);
Especial Manu Ginóbili

Manu Ginóbili y sus marcas registradas en la NBA

Existen acciones o situaciones que con apenas mencionarlas podemos entender a quién o qué hacen referencia. Son, en definitiva, marcas registradas de determinados personajes. En el caso de Manu Ginóbili, sus 16 años en la NBA defendiendo la camiseta de San Antonio Spurs le permitieron dejar varios de estos sellos que lo representan. A continuación, cinco cuestiones que se relacionan exclusivamente al argentino.

Más: Especial Manu Ginóbili.

La revalorización del sexto hombre

En una liga donde los egos son fuertes y el rol de sexto hombre no es para cualquiera, es bueno observar el ejemplo de Ginóbili para entender que eso es, simplemente, un gesto de grandeza pensando en el equipo. En el que era, quizás, el mejor momento de su carrera, Ginóbili entendió que era más funcional para los Spurs viniendo desde el banco que saliendo como titular. No sólo aceptó la situación, totalmente hablada con Gregg Popovich, sino que le dio un salto a esa figura. En 2008 ganó el premio al Mejor Sexto hombre de la temporada, pero lo suyo fue de excelencia año a año y sin importar los números. Manu, para San Antonio, era (entre tantas cosas) la cohesión entre ambas unidades, la pieza que potenciaba y conducía a los que venían desde atrás, con un cartel de indispensable que sólo tienen las estrellas. Hay equipos que cuentan con seis titulares. Manu, sin dudas, se encargó de potenciar esa figura.

Más: Recordando a Manu: D'Angelo Russell, el zurdo que lo imitaba desde niño.

El euro-step

Hay imágenes de la acción antes de su llegada a la liga, pero es indudable que Manu popularizó el movimiento y lo perfeccionó hasta hacerlo un clásico. Tanto que, en una encuesta, los fans lo eligieron como el mejor de la historia, superando al fadeaway de Michael Jordan o el "flamenco" de Dirk Nowitzki, por dar ejemplos. Penetración, levantar el dribble, un paso hacia un lado y un segundo paso hacia el otro cambiando de dirección... Los defensores siguen sin poder encontrar una solución a esa jugada, que otros como James Harden o Dwyane Wade también la tomaron y la hicieron un sello. Quizás, con el tiempo, se convierta en el Manu-step.

La asistencia de caño

Cuando Ginóbili llegó a la liga, Gregg Popovich tenía que contenerse ante las ocurrencias de Manu en la cancha. El bahiense, con su estilo, siempre fue por más (de hecho, Pop todavía recuerda ese "Soy Manu, esto es lo que hago" que recibió de MG en su arribo) y las asistencias entre las piernas de los rivales son un sello bien claro. Y acá existe un detalle clave: cuando las ejecutaba, era porque la jugada realmente pedía eso. Aunque claro, no todos asumen ese riesgo o ven lo que él podía ver. Una, dos, diez, y muchas más... Así se repitió esta acción a lo largo de su carrera.

Más: Recordando a Manu Ginóbili: Juan Gutiérrez, cuando el ídolo supera al compañero.

La apertura de la NBA a los latinos y el exterior

El nuevo milenio encontró a la NBA con una gran capacidad de expansión hacia nuevos horizontes, haciendo de la llegada de jugadores extranjeros una cuestión de crecimiento progresivo año a año. Pero todo, claro, tiene un comienzo, y Manu Ginóbili fue uno de los pioneros a la hora de hacer entender que el material que llegaba a la liga desde el exterior podía tener tanta o más calidad que el que nacía dentro de Estados Unidos. Esto, por supuesto, toma mayor dimensión si miramos a nuestra región. La explosión de la NBA en Latinoamérica es directamente proporcional al crecimiento de Manu en la liga. Por caso, la NBA en Argentina es algo que para varios empezó a pegar a partir de lo realizado por el nacido en Bahía Blanca.

El valor de lo colectivo por sobre lo individual

Cuando San Antonio Spurs quedó eliminado en la Final de la Conferencia Oeste en los playoffs del 2017 (ante Golden State Warriors), Popovich sorprendió poniendo como titular a Ginóbili en lo que podría haber sido el último partido de su carrera como profesional. ¿La razón? El propio Pop lo explica: "Respeto. No quería perderme la oportunidad de honrarlo frente a nuestros fans por su falta de egoísmos a lo largo de estos años. Se trata de un futuro miembro del Salón de la Fama que me permitió usarlo desde el banco durante una década, porque eso nos haría mejor como equipo. Obviamente, es una de las principales razones de nuestro éxito. Se merecía tener una noche de respeto para que realmente sintiera cuánto apreciamos lo que hizo en estos años". Nadie mejor que el entrenador de toda su vida en la liga para explicarlo. Ginóbili resignó números o logros individuales porque, como dijo Pop, "eso nos haría mejor como equipo". Sólo los grandes de verdad logran entenderlo. Y Manu, sin dudas, es uno de ellos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Milwaukee Bucks
Las formaciones más efectivas de la 2019-20
Juan Estevez
#Eric Gordon
Eric Gordon, 6 semanas de baja
Sergio Rabinal
Paul George
Paul George, listo para su regreso a los Clippers
Leandro Fernández
Malcolm Brogdon
4 claves de la recuperación de Indiana Pacers
Leandro Fernández
Draymond Green
Draymond Green, un conocido en terreno ajeno
Leandro Fernández
andrew wiggins
Wiggins en llamas: 32 puntos de media en 4 juegos
Nacho Losilla
Más noticias