);
Golden State Warriors

¿Puede Marquese Chriss ser pivote titular de unos competitivos Golden State Warriors?

Tres contratos distintos, dos usos diferentes y una sola conclusión. Marquese Chriss cierra -hasta la fecha- el curso con los Golden State Warriors siendo su pivote titular. Promedios de 13,4 puntos, 7,8 rebotes, 2,2 asistencias y 1,4 tapones, con un 61% en tiro en 25,7 minutos.

Más | Cómo la gravedad de Curry puede desbloquear el potencial de Wiggins

La 2019-2020 ha supuesto un descanso en la dinastía de la Bahía. Cinco Finales en cinco años y tres títulos de la NBA que terminan en un respiro obligatorio, incluso sano para la remodelación de una franquicia que confía en regresar a la élite la próxima campaña.

Con el traspaso de Andrew Wiggins, el regreso de Klay Thompson, un Stephen Curry completamente recuperado y esa potencial elección top tres del próximo Draft, los Warriors de la 2019-2020 podrían ser una réplica de los Bulls del segundo triplete: el núcleo de siempre, diferentes complementos y una misma identidad.

Pero, ¿cómo encaja Marquese Chriss en estos planes? Desde el San Francisco Chronicle indican que podría ser el pivote titular del equipo el próximo año. De ser así, ¿está listo para el desafío y para responder a la altura en unos Warriors competitivos?

Más | Curry, sobre GSW: "Todavía no hemos terminado"

Marquese Chriss complica la elección de James Wiseman

Aunque todavía desconocemos qué selección tendrán los Warriors en el próximo Draft, todo apunta a que será un top cinco. Para hacernos una idea, tienen un 14% de posibilidades de terminar con el número uno, mismas que Cavaliers y Wolves. Lo más normal sería verlos fuera del primer pick, pero dentro de los cinco primeros.

El escenario ideal para Golden State es todavía desconocido. A diferencia del resto de equipos proyectados al top 10, disponen de una base como para regresar a una pelea muy intensa en la élite del Oeste. No deben descartarse escenarios de trade down para sacar activos y seleccionar al jugador que tengan en mente, como hicieron los Celtics con el traspaso del pick que terminó siendo Markelle Fultz para Philadelphia.

Más | Scouting Draft: ¿cómo juega Wiseman?

James Wiseman ha visto su nombre muy vinculado a los Warriors. Un pivote de 2,16 metros con recursos ofensivos, lanzamiento exterior y techo como para ser diferencial en defensa. El asunto es, ¿interesa Wiseman al esquema Warrior? La táctica de Steve Kerr se basa en quintetos muy móviles llenos de tiradores, manos en manos y la eliminación del bloqueo directo como primer recurso, quedando en un elemento secundario.

Dentro de estos planes cuesta ver a Wiseman desarrollando todo el potencial que trae consigo en estos Warriors. Encaja mejor un anotador exterior como Anthony Edwards pese a sus problemas con el tiro y la defensa. Incluso Obi Toppin o Deni Avdija tendrían sentido en los planes de Golden State. Y es aquí donde entra el nombre de Marquese Chriss, el joven pivote que alejaría más todavía la elección de Wiseman.

Potencial pieza de construcción

Chriss jugó la 2019-2020 bajo tres diferentes contratos y, con el último, vinculó la 2020-2021 con el equipo de San Francisco. Kerr fue encontrando el mejor hueco de Marquese, que terminó jugando de pivote en vez de ala pivote. Durante toda su carrera ha sido utilizado como cuatro abierto ofensivo, mientras los Warriors le han dado por primera vez la función de cinco moderno.

En este papel es donde Chriss mejor se ha mostrado. ¿Los Warriors siguieron acumulando derrotas? Por supuesto, un jugador como Chriss estaba lejos de solucionar las graves carencias del equipo. Sin embargo, ven en el joven una "potencial pieza de construcción para la franquicia" en los próximos años.

¿Por qué? Por esa combinación de poder atlético, instinto para el pase y defensa que trae, indican en el SF Chronicle. Estas tres herramientas están en el juego de Chriss, además de la capacidad de jugar por encima del aro que tan bienvenida es en los esquemas de Kerr. Es por esto que son muy positivos con su desarrollo y el nivel que puede alcanzar. No en vano fue top 10 del Draft con 18 años.

"Estoy agradecido de tener una organización que cree en mí", dice Chriss. "Al final, si se hacen con Wiseman en el Draft, sé que estarán tomando la que creen que es mejor decisión para este equipo y que sienten que será beneficioso para que nosotros podamos ganar un campeonato. Como jugador de equipo, quiero ganar y quiero ser parte de esto. Sea cual sea el papel que tenga para que eso suceda, lo asumiré".

¿Puede ser Marquese Chriss titular con Warriors?

Las acciones de bloqueo directo de Draymond y Curry que terminan en un alley-oop de Green al pivote que corta por línea de fondo, aprovechando el hueco generado en lado débil. Las situaciones de bloqueos indirectos y manos en manos en los aleros, que suelen terminar con la calidad en el tiro de Klay o Steph, dispondrán de un nuevo aliado para rematar en finalizaciones hacia el aro.

Marquese Chriss es un pivote de 2,05 metros que encaja a la perfección con el molde de cinco de complemento que quiere Steve Kerr. El peso del juego para Golden State está en todas las piezas menos en el pivote, que ha sido siempre una ficha secundaria en la pizarra del entrenador. Un apoyo, no un jugador con relevancia anotadora. Ni siquiera pedían puntos a sus interiores. Defensa promedio y entender la fluidez del sistema.

Chriss invierte buena parte de su efectividad en su poderío atlético, aunque todavía tiene que mejorar en posicionamiento y corregir ciertas manías. Por ejemplo, a la hora de taponar tira mucho de instinto y su salto temprano en ocasiones termina en faltas. Hasta qué punto es positivo o negativo su impacto deberá mostrarlo en la nueva temporada, ya que en esta última era imposible medir a las sorpresas de Golden State, aunque él es con diferencia la más brillante.

Ocurre un poco igual con su papel como reboteador. La progresión de Chriss desde su año rookie en esta faceta es notoria. Es más fuerte, juega con más confianza y la posición de cinco lo lleva a asumir mayor carga aquí. Sin embargo, todavía tiene que mejorar a la hora de cerrar el rebote. Es cierto que es menos fuerte o grande que otros pivotes, por eso la mejor elección para Chriss podría ser combinar una mejora en el box out, molestar al rival, y luego usar sus piernas para adelantarse en la captura.

Eso sí, es evidente la progresión de Marquese como figura reboteadora-defensiva. Asume con valentía la defensa de estrellas, tiene instinto para el rebote ofensivo (10% de captura de rebote ofensivo en la 2019-2020) y su timing como taponador es de alto nivel.

  • Captura de rebote 2016-2017: 10,8%
  • Captura de rebote 2017-2018: 13,8%
  • Captura de rebote 2018-2019: 15,8%
  • Captura de rebote 2019-2020: 16,5%

Aquí un ejemplo de las defensas que realizó sobre Anthony Davis en un duelo contra Lakers del pasado mes de febrero. Lejos de ser un stopper, Chriss muestra una mejora muy importante en el uno contra uno. A nivel colectivo todavía necesita trabajar en su comunicación, ya que su posicionamiento también muestra progresión positiva.

Su principal laguna es el rebote defensivo, aspecto en el que los Warriors de la era Kerr nunca han atendido esfuerzos. Es más, en ninguna de las temporadas desde la 2014-2015 han estado en el top 10 de porcentaje de rebote defensivo.

Sin ser un excelente pasador, Chriss ha mostrado entendimiento con el sistema y el pivote encaja en el perfil deseado. Un interior usado para los mano en mano, poner pantallas y, rápidamente, girarse en el perímetro para situar otra. Incluso puede picar, atacar el aro y encontrar al tirador solo en la esquina. Chriss se ha adaptado a lo que le han demandado y en las pocas ocasiones que se ha crecido el resultado ha sido de acierto.

Puede terminar partidos con varias asistencias, aunque la mayoría se deberán más a su uso en el sistema y correcto encaje. Esto es lo que necesitan los Warriors como pivote. Una pieza móvil, que pueda flotar por el exterior o atacar el aro en función de la lectura defensiva sobre los jugadores perimetrales. ¿Podrían hacer esto con Wiseman? Por poder pueden intentarlo, pero no es su uso ideal. El de Chriss sí.

Además del intelecto mostrado al seguir el juego de Kerr, Chriss se aprovecha también de la pizarra para anotar. La virtud del juego aéreo y las bombasque terminan en mates del jugador de 22 años se han vuelto tónica en las últimas semanas de curso para los Warriors. Su presencia sería un recurso que sacar cuando las defensas cierren a Curry y Klay, y nadie se espere su aparición.

Si bien es cierto que en su llegada a la liga se hablaba de su capacidad como tirador, es justo en estos Warriors donde el tiro queda en un segundo plano. Al jugar de cinco y no de cuatro apenas ha lanzado triples. Es más, en este último tramo de 20 encentros, apenas ha promediado 0,9 triples lanzados en 26 minutos. Su acierto es del 18%, aunque esto no quita que en un buen día vaya a intentar el triple. Su principal virtud es machacar. Todo recurso que pueda pulir será un regalo para el equipo, aunque aquí de nuevo aparecen las dudas sobre su techo en Golden State.

La rotación interior

Draymond Green al lado de Chriss serviría como líder vocal, además de para tapar las mejoras en defensa colectiva que todavía necesita el joven. Pocos emparejamientos más positivos hay para Marquese que un Draymond en forma y centrado. De hecho, el veterano ha expresado su comodidad respecto a Chriss en más de una ocasión.

"No creo que haya dudas sobre que es un jugador válido para la NBA. Nadie culpa a las situaciones o las franquicas, siempre a los jugadores. Estoy contento de que ahora tenga una opotunidad de demostrar lo que puede hacer", decía en octubre de 2019.

Con Green y Chriss de titulares, pareja que encaja en ataque y defensa (si Dray recordase cómo era meter de tres ya sería extraordinario), faltaría configurar los suplentes. Kevon Looney se recupera de una reciente intervención, es una pieza que asegura defensa y un rendimiento sóldio. Probado en Playoffs y Finales, Looney es una opción menos atrevida que Chriss, pero también segura. Estará en el banco por si el joven falla.

Por detrás del trío Green-Chriss-Looney aparecería Eric Paschall. El rookie ha pasado la mayoría de sus minutos en la 2019-2020 como ala pivote y el traspaso por Wiggins, una potencial elección de otro exterior y el regreso de Klay complican que tenga minutos como alero, perfil en el que encaja peor. Paschall es un jugador anotador, de peor defensa e irregular con el triple. ¿Tiene hueco en los Warriors de la 2020-2021? Cuesta verlo, salvo que fuese en un rol de generador de banco y reciba la etiqueta de sexto hombre. Pieza a vigilar en un hipotético traspaso.

Los Warriors realizarían una apuesta valiente de ir con Marquese Chriss como pivote titular en la próxima temporada. Es cierto que ha mejorado, que ese joven inmaduro de Phoenix parece quedar atrás, pero existen dudas por haberse salido en unos pésimos Warriors. Ahora, si su rendimiento es de notable mal rodeado y en un esquema que lo maximiza en un rol secundario, solo debería mejorar su rendimiento si las piezas a su alrededor pasan de ser Damion Lee, Dragan Bender y Eric Paschall a Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green.

Sin conocer el destino de la 2019-2020, los Warriors tienen en Marquese Chriss un potencial "jugador sorpresa" para la 2020-2021. Más si en su regreso a la élite de la liga es Chriss el pivote titular de Steve Kerr.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Klay Thompson
Klay elogió a Toscano: "Estoy muy orgulloso de él"
Leandro Fernández
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Brown
¿Cómo se creó la NBA?
Juan Estevez
Eduardo Nájera y Tony Kukoc
A 20 años del debut NBA de Eduardo Nájera
Carlos Herrera Luyando
Prospects Draft 2020
¿Quién merece el primer pick del Draft 2020?
Juan Estevez
Más noticias