);
Toronto Raptors

Marc Gasol y una defensa perfecta, la clave de Toronto Raptors y su éxito sin Kawhi Leonard

Ser titular indiscutible en un equipo de la NBA es un estatus difícil de alcanzar y, mucho menos, de mantener. Si hablamos de un jugador con unos promedios inferiores a los 10 puntos y 7 rebotes, con un 36% en tiros de campo, y que ha partido de inicio en todos los encuentros de la temporada, casi podría tratarse de algo cuestionable y contradictorio.

Los números clásicos cuantitativos (puntos, rebotes, asistencias...) protagonizan la primera fase que conforma un análisis individual en primera instancia con el que establecer un juicio de valor, positivo o negativo. Marc Gasol, en ese sentido, representa una excepción dentro de la NBA, pues en esa primera fase promedia 6,8 puntos, 6,9 rebotes y un 36% en tiros de campo.

MÁS | Toronto Raptors y un triunfo defensivo ante Chicago Bulls para cortar la mala racha

Sin embargo, sin su presencia no se pueden entender los Toronto Raptors, no solo desde un punto de vista estadístico -ya que sin él los canadienses son casi 7 puntos peores en defensa-, sino también en los planteamientos que Nick Nurse puede poner en cancha para proteger el aro, desde zonas a mixtas y agresivas con él como pilar de los movimientos defensivos. Pascal Siakam y Kyle Lowry pueden ser el alma del ataque y de las transiciones ofensivas de los Raptors, pero todo surge desde Marc, de cómo es capaz de ajustar y responder ante cualquier estímulo que la ofensiva rival plantea con el objetivo de anotar.

Un hecho que quedó comprobado en la victoria por 93-92 ante Chicago Bulls, en donde el español fue la llave junto a OG Anunoby que permitió a los Raptors recuperar el camino de victorias después de tres derrotas seguidas. Un partido trabado en el que el ataque y su eficencia quedó relegado a un segundo plano en favor de la defensa más férrea, quedando representado por el duelo entre Carter Jr. y el interno de Toronto. Un partido que quedó definido gracias a un tapón de Marc sobre Lauri Markkanen con menos de un minuto para el final, que habría dado la victoria a los de Chicago.

"Marc ha hecho un gran trabajo", dijo Lowry tras el partido en declaraciones en The Athletic. "Habla con todo el mundo durante el partido, tener un jugador así ajustando en defensa y comunicándose es una de las claves para nosotros", agregó. Un factor que el entrenador de los Raptors, Nick Nurse, también compartió tras la apretada victoria. "Marc llega a defender y se cuadra, y es tan grande que no necesita saltar para llegar alto, no salta normalmente. Sin embargo eso es incluso positivo, ya que tiene un torso grande y unos brazos largos, con eso basta. Gasol los ha puesto contra las cuerdas un par de veces muy bien, lo que nos ayudó más tarde", aseguró el coach.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Los datos de Marc en defensa

En los 29 minutos de media que Marc está en cancha, tan solo consiente 24,2 puntos en la pintura con él en cancha, causando estragos en el juego interior rival y haciendo de su impacto en la zona un hecho sobresaliente, pudiendo construir desde ahí las potenciales conversiones en transición que Siakam, Lowry y VanVleet son capaces de producir. En ese sentido, Gasol se encuentra en cuarta posición entre los interiores que superan los 20 minutos de juego en porcentaje de acierto rival con un 55,7%, solo superado por Brook Lopez, Daniel Theis y Jarrett Allen y por delante de otros candidatos a Defensor del año como Joel Embiid, Myles Turner o Anthony Davis.

Tres de los cinco quintetos con mejor eficencia defensiva de los Raptors (mínimo de 8 minutos totales en 4 partidos) tienen al jugador español entre sus nombres, y en los otros dos aparece el de Siakam de manera recurrente. Si bien el rating defensivo no es una ciencia que siempre conduce a la conclusión de que la defensa está siendo buena o mala, indica tendencias, y lo que muestran datos como éste es que Toronto es un mejor equipo en la protección de su aro con el catalán en cancha.

En la defensa individual como tal, Marc es capaz de marcar la diferencia, es decir, impactando con su rival y dejando mella en su intento de anotar. Como ejemplo sirvan los 0,42 que le anotan por posesión al catalán, siendo este el quinto mejor registro de toda la NBA.

Sin embargo, es en la defensa colectiva donde Gasol más saca a relucir su talento y su capacidad para intuir y percibir el espacio ocupado y a ocupar por el rival. El físico no será el de un Anthony Davis, pero es la materia gris lo que marca la diferencia en este ámbito. Esa habilidad para intuir la cancha como un todo y no focalizar en un único punto como pueden ser balón o par elevan al pivote de los Raptors a la élite defensiva de la liga, y le colocan el cartel de firme candidato al All-NBA.

El visionado pausado de los encuentros de Toronto arrojan el evidente impacto que Gasol tiene en la parcela defensiva. Sus ojos persiguen y captan movimiento, distinguen entre peligro real y señuelos tácticos, reaccionando ante los mismos en apenas milésimas de segundo. Su gran tamaño y volumen lo colocan en una posición perfecta para realizar las ayudas a sus compañeros en el área restringida, y tocar todos los balones que por ahí se mueven (1,5 deflections por partido).

Todo equipo que aspira a tener un juego ofensivo rápido ha de dominar o el rebote ofensivo o el balance defensivo, y en ese sentido los Raptors han encontrado en Marc Gasol el equilibrio perfecto entre construcción ofensiva a media cancha y entry pass tras rebote, y una perfecta transición defensiva que evita que los rivales aprovechen la vorágine de ritmo que generan los partidos de los canadienses con un ir y venir de jugadores.

En definitiva, que los Toronto Raptors se coloquen en quinta posición en el Este con un balance de 17-8, en un cuádruple empate prácticamente con Heat, Celtics y 76ers, no es casualidad, más cuando hablamos de un equipo sin el MVP de las pasadas Finales y artífice máximo del anillo como Kawhi Leonard. Todo nace de un ataque vertical y físico con un toque de frescor que los convierte en un equipo sumamente divertido de ver, y con una defensa extremadamente estructurada que varía dependiendo del rival, desde una zona a una individual agresiva. Gasol es el pilar que sustenta todo, su presencia en cancha impulsa al equipo en defensa independientemente de lo que pueda producir en ataque que, por pequeño que pueda ser, bienvenido será.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

davis, jokic
Denver sufre bajo el aro: problemas en el rebote
Sergio Rabinal
howard
La mejor versión de Howard: "Fue una bestia"
Sergio Rabinal
Malone
Malone: "Si no defiendes, quizá no deberías jugar"
Juan Estevez
Jamal Murray y LeBron James
LeBron y su petición para defender a Murray
Carlos Herrera Luyando
John Stockton y Magic Johnson
Los jugadores con más asistencias en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Davis
Los Lakers 3-1 y a un triunfo de las Finales
Juan Estevez
Más noticias