);
Indiana Pacers

El definitivo paso adelante de Malcolm Brogdon en Indiana Pacers y la opción de sorprender

El camino para establecerse, hacerse un hueco y conquistar un nicho dentro de la NBA difiere mucho del perfil del jugador. Algunos toman ventaja pronto por el cartel que los precede tras lo cosechado en instituto o universidad, la gran mayoría precisan de una cocción lenta y solo unos pocos se aprovechan de las pequeñas oportunidades para sobresalir. Pocos caminos hay tan singulares en la actualidad como el de Malcolm Brogdon.

Sobre el papel, el Rookie del Año en 2016, cuyos números nunca han llamado la atención a la mirada más superficial de la realidad, ha tenido un impacto real sobre el juego de sus respectivos equipos, siendo capital para que estos adquiriesen una entidad superior y tuvieran el empaque necesario para alcanzar sus metas. Brogdon es un base clásico, cerebral y de movimientos calculados. Nunca da un pase de más o un drible de menos, y desde que tomó la decisión de partir rumbo a Indiana Pacers ha hecho del conjunto amarillo uno de los equipos con la mayor riqueza de básquet de toda la competición.

MÁS | El regreso de la NBA y el objetivo Playoffs 2020: ¿Quiénes son los equipos clasificados y cuáles son los focos de pelea?

El base de 27 años ha ganado especial relevancia en las últimas semanas a raíz de los tristes sucesos ocurridos en Minneapolis por la muerte de George Floyd, pues junto a Jaylen Brown, ambos nativos de Atlanta, fueron los protagonistas de las protestas contra el racismo en su ciudad. Una determinación que es un claro reflejo del tipo de jugador que es y el liderazgo que profesa tanto dentro como fuera de las canchas.

"Estamos construyendo una liga muy progresista", decía Brogdon al Indy Star en una entrevista reciente. "Tenemos organizaciones y equipos que quieren que los jugadores tengan voz, chicos inteligentes, educados, muchachos que tengan una opinión sobre cosas que pueden ser un buen portavoz y un buen líder para su equipo", asegura. Un cambio progresivo y paulatino que bebe directamente de la herencia impulsada por gente como LeBron James. "Han remodelado cómo debería ser un atleta profesional. Es importante tipos como esos que son los mejores pero que también usan su voz para mejorar a todos, cambia el juego", afirma.

La conjunción de factores impulsó a Brogdon a cambiar un entorno conocido y con opciones de anillo como Milwaukee Bucks por los siempre aguerridos Indiana Pacers durante la pasada Agencia Libre, comprometiéndose con ellos por cuatro temporadas a razón de 85 millones de dólares. Una decisión que pronto se comprobó como un acierto para ambas partes y que ha permitido al nativo de Atlanta poner en valor lo fundamental que puede llegar a ser para un sistema tan hermético y calculado como el que propone Nate McMillan, descifrando cada acción y sacándole el máximo partido a cualquier tipo de situación.

MÁS | La NBA anunció la aprobación de su formato de regreso: fechas, detalles y calendario para reiniciar la temporada 2019-2020

De este modo se explica una evolución tan positiva en un periodo tan corto de tiempo. Así, Brogdon ha pasado de ser una pieza más en un entramado que giraba en torno a Antetokounmpo y en el que su función era principalmente defensiva y de sostenimiento del sistema de los Bucks en ataque, a liderar, coordinar y redistribuir todos y cada uno de los balones en conjunción con Domantas Sabonis.

Los números nunca harán justicia al perfil del base de Indiana, pero es innegable que su rendimiento en el apartado de asistencias es más que sobresaliente, pasando de 3,2 el pasado curso a una media de 7,1 en este 2020. Un aumento de más del 50%, casi nada. A lo que cabe sumar un incremento en el ratio de asistencias/pérdidas pasando de 2,25 a 2,98.

Un momento clave

"Nunca supe lo bueno que podía llegar a ser", dice Brogdon. "Trabajé y trabajé y trabajé y siempre creí. No es una sorpresa para mí estar aquí, pero definitivamente es una bendición. Muchas cosas tuvieron que encajar". Y finalmente llegó su oportunidad, iniciando la actual temporada con un promedio de 20 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias antes de comenzar a encadenar diversas lesiones en la mano derecha, ingle y en cuádriceps izquierdo que lo han forzado a estar ausente en 17 partidos en este curso.

Esa última lesión sufrida el 4 de marzo se produjo en el peor momento posible para los Pacers (si es que existe un buen momento para lesionarse), pues su calendario era uno de los más duros de toda la liga y se encontraban en plena lucha por el cuarto puesto de la Conferencia Este con Miami Heat, mientras estaban empatados con Philadelphia 76ers en el quinto.

La suspensión indefinida de la temporada y el nuevo formato competitivo va a permitir a Brogdon regresar completamente recuperado de una lesión que de haberse extendido en el calendario, condicionaba lógicamente las aspiraciones de uno de los underdogs de la competición como son los Pacers.

"Se trata de cómo se ven las cosas", comenta Brogdon. "Hay muchos muchachos que crecen y su objetivo es llegar a la NBA. Ese no era mi objetivo al crecer".

"Mi sueño nunca ha sido conducir el coche más bonito o ser el más llamativo o que todos sepan que gano mucho dinero", dice. "Mi objetivo es vivir lo suficientemente cómodo, poder viajar, poder ayudar personas, para poder ver diferentes culturas y conocer gente, criar una familia hermosa. Eso es todo lo que quiero".

La unión con Oladipo en ese sentido va a ser la llave para desbloquear todo el potencial de los de Indiana, pues de su conjunción dependerá el éxito de este peculiar big three que completa Sabonis. Por diversas razones los tres no han compartido mucho tiempo juntos, con un total de 180 minutos en todo el curso a lo largo de 10 encuentros.

Completamente evolucionado, establecido en un sistema nacido para explotar sus puntos fuertes y habiendo abandonado cualquier percance físico, Brogdon llegará a la reanudación de la temporada en Orlando con las energías cargadas y el objetivo de romper el techo de cristal que los hombres de McMillan han parecido tener en las dos últimas campañas.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Brown
¿Cómo se creó la NBA?
Juan Estevez
Eduardo Nájera y Tony Kukoc
A 20 años del debut NBA de Eduardo Nájera
Carlos Herrera Luyando
Prospects Draft 2020
¿Quién merece el primer pick del Draft 2020?
Juan Estevez
Fabricio Oberto
Oberto, protagonista de la Jr. NBA Week virtual
Agustín Aboy
Manu Ginóbili, debut NBA
Recuerdo NBA: a 18 años del debut de Manu
Leandro Fernández
Más noticias