero del 2001, Kenyon Martin Jr. es un ala pivote zurdo de 2 metros, que tomó una ruta particular para llegar al Draft 2020: luego de destacarse en el básquet de secundaria, no pasó por la NCAA, sino que se anotó en el instituto IMG Academy, donde disputó toda la campaña 2019-2020 (una situación similar a la de Anfernee Simons en el 2018).

En cuanto a características, Martin comparte varias con su padre: es un cuatro bajo, pero extremadamente atlético y explosivo. Por el momento, su mayor aporte llega en jugadas espectaculares, como volcadas, rebotes por los aires o tapones fenomenales, siendo un verdadero fenómeno de los highlight reels de internet.

Sin embargo, todavía debe mostrar un mayor nivel técnico: anota muy poco fuera de la pintura y no se destaca con el balón en sus manos. La NBA ha cambiado y hoy un ala pivote que apenas llega a los 2 metros, sin tiro, no parece tener demasiado lugar en la competencia... sin importar cuán buen atleta sea.

Posición de Draft proyectada: 2° Ronda.

Comparación NBA: Jeremy Evans.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jim Boylen
Bulls, sin decisión sobre el futuro de Boylen
Carlos Herrera Luyando
Stephen Curry y Juan Toscano
Toscano y Curry: "Cubre mi espalda y yo la de él"
Carlos Herrera Luyando
Nikola Jokic y Jamal Murray
Denver: ¿Puede dar la sorpresa en el Oeste?
Carlos Herrera Luyando
Kevin Durant
Durant no volverá en este curso: "Lo mejor es esperar"
Leandro Fernández
shayok, waters
5 jugadores de la G-League a tener en cuenta
Sergio Rabinal
Michael Jordan
MJ: "Debemos ser mejores como sociedad en lo racial"
Leandro Fernández
Más noticias