);
Especial Manu Ginóbili

Manu Ginóbili después del retiro de su camiseta: "Supera todo lo imaginado"

El 28 de marzo de 2019 ya quedó guardado como uno de los momentos más destacados de la historia del deporte en Argentina. San Antonio Spurs se vistió de celeste y blanco durante el día y le retiró la camiseta N°20 a Manu Ginóbili, inmortalizando una carrera de leyenda.

Más: Especial Manu Ginóbili.

Fue una ceremonia emotiva desde todo punto de vista, con un Manu brindando un discurso que tuvo muchos momentos para las lágrimas, recibiendo palabras increíbles de Tony Parker, Tim Dunca, Gregg Popovich y Fabricio Oberto, con la Generación Dorada también celebrada durante el entretiempo y cientos de otros detalles que hicieron una noche mágica.

El bahiense tuvo tiempo para procesar lo vivido y habló de todo en una entrevista con Diego Morini en La Nación. A continuación, las frases destacadas de la charla.

Su discurso

"Obviamente que lo practiqué, porque no iba a haber forma de decirlo. Pero cuando agarré el micrófono y vi a Many (su mujer) emocionada, me dije, bueno, arrancamos mal. Si hubieran estado mis viejos en primera fila hubiera sido peor. El no tener contacto visual me ayudaba. Y como justo nos miramos con Pop y él se quebró, eso me conmovió. Pero con Pop nos dijimos todo lo necesario en diferentes momentos. Entonces, poco nos puede sorprender lo que uno significa para el otro. Pero verlo emocionado, lógicamente que golpea".

"Cuando estaba armando el discurso pensaba en preparar un par de chistes para poder relajarme. Pero después empecé a pensar que no había tenido la oportunidad de decirle chau a nadie. No hubo anuncio, no hubo conferencia de prensa. No hice nada, entonces, fue como que me habían quedado cosas por decir y agradecer. Por eso se hizo más largo y serio, porque además posiblemente ésa iba a ser la última oportunidad que iba a tener para decirle a todos lo que sentía".

"Cuando estaba escribiendo me quebraba con cada grupo al que le dediqué algunas palabras. El discurso de mi mujer lo dije 15 veces frente al espejo, pero lo de los chicos de la Selección lo dije 3. Lo de Many lo hice mucho porque había cosas que quería y necesitaba decirle, por lo tanto, no me quería olvidar. Y no me olvidé nada. Pero de compañeros de equipo y de Selección me olvidé de dos o tres y me quiero matar. Lo que pasa es que de mi mujer y de mis viejos no quería olvidarme de nada. Y lo bueno es que no vi a los chicos de la Selección a los ojos cuando hablaba, porque si había alguno moqueando, caía yo también. Si hubiera visto a los ojos a Patty (Mills), Bobo (Diaw) y Tiago (Splitter), seguro me quebraba también. Me conmovía cuando escribía, la práctica me ayudó a decir algunas cosas. Si apelaba a ser natural y que todo fluya, no hubiera podido decir ni una palabra".

Su mujer y sus hijos en la ceremonia

"Entiendo que todo lo que pasó no fue un reconocimiento exclusivo a la 20 sino a mi familia. Las razones por las que llegaste a ese entorno y a esa situación es por una cuestión familiar. Yo quería que estuvieran ahí, ella y los chicos. Quizá me hubiera gustado que mis viejos estuvieran ahí, también, pero igual lo vivieron 10 metros más atrás. Pero sin duda que Many tenía que estar en ese lugar, me encantó que así sea, por más que ella estaba más incómoda que yo".

El momento de la camiseta colgada

"Nunca fue mi prioridad ver mi camiseta colgada ahí. No esperaba ese día con ansias. Incluso, no quería que se hiciera, al menos por ahora. Me fui convenciendo de a poco, entendí que debía ser así y pensé que si había que vivirlo quería hacerlo con mi gente. Quería que sea algo no individual, sino un agradecimiento al apoyo de tantos años.

Sobre haber imagino su carrera NBA

"Ni de casualidad. Es imposible. En el Mundial 1998 me fui a acercando porque se hablaba que podía ser drafteado, y llego a Reggio y ahí Brent Scott, que era un americano que jugaba conmigo, me lo decía. Entonces fue como que de a poco se fue plantando esa semillita. Pero eso no significa que podía pensar que después iba a venir todo esto. Ojo, fue algo gradual todo lo que pasó. No fue todo de golpe. Y soy muy cuidadoso con eso, ni siquiera recomiendo a un chico de 12 años soñar con la NBA. Porque las chances de frustrarte son mucho mayores. Soñá con la selección de la región o de donde estés. Lo mío fue gradual y cuidadoso".

El vivir la fiesta con sus afectos

"Fue una manera de rodearme de gente que quiero. Necesitaba que fuera así. Se iban a tomar una semana de sus laburos para estar acá, entonces con Many armamos actividades para estar todos juntos. Quizás ellos querían hacer compras, pero yo quería estar con ellos. A veces hasta me sentía culpable porque tenían otras cosas y yo les proponía hacer cosas. Pero fue la mejor excusa para estar con todos. Nadie me dijo que no y eso fue fantástico. Tuve una semana casi perfecta, porque tuve a toda mi gente conmigo. Es algo raro, porque nunca se había dado. Fue la culminación de algo que duró un montón de años y que quería celebrar con mi gente".

Los recuerdos a guardar de su noche

"El almuerzo con los chicos de la Selección, la comida con mis compañeros de la secundaria, la cena con mis afectos y con la gente de Spurs después del evento. Todo lo que sucedió después del evento fue maravilloso, porque comimos, tomamos algo, hablamos de pavadas. Esa cena con toda mi gente fue 'el' momento, lo de la camiseta fue una formalidad, no sé cómo explicarlo. Era como una responsabilidad, si bien era un enorme honor, era algo que me generaba tensión. El postceremonia fue todo disfrute".

El homenaje a la Generación Dorada

"Fue una manera de la franquicia de pensar y reconocer a mi otra mitad. Todo el mundo sabe que mi carrera no fue sólo San Antonio. Entonces, me parece que ellos sentían la necesidad de homenajear también a aquel equipo que formamos con los chicos que, en definitiva, son parte de mi otra carrera. Y además tienen un recontra respeto por todos. Es súper inusual que pase algo así. Me parece que tanto los chicos que estuvieron acá y los que lo siguieron desde lejos, advirtieron que ese respeto es real. No había absolutamente ninguna necesidad de hacer algo así y lo hablamos con Luifa (Scola) después del evento. Incluso, decíamos que con el 5% de lo que hicieron hubiera estado más que bien. Y me llenó de orgullo que ellos también fueron reconocidos como parte de 'mi fiesta'".

El después de su noche

"No estoy seguro de que entienda y ser capaz de salir de esta burbuja, de esto que está pasando, para entender todo lo vivido. Lo disfruto, entiendo y respeto todo el afecto. Pero lo que pasó el otro día ¡es imposible de digerir todo junto! Supera todo lo imaginado. Lo disfrutás todo lo posible y tratás de que lo hagan también tus cercanos. En eso puse énfasis durante esta semana. Las chances de que yo la pasara bien eran remotas. Así que la idea era que la pasaran bien mis viejos, mis hermanos, mis amigos, todos los que vinieron. Los momentos más lindos fueron los almuerzos con los afectos, con los chicos de la Selección, los de la secundaria. Pero en el instante de la ceremonia es algo que me pone incómodo. Entonces, no lo terminás de disfrutar. ¡Qué sé yo! Estuve infinitamente más cómodo antes y después de toda la ceremonia. Pero tengo que ser sincero: tener a 50 ó 60 tipos que aprecio, que son cercanos y significativos, para mí fue invalorable".

Más en NBA.com

LeBron James en la NBA Summer League
Los retos de LeBron con los Lakers
Carlos Herrera Luyando
Zinedine Zidane
A Zidane le gusta que jugadores de la NBA se involucren en el futbol
Carlos Herrera Luyando
James Harden
Harden aclara: “Los desacuerdos on parte del básquetbol”
Carlos Herrera Luyando
Indiana Pacers
Indiana: calidad y dudas mientras espera a Oladipo
Nacho Losilla
Agencia Libre
Agencia Libre 2019: todos los movimientos
Leandro Fernández y Pablo Schatzky
Giannis Antetokounmpo
Giannis "al 60% del potencial": ¿Cómo mejoraría?
Leandro Fernández y Nacho Losilla
Más noticias